Entradas etiquetadas como ‘stripper’

Iba a hablar sobre igualdad en un colegio y terminó haciendo un striptease

strepper1

Los alumnos de la escuela de secundaria Luitpold-Gymnasium, en Múnich (Alemania), les dijeron a sus profesores que una stripper iba a ir a la fiesta de graduación a hablar sobre la ‘igualdad de derechos’.

El claustro dio el visto bueno sin saber que la charla iba a terminar con una sorpresita: la chica se quedó como dios la trajo al mundo y encima de uno de los estudiantes. El engaño funcionó a la perfección.

Lee el resto de la entrada »

La periodista que perdió su empleo por trabajar de stripper

Seguramente muchos de vosotros os preguntáis cómo nacen esos telefilmes raros que ayudan a conciliar el sueño en nuestras siestas de fin de semana. Pues bien, en algunos casos basta con echar un vistazo a la prensa estadounidense y británica, que tiene sus particularidades: tan pronto te da una idea para hacer una película truculenta como te nutre de chorradas para hacer un blog carente de interés como éste. El caso de hoy tiene la peculiaridad extra de que vale para ambos casos.

Con esa introducción llegamos hasta Sarah Tressler, una periodista de 29 años residente en Houston (EE UU) que ha perdido su empleo en un diario local después de que se descubriera que por las noches trabajaba en un club como stripper y actualizaba un blog titulado Diary of an Angry Stripper (Diario de una stripper enfadada, viene a ser, pero no lo busquéis, porque está protegido después de que todo este follón haya salido a la luz).

El tema de por sí ya parece jugoso, pero mejora con los detalles, os lo prometo. Resulta que Sarah trabajaba como freelance para el Houston Chronicle, cubriendo eventos sociales de la alta sociedad, y… ¿sabéis quién destapó su historia? ¡¡¡EL MEDIO DE LA COMPETENCIA!!! Sí, amigos, el Houston Press decidió que no iba a hacer prisioneros y, aunque supongo que la noticia no va más allá de la anécdota, el rival del Chronicle vio un filón del que sacar tajada publicando la noticia de la doble vida de la reportera.

Ahora a Sarah le llueven las críticas: que si lo hacía porque era una avariciosa, que si solo busca fama, que si todo es una estrategia para publicar un libro… en fin, tonterías que realmente a nosotros no nos importa si son ciertas o no, qué queréis que os diga. Ella se defendía en su página de Facebook (antes de clausurarla) diciendo que simplemente se desnudaba y luego lo contaba en su blog para reírse con los lectores, según informa The Daily Mail. Yo soy partidario del humor, así que ya sabéis de parte de quién estoy.

En cualquier caso, el caso de Sarah no parece ser el único, según la prensa local, que señala que el antecesor de la joven Tressler, Douglas Britt, trabajó también una vez como chico de compañía. El tema está en que el Chronicle se supone que es un periódico conservador y este rollito no mezcla bien con los eventos de la alta sociedad a los que acuden, primero Douglas y hasta hace poco Sarah. Después de que se conociera esta información, el Chronicle decidió prescindir de sus servicios, según el Houston Press. No sé si estará muy disgustada, , dado que en su blog contó una vez que se había embolsado 560 euros por bailar diez horas.gustada,

Se ha formado tanto follón alrededor de esta pobre muchacha que al final ha tenido que salir a confesar en Twitter que sí, que tenía una doble vida. Lo hizo, como no, desde su cuenta de bloguera; supongo que ve peor ser stripper y ocultar su profesión de periodista que lo contrario. Sinceramente, yo pienso como ella.

Durante su época como freelance y bloguera, Sarah alternó noticias de cenas y galas con posts donde contaba, entre otras cosas, su encuentro sexual poco satisfactorio con la estrella de Entourage Jeremy Piven, recogido por varios medios como el New York Daily News.

Aunque al principio estaba un poco reacia a conceder entrevistas, parece que finalmente podremos oír su versión oficial. Eso sí, será en la tele estadounidense, porque está previsto que participe en el programa Good Morning America. Si cuenta algo digno de mención ya os lo hago llegar.

PD: Yo intenté ser becario y stripper, pero me dijeron que a mí no me pagarían por desnudarme, sino que me darían dinero para que me vistiera y claro, eso no les salía rentable.

Lo más raro que ha pasado durante la semana (3-9 octubre)

El mundo de la información friki ya ha vuelto a la normalidad. Ya hay una mujer que ha intentado vender a su bebé para llevar a dos de sus hijos a Disney (no, no es la del otro día), un coche que estacionó por error en la segunda planta de unos grandes almacenes y una muchacha detenida por tomar el sol desnuda en su balcón.

Todo ha vuelto a su cauce y, como no puede ser de otra forma, os traigo como de costumbre aquellas noticias extrañas que no han tenido cabida en el blog durante la semana. ¿Os parece? ¡Vamos allá!

1. Cumple 100 años y lo celebra con un stripper

Clare Ormiston tenía muy claro lo que quería para conmemorar su cumpleaños número 100: un stripper. Así se lo hizo saber a sus allegados el pasado junio quienes, llegada la efeméride estos días, contrataron a un mozo que se desnudó delante de la joven de espíritu.

Clare, que está en una residencia, dice sin tapujos que lo disfrutó mientras que sus hijos confiesan que no pararon de reír cuando hace unos meses lo propuso. Con tres hijos, tres nietos y dos bisnietos, Clare quedó viuda hace tres años, si bien su sentido del humor sigue intacto, como contaba su hija Marguerite a la prensa.

2. Detenido tras entretenerse en Facebook

Me avisó Gaby, la guapa corresponsal transatlántica de la que tantas veces os he hablado. En La Plata (Argentina), un joven de 17 años entró a robar a una tienda de deportes. Cogió algo de dinero, ropa y otros artículos, pero se vino arriba y, cuando vio que en el local había un ordenador, se dijo: “¿Y si me han invitado a Farmville en Facebook y me lo estoy perdiendo?”, de modo que entró a su perfil y estuvo revisando las últimas actualizaciones… demasiado tiempo. Tanto, que la Policía llegó y lo detuvo. ¡Si hasta se probó las camisetas antes de robarlas, para ver si eran de su talla!

3. Una decoración demasiado realista

Aquí Halloween no se celebra excesivamente, quién sabe si porque no tenemos casitas con jardines, quién sabe si porque “truco o trato” suena mal. No obstante, en Estados Unidos se decoran las casas con calabazas y pesadillas antes de Navidad… y a veces se les va la mano.

Eso ha ocurrido en Salisbury (EE UU), donde un conductor llamó a emergencias para alertar de un accidente: al parecer, un hombre había quedado sepultado bajo un tractor. Al parecer, digo, porque aunque la escena era muy realista era solo un objeto decorativo.

4. ¡Por ahí no!

He tenido dudas, lo reconozco. No quería alargar esto demasiado y he tenido que elegir entre una joven de 18 años que robaba a su vecino para pagar su adicción a los vídeos X y esto.

Sé que esta historia quizás os parezca que tiene menos chicha, pero qué le vamos a hacer, me pueden las tontunas. Más que una noticia, lo que veréis es un vídeo en el que un hombre va a a entrar a un local y… bueno, pasa esto.

Afortunadamente, salvo el golpe, el susto no fue a mayores.

PD: Ya lo sabéis, pero si alguna vez encontráis algo que queréis que publique podéis hacerlo llegar a través de Twitter, de Facebook, por correo electrónico y en la sección de “Contacto”.

Nunca pagues a una ‘stripper’ con dinero de mentira

Aún hay gente en el mundo que no quiere que la crisis le prive de esos caprichos que antes se podía permitir. Uno de ellos es Rickey A. Kempter, 50 años, natural de Cheyenne (Estados Unidos) y famoso en el mundo entero tras ser detenido y acusado de querer pagar a un taxista y a una stripper con dinero falsificado. Dinero de mentira, vamos, con el mismo valor que el del Monopoly.

Según recoge la prensa local, Kempter conoció a dos bailarinas el seis de octubre y llamó posteriormente a una de ellas para que le hiciera un baile privado en un motel.

El problema es que andaba canino de dinero y debió pensar que podría colar si pagaba a todo el mundo con el dinero que había imprimido en casa. Me imagino a Rickey en casa con el escáner y la impresora de inyección de tinta. Después con sus tijeritas, recortando felizmente y pensando “Dios, si es que parece de verdad… ¿cómo no va a funcionar?”.

Pues no, Rick, no funcionó. La stripper se dio cuenta de que el dinero que llevabas era falso y el taxista te cazó. Al parecer, no todos los billetes estaban bien cortados y el número de serie era el mismo en todos ellos (vamos, que fotocopió el mismo billete hasta la extenuación).

Tenía 1.200 dólares falsos (unos 800 euros) en billetes de 50. Quería usar 800 dólares para pagar el baile privado, pero no le dio tiempo. Todo se fue al garete cuando bajó del taxi (increíble, ¿verdad? Con un plan tan bien urdida…).

En su defensa, dijo que tenía pensado ir a casa para pagar con billetes de verdad. El problema es que no encontraron dinero alguno en su domicilio. Bueno, eso y que la Policía no es tonta, que diría mi madre.

PD: Puestos a pagar con dinero falsificado, que hubiera pagado con Juandólares, que al menos son más graciosos.

PD2: Cómo están las cabezas…

(FOTO: Islington News. No es la protagonista de los hechos, sino Tracey Simmonds, que concursó en el Miss Pole Dance de 2008, en Reino Unido.)

– Envía el post:

Bookmark and Share

Sor Anna, de stripper a monja

Anna Nobili (monja y ex stripper)

“Estaba tirando mi vida con el alcohol y el sexo, sin amor verdadero”.

De animar las noches milanesas a monja. Ese fue el salto de sor Anna Nobili, de 38 años, la ex stripper que bailará el próximo día 7 en la Basílica romana de Santa Cruz de Jerusalén, en un acto presidido por el presidente del Consejo Pontificio para la Cultura, el arzobispo Gianfranco Ravasi.

–> FOTO: Efe

El otro día, el diario italiano La Repubblica publicó una entrevista con ella en la que reconocía que antes de cambiar de vida “estaba tirándola con el alcohol y el sexo, sin amor verdadero”. Así fue su día a día desde los 18 hasta los 25 años, hasta que sintió la llamada de Dios.

“Tenía 25 años y bailaba desde los 18. Después, en Asís, delante de la Iglesia de Santa Clara, sorprendida por el cielo, por los colores, por la paz, me puse a bailar entre el estupor de la gente“, explicó.

Cuando regresaba en tren a Milán sintió que “Dios estaba dentro de mí. Había renacido, estaba transfigurada”. Así que decidió cambiar de vida… y hasta hoy. De hecho, hace poco hizo sus votos perpetuos en la catedral de Palestrina (Roma).

PD: Este caso es el contrario al de Leticia Cerchia, la italiana que a sus 31 años decidió dejar sus votos religiosos para convertirse en modelo (aunque no stripper; pero bueno, la comparación es curiosa, ¿no? Unos entran y otros salen).

Envía el post:

http://www.wikio.es

¿A qué se dedica su madre?

Miren, que es un cielo de mujer, me rebotó un forward bastante gracioso. Yo, hasta el momento, sólo lo había visto en inglés, pero alguien se tomó la molestia de traducirlo (y me viene de perlas).

La verdad es que, errores cognitivos al margen, lo cierto es que esto de querer ser como los papás es algo bastante habitual.

No es mi caso, evidentemente. Mi padre no fue censor del régimen, ni censor de mi casa, ni ascensor, ni nada que se le parezca.

Sin embargo, imagino que muchos de vosotros repetís la profesión paterna y a mí, sinceramente, no me habría importado.

Es curioso, solemos pasar por una época de devoción por nuestros padres para luego rechazar todo lo que viene de ellos porque son unos carcas (el famoso pavo tiene mucha culpa de ello) y solemos acabar queriéndolos como al principio para, una vez se hacen mayores, hacerles poco caso, porque ya tenemos a nuestros hijos y nuestros padres son ahora los abuelos… esos de “no le hagas caso al abuelo” a los que visitamos de mes en mes, cuando toca.

Mi punto débil son los abuelos, ya lo sabéis, pero con los padres, como no puede ser de otra forma, también me sale la venita sensible.

Además, los padres de hoy son los abuelos de mañana…

PD: Yo que quería escribir algo de humor… y al final me he terminado poniendo reflexivo. Otra vez.

Envía el post: