Entradas etiquetadas como ‘conducir’

Lo detienen por conducir borracho y ocho horas después repite la jugada

Un estadounidense, de 71 años, fue arrestado dos veces en un mismo día por conducir con una borrachera sin fecha de caducidad. Como el anuncio: “¡A mí me daban dos!”

El caballero, que responde al nombre de Richard Haskell, fue detenido por una agente cuando lo encontró dormido en su automóvil con una botella entre las piernas, publicó un diario local. Lee el resto de la entrada »

Detenido por conducir borracho ¡¡¡mientras mantenía relaciones sexuales!!!

luisbrionesEl crack de los cracks del mes de mayo es el joven estadounidense de la imagen, residente en Albuquerque, Nuevo México. Se llama Luis Briones y ha llevado un paso más allá las andanzas del inopinado Miguel Ángel Rodríguez (el que se hace llamar MAR) y de ‘Mano larga’ Den Jialin. De MAR sabemos que no tiene reparos en ponerse al volante después de atizarse unas cuantas copas, mientras que de Jialin ya os conté meses atrás que le gusta sobetear a su amante mientras conduce. Briones, qiuén sabe si inspirado por estos dos ‘iconos del civismo’, ha metido estas dos hazañas en una coctelera y el resultado ha sido estremecedor: estrelló su coche mientras conducía borracho y mantenía relaciones sexuales con una mujer. ¡¡Todo a la vez!! J*dido Briones, ¡qué talentazo!

El muchacho se corrió una juerga soberana y, en pleno éxtasis, no prestó atención a la luz roja de un semáforo. Su todoterreno se tocó con otro vehículo antes de empotrarse contra un bloque de pisos. Fruto de la colisión, la mujer que acompañaba a Briones salió despedida del vehículo y fue encontrada desnuda y con heridas en la cara y la cabeza. Él, consciente de que la había cagado y de que en breve tendría allí a la policía, intentó una huída desesperada, aunque sin éxito. Un testigo del accidente le quitó las llaves del coche para que no se diera a la fuga, así que quiso escapar a la carrera y se escondió tras un cactus. Allí, con un zapato y sus calzoncillos como única indumentaria, lo encontró un agente de la policía (seguro que no pudo evitar una mueca de risa).

La versión policial dice que varios testigos aseguraron que Briones iba más cocido que Guti este día y que en el vehículo se encontró una botella de vodka parcialmente llena. También dicen que el sujeto opuso resistencia a su detención y tuvo un enfrentamiento con los servicios médicos que acudieron a atenderle en la escena del accidente.

Una vez comprobado que se encontraba bien de salud, Briones, que se negó a ponerse el pantalón (¿por qué esa rebeldía, Luis?) fue llevado a comisaría y ahora se enfrenta a múltiples cargos: conducción temeraria y bajo los efectos del alcohol, intento de evasión, obstrucción a la justicia…

Rompe aguas, hace el examen de conducir, lo aprueba y va al hospital a dar a luz

Los hay que tienen muy claras sus prioridades: “Primero me saco el carné de coche y luego tendré un hijo”. El problema llega cuando las convicciones se juntan con las contracciones. Ahí tenemos lío, pero no os preocupéis que os lo explico.

Emma French es británica tiene 20 años y un día, a las cuatro de la mañana, rompió aguas. Parece una buena noticia, de no ser porque ese mismo día tenía el examen del carné de conducir y no se lo pensaba perder. Así pues, preparó los bártulos desoyendo los consejos de su novio, Neil MacFarlane (21 años), su hermano Scott (22) y su madre, Rhonda (44), y se fue a hacer el examen.

No le dijo nada al examinador por temor a que cancelara la prueba y, pese a que las contracciones empezaban a ser un problema, completó el examen… ¡¡¡Y LO APROBÓ!!!

Cuando terminó, condujo hasta el hospital donde finalmente dio a luz, creando cierta confusión entre el personal médico: “A las enfermeras les extrañaba que recibiera felicitaciones por el nacimiento y por el carné de conducir. Cuando se lo dije no se lo podían creer”, confiesa Emma a la prensa de su país.

Cuenta nuestra intrépida conductora que había suspendido en marzo y que, consciente de que tendría que esperar un tiempo hasta que su bebé creciera para poder presentarse de nuevo, decidió jugarse el todo por el todo (otra de esas expresiones que se están perdiendo) y probar suerte.

Eva MacFarlane tardó seis horas más en llegar. Al final, llegó con una anécdota bajo el brazo. “Me muero de ganas por contarle la historia a Eva cuando crezca”, dice Emma, quien cree (y yo coincido con ella) que es una buena batallita para contar a los nietos.

PD: Viéndolo por el lado bueno… lo que menos nerviosa le puso ese día fue el examen. Seguro.

Lugares donde no debes aparcar tu coche

BecConsejo: “Cuida tus cosas”

A veces me impresiona comprobar que a mucha gente le da igual dónde aparca su coche. Sin miedo a las multas ni a los roces, tan pronto lo dejan en una esquina, como en un paso de cebra, como encima del bordillo y se van tan panchos.

No os preocupéis, muchachos, Bec está aquí para, al más puro estilo Coco, recordaros diez claves (sí, diez, para no variar) que os harán más fácil la vida cuando vayáis en coche. CONSEJOS para aparcar bien.

10. No metas más de lo que cabe

Te vienes arriba pensando que, como en el anuncio, “donde caben dos, caben tres”, pero no siempre es así. Por mucho que tú consideres que tu coche ocupa poco espacio, que es muy ligero, que la baca de ése parece muy resistente… no lo hagas. Nunca aceleres y montes tu coche encima de otro, porque no es la solución. Ni siquiera tienen micromachines, así que mejor abstente.

9. No eres mago

Aunque te veas capaz de todo, aunque las paredes te parezcan finas como el papel, aunque tu coche cruja tu rutina… no intentes atravesar un muro, porque lo mismo detrás de la pared está la cocina de un señor al que no le parece bien que dejes ahí tu vehículo, máxime si hace un rato que terminó de limpiarla. ¡Con la grasa que hay en las cocinas!

8. No inventes

Está bien que aproveches los huecos, que si tu coche es pequeño lo dejes en cualquier sitio. No obstante, de ahí a inventar una nueva forma de aparcamiento hay un trecho. Con tu coche puedes aparcar en paralelo, en batería… ¡pero no en horizontal! No por nada, hombre, sino porque a tu vecino del Volvo lo mismo no le parece bien que te subas en su coche para entrar en el tuyo.

7. Busca las puertas

Tan importante es aparcar como salir del aparcamiento. A ver, que concreto… no vale de nada que aparques bien, que lo dejes en su sitio, dentro de las líneas, sin rozar a nadie… y que cuando vayas a salir no metas la marcha atrás, aceleres y salgas por la ventana. Las puertas se inventaron para algo.

6. Mide tu garaje

Los problemas no acaban en casa, aunque tú pienses que sí. Es posible que para evitar seguir los BecConsejos de aparcamiento decidas comprarte un garaje. Muy bien, lo respeto e incluso podría compartirlo, según las condiciones. Aún así, me vas a permitir que te recomiende medir el ancho de la puerta y el de tu coche. Si el del coche es mayor, malo.

5. Vigila que no haya policías

Estás tú tan tranquilo buscando un lugar para aparcar y dices… “uy, ahí podría dejarlo, pero si viene la Policía…”. Sí, la Policía a veces puede resultar un problema, pero me temo que no lo vas a solucionar atropellando un coche patrulla. Eso solamente empeorará las cosas, créeme. Está bien que vigiles si hay policías, pero si los hay escapa, no te deshagas de ellos.

4. No te rebeles

Sé que tener que pagar la zona azul a veces resulta molesto, que los parquímetros son uno de los mayores enemigos de los conductores, pero… ¿qué solucionas destrozándolo? Iré más lejos… ¿qué solucionas destrozándolo con tu coche? Y aún más allá… ¿qué solucionas destrozándolo con tu coche, si también te cepillas tu vehículo? Pues eso, no te rebeles contra el sistema, por lo menos en esto.

3. En la terraza no cabe

“Tengo un piso con una enorme terraza, pero no tengo parking, ¿qué puedo hacer?”. Esta pregunta habría llegado a mi consultorio de BecAparcamientos si lo hubiese creado y habría tenido una respuesta clara: “Haz lo que quieras, amigo, pero no lo aparques en la terraza. Si subirlo es un follón, no quieres ni imaginar lo difícil que resultará bajarlo”. No valen excusas. Aunque lo haga tu vecino, no hay razón.

2. No hay parking de autolavado

No importa si te lo ha dicho tu cuñado, no importa si hace meses que no lavas el coche… te digo y te repito que por mucho que veas agua no arregla nada que metas tu coche en una piscina, sino más bien todo lo contrario. La carrocería lo mismo se limpia, pero todo lo demás se te puede estropear.

1. No por lo civil o lo criminal

No te obsesiones. Si no hay hueco, no lo hay. A ver si por no pagar la zona azul o por intentar no pagar un parking te va a tocar arreglar el coche entero. No hijo no, ahí no te entra. El coche hay que dejarlo entre las líneas del suelo, no justo encima. Me explico…

 

PD: Me desvivo por vosotros. No os quejaréis.