Entradas etiquetadas como ‘orinar’

Un perro se cuela en un acto público y orina tranquilamente sobre una política

El vídeo de un acto político, celebrado en la provincia argentina de Jujuy, ha corrido como la pólvora por las redes sociales después de que un perro se colara, como Pedro por su casa, en la ceremonia y orinara en los pies de una política que pronunciaba un discurso. ¡¡¡Sin complejos!!!

El sorprendente episodio tuvo lugar, el pasado 23 de junio, en la localidad de Maimará y quedó grabado, porque la presentación estaba siendo retransmitida en directo a través de la cuenta de la corporación municipal en Facebook, según indica RT. Lee el resto de la entrada »

Un ‘youtuber’ consigue que el perro de Boston Dynamics orine cerveza

Un youtuber ha modificado de tal manera su perro robot Spot, fabricado por la compañía Boston Dynamics, para que orine cerveza en un vaso cuando se le ordena. O-O ¡¡¡Curioso divertimento!!!

Con un poco de imaginación y valiéndose de sus habilidades tecnológicas, así como de sus amplios conocimientos en programación y algunos dispositivos, Michael Reeves convirtió al can en un fiel ‘compañero de cañas’. Eso sí, con una forma muy peculiar de tirarlas. 😉 Lee el resto de la entrada »

Monta un atasco por detener su coche para orinar en medio de una autopista

autopista_orinarp

Un conductor paró su vehículo en medio de la autopista I-84, en Oregón (EE UU), y como si el mundo se hubiera congelado a su alrededor, se puso a mear sin importarle las consecuencias. O-O

En un vídeo subido a Youtube, se observa como un coche de color rojo se desvía continuamente de su recorrido para frenar inexplicablemente en el carril derecho. Lee el resto de la entrada »

Un alcalde olvidó apagar el micrófono cuando fue al baño

concejalp

Pleno del Ayuntamiento de Georgetown, en Texas (EE UU). Rachael Jonrowe, edil del consistorio, estaba en su turno de palabra cuando se escuchan unos ruidos extraños por los altavoces y todo culmina con un sonoro vaciado de cisterna. El alcalde, Dale Ross, tenía mucha prisa por aliviar sus necesidades fisiológicas y lo retransmitió en directo sin darse cuenta. ¡¡¡Touchdown en toda regla!!!

En el vídeo se observa al hombre salir a toda prisa de la sala de juntas. Tal debía ser su nerviosismo, que olvidó apagar el micrófono de corbata. A partir de ahí, solo faltó el mejor comentarista deportivo para retransmitir la jugada. Lee el resto de la entrada »

Una investigación revela que es bueno orinar en el mar

meada_mar2Si ya lo decía Mercedes Milá que una meadita a tiempo, aunque sea en la ducha, es toda una liberación. Pues ahora en otro estudio de esos que os traigo de cuando en cuando, un grupo de científicos le ha dado casi la razón al asegurar que usar los océanos como un mingitorio gigante puede ser beneficioso para sus aguas. Cosa que no me extraña viendo lo que se vierte cada día en los mares de todo el planeta.

Las conclusiones de la investigación, realizada por la Sociedad Americana de Química (ACS, por sus siglas en inglés), tranquilizan a los que alguna vez se han sentido culpables por aliviar rápidamente la vejiga en ‘la casa de los peces’. Además, en el mar no está presente ese ‘liquidito piscinero delator‘ que te rodea si se te han ‘escapado’ las aguas menores. Vamos que son todo ventajas.

El argumento de más peso del análisis es que la orina humana este compuesta en un 95% por agua, conteniendo también iones de sodio y cloruro. En comparación, la mayoría de los océanos tienen aproximadamente un 96,5% de agua y también contienes los iones citados. Si a esto le añadimos el potasio, presente en ambos líquidos, las similitudes son enormes. Por tanto, hacer un pis en medio del ‘enorme charco’ es casi añadir los mismos elementos químicos a la fórmula.

Otro factor a tener muy en cuenta es la urea, el desecho principal en cualquier micción. Además, este componente contiene nitrógeno, que combina con el agua para producir amonio. Y este último, según explica uno de los científicos en una entrevista en el Mail Online, alimenta la vida vegetal de los mares. Caprichos de la química.

Como todo no podía ser de color de rosa, el trabajo también indica que aunque el conjunto de la población mundial se pusiera de acuerdo para ir a hacer sus necesidades a la playa más cercana, la cantidad de urea liberada sería minúscula comparado con el contenido de agua que tienen todos los océanos juntos. Pues vaya fiasco, para esto tanta historia.

Conclusión: Si os apetece evacuar, adelante. Eso sí, mirad que no haya nadie cerca, la educación es muy importante y no queda bien crear una ‘corriente cálida del Golfo‘ así sin venir a cuento. ¡¡¡Qué ascazo!!!

(Foto: Captura de Youtube)

Un profesor de guardería orina en las bebidas de sus compañeras

Gao Chao orina en el termo de una de sus compañeras de trabajo. Fuente: Daily News.

Gao Chao orina en el termo de una de sus compañeras de trabajo. Fuente: Daily News.

Dicen que la venganza se sirve fría, pero no tiene por qué ser siempre así. De hecho, acabo de toparme de bruces con un ejemplo que ilustra que la venganza, además de asquerosa, también puede servirse calentita. Un profesor de guardería chino, molesto por considerarse despreciado por sus compañeras féminas, tomó la decisión de castigar esa presunta falta de respeto orinando en los termos de té de los que ellas bebían. ¡Ascazo no, lo siguiente!

El sujeto miccionador se llama Gao Chao, lo que podría confirmar la teoría de un amigo de la facultad, que asegura sin rubor que “las personas cuyo nombre y apellido riman tienen un punto de crueldad”. Lo decía porque él ha sufrido horrores por una novia llamada Ana Aldana, así que espero arrancarle una sonrisa cuando le envíe el enlace.

Volviendo a la historia, días atrás las cuatro compañeras afectadas por la incontinencia urinaria de Gao se percataron de que el té de sus termos no era exactamente lo que esperaban cuando fueron a tomárselo. Además de un sabor rato, Li Kao, una de las víctimas, asegura que su té tenía un olor extraño cuando volví al aula después de sacar a los niños al recreo. El termo no es transparente, así que era difícil ver si el líquido tenía un aspecto extraño, pero, sin duda, desprendía un olor raro”. Li y sus compañeras compartieron esta desagradable experiencia, así que decidieron tomar cartas en el asunto para saber el motivo de los inesperados olor y sabor de sus bebidas. Cuando salieron al patio de recreo, dejaron un móvil grabando lo que ocurriera en el aula y en el vídeo descubrieron al tío cerdo de Gao orinando en sus recipientes.

Con las pruebas en la mano, fueron al director del centro a solicitar el despido inmediato de Gao, bajo la amenaza de que de lo contrario ellas no trabajarían allí ni un solo día más. Sin embargo, su amenaza fue bastante mediocre, ya que han vuelto al trabajo después de recibir una compensación de unos 250 € (más o menos la mitad del salario medio en China). ¡Con qué poco os conformáis, majas!

Además, Gao tampoco será sancionado por las autoridades chinas, ya que se considera que no ha atentado contra la salud de sus compañeras porque no tiene enfermedades infecciosas. Me parece razonable que esta asquerosa travesura no sea considerada siquiera falta por la Justicia china, pero apostaría un millón de maravedíes a que cualquiera de vosotros que hiciera eso en vuestro trabajo y fuera cazado, estaría hoy de patitas en la calle y con un expediente del tamaño de Kamchatka.

Una joven orina adrede encima de un policía mientras es detenida

Foto: Ketknbc.com

Foto: Ketknbc.com

Andan los nervios muy alterados por el mundo últimamente. Llega Putin y amenaza con meter al mundo en guerra, en China unos pseudoninjas se lían a machetazos y en EE.UU. una muchacha aprendiz de delincuente no tiene ocurrencia mejor que hacerse pis encima de un policía que se aprestaba a arrestarla. Sí, como lo habéis leído. La tipa no tuvo mejor ocurrencia que orinarse encima del pobre agente sin otro motivo que porque le vino en gana. ¡Qué falta de respeto y, sobre todo, qué puñetero asco! Vale que lo de esta joven marrana no tiene la gravedad, ni de lejos, de lo de los rusos y los chinos, pero valga como referencia de que nos estamos volviendo majaras.

Los hechos ocurrieron hace un par de días, cuando la policía de Rosenberg, Texas, recibió una alerta porque se estaba produciendo un asalto con arma de fuego. El protagonista de la reyerta era Leonard Harrison, que discutía y amenazaba a un vecino. Cuando la policía acudió al lugar de los hechos, redujo sin mayores problemas a Leonard, pero se encontró con la resistencia de su hija Keandra, quien aguardaba dentro del coche.

Para empezar, se negó a abrir el vehículo para facilitar la labor policial y, cuando por fin consiguieron sacarla de él, no tuvo el menor reparo en orinar encima del policía que la retenía. Cuando el agente le preguntó si había sido un acto deliberado o un descuido por los nervios, Keandra se carcajeó en su cara y aseguró que había sido adrede. ¡Y se quedó más a gusto que un arbusto! ¡Cochina!

De momento, el papá de la criatura ha sido detenido y está a la espera de ser juzgado por asalto con arma de fuego. Como no disparó el arma, es posible que no pise la cárcel, pero le caerá un buen puro. Menos condena se espera para Keandra, acusada de resistencia a la autoridad y desacato. Probablemente, tendrá que pagar una multa fuerte y dedicar horas de servicio a la comunidad para purgar su asqueroso gesto. Yo creo que lo más justo sería que la condenaran a ir las 24 horas del día con pañales, para evitar las pérdidas de orina. Y también a ver en bucle 10 horas diarias el anuncio de Concha Velasco, ¡hombre ya!

2.500 dólares de multa para un niño de tres años por orinar en su jardín

¡Atención! Apuntad bien este nombre: Dillan Warden. Podría ser un peligrosísimo delincuente. Hablo en condicional, puesto que sólo tiene tres años y aún puede romper en “hombre de bien”. Eso, al menos, deja intuir un policía de Piedmont (Oklahoma). Allí, al chaval le han puesto una multa de 2.500 dólares… ¡¡por orinar en el jardín de su casa!! ¡¡A un niño de tres años!!

“Dillan se bajó los pantalones para hacer pis”, relata la señora Warden, madre del infante sancionado. “En ese momento, el policía que iba patrullando por la calle se detuvo y me dijo que le iba a imponer una multa por orinar en público”, concluye, entre estupefacta e indignada, que no me extraña. Ante lo estúpido de la situación, la abuela de la criatura, más tranquila que la mamá, trató de interceder. “Le dije que tiene tres años y que es nuestro jardín, pero el policía me respondió que no importa, porque se trata de orinar en público”.

Tras comprobar que el agente –Ken Qualls es su nombre-, no hacía la vista gorda con la ‘infracción’, la familia Warden puso una queja al Departamento de Policía de Piedmont, donde también les ignoraron. Con el nivel de indignación in crescendo, los Warden llevaron el asunto ante la Justicia. “No es sólo que se trate de un niño de tres años, sino también del abuso de poder, porque el policía puso la multa en vez de arreglar la situación de una mejor manera”, aseguró mamá Warden.

Hartos de la indiferencia institucional, la familia afectada hizo público el asunto y el caso obtuvo una repercusión abrumadora en la región, lo que obligó a las autoridades a disculparse. El jefe de la Policía de Piedmont, Alex Oblein, visitó a los Warden, pidió disculpas por la severa actitud del agente Ken Qualls y se ofreció a retirar la multa.

Ante este hecho, me surgen dos dudas:
1. El jardín de tu casa, ¿no es particular? ¿Todos los jardines de casas son públicos?
2. El agente Qualls, ¿forma parte del reparto de la saga ‘Loca academia de policía’?

Un ministro de Taiwan pide que los hombres orinen sentados

¿Cuántas veces habéis entrado a un baño y habéis encontrado un número de teléfono en la puerta con alguna guarrada escrita? ¿Y cuántas, en ese mismo baño, has deseado ser Spiderman para poder trepar por las paredes y no pisar ese suelo pegajoso, húmedo o encharcado? Sospecho que muchas.

Por eso el ministro de Medio Ambiente de Taiwán, el famoso Stephen Shen (vale, famoso, famoso… no es, pero para una vez que alguien le echa un piropo no se lo quitéis) ha propuesto que todos los hombres del país hagan pipí sentados en la taza, porque así los retretes se ensuciarán menos (y sus suelos y alrededores, también).

Sé que muchos pensaréis que esto es por igualdad, para que chicos y chicas hagan pis de la misma forma y el día de mañana ellas no estén más descansadas por hacerlo sentadas y ellos no sean unos centímetros más altos por pasar tanto rato de pie, pero no. El objetivo es meramente higiénico, si bien desde el propio ministerio reconocen que va a ser muy difícil que esta recomendación se cumpla en los urinarios públicos, justo donde el problema es más grave.

La idea, por tanto, es que los hombres empiecen orinando sentados en casa y que, una vez estén acostumbrados, puedan hacerlo en cualquier sitio. Leo en BBC que el objetivo es imitar a Suecia y Japón. “Hemos oído que el 30% de los japoneses se sientan”, cuentan desde el ministerio.

El caso es que en Taiwan se ha formado un gran revuelo porque muchos no están por la labor y, pese a que lo de Taiwan es una sugerencia (imprimida y colgada en un montón de aseos públicos, eso sí), muchos lo han tomado como una intromisión en su intimidad y creen que el Gobierno no es quién para proponer cómo se hace o se deja de hacer el pis.

Yo aún tengo dudas y no termino de tener claro qué hacer. No sé si la solución es pedir a la gente que se siente o poner carteles como el que tenía mi tío Ramón en su bar: “Mea contento, pero mea dentro”. El problema es que si los hay que no tienen cuidado en su casa y salpican y ensucian (vivan solos, en pareja o en piso compartido)… intentar que fuera de casa sean limpios es como poner carteles en el metro (“subte”, si me lees del otro lado del Atlántico) pidiendo “Dúchense antes de montar en el vagón”. Eso sí sería un puntazo.

PD: Ya sabéis, todos a hacer pis en la ducha y a sentarse si no tienes ninguna bañera a mano. Todo sea por tener un mundo más limpio.

(FOTO: Marco Raaphorst)