Entradas etiquetadas como ‘mujeres hermosas’

Un cura alardea en Facebook de su pasión por los coches caros y las mujeres

cura_audi¡Madre mía, cómo está el clero! La expresión da para título de comedia de los Coen, con Buscemi haciendo de cura desnortado, pero no pretendo dar una idea para una peli, sino sólo mostrar mi asombro por los desmanes de algunos sacerdotes. Periódicamente, se asoma a la actualidad la noticia de alguno con un comportamiento poco adecuado a su prédica. Por ejemplo, ya recogimos aquí las historias del que se gastó más de 80.000 dólares en botox y la del que se pegó un revolcón con una prostituta en un cementerio (¡cuánta perversión, padre!). Hoy, el mensajero de di*s que va a ocupar las líneas que vienen a continuación se ha ganado un post porque sus mundanales gustos podrían atentar contra dos de los tres votos religiosos, a saber: pobreza y castidad (el tercero es el de obediencia).

Hablamos del padre Jorge Manuel Guevara, párroco de la iglesia de Guadalupe, en la localidad mexicana de Morelia (Michoacán). El hombre ha sucumbido a la tentación de las redes sociales, a través de la que hace alarde de su pasión por los coches caros y las mujeres hermosas. Como casi cualquier hombre, pero con la salvedad de que parece un comportamiento poco apropiado si eres cura. El padre no tuvo el menor reparo en posar recostado sobre el capó de su Audi y subir la foto a Facebook con el mensaje “de Carnaval en mi coche. Saludos a todos”. Un vehículo valorado en unos 40.000 euros. ¿De dónde saca para tanto como destaca, padre? ¿Tanto da de sí el cepillo que pasa ante sus feligreses?

Además de pasearse en un coche no apto para el bolsillo de cualquiera, Guevara tampoco se ha cortado un pelo a la hora de alabar la figura de alguna mujer de su gusto. “Mmmmmm mamacita”, era el mensaje que acompañaba a la foto de una muchacha de aspecto agradable en otro post que subió a su muro de Facebook. El problema va más allá del piropo en sí, algo que debería medir un hombre que ha hecho el voto de castidad. Lo que de verdad me aturde es el tufo aspiracional que destila, como si estuviera deseando tener con la chica algo más que la foto.

En cualquier caso, esta declaración de intenciones a favor de la dolce vita no le ha salido gratis al padre Jorge. El arzobispo de Morelia, monseñor Alberto Suárez Inda, le ha destituido una vez enterado del revuelo que ha originado su mal entendido uso de las redes sociales. Monseñor considera que, como todo ser humano, los sacerdotes son pecadores e imperfectos, pero lamenta su alarde de frivolidad y entiende que el sacerdote no ha cumplido con su obligación de llevar “una vida coherente y ser ejemplo” para la feligresía michoacana. De este modo, por tener tentaciones y gustos demasiado terrenales, ¡you’re fired, padrecito!

Foto: FACEBOOK.

Descubren que un fármaco previene a los hombres contra las mujeres hermosas

Los hombres, no siempre y no todos, tenemos una sensibilidad fuera de toda duda para con la belleza. Tan pronto nos quedamos obnubilados ante un cuadro de Vermeer como ante un desfile de los ángeles de Victoria’s Secret. Vaya por delante que para mí, donde se ponga un Vermeer, que se quite Adriana Lima (¿ha sonado creíble?). Es tal nuestra pasión por las cosas lindas que, incluso, hay estudios que atestiguan que algunas féminas tienen el don de reducir temporalmente la capacidad mental de los varones.

estudiominociclina

El rollo éste es para contaros que ese empanamiento mental que sentimos los hombres, no siempre y no todos (again), ante las mujeres hermosas tiene los días contados (¡ja!). En Japón, un grupo de científicos ha demostrado (?) que existe un medicamento que evita que perdamos la concentración cada vez que pasa ante nosotros una chica atractiva, con la consiguiente pérdida de productividad que conlleva, que es lo que verdaderamente preocupa a los nipones.

El fármaco en cuestión es la minociclina, que se usa fundamentalmente para tratar los problemas de acné, pero que también tiene efectos positivos en tratamientos contra la depresión y la esquizofrenia. Además, se ha descubierto que ayuda a mejorar la toma de decisiones. Vamos que poco más y es la panacea que tanto se afanaron en buscar los alquimistas. Viendo sus múltiples efectos positivos, los científicos del sol naciente decidieron utilizarla como base del siguiente experimento:

Usaron a 100 voluntarios, a algunos les suministraron un placebo y a otros una dosis de minociclina. A continuación, les dieron 1.300 yenes (unos 10 €) y les mostraron una serie de fotos de mujeres, unas de ellas atractivas sexualmente y otras no tanto, y en virtud de la confianza que les generara cada una de ellas, los voluntarios tenían que depositar una cantidad de dinero (a mayor confianza, más yenes). Los sujetos que recibieron el placebo, depositaron el 65% de su dinero en las mujeres más atractivas, mientras que los que ingirieron Minociclina repartieron al 50% su pasta entre las hermosas y las menos agraciadas. La conclusión a la que llegaron fue clara: la minociclina inhibe la pérdida de concentración de los hombres ante las mujeres atractivas. Y punto. Sin matices.

No voy a reiterar lo que pienso yo de los absurdos estudios científicos de este tipo, ni de los mamarrachos investigadores que se encargan de ellos, pero sí que puedo afirmar, y afirmo con absoluta rotundidad, que no hay suficiente minociclina en el mundo que evite ciertos esguinces cervicales que se producen en primavera en el campus de Ciudad Universitaria al paso de algunas jóvenes con atuendos ligeros.