Entradas etiquetadas como ‘fiesta’

Cuando estás en el lugar equivocado y te toca el ‘tartazo’ sin anestesia

Una fastuosa fiesta. Un muchacho come tranquilamente junto a otros compañeros, y, de repente, ¡¡¡Zassss!!!. o-O

El adolescente, que no se había metido con nadie, eligió el sitio menos indicado para sentarse. Ni por lo más remoto esperaba que una tarta ‘volara sin motor’. ¡¡¡Craso error!!! Lee el resto de la entrada »

Iba a hablar sobre igualdad en un colegio y terminó haciendo un striptease

strepper1

Los alumnos de la escuela de secundaria Luitpold-Gymnasium, en Múnich (Alemania), les dijeron a sus profesores que una stripper iba a ir a la fiesta de graduación a hablar sobre la ‘igualdad de derechos’.

El claustro dio el visto bueno sin saber que la charla iba a terminar con una sorpresita: la chica se quedó como dios la trajo al mundo y encima de uno de los estudiantes. El engaño funcionó a la perfección.

Lee el resto de la entrada »

Echan a una chica de su baile de graduación por despertar “pensamientos impuros”

clare_ettingerEsta noticia me ha recordado al fabuloso (por su interpretación) Kevin Spacey en la película American Beauty, y su obsesión casi enfermiza por una ‘cándida’ adolescente. Pues algo muy parecido ha sufrido en sus carnes una joven de 17 años llamada Clare Ettinger, que ha sido la comidilla entre mucho de los padres asistentes a su baile de graduación. Su error: estar que lo rompe y llevar un vestido “inapropiado” para el evento más importante del año. A unos cuantos los debió de poner a mil por hora.

El vestido de la discordia.

El vestido de la discordia.

A pesar de llevar un conjunto correcto para una fiesta de estas características, la muchacha tuvo que abandonar el baile porque algunos de sus compañeros varones y varios padres (hombres talluditos) comentaron en corrillos improvisados que las curvas de la muchacha les provocaron “pensamientos impuros. Da la casualidad que el ágape se celebraba en una institución religiosa de Richmond (EE UU), donde el decoro y las formas se miden al milímetro.

La chica contó en un medio local que una de las organizadoras le indicó que su vestido era “una provocación” y le repitió una por una las normas del código ético del colegio. Poco después viendo el nerviosismo que se estaba creando en la sala, le invitaron a que se marchara. ¿Creéis que el modelito era para tanto?

Kevin Spacey, en American Beauty.

Kevin Spacey, en American Beauty.

Por otro lado, la adolescente indicó que uno de los padres que se encontraba sentado en un palco del salón no la dejaba de observar, “se la comía con los ojos“. Más o menos como miraba Spacey a la amiga de su hija en American Beauty.

Me dijeron que mi forma de vestir y mover mi cuerpo había provocado que ciertos hombres tuvieran pensamientos inapropiados. No soy culpable de que algún padre pervertido de 45 años de edad me desee con locura sólo porque llevo puesto un brillante vestido de graduación. Si piensan que lo soy, entonces quienes tienen un problema son ellos“, añadió Ettinger. No puedo estar más de acuerdo. ¡Un bravo por el sentido común!

(Fotos: Clare Ettinger y captura de Youtube)

Celebra su 103 cumpleaños con una juerga… ¡¡y un tatuaje!!

Gracias al cine sabemos que la juerga de nuestras vidas nos la deberíamos pegar en Las Vegas. Eso es algo que también tenía muy claro Evelyn Kottman, una anciana estadounidense que celebró su 103 cumpleaños de fiesta loca en la Ciudad del Pecado acompañada por uno de sus nietos. ¡Vamos ya! En estos momentos, me río mucho de los viajes que organiza el Imserso.

Facebook.

Facebook.

La señora Kottman, consciente de que ya no va a tener muchas más oportunidades de desfasar -quiera Di*s que sí-, hizo un buen número de locuras inesperadas para una mujer centenaria: se gastó la pasta en los casinos, se tomó unas copas, fumó unos cigarrillos, se hizo fotos rollo gangsta, se pegó una panzada de cangrejo, su comida favorita…. Esto es, se dio unos cuantos caprichitos. Lo mejor de todo es que el broche para su noche de juerga loca fue hacerse un coqueto tatuaje en su brazo derecho. Con 103 años. Repito: con 103 años. ¡Para que luego digáis que los tatuajes duelen, nenazas! ¡Sólo le faltó casarse vestida de Marilyn o de Catwoman!

Evelyn se tatuó un discreto corazón rojo que su nieto se ha encargado de enseñar al mundo a través de Facebook, por si hay gente que no se lo cree. Que la mujer es atrevida, pero no tanto como para tatuarse medio brazo.

Por cierto que Evelyn tiene antecedentes como fiestera y transgresora. De hecho, a muy temprana edad, con apenas 9 añitos y con la colaboración de su hermano de seis, robó un Ford T para darse un viaje de placer. ¡Qué jefa!

Facebook.

Facebook.

 

Facebook.

Facebook.

Facebook.

Un policía dispara a su vecino porque no lo invitó a su fiesta

FLICKR / Adolfo Moreno

FLICKR / Adolfo Moreno

Hay algunos que llevan los conflictos de vecindad demasiado lejos. Es el caso de Silver Díaz, un policía de la localidad argentina de Ojo de Agua, que en cuestión de segundos se convirtió en ‘Harry el sucio‘ y usó la casa y el jardín de su vecino como diana de su frustración. Disparó al menos seis veces simplemente por no haber sido invitado a una fiesta que se estaba celebrando en la propiedad.

Diego Ars, el desdichado vecino, se encontraba en el porche bebiendo junto a unos amigos cuando el peculiar agente de la ley apareció con claras intenciones de unirse al jolgorio. Sin embargo, el dueño de la casa le impidió el acceso, y un hecho tan aparentemente normal, se pudo convertir en tragedia.

Minutos después, Díaz regresó con su arma reglamentaria en la mano y vació casi el cargador contra la vivienda y sus ocupantes. El pánico se apoderó de los invitados, mientras el policía, sin mediar palabra y con una sonrisa en su cara, huía rápidamente del lugar de los hechos, según declaró uno de los testigos a un medio local. Por fortuna, nadie resultó herido.

Se creyó que era la estrella del convite y acabó perseguido por sus compañeros, que todavía no han logrado capturarlo.

PD. Si Ned Flanders pudiera leer esta información seguro que consideraba a Homer Simpson como un alma cándida que no ha roto un plato en su vida, y eso que el pobre tiene más paciencia que el santo Job con un vecino más molesto que una mosca en un día de verano.

La inexperiencia, en Playboy, se paga

No hay duda de que soy un paleto, pero no sé comportarme de forma diferente y ayer en la fiesta de Playboy pagué la novatada. Se me ocurrió que podía ser yo mismo y me pedí un ‘cali’ para beber. La gente tomaba cócteles sofisticados y claro, la mirada del barman cuando le dije “mitad vino, mitad Coca-Cola” no fue del todo amigable. Levantó sus cejas en gesto de desaprobación y me lo puso.

Ya os digo que la inexperiencia, en Playboy, sale cara. Y yo pagué la novatada. ¿Cómo? Pues todo el mundo me decía que dónde iba con eso. Incluso un señor con sombrero me dijo que no tenía glamour. “Pues tú, con un sombrero bajo techo, no eres el más indicado para hablar, je, je…”, le contesté.

Pero bueno, la verdad es que la fiesta estuvo muy bien. La chicas, sobre todo Yanina, fueron muy simpáticas en todo momento, tuvieron muchísima paciencia y se lo curraron. Su trabajo no es tan sencillo. Por cierto, ayer no os hablé de Wilma, así que aquí os la presento.

Y esto fue todo lo que pasó. Mus disfrutó como un niño chico, me dieron de comer yogures, me colé en la sala de maquillaje… Yo lo calificaría como un éxito sin precedentes que tengo que agradecer a Jana, la (guapa, guapísima) chica que me ayudó en todo momento a llevar a cabo mis absurdas pretensiones.

PD: ¿Queréis una prueba de lo satisfecho que quedó Mus? Mirad cómo iba a la salida. No paró de cantar su canción favorita hasta llegar a casa.

Envía el post:

La chica más guapa y más simpática de la fiesta Playboy

Es argentina y se llama Yanina. Es, sin lugar a dudas, la chica más guapa y más simpática de toda la fiesta.

Además, se ha prestado a una entrevista más bien breve hablando de todo un poco (o sea, de nada, de Messi y Agüero, que al fin y al cabo es lo que más nos importa).

“Es Playboy… ¿qué me vas a preguntar… qué me gustó de un libro?” Les dice a los chicos de ABC. Es majísima, guapísima y sincera.

 

Ahora sí, creo que me he enamorado.

PD: Aquí finaliza mi aportación por hoy. Mañana, si me veo con fuerzas… os cuento algo más.

Envía el post:

¿Cómo son las ‘chicas Playboy’ antes de arreglarse?

Guapas. Muy guapas. La verdad es que hasta el momento todas las chicas que he visto son bastante atractivas y muy simpáticas. (Aunque mis favoritas, de momento, son las relaciones públicas, que son muy normalitas).

Tengo la gran suerte de que mi amigo Gus me ha acompañado a la fiesta y me está grabando en los vídeos.

Por cierto, si veis que son igual de altas que yo no es que yo haya encogido, ni que ellas sean jugadoras de la WNBA, sino que llevan unos tacones para alcanzar las cosas de la última balda de la estantería.

Me lo estoy pasando muy bien, porque aquí todo el mundo es amable. Me han ofrecido alguna que otra bebida, pero quiero mantenerme sobrio para poder contaros las cosas de la forma más subjetiva posible (subjetiva, repito).

¿Queréis saber cómo son las chicas Playboy después? PUES ASÍ:

PD: Después de lo que he visto con la adicción a la Coca-Cola, no me atrevo a pedirme ni un zumo de piña.

Arancha Bonete me da el yogurcete

Resulta que el yogur no me lo he podido terminar, porque lo de la careta es un engorro que no veas. Así que he abordado a la valenciana Arancha Bonete, que es un sol, y le he pedido que me lo diera.

Ella, que me ha visto sin máscara, dice que soy guapo, y que tengo un interior muy bonito. Aysss… ¿no me estaré enamorando de nuevo? ¿No estaré cayendo en los errores del pasado?

Aquí no para de pasar gente para un lado y para otro, pero casi nadie ha venido a trabajar. Luego me dicen que por qué soy becario…

Pues porque me cuelan en una fiesta y me espera un portátil en un sillón, escondido. ¿Por qué se avergüenzan de mí?

Envía el post:

Un yogur en la fiesta Playboy

Para colarme en la fiesta he tenido que hacer cosas de las que me arrepentiré (como borrar menos comentarios que otras veces), pero el premio merecía la pena: salgo de la redacción para contaros en directo todo lo que pase en la fiesta de Playboy (que cumple diez años).

De momento, y para abrir boca, me he zampado un yogur de fresa riquísimo. Quizás por el hecho de que no sólo de yogures vive el hombre me veo un pelín más rellenito que hace unos meses, pero es que mi madre hace un potaje…

Un amigo mío me ha dicho que la mejor forma de olvidarme de los desengaños con Soraya y Eva es ir a una fiesta a conocer chicas más normales.

Creo que el mejor sitio es éste. Aquí, al menos, no encontraré a ninguna mujer que pose en Interviú, como me va a pasar, casi con toda seguridad, con mi ex Soraya.

Ajustaos el cinturón y pedid que os traigan la cena a casa. ¡¡ESTO EMPIEZA!!