Entradas etiquetadas como ‘israel’

Diseñan unas joyas que se clavan en las venas para generar electricidad

joyas_venas3

El año pasado os descubrí unas joyas que eran una copia de la vagina de su propietaria. Ahora os traigo una apuesta aún más arriesgada y sólo hecha para valientes que quieran perforar su cuerpo: unas alhajas que se insertan en las venas para aprovechar la energía cinética del movimiento de la sangre. El complemento perfecto para cualquier vampiresa de Drácula.

La diseñadora israelí Naomi Kizhner es la autora de la colección Energy Addicts (Adictos a la energía), que incluye unas joyas con agujas de oro de 24 quilates que se clavan en los vasos sanguíneos de quienes las usen como adorno. El flujo de sangre produce electricidad que hace girar las ruedas que adornan los accesorios. Incluso se podría utilizar para encender un LED o cargar un móvil. ¡¡¡Baterías con patas!!!

Lee el resto de la entrada »

Arrestan a una soldado israelí por agrandarse los pechos

aumentopechoEl sargento Hartman de ‘La chaqueta metálica’ me enseñó hace años que cuando uno decide hacer carrera militar su vida ya no le pertenece, sino que es propiedad del ejército. Supongo que ese mensaje no caló del todo en la soldado israelí que ha levantado cierta polvareda en el país hebreo en las últimas semanas. La joven, cuya identidad no ha sido revelada, decidió operarse los pechos sin el consentimiento de sus superiores y ha sido condenada a 21 días de arresto en el cuartel donde presta servicio.

La chica realiza el servicio militar obligatorio, que en Israel es de 21 meses para las mujeres. Meses atrás había solicitado el permiso de su comandante para someterse a una cirugía estética y agrandarse los pechos. Sin embargo, no recibió la autorización, porque se consideró que no era una intervención necesaria y que perjudicaría a su desempeño, ya que exigía un período de recuperación de varias semanas, en las que no podría trabajar para el ejército.

A pesar de la negativa, ni corta ni perezosa, la soldado aprovechó las vacaciones por el Pesaj (los judíos conmemoran el éxodo de Egipto) para operarse, sin conocimiento de sus superiores. A su regreso a la base militar, un oficial advirtió el evidente cambio físico y denunció el caso a la junta militar. La recién operada fue acusada de “incumplir órdenes de comandantes y haber causado daño a la propiedad militar” (¿recordáis lo del sargento Hartman?). Fue hallada culpable de ambos cargos y obligada a cumplir 21 días de arresto.

Reconozco que la severa disciplina militar es una de las cosas que no he comprendido bien. No concibo ciertos grados de obediencia que casi me parecen sumisión, pero también he de decir que lo que ha hecho esta muchacha me parece muy absurdo. ¿Por qué no aguantar unos meses más para operarse después de salir del ejército? ¿Por qué arriesgarse a sufrir la ira de tus superiores haciendo algo para lo que no te dieron su autorización? Aun así, la duda que más me corroe por dentro es ¿cómo ha quedado la joven, se parece ahora a Bar Refaeli? ¡Ojalá sí!

PS. Os dejo un tremendo regalo: los mejores momentos del sargento Hartman.