Entradas etiquetadas como ‘descuento’

Un pizzero ofrece descuentos a clientes que vayan armados a su local

pizzaarmasdescNo es ilegal, pero sí alarmante. En pleno debate sobre la idoneidad de la Segunda Enmienda a la Constitución estadounidense, que recoge el derecho de cualquier individuo a la posesión de armas con fines defensivos, un pizzero americano ha hecho apología de ellas y, además, atacando a un flanco débil de sus compatriotas: el estómago. Y eso, poco después de la horrible masacre de Connecticut, para dejar claro que hay gente con pocos escrúpulos.

El propietario de la pizzería All Around Pizzas and Deli, Day Laze, es un férreo defensor de la posesión de armas y ha hecho alarde de ello haciendo a sus clientes una oferta, a mi juicio, poco edificante. Bajo el eslogan “Ven con tu arma y tendrás un descuento”, el señor Laze se ha hinchado a vender pizzas a mejor precio a sujetos que aparecían por su local con un rifle o una pistola.

La oferta ha calado entre la comunidad armada y Laze asegura alrededor de un 80% de sus clientes se han presentado en la pizzería con armas de fuego. De hecho, el éxito de la iniciativa ha convencido al pizzero para mantener la campaña hasta, al menos, el 31 de marzo, a pesar de que en principio tenía planeado que fuera una oferta de un par de días.

No sé vosotros, pero a mí me resultan muy poco apetecibles las pizzas de un local que huele a plomo. Si viviera en EE.UU., preferiría evitar pasar por allí, porque no quiero imaginarme cómo acabaría una discusión porque alguien se ha colado o porque el cocinero se ha pasado con el peperoni. Sin embargo, también quiero ver el lado bueno de la idea y espero que a los clientes, con el estómago lleno, les dé pereza desenfundar.

Un restaurante te descuenta el 5% si no usas el teléfono móvil

Cuando los teléfonos móviles se popularizaron, hace más de 15 años, a mí me molestaba muchísimo que la gente fuese hablando por la calle con ellos. Ahora parece una tontería, pero entonces yo no terminaba de entender cómo los había que priorizaban la charla telefónica a la charla personal. Vamos, que no entendía por qué muchos se afanaban en hablar con alguien a quien tenían lejos obviando y haciendo el vacío a quien tenían cerca.

Después llegaron los SMS y la cosa se puso aún peor. Los había que no leían ni los rótulos del telediario y estaban todo el día enganchados al teléfono. Y luego llegó el Whatsapp, ese arruinacitas, arruinacenas, arruinatodo. Alguna vez os habrá pasado: estáis hablando con alguien cara a cara y suena el ruidito. La conversación se para, él saca el teléfono y te dice: “Espera un segundo”. Responde y lo vuelve a guardar. La conversación se retoma, vuelve a sonar, y esperas “otro segundo”. Al final, es más fluida la conversación textual que la oral… y así nos va.

Por eso el Eva Restaurant de Los Angeles ha propuesto una iniciativa interesante: ofrece un 5% de descuento a quienes no usen el teléfono móvil durante su estancia en el local. En el mundo ideal valdría la palabrita de niño Jesús de no usar el aparato, pero como nos conocemos y no somos de fiar, si quieres el descuento tienes que dejar el teléfono en la entrada.

FOTO: kreyten

La idea surgió hace algo más de un mes, según cuenta CNN, para hacer hincapié en que el local es un sitio familiar. No en vano, lo regenta Mark Gold junto a su esposa, Alejandra, y cuentan que “se trata de sentirse en casa y queremos dar ejemplo”.

Alrededor de la mitad de los comensales optan por dejar el móvil, no sé si tanto por el descuento o por tener una cena tranquila con la excusa perfecta. Hasta ahora había restaurantes que te cobraban un extra por cada vez que usaras el teléfono y otros que tienen terminantemente prohibido su utilización, pero sobre descuentos no teníamos constancia (ni yo, ni CNN, que es donde leí la información).

A mí me parece una idea genial, pero entiendo que habrá gente que no podrá soportarlo. Como aquellos que se vean obligados a hablar durante la comida y descubran que no tienen nada que decirse. ¡Ah! ¡Y los instagramers! Si no pueden hacer fotos a la comida, ¿qué harán? ¿Llevarse gatos al restaurante?

PD: ¿Dejarías el móvil en la entrada del restaurante o ya no puedes vivir sin él?