Entradas etiquetadas como ‘el hormiguero’

La genialidad de Will Smith nos vuelve a sorprender en ‘El Hormiguero’

Tenía muchas ganas de ver la nueva visita de Will Smith a El Hormiguero para presentar Men In Black 3. Primero porque empieza a ser un clásico: cada vez que viene a presentar algo a España se deja caer por el programa de Pablo Motos. Segundo porque es imposible no partirse de risa con este actor. Y tercero porque estaba convencido de que iba a demostrar que si le tratas bien, obtienes réditos… algo que deberían enseñarle al ¿periodista? maleducado que intentó besarle en la boca el otro día.

Evidentemente, la visita no fue tan genial como la primera vez, eso es imposible. Aquella vez nos sorprendió a todos cantando Torito Bravo. Tampoco fue tan espectacular como su segunda aparición, cuando nos hizo llorar de risa y levantó la entrevista a su hijo y a Jackie Chan. Aún así fue divertido, porque con este hombre parece imposible imaginar un escenario aburrido.

“Necesito practicar más, pero quiero hablar solo en español“, decía al principio del programa. Lógicamente no lo consiguió, pero el simple hecho de esforzarse para que le entiendan sin necesidad de traductor ya tiene mérito. Aunque claro, a mí me tiene ganado desde hace años y no soy el tipo más objetivo para juzgarlo.

Es un tipo especial, Will Smith. Cuanto más lo ves, más te das cuenta. Le preguntan que qué hizo los últimos cuatro años, en los que no rodó nada, y responde “estuve siendo padre y marido”. Le preguntan que qué cambiaría de su pasado y dice que estar ahí sentado, en ese momento, es el mejor momento de su vida. Le piden que se pelee con una pelota de goma y lo hace, poniendo (además) caras divertidas. Parece un tipo muy honesto y tiene un sentido del espectáculo envidiable.

Por eso, porque es consciente de que vive de su imagen, no pierde la sonrisa en un solo momento. Sugiere que Pablo Motos sea un alien en Men In Black 4, se enfrenta al presentador en un rap en directo (pídele a Shakira que te cante algo sin que lo haya preparado, verás qué sorpresa te llevas) y si tiene que levitar con El hombre de negro, levita, siempre y cuando Pablo Motos lo haya hecho antes, claro. “El que inventa experimenta”, que dirían en el cole.

El Hormiguero al que acude Will Smith suele ser divertido porque el programa lo es de por sí, pero además lo montan todo a lo grande. Son conscientes de que es el día estrella y cuanto más espectacular sea, mejor. Así se entiende que “Will Smith” y “Pablo Motos” llegaran a ser Trending Topic en Twitter, teniendo enganchados a un montón de fieles, entre los que hay también muchas caras conocidas.

Ah, por cierto… si pensáis que Will Smith no es así de genial en todas las entrevistas es porque no habéis visto su intervención en la BBC, donde rapea la canción de El príncipe de Bel-Air y cuenta cómo la elección del nombre para su personaje en la serie (Will Smith), fue acertada porque todo el mundo le terminó llamando así (y a Alfonso Ribeiro le llaman Carlton, claro).

PD: No solo me cae bien Will Smith, sino que además le tengo un gran cariño a todo el equipo que hace El Hormiguero. Sí, sé que se nota… ¿pero para qué me voy a esconder?

Dwight Howard la lía en ‘El Hormiguero’

BecConsejo: “Mejor la sencillez”

Admito que mi visión de El Hormiguero ha cambiado desde que les visité. Antes me gustaba, pero desde que tuve la ocasión de charlar con el equipo humano que hace el programa, no solo me gusta: les admiro. Desde Pablo Motos al último becario. Trabajan mucho y siempre intentan que el invitado se sienta cómodo. ¡Si me hicieron sentirme de la familia, cómo no lo van a hacer con los invitados!

Pues bien, después de ver el programa de este lunes, me ha surgido una duda. Hasta el momento siempre tuve claro que los mejores hasta el momento habían sido los de Will Smith. Ahora ya no estoy tan seguro.

Por si no lo visteis, visitó el plató de la calle Alcalá el genial Dwight Howard, Superman para los amigos, pívot (y de los buenos) de los Orlando Magic, allá en la lejana NBA. El tío tiene fama de cachondo, pero yo no sabía hasta qué punto. No lo sabía hasta que le vi aparecer con una peluca roja…

Sabéis que alguna vez me lo he planteado, que quizás los famosos son majetes cuando salen al extranjero. Empiezo a tener dudas… igual solo pasa con nuestros famosos. Lo digo porque Dwight tiene pinta de showman, desde las cosas que cuenta (“en la cama los pies me cuelgan y salen por la puerta”, “antes de los partidos me siento en el váter 25 minutos leyendo y cantando”), hasta las cosas que hace (ahora canta, ahora hace un mate, ahora un chiste…) pasando por las caras que pone.

Pìenso en que nuestros famosos majetes (Iker Casillas, Pau Gasol, etc.) nunca llegarían a esos límites. De nuestros famosos bordes (Bardem y compañía) me guardo la opinión, que estamos en ambiente festivo.

El tipo transmite alegría y es solidario. Además, es un verdadero crack en lo suyo, el baloncesto. ¿Qué más se le puede pedir?

Pues podéis pedir lo que queráis, que tito Dwight os lo dará. ¿Queréis caras graciosas? Pues caras graciosas:

¿Que haga un mate? ¿Que cante? ¿Que participe en un truco de magia? ¿Que baile? Dicho y hecho:

Dice que le gusta hacer reír a la gente porque él ha tenido suerte y su vida es maravillosa. Evidentemente, no creo que todo el mundo, sea o no famoso, se vea obligado a ser gracioso, tanto como si se hubiera tragado un payaso, pero de lo que no me cabe duda es de que este tipo, este tal Dwight Howard (es de 1985, como yo… sigh) es un ejemplo a seguir. Con jugones como éste es imposible no acordarse del genial Andrés Montes. Cuánta razón llevaba

PD: Por cierto, que a veces tenemos dudas. Este hombre no vendía película, ni disco, ni nada. Estrenaba zapatillas, pero digo yo que eso no le obliga a ser tan amable.

PD2: Que le pongan a Jesse Eisenberg el vídeo, por favor. Igual así espabila.

PD3: Me pide Trolly que os informe de que ya tiene Facebook.

Así se hace ‘El Hormiguero’

BecConsejo: “No te fíes de lo que parece”

Llevaba tiempo hablando con Dani para hacer una visita a El Hormiguero. Tenía ganas de ver cómo se cuece por dentro ese programa del que tanto hemos hablando y tantas risas nos arranca. Aprovechando la visita de Jorge Lorenzo, decidimos que era el momento perfecto para llevar a cabo el tour… así que: “Relájate, comienza… Así se hace El Hormiguero“.

El programa es como una gran familia, y se nota. Desde Dani, que estuvo pendiente de que no faltara nada, hasta Jandro que paró su ensayo y me saludó (¡¡en calzoncillos!! -mujeres del mundo, debéis saber que Jandro gana desnudo, no tenéis excusa-), pasando por Marron, los guionistas, Juan, Damián, Silvia Abril, Raquel, Jorge Salvador (perdón si me dejo a alguien) y el propio Pablo Motos, que me atendieron como si fuera parte de esa elitista familia.

Para que os hagáis una idea, en el programa está todo conectado. Tienen un almacén donde guardan gran parte de los cachivaches que van usando en los teatrillos. Allí es donde me encontré a Jandro preparando el truco de magia. Luego, atravesando el plató de Tonterías las justas, subimos a la redacción… bueno, o redacciones, porque casi casi casi podíamos decir que la de Tonterías y El Hormiguero están fusionadas (físicamente hablando, claro).

Dentro de la zona de El Hormiguero están juntos también producción y guionistas, de modo que todo es bastante rápido. Suben, bajan, prueban, cambian… todo muy rápido y muy práctico. La verdad, está genial montado. Por cierto, el lugar donde hacen los experimentos está abajo, junto al plató, pero eso creo que ya lo sabéis.

En ésas pasas por un pasillo donde encuentras muchas (muchísimas) fotos de los invitados que han pasado por el programa. Yo capturé la de Will Smith y su hijo Jayden, porque sabéis que con aquel programa disfruté como un enano. Quizás os suene la fórmula… sí, Andreu Buenafuente tiene lo mismo, pero en color. Me contaban que allá por las primeras temporadas estuvo Andreu, la idea le encantó y la importó.

Luego están la Sala VIP, donde se sientan los invitados, y la de colaboradores, cerca de maquillaje y con más fotos. Yo puedo presumir de haber estado sentado en la VIP (para la foto, pero oye, también cuenta) y en la de colaboradores. Ahí estuvimos picoteando un poco y charlando.

[Hago un inciso: las visitas guiadas suelen traer consigo reticencia por parte de quienes están siendo visitados. Un poco de sensación “me siento un mono en una jaula, échame cacahuetes”. En El Hormiguero no pasa. Todos te saludan, se paran, te explican… Jorge Salvador me estuvo contando intimidades técnicas, Pablo me dijo que de vez en cuando me leía, Raquel, Silvia, Juan, Damián… todos sacaron un minuto para contarme algo. Y se agradece.]

Tuve la oportunidad de disfrutar del ensayo, ya no sé si antes, durante o después de esta parte de la aventura. El ensayo es muy coral, Pablo y el equipo llegan a acuerdos: “Esto queda bien, esto no, esto queda largo, esto lo añadimos, esto lo quitamos…” todo muy democrático. Por cierto, también tuve la ocasión de pasar miedo con El hombre de negro, un crack que impresiona tanto en persona como en la tele. Yo, si fuera vosotros, le tendría respeto y temor.

Lo demás lo visteis, supongo. Jorge Lorenzo visitó el plató y todo fue una carcajada tras otra. Estando en la grada te ríes aún más que desde casa, os lo recomiendo.

Algo tendrá el programa cuando para ir de público hay dos meses de lista de espera. Algo tendrá cuando todo el mundo quiere ir, cuando Will le recomienda a Adam Sandler que vaya, y éste se lo dice a Hugh Jackman. Algo tendrá cuando es el programa estrella de Cuatro.

Llegado este punto, debéis saber que no, El Hormiguero no se va a Telecinco con la absorción fusión. Lo comentaron algunos medios hace días, pero no, no se va. Lo que no quita que Telecinco esté más que contenta sabiendo que se lleva un programa de éxito en el pack.

PD:

Ahora os preguntaréis… ¿y cómo es Jorge Lorenzo, Bec? Ya nos has dicho que Pablo Motos es muy atento, que Dani se portó de diez, pero… ¿y Jorge? Pues mirad, Jorge es una estrella. Es una estrella que va de frente y dice las cosas claras porque no tiene nada que perder. Es sincero y se preocupa por los fans, algo que no pueden decir todos. Ah, y le gusta Pulp Fiction, lo cual hace que merezca todos mis respetos.

Cuando acabó el programa tuve la ocasión de charlar un poco con él, en una conversación a varias bandas. Si me conocéis, sabréis que suelo llevar camisetas con muñecajos: cuando no es Hiro Nakamura, es el monstruo de las galletas, cuando no, el Pato Lucas, cuando no, El correcaminos. El miércoles tocaba una de Pulp Fiction (tengo tres) y Jorge la señaló y me dijo:

JORGE: Eh, qué chula está la camiseta.
BEC: Jejeje. ¿Te gusta? Es de Pulp Fiction.
JORGE: Sí, sí, yo tengo un cuadro con ese dibujo, lo compré en Tailandia.
BEC: ¿Sí? Bueno, esta camiseta es del rastro…
JORGE: Me gusta mucho esa película.
BEC: La verdad es que está muy bien.
JORGE: Tarantino es muy bueno.

Y con esto cerramos la semana televisiva. No os quejaréis, ¿eh? Os traigo temas fresquitos 🙂

No, ‘El Hormiguero’ no humilló a Jesse Eisenberg

BecConsejo: “No hagas caso a todo lo que veas por televisión”

Llevamos varios días dándole vueltas al tema Jesse Eisenberg y El Hormiguero. Por si no estáis al tanto, el actor dijo que en España los programas de televisión (lo decía por el que presenta Pablo Motos) tienen por objetivo humillar a los actores americanos.

Y yo, que soy curioso por naturaleza, me puse a investigar (tampoco mucho, porque dejáis muchos comentarios y no me da tiempo ni de respirar) para ver si llevaba razón. Volví a ver el programa entero, el del día en que Jesse visitó junto a Justin Timberlake y Andrew Garfield el plató, y me di cuenta de que no hay ningún motivo para que el jovenzuelo diga eso.

Entonces… ¿de dónde sacó esa teoría disparatada? Allá va mi estúpido sesudo análisis.

1. Antes de nada… un señor que dice que los españoles somos unos desagradecidos pese a que nos ayudaron en la II Guerra Mundial (los americanos, se entiende). Sí, nos ayudaron que no veas. Por eso nuestra democracia es una de las más jóvenes de toda Europa, por eso callaron mientras España moría de hambre… bueno, nada, que dice el muchachito que somos unos desagradecidos… y supongo que pensará que los polacos tienen la culpa, por dejarse invadir.

2. Yendo al programa… me da que le supo mal pasar desapercibido. Dado que era el más soso de los tres (y lo tenía difícil, porque Garfield se esforzó todo lo que pudo por superarle), apenas tuvo protagonismo.

3. Dice que ponen imágenes para humillar a los actores… supongo que se refiere a cuando Justin Timberlake baila con Beyoncé en Saturday night live (ni que fuera una cámara oculta) o cuando pusieron un grupo de Facebook en el que se pedía que Jesse protagonizara Brokeback mountain 2. Vamos, para echarse las manos a la cabeza.

4. Si vemos a lo largo del programa que Justin y Andrew sonríen con bastante frecuencia… ¿de dónde saca que no se lo estaban pasando bien?

5. Y, por último, ¿hacerle decir a alguien “que no me entere yo que ese culito pasa hambre” es humillarle? No sé, igual estoy equivocado…

PD: Vamos, lo más grave fue que las hormigas les dijeron que estaban un poco empanados (por momentos lo estuvieron) y que menudo tupé llevaba Andrew. Mi total solidaridad con los cracks de El Hormiguero.

PD2: Gracias a Marta por darme la primicia en su momento. Desgraciadamente no pude aprovecharla.

Una idea genial de ‘El Hormiguero’

BecConsejo: “Los niños siempre dicen la verdad… hasta cuando tú no quieres”

No es un secreto que me gusta El Hormiguero, porque soy partidario de apoyar todos los programas que transmiten buen rollo y éste es uno de ellos. Por eso me alegro enormemente de que hayan recuperado una de mis secciones (no sé si llega a ser una sección, pero bueno, sino… minisección) favoritas: las frases de niños.

Supongo que es porque son graciosas, pero también porque mi padre me recuerda de vez en cuando que yo también fui un niño así. Una de las anécdotas que me suele echar en cara de manera más recurrente pasó cuando yo tenía unos cuatro o cinco años y estaba comprando con mis padres en un centro comercial.

Mi madre se entretuvo un poco mirando plantas y mi padre, que estaba a unos metros, refunfuñó y dijo algo así como: “Como no se dé prisa tu madre nos vamos a ir tú y yo solos”… lo que no esperaba es que yo, según oí eso, me fui corriendo y se lo conté a mi madre (al menos, eso dice mi padre). Era un chivato de pequeño y soy un censor de mayor, no tengo remedio…

Fui un poco trasto de pequeño, mi madre siempre me lo dice. Se queja (con la boca pequeña, pero se queja) de que tenía que salir corriendo detrás de mí porque poco después de aprender a andar me dio por correr (mal, según mi padre, que siempre me ha dicho que no sé correr). Aunque me frenaba en seco en los bordillos justo antes de cruzar una carretera, mi madre no las tenía todas consigo y al final terminaba corriendo detrás… era como un pilla-pilla improvisado.

El caso es que esa inocencia de los niños siempre consigue arrancarme una sonrisa. Por eso me alegro de que El Hormiguero haya recuperado las frases de los peques.

PD: ¿Y vosotros, cómo érais de pequeños?

Will Smith nos hace llorar de risa en su visita a ‘El Hormiguero’

BecConsejo: “Ríe todo lo que puedas”

Desde que vi el anuncio de que volvía El Hormiguero y que lo hacía con Will Smith, no paraba de preguntarme si el programa estaría a la altura de la primera (y mítica) visita del actor. No es que dudara de Will, ni mucho menos, sino que había que tener en cuenta que (en principio) los protagonistas eran Jackie Chan y Jaden Smith (el hijo de Will), por lo que no era descabellado pensar que nuestro rapero chupara menos cámara que la primera vez.

Afortunadamente, no fue así. La entrevista a Jackie y Jaden duró pocos minutos, lo justo como para comprobar que el chaval está aún un poco verde (sólo faltaría, el pobre tiene nada más que 12 años), aunque ya cuenta con la misma chulería de su padre al que, por cierto, se parece físicamente.

En ésas apareció Will, junto a su esposa (Jada Pinkett Smith, de Matrix, ¿os acordáis?) y demostró desde el principio que el programa no iba a tener nada que envidiar al primero. Fue una carcajada constante, desde el principio. ¿La clave? Que Will transmite buen rollo, es inevitable. Desde que entra y le da un beso en los morros a su hijo, para hacerle pasar vergüenza (como todo buen padre), hasta el final con ese “Pablo, recuerdo que te quiero”.

Entre tanto pasaron muchas cosas, como que intentó hablar en español durante todo el programa, algo encomiable, o sus caras haciendo que lloraba “como un hombre”. Hay algo que pensé mientras veía el programa: ¿es posible que este hombre le caiga mal a alguien? Lo dudo.

El programa habría sido algo soso con Jaden y Jackie, a los que vimos especialmente cómodos en dos momentos: cuando el pequeño de los Smith se puso a rapear y cuando el rey de China habló en español (“Por favor, silencio”). Sin embargo, la aparición del matrimonio y el ingenio de Pablo Motos a quien, particularmente, vi más inspirado que de costumbre, convirtieron un programa con dudas en una obra maestra.

Realmente, Jada no participó de forma especialmente activa (se nota que Will está más curtido en estas lides). No obstante, fue protagonista cuando recibió los piropos de Pablo y el rapero se enfadó.

Además, como no podía ser de otra manera, dedicaron una canción tradicional a la audiencia. Aunque Jackie intentó sabotearla, no pudo evitar que finalmente sonara en el plató el “Hola don Pepito, hola don José”.

PD: No sabemos cómo será Will Smith en la vida real, pero no parece mal compañero para irse de cañas.

PD2: Os preguntaría si os gustó… pero doy por hecho que sí 🙂

Los Jonas Brothers ‘vuelan’ en ‘El Hormiguero’

Después de su primera visita a El Hormiguero a los Jonas Brothers se les quedó el sambenito de “sosos”. Yo aquella no la vi, pero sí ésta.

Puedo decir entonces, una vez vistas sus segundas nupcias en el programa, puedo decir que fueron menos sosos. Es más, salvo Nick, que sí estuvo algo rancio, Joe y Kevin se salvaron y podemos decir, incluso, que estuvieron hasta graciosos.

Cierto es que estuvieron a años luz de Djokovic o Will Smith, pero comparado con la gran visita de los Tokio Hotel (que son también un grupo de adolescentes hecho para adolescentes)… pues fueron reyes.

Para enmarcar, algunos momentos, como el test de los Joronas Brothers (resulta que Joe tiene el ¿título? de cuidar niños), o cuando intentaron un clásico: cantar en español. Esta vez interpretaron, como si de Camarón o Kiko Veneno se tratara, la canción Volando voy.

Además, tuvieron los santos… el valor de comerse el chicle que con más pena que gloria prepararon Pablo y Flipy y hasta el guardaespaldas (guardatodo, porque con lo grande que es…) confesó que sí, que podría “matar a un gatito con la mirada”.

PD: Decidme la verdad; cuando os enterasteis de que iban al programa… sabíais que iba a escribir sobre eso, ¿a que sí?

PD2: No viene al caso, pero si no lo digo reviento. ¡OLÉ por Messina! Este hombre me ha devuelto la ilusión.

– Envía el post:

Bookmark and Share

David Bisbal sorprende a todo el mundo en ‘El Hormiguero’

David Bisbal es un tío que cae bastante bien, que es muy campechano (igual que el Rey), que ha sabido triunfar en la música gracias a su paso por un concurso de la tele y, más importante, ha conseguido triunfar en la música después de no ganar aquel concurso.

Hubo un momento en el que la gente no sabía si le tenía que seguir cayendo bien Bisbi: cuando lo dejó con Chenoa. Se metió entre ambos la presidenta del club de fans de David, Elena Tablada… y aquello no sentó bien al pueblo llano.

Sin embargo, la señora de Bisbal no hace mucho ruido, ni para bien ni para mal, a él se le ve feliz, Chenoa ha tenido otras relaciones que no han funcionado, pero ahora se le ve la mar de feliz.

Todo este conjunto de cosas ha hecho que el andaluz se recupere del runrun que durante un tiempo se cernió sobre él (aquello parecía el Bernabéu justo antes del descanso) y ha vuelto a demostrar que es un tío bastante majete.

La última vez, en El Hormiguero. Después de charlar con 20 Minutos estuvo en el programa de Pablo Motos y se salió. Como si fuera un actor extranjero, o el mismo Djokovic, el almeriense estuvo divertido a más no poder y no se cortó ni un pelo durante el programa.

Dejó a todo el mundo boquiabierto cuando se puso a cantar en japonés. Aquí tenéis el momento glorioso:

PD: Este Bisbal cada día me cae mejor.

PD2: Sí, sé que está de promoción y eso puede que aumente su nivel de simpatía, pero este hombre aguanta carros y carretas, y es un tío solidario. Nada, nada, que no me convencéis, jejejeje.

– Envía el post:

Bookmark and Share

Tokio Hotel se estrella en ‘El Hormiguero’ de Pablo Motos

Los alemanes de Tokio Hotel se pasaron por El Hormiguero poco después de responder a las preguntas de los usuarios de 20minutos.es… y creo que cuando llegaron el plató habían perdido la chispa.

Admito que no los conocía demasiado, así que me propuse ver el programa para descubrir de dónde viene la pasión de las carpeteras (con perdón) por estos chavales.

Ni que decir tiene que aún ignoro la razón. Los cuatro muchachos son de lo más soso que he visto y sólo uno de ellos, el gemelo que lleva la cresta (el cantante, vamos), intentó estar a la altura de lo que se supone es un programa de humor (imagino que lo sabían antes de venir…).

Soy consciente de que algunos momentos del programa pudieron ser tediosos para los cuatro alemanes, especialmente la parte del experimento de Flipy, pero vamos, de ahí a las caras que ponían algunas veces y a la bordería del batería, que dijo que no repetía una frase en español (“No es mío, se lo estaba guardando a un amigo”) porque le parecía “tonta”… hay un trecho. ¡¡¡QUE ESTÁN DE PROMOCIÓN!!! Eso roza la mala educación, hombre.

Normal que al batería no le dejaran hablar y nadie le preguntara nada. Aunque bueno, el pobre (rollizo y de buen comer, eso quedó claro) seguramente era un tío la mar de majo hasta el mes de julio, cuando le abrieron la cabeza de un botellazo.

Las comparaciones son odiosas, sí, pero lo de Tokio Hotel en El Hormiguero fue peor aún que lo de Ashley Tisdale o Miley Cyrus. Lejos, lejísimos, a años luz de Will Smith o Hugh Jackman.

Si no llega a estar el cantante, que hizo unas cuantas chorradas como lamer un delantal antes de tirarlo por la ventana, preparar unos espaguetis o comerse una galleta helada, habría quitado la tele.

Flaco favor se hacen teniendo unos personajes (no me creo que sean así) tan bordes. Las niñas gritarán hagan lo que hagan; no en vano, aplaudieron al cantante cuando exprimió un limón, pero quien lo viera como yo, de primeras, no es que no se vaya a comprar un disco suyo, es que no se lo va ni a bajar de Internet (ahí va lo que ha dicho…).

PD: Por cierto, la edad, desde que estuvo Djokovic en el programa, ya no es excusa.

– Envía el post:

Bookmark and Share

El bailecito de la ex rubia Ashley Tisdale en ‘El Hormiguero’

Otra de las niñas mimadas de Disney, Ashley Tisdale, visitó El Hormiguero anoche. La chica en cuestión es la rubia (que ahora ya no es rubia) mala y tonta de High School Musical.

Al contrario que Miley Cyrus, vino sin papá. Al contrario que Miley Cyrus, sí participó en el jolgorio que organizan Pablo Motos y los suyos. Sin embargo, igual que Hannah Montana, dio la sensación de ser una diva mimada.

Poco antes había estado en Fama. Antes de eso había concedido entrevistas a las televisiones. En Antena 3 cometieron el error de preguntarle por su operación de nariz y, si bien la cuestión tampoco tenía nada que ver con su disco, cualquier respuesta habría sido más elegante que el “next question!” (“¡siguiente pregunta!”) que espetó.

Con respecto a su participación en el programa de Pablo Motos, tampoco hay mucho que contar. Se pasó el rato echándose la mano a la boca… parecía que no se había lavado los dientes y el único momento destacable fue su baile al ficticio Obama.

Ella se vio genial y estupenda. Para muestra, su Twitter: “Out promoting my album and I just gave Obama his guilty pleasure………youtube it!”.

Viene a decir que le dio a Obama su “placer culpable” (título del disco que presenta) y anima a echarle un vistazo en YouTube.

En fin, que me pareció otra sosaina que vive en un pedestal rodeada de gente que le baila el agua. Además, cito a mi padre para decir que “como su sueldo dependa de los discos que yo le compre, va lista”.

Supongo que es difícil conseguir que las miniestrellas Disney pongan los pies en la tierra… pero a lo mejor habría que intentarlo.

(FOTO: Ashley Tisdale, en Twitter)

Envía el post:

http://www.wikio.es