Entradas etiquetadas como ‘gatos’

Una mujer lanza un gato contra un alce salvaje para ahuyentarlo

Una vecina de la ciudad rusa de Neftekamsk ahuyentó a un alce salvaje que se había colado en el aparcamiento de en un bloque de viviendas, lanzándole un gato encima. ¿Lo qué? O-O Esta mujer utiliza los felinos como armas arrojadizas. “Señora, que no son un puñal o un shuriken. Será… (poned el calificativo malsonante que os plazca)“.

El joven cérvido, más asustado que el que suscribe visitando el pasaje del terror, puso ‘pezuñas en polvorosa’ y salió a toda castaña del lugar. Lee el resto de la entrada »

“Luke, yo soy tu padre” de ‘Star Wars’, en versión gatuna

Juré en su momento, ante el todopoderoso mono del teclado, que no iba a escribir o más bien perpetrar un post sobre gatitos, pero viendo este vídeo he tenido que romper mi promesa.

Para un fan de Star Wars, que no estaba ni en proyecto cuando se estrenó la primera trilogía, y comía Danoninos de fresa para merendar el año que el Episodio I llegó a la gran pantalla, una pieza de tal factura no podía quedar en el anonimato. Lee el resto de la entrada »

Pierde ocho horas en hacer el vídeo ‘más tonto del mundo’

gatop

Estoy totalmente seguro de que estáis hartos de ver vídeos de gatitos monos, mininos que saltan en busca de una bola de lana y se pegan un soberano castañazo o felinos que pelean con su reflejo en un espejo. La pieza que os presento es muy distinta. Es una ‘obra maestra’ de la edición de vídeo que os va a dejar anonadados, boquiabiertos, hipnotizados, ojipláticos… No vais a dar crédito a lo que estáis bien.

Además, la declaración de intenciones de su autor no dejar lugar a dudas: “Me sentía con fuerzas de realizar el vídeo más tonto y perdí ocho horas de mi tiempo en ‘perpetrarlo’ (licencia del becario). ¿Lograré diez millones de suscriptores?“. De momento lleva algo más de cinco millones y medio de visionados y ha logrado el número de seguidores. ¡¡¡Un ‘hacha’ de las predicciones!!! Parece que los gatitos siguen teniendo un tirón inusitado. Lee el resto de la entrada »

Lo más raro que ha pasado durante la semana (21-27 mayo)

Acaba una semana y empieza otra en la que volveremos a ver las mismas fotos, los mismos malos augurios… ¿seguro? No, amigos, aquí tenemos un resquicio de esperanza, ¡¡LA RESISTENCIA!! Y prueba de ello es este post que, semanalmente, recoge las noticias que nadie más quiere dar, obsesionados como están por la crisis y sus consecuencias. Sirva esto para la introducción de esas noticias (y otras cosas) raras, tan raras como un futbolista con bigote, que se nos han escapado y que aquí tienen su espacio.

1. Dejaron a su hijo en el coche para entrar a un club de ‘striptease’

Hoy vamos a empezar con dos historias en las que sus protagonistas compiten por ser el padre del año. Los protagonistas de la primera son Israel Rangel Ortiz y Edith Aguilar Cardona, pareja y residentes en Florida (Estados Unidos), que fueron detenidos hace unos días después de dejar a su hijo de cuatro años en su coche para entrar a un club de striptease.

En algún momento, por sus cabezas debió pasar que era una idea genial dejar a la criatura encerrada en el coche una horita mientras ellos metían billetes de dólar en biquinis, o tomaban unos copazos… o lo que sea que hicieran. Desgraciadamente para ellos (afortunadamente para su hijo), alguien encontró al muchacho y avisó a la Policía, que detuvo a estos padres (que jamás debieron serlo) de 25 años.

2. Metió la marihuana en la mochila de su hijo

Como habréis comprobado al leer el título, Israel y Edith lo van a tener difícil cuando quieran ganar el título del padre del año. Esta misma semana un mismo rival de su generación (tiene 25 años también) ha sido detenido por enviar a su hijo de seis años al colegio con marihuana en la mochila, también en Florida, donde hace 25 años alguna gente debió consumir cosas algo raras para degenerar en la flora y fauna que hay ahora por ahí (no todos, ¿eh? Cuando yo estuve por allí me trataron muy bien).

La situación en el colegio debió de ser cuanto menos curiosa. Según recoge la prensa local, el hijo de Larry Cornelius Stephens (así se llama el arrestado) sacó de su mochila la marihuana y se la enseñó a su profesor gritando: “¡Mira lo que tengo!”, consiguiendo que el maestro llamara, acto seguido, a las autoridades.

Poco después Larry llegó al colegio para recuperar la marihuana, pero ya era tarde. Finalmente fue puesto en libertad tras pagar una fianza que rondaba los 12.000 euros.

3. Cuando 550 gatos son causa de divorcio

A veces los matrimonios no funcionan porque hay una tercera persona; otras, porque hay 550 gatos. Esto es lo que ha ocurrido a un matrimonio de Jerusalén, en Israel (qué poquitas noticias he dado de Israel, ahora que pienso), donde un hombre ha pedido el divorcio porque su esposa no quiere desprenderse de sus 550 mininos.

El señor desea permanecer en el anonimato, pero sí sabemos (porque lo ha dicho él mismo) que no podía dormir en el dormitorio conyugal porque había cientos de gatos en su cama. Antes de rematar esta noticia, os hago la prueba de siempre. Imaginad un gato (pero de verdad, no me hagáis trampas). Ahora imaginad 5. Ahora 10. Ahora 50. Ahora 100. Ahora 550… ¡¡¡todos en una casa!!! Normal que el pobre hombre diga que no podía ni entrar al baño ni a la cocina y que le robaban la comida.

Ahora bien, aquí nace mi clásica duda. Supongo que esos cientos de gatos no aparecieron de repente… ¿no se dio cuenta de que meter gatos en casa como quien mete pelusas debajo del sofá no era una buena idea?

4. Devuelve un iPhone y el dueño le roba la recompensa

Siempre me planteo si debo contar estas cosas, porque por un cafre que haya suelto no sé si deben pagar  justos por pecadores y que los buenos samaritanos dejen de serlo (ays, qué bíblico me ha quedado esto). Resulta que una mujer encontró un iPhone perdido en Virginia, Estados Unidos, y a través de los contactos del teléfono localizó al dueño, con quien acordó verse en un restaurante cercano para devolverle el teléfono.

Al parecer, el hombre le dio una recompensa de 50 dólares (no llega a 40 euros) y cuando la muchacha se iba feliz y contenta por haber hecho una buena acción y, ya de paso, haber ganado unos dólares… el tipo se abalanzó sobre ella, le robó el dinero y huyó a toda prisa en su coche.

5. Cuidado con el ejercicio

Llegado este punto seguramente habrá quien se pregunte dónde demonios están los vídeos graciosos que
suelen dejarse caer por esta sección. Bueno, no ha sido una gran semana en lo que a vídeos cómicos se refiere, pero voy a intentar compensaros con un vídeo de cuatro segundos (sí, cuatro) en el que descubriréis que el ejercicio está bien, pero a veces puede resultar perjudicial. Más de 3 millones y medio de visualizaciones en YouTube lo atestiguan.

PD: Me imagino a la pobre muchacha del vídeo gritando eso de “Dame una M, Dame una Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa”… plof.

Entrega sus 94 hamsters porque no le queda espacio en su casa

Vas a la tienda, compras/adoptas/te regalan dos hamsters (o hámsteres) y dices… “Ays, qué bonitos son. Míralos como corren, míralos como juegan, míralos como… ¡¡¡eh!!! ¡¡¡eh!!! ¡Bájate ahora mismo de ahí! ¡Que te bajes te he dicho!”, de modo que cuando quieres darte cuenta tienes un escuadrón de roedores con el que solo hay dos opciones: volverte loco o ponerte música de Wagner e invadir Polonia.

Sí, amigos, los hamsters de distinto sexo tienen una tendencia extrema a la procreación masiva (y no sólo los hamsters, pero bueno). De hecho, más que “como conejos” hay un dicho que debería cambiarse a “como hamsters”. Sólo de esta manera entenderéis lo que le pasó a un hombre de Lawrence, Massachusetts (EE UU), que hace unos días fue noticia en todo el mundo friki cuando devolvió 94 hamsters porque ya no tenía espacio en su casa para él.

Lo que parece un chascarrillo (bueno, lo que es un chascarrillo) a punto ha estado de convertirse en una pequeña tragedia (modo #PedroPiquerasON). Además de la falta de espacio que suponía tener casi un centenar de roedores viviendo en cubos, peceras y tupperwares, al dueño le surgió un problema: para alimentar a sus mascotas empezó a pasar hambre, porque el dinero no le llegaba para dar de comer a todos y antepuso la alimentación de sus mascotas a la suya. Evidentemente, ante esta situación, tuvo que entegar a los 94 ratoncitos que le habían acompañado durante año y medio.

¿Cómo es posible acumular esa cantidad de animales en 18 meses? Pues como os decía al principio, son unos animales que tienden a quererse mucho y entre los que el incesto es algo bien visto. Por eso, él que solo había comprado una parejita de hamsters vio cómo tenían crías, y esas crías otras crías… y así hasta 94.

En cualquier caso, esto no es la mayor acumulación de animales que veréis. Sin ir más lejos, hace unos meses descubrieron que una pareja de Florida tenía 700 gatos (¡¡¡¡700!!!!). En ambos casos hay un patrón común: tanto la pareja gatuna como este hombre, conocido a partir de ahora como el flautista de Hamelin, acumularon esas cantidades insensatas de mascotas porque se preocupaban por la salud de los animales, aunque no lo creáis. De hecho, los 94 hamsters, al contrario de lo que pudiera parecer, estaban en un estado de salud bastante bueno cuando llegaron a la protectora.

¿Sabéis? Yo entiendo que en Estados Unidos ocurran esas cosas. Ellos no tienen un consultorio de mascotas con el profesor Pelusa, como nosotros, y no saben los peligros que entraña tener dos hamsters de distinto sexo juntos en una jaula. Pensadlo bien, es más o menos como si dejas en una isla desierta a un hombre y una mujer que lo único que tienen que hacer es comer, dormir y correr en una rueda (bueno, esto último sustitúyelo por nadar o lo que sea). Al final terminan retozando (bueno, si ella quiere), con la diferencia de que el período de gestación de estas criaturillas (de los hamsters, no de las dos personas abandonadas en la isla) es de 16 a 18 días. Con la de 16 días que hay en 18 meses… así se formó la que se formó.

PD: No quiero ni pensar las zapatiestas que montaría el pobre para darles de comer o para limpiar las casitas de los 94…

PD2: Cambiado hámsters por hamsters.

Lo más raro que ha pasado esta semana

BecConsejo: “Peatón, si hay niños no cruces el semáforo en rojo”

Os voy a hacer una confesión, que hoy estoy de humor. Cuando mis jefes y yo empezamos en esta aventura sin pies ni cabeza que ahora es el blog del becario en mi mente estaba hacer un post semanal preguntando: “¿verdad o mentira?”, sacando las noticias más chorras (uy cuánta cursiva llevamos hoy) para que entre todos votarais si era real o inventado.

El problema es que de momento sólo tengo dos manos (y bastante torpes, además), de modo que en aquella época de expatriados, series a la española, carteles, misterios y cultura, no me quedó más remedio que suspender la idea. No, no os asustéis… no es lo que os traigo hoy.

Desechado aquello, me he propuesto traeros cada semana una selección de tres a seis noticias (todas verdad) que por cuestión de tiempo y dinero (bueno, por dinero no, pero me apetecía decirlo) no he podido dar durante la semana. Un cajón desastre (sí, todo junto… es a propósito) para que gocéis esas maravillas que quedan inadvertidas porque no tienen valor informativo alguno el resto de medios y blogueros no saben apreciarlas. Esta semana, mi selección es…

1. Xiao Hao: tres años y 63,5 kilos

Ante este titular, Schuster aseguraría (y no le faltaría razón) que “no hase falta desir nada más”. No obstante, os cuento que este pequeñín chino de tres años ha sido rechazado en varias guarderías porque suponía un peligro para el resto de compañeros. Según publica la prensa británica, ahora está en un centro donde le ayudan a bajar peso mientras los expertos se preguntan si Xiao Hao sufre un desorden alimenticio o son sus padres quienes sufren el desorden.

2. Cagarse en un conductor (literal y con perdón)

Érase una mujer que paseaba a su perro en Estados Unidos (todo pasa siempre en EE UU o China), cuando un conductor (gracias por la apreciación, Ortoman) casi arrolla a un ciclista. La mujer avisó a la Policía de lo ocurrido… y el motorista llamó al día siguiente para decir que una mujer le había dado en la cara con una bolsa llena de cacas de perro.

3. Como si Scarlett trabajara en la NASA

Ni que la pobre Scarlett Hall trabajara para la NASA. ¿Cómo se os quedaría el cuerpo si os llega una factura de la luz de mil millones de dólares? (Muchisisisisímos euros, vamos). Pues a Scarlett, que vive con su marido y sus tres hijos en Georgia (la yanqui), le ha pasado. Afortunadamente todo ha quedado en un susto y al final se la han bajado a 200 euros, pero ya os digo yo que lo primero que pensó fue, seguramente, lo mismito que Boris Karloff: “No sabía yo que había llamado a tantas razas”.

4. A eso le llamo yo ser insistente

Un niño bloqueó el teléfono de emergencias 911 en Ontario después de llamar más de 400 veces en un mismo fin de semana. El joven (y tan joven) tiene cuatro o cinco años, responde al nombre de Alex y debe de tener una cantidad de problemas…

5. Echaos algún amigo, aunque sea por Facebook

Los hay que tienen amor por los animales y los hay casi enfermos. En esta última categoría entran Regina Millard (54 años) y Bertha Ryan (61 años), estadounidenses las dos, que van a ser juzgadas por un delito de crueldad contra los animales porque tenían… nada más y nada menos que… (los puntos suspensivos eran prescindibles, pero quería darle un poco de intriga al asunto) ¡¡¡77 gatos viviendo en dos coches!!! ¡Si es que era imposible que… cabierancabiesen¿cabuyeran?… cupiesen ahí dentro!

6. Perdonan el nudismo

La Ópera de Viena ha readmitido a una bailarina a la que expulsó por posar desnuda para una revista masculina. La protagonista de la polémica se llama Karina Sarkissova y, si queréis mi opinión, creo que tampoco merecía tanto castigo por enseñar el culete.

PD: La próxima semana, menos y peor.