Entradas etiquetadas como ‘pis’

Toma su propia orina como una dieta revolucionaria para adelgazar

John DePass, un canadiense excandidato a Mister Universo de 46 años, dejó el fisicoculturismo hace unos tres años, tras sufrir una lesión que le mantenía un dolor crónico constante. Al tomar dicha decisión debió modificar su alimentación radicalmente, hecho que lo convirtió en noticia a nivel planetario. ¿La razón? Se toma su propia orina cinco veces por semana (o más, dependido de las ganas). 😉

Mr. Urine solamente consume su pipí y zumos de frutas naturales de lunes a viernes, sin comer absolutamente nada más. Mientras que los fines de semana se da algún capricho, en forma de platos de pasta, pastelicos y chuletones. Lee el resto de la entrada »

Bebe orina de su perro porque asegura que le ayuda a curar su acné

Sí, leísteis bien el titular. La estadounidense Lynn Lew cree que la ‘aguita amarilla’ de su macota ha mejorado su acné e incluso afirma que puede curar el cáncer. ¡¡¡Cómo están las cabezas!!!

En un vídeo de los más esclarecedor, Lew nos hace una demostración de cómo recolecta sus dosis. (Aviso a navegantes: absteneros los que no tengáis una tripita a prueba de bombas).

Lee el resto de la entrada »

Un profesor de guardería orina en las bebidas de sus compañeras

Gao Chao orina en el termo de una de sus compañeras de trabajo. Fuente: Daily News.

Gao Chao orina en el termo de una de sus compañeras de trabajo. Fuente: Daily News.

Dicen que la venganza se sirve fría, pero no tiene por qué ser siempre así. De hecho, acabo de toparme de bruces con un ejemplo que ilustra que la venganza, además de asquerosa, también puede servirse calentita. Un profesor de guardería chino, molesto por considerarse despreciado por sus compañeras féminas, tomó la decisión de castigar esa presunta falta de respeto orinando en los termos de té de los que ellas bebían. ¡Ascazo no, lo siguiente!

El sujeto miccionador se llama Gao Chao, lo que podría confirmar la teoría de un amigo de la facultad, que asegura sin rubor que “las personas cuyo nombre y apellido riman tienen un punto de crueldad”. Lo decía porque él ha sufrido horrores por una novia llamada Ana Aldana, así que espero arrancarle una sonrisa cuando le envíe el enlace.

Volviendo a la historia, días atrás las cuatro compañeras afectadas por la incontinencia urinaria de Gao se percataron de que el té de sus termos no era exactamente lo que esperaban cuando fueron a tomárselo. Además de un sabor rato, Li Kao, una de las víctimas, asegura que su té tenía un olor extraño cuando volví al aula después de sacar a los niños al recreo. El termo no es transparente, así que era difícil ver si el líquido tenía un aspecto extraño, pero, sin duda, desprendía un olor raro”. Li y sus compañeras compartieron esta desagradable experiencia, así que decidieron tomar cartas en el asunto para saber el motivo de los inesperados olor y sabor de sus bebidas. Cuando salieron al patio de recreo, dejaron un móvil grabando lo que ocurriera en el aula y en el vídeo descubrieron al tío cerdo de Gao orinando en sus recipientes.

Con las pruebas en la mano, fueron al director del centro a solicitar el despido inmediato de Gao, bajo la amenaza de que de lo contrario ellas no trabajarían allí ni un solo día más. Sin embargo, su amenaza fue bastante mediocre, ya que han vuelto al trabajo después de recibir una compensación de unos 250 € (más o menos la mitad del salario medio en China). ¡Con qué poco os conformáis, majas!

Además, Gao tampoco será sancionado por las autoridades chinas, ya que se considera que no ha atentado contra la salud de sus compañeras porque no tiene enfermedades infecciosas. Me parece razonable que esta asquerosa travesura no sea considerada siquiera falta por la Justicia china, pero apostaría un millón de maravedíes a que cualquiera de vosotros que hiciera eso en vuestro trabajo y fuera cazado, estaría hoy de patitas en la calle y con un expediente del tamaño de Kamchatka.

Una joven orina adrede encima de un policía mientras es detenida

Foto: Ketknbc.com

Foto: Ketknbc.com

Andan los nervios muy alterados por el mundo últimamente. Llega Putin y amenaza con meter al mundo en guerra, en China unos pseudoninjas se lían a machetazos y en EE.UU. una muchacha aprendiz de delincuente no tiene ocurrencia mejor que hacerse pis encima de un policía que se aprestaba a arrestarla. Sí, como lo habéis leído. La tipa no tuvo mejor ocurrencia que orinarse encima del pobre agente sin otro motivo que porque le vino en gana. ¡Qué falta de respeto y, sobre todo, qué puñetero asco! Vale que lo de esta joven marrana no tiene la gravedad, ni de lejos, de lo de los rusos y los chinos, pero valga como referencia de que nos estamos volviendo majaras.

Los hechos ocurrieron hace un par de días, cuando la policía de Rosenberg, Texas, recibió una alerta porque se estaba produciendo un asalto con arma de fuego. El protagonista de la reyerta era Leonard Harrison, que discutía y amenazaba a un vecino. Cuando la policía acudió al lugar de los hechos, redujo sin mayores problemas a Leonard, pero se encontró con la resistencia de su hija Keandra, quien aguardaba dentro del coche.

Para empezar, se negó a abrir el vehículo para facilitar la labor policial y, cuando por fin consiguieron sacarla de él, no tuvo el menor reparo en orinar encima del policía que la retenía. Cuando el agente le preguntó si había sido un acto deliberado o un descuido por los nervios, Keandra se carcajeó en su cara y aseguró que había sido adrede. ¡Y se quedó más a gusto que un arbusto! ¡Cochina!

De momento, el papá de la criatura ha sido detenido y está a la espera de ser juzgado por asalto con arma de fuego. Como no disparó el arma, es posible que no pise la cárcel, pero le caerá un buen puro. Menos condena se espera para Keandra, acusada de resistencia a la autoridad y desacato. Probablemente, tendrá que pagar una multa fuerte y dedicar horas de servicio a la comunidad para purgar su asqueroso gesto. Yo creo que lo más justo sería que la condenaran a ir las 24 horas del día con pañales, para evitar las pérdidas de orina. Y también a ver en bucle 10 horas diarias el anuncio de Concha Velasco, ¡hombre ya!

2.500 dólares de multa para un niño de tres años por orinar en su jardín

¡Atención! Apuntad bien este nombre: Dillan Warden. Podría ser un peligrosísimo delincuente. Hablo en condicional, puesto que sólo tiene tres años y aún puede romper en “hombre de bien”. Eso, al menos, deja intuir un policía de Piedmont (Oklahoma). Allí, al chaval le han puesto una multa de 2.500 dólares… ¡¡por orinar en el jardín de su casa!! ¡¡A un niño de tres años!!

“Dillan se bajó los pantalones para hacer pis”, relata la señora Warden, madre del infante sancionado. “En ese momento, el policía que iba patrullando por la calle se detuvo y me dijo que le iba a imponer una multa por orinar en público”, concluye, entre estupefacta e indignada, que no me extraña. Ante lo estúpido de la situación, la abuela de la criatura, más tranquila que la mamá, trató de interceder. “Le dije que tiene tres años y que es nuestro jardín, pero el policía me respondió que no importa, porque se trata de orinar en público”.

Tras comprobar que el agente –Ken Qualls es su nombre-, no hacía la vista gorda con la ‘infracción’, la familia Warden puso una queja al Departamento de Policía de Piedmont, donde también les ignoraron. Con el nivel de indignación in crescendo, los Warden llevaron el asunto ante la Justicia. “No es sólo que se trate de un niño de tres años, sino también del abuso de poder, porque el policía puso la multa en vez de arreglar la situación de una mejor manera”, aseguró mamá Warden.

Hartos de la indiferencia institucional, la familia afectada hizo público el asunto y el caso obtuvo una repercusión abrumadora en la región, lo que obligó a las autoridades a disculparse. El jefe de la Policía de Piedmont, Alex Oblein, visitó a los Warden, pidió disculpas por la severa actitud del agente Ken Qualls y se ofreció a retirar la multa.

Ante este hecho, me surgen dos dudas:
1. El jardín de tu casa, ¿no es particular? ¿Todos los jardines de casas son públicos?
2. El agente Qualls, ¿forma parte del reparto de la saga ‘Loca academia de policía’?