Entradas etiquetadas como ‘coches’

El tuneo sinsentido de un coche alcanza el culmen con este Toyota

La fiebre por el tunning y la modificación de vehículos ha llegado a tal grado de sofisticación, que a algunos se les ha ido literalmente de las manos.

Este puede ser el caso del dueño de un Toyota GT-86, Scion FR-S en EE UU, que quiso fardar con los colegas del ‘sorprendente tuneo’ de su deportivo por una calle de Georgia. ¡¡¡Craso error!!! Lee el resto de la entrada »

Un cura alardea en Facebook de su pasión por los coches caros y las mujeres

cura_audi¡Madre mía, cómo está el clero! La expresión da para título de comedia de los Coen, con Buscemi haciendo de cura desnortado, pero no pretendo dar una idea para una peli, sino sólo mostrar mi asombro por los desmanes de algunos sacerdotes. Periódicamente, se asoma a la actualidad la noticia de alguno con un comportamiento poco adecuado a su prédica. Por ejemplo, ya recogimos aquí las historias del que se gastó más de 80.000 dólares en botox y la del que se pegó un revolcón con una prostituta en un cementerio (¡cuánta perversión, padre!). Hoy, el mensajero de di*s que va a ocupar las líneas que vienen a continuación se ha ganado un post porque sus mundanales gustos podrían atentar contra dos de los tres votos religiosos, a saber: pobreza y castidad (el tercero es el de obediencia).

Hablamos del padre Jorge Manuel Guevara, párroco de la iglesia de Guadalupe, en la localidad mexicana de Morelia (Michoacán). El hombre ha sucumbido a la tentación de las redes sociales, a través de la que hace alarde de su pasión por los coches caros y las mujeres hermosas. Como casi cualquier hombre, pero con la salvedad de que parece un comportamiento poco apropiado si eres cura. El padre no tuvo el menor reparo en posar recostado sobre el capó de su Audi y subir la foto a Facebook con el mensaje “de Carnaval en mi coche. Saludos a todos”. Un vehículo valorado en unos 40.000 euros. ¿De dónde saca para tanto como destaca, padre? ¿Tanto da de sí el cepillo que pasa ante sus feligreses?

Además de pasearse en un coche no apto para el bolsillo de cualquiera, Guevara tampoco se ha cortado un pelo a la hora de alabar la figura de alguna mujer de su gusto. “Mmmmmm mamacita”, era el mensaje que acompañaba a la foto de una muchacha de aspecto agradable en otro post que subió a su muro de Facebook. El problema va más allá del piropo en sí, algo que debería medir un hombre que ha hecho el voto de castidad. Lo que de verdad me aturde es el tufo aspiracional que destila, como si estuviera deseando tener con la chica algo más que la foto.

En cualquier caso, esta declaración de intenciones a favor de la dolce vita no le ha salido gratis al padre Jorge. El arzobispo de Morelia, monseñor Alberto Suárez Inda, le ha destituido una vez enterado del revuelo que ha originado su mal entendido uso de las redes sociales. Monseñor considera que, como todo ser humano, los sacerdotes son pecadores e imperfectos, pero lamenta su alarde de frivolidad y entiende que el sacerdote no ha cumplido con su obligación de llevar “una vida coherente y ser ejemplo” para la feligresía michoacana. De este modo, por tener tentaciones y gustos demasiado terrenales, ¡you’re fired, padrecito!

Foto: FACEBOOK.

Lugares donde no debes aparcar tu coche

BecConsejo: “Cuida tus cosas”

A veces me impresiona comprobar que a mucha gente le da igual dónde aparca su coche. Sin miedo a las multas ni a los roces, tan pronto lo dejan en una esquina, como en un paso de cebra, como encima del bordillo y se van tan panchos.

No os preocupéis, muchachos, Bec está aquí para, al más puro estilo Coco, recordaros diez claves (sí, diez, para no variar) que os harán más fácil la vida cuando vayáis en coche. CONSEJOS para aparcar bien.

10. No metas más de lo que cabe

Te vienes arriba pensando que, como en el anuncio, “donde caben dos, caben tres”, pero no siempre es así. Por mucho que tú consideres que tu coche ocupa poco espacio, que es muy ligero, que la baca de ése parece muy resistente… no lo hagas. Nunca aceleres y montes tu coche encima de otro, porque no es la solución. Ni siquiera tienen micromachines, así que mejor abstente.

9. No eres mago

Aunque te veas capaz de todo, aunque las paredes te parezcan finas como el papel, aunque tu coche cruja tu rutina… no intentes atravesar un muro, porque lo mismo detrás de la pared está la cocina de un señor al que no le parece bien que dejes ahí tu vehículo, máxime si hace un rato que terminó de limpiarla. ¡Con la grasa que hay en las cocinas!

8. No inventes

Está bien que aproveches los huecos, que si tu coche es pequeño lo dejes en cualquier sitio. No obstante, de ahí a inventar una nueva forma de aparcamiento hay un trecho. Con tu coche puedes aparcar en paralelo, en batería… ¡pero no en horizontal! No por nada, hombre, sino porque a tu vecino del Volvo lo mismo no le parece bien que te subas en su coche para entrar en el tuyo.

7. Busca las puertas

Tan importante es aparcar como salir del aparcamiento. A ver, que concreto… no vale de nada que aparques bien, que lo dejes en su sitio, dentro de las líneas, sin rozar a nadie… y que cuando vayas a salir no metas la marcha atrás, aceleres y salgas por la ventana. Las puertas se inventaron para algo.

6. Mide tu garaje

Los problemas no acaban en casa, aunque tú pienses que sí. Es posible que para evitar seguir los BecConsejos de aparcamiento decidas comprarte un garaje. Muy bien, lo respeto e incluso podría compartirlo, según las condiciones. Aún así, me vas a permitir que te recomiende medir el ancho de la puerta y el de tu coche. Si el del coche es mayor, malo.

5. Vigila que no haya policías

Estás tú tan tranquilo buscando un lugar para aparcar y dices… “uy, ahí podría dejarlo, pero si viene la Policía…”. Sí, la Policía a veces puede resultar un problema, pero me temo que no lo vas a solucionar atropellando un coche patrulla. Eso solamente empeorará las cosas, créeme. Está bien que vigiles si hay policías, pero si los hay escapa, no te deshagas de ellos.

4. No te rebeles

Sé que tener que pagar la zona azul a veces resulta molesto, que los parquímetros son uno de los mayores enemigos de los conductores, pero… ¿qué solucionas destrozándolo? Iré más lejos… ¿qué solucionas destrozándolo con tu coche? Y aún más allá… ¿qué solucionas destrozándolo con tu coche, si también te cepillas tu vehículo? Pues eso, no te rebeles contra el sistema, por lo menos en esto.

3. En la terraza no cabe

“Tengo un piso con una enorme terraza, pero no tengo parking, ¿qué puedo hacer?”. Esta pregunta habría llegado a mi consultorio de BecAparcamientos si lo hubiese creado y habría tenido una respuesta clara: “Haz lo que quieras, amigo, pero no lo aparques en la terraza. Si subirlo es un follón, no quieres ni imaginar lo difícil que resultará bajarlo”. No valen excusas. Aunque lo haga tu vecino, no hay razón.

2. No hay parking de autolavado

No importa si te lo ha dicho tu cuñado, no importa si hace meses que no lavas el coche… te digo y te repito que por mucho que veas agua no arregla nada que metas tu coche en una piscina, sino más bien todo lo contrario. La carrocería lo mismo se limpia, pero todo lo demás se te puede estropear.

1. No por lo civil o lo criminal

No te obsesiones. Si no hay hueco, no lo hay. A ver si por no pagar la zona azul o por intentar no pagar un parking te va a tocar arreglar el coche entero. No hijo no, ahí no te entra. El coche hay que dejarlo entre las líneas del suelo, no justo encima. Me explico…

 

PD: Me desvivo por vosotros. No os quejaréis.

El martes lavo el coche

Igual suena un poco mal (Sara, no me lo tengas en cuenta), pero no es machismo, sino necesidad. Resulta que el miércoles por la tarde le pegué una fregá al Juaco y el jueves por la mañana llovió en Madrid. Y ya no son sólo los dos eurazos tirados a la basura, sino el trastorno que supone tener que volver a lavarlo.

He mirado mi agenda y el primer hueco libre que tengo es el martes después de sacar mi segundo post diario. Lo que no sé es donde ir, porque voy a estar por Cuzco… Igual me paso por este sitio, que me han dicho que lo dejan fetén.

Hay quien me juzgará por ello, pero es pura casualidad. Yo no tengo la culpa de que Sexdrive haya montado allí su lavadero sexy. Ya ves tú, qué interés puedo tener yo en ver a esas criaturas frotando sin éxito las inquebrantables cagarrutillas de pájaro que abarrotan la chapa de un coche viejo y descuidado.

PD: A mí me viene bien este, pero creo que las conductoras se merecen un lavadero sexy de hombres cachas al otro lado de la plaza. Hagamos bien las cosas.

Envía el post:

http://www.wikio.es

El peor aparcamiento posible

Una de las cosas que más te deben preocupar cuando tienes coche es dónde aparcarlo. Hay que tener mucho cuidado, porque no vale cualquier sitio.

Más allá de las multas o los roces, tienes que fijarte bien en cuatro cosas:

1) Que el aparcamiento no esté ocupado por un coche de Policía

Esto ocurrió en Gales y los ocupantes de la furgoneta fueron detenidos por los policías que estaban montados en el coche patrulla, que salieron ilesos.

2) Que el coche tenga las ruedas en el suelo

Una mujer estrelló el Ferrari de su jefe en California causándole daños por valor de casi 94.000 euros. No sufrió heridas de gravedad.

3) Que no haya cerca ningún objeto contundente

Si no, te puede pasar lo que a esta pareja estadounidense, que resultó herida después de que una “M” gigante de McDonald’s se desplomara contra su coche.

4) Y, sobre todo, que el lugar esté seco

La dueña de este BMW se despistó y acabó bañándolo en la piscina de este club social. También ocurrió en California… ¡¡si es que los californianos conducen como locos!!

Envía el post:

http://www.wikio.est