Todo es coyuntura Todo es coyuntura

La vida tiene mil detalles. Ninguno permanece… por suerte o por desgracia.

Entradas etiquetadas como ‘política’

Las ojeras de Zapata

Guillermo Zapata

El concejal del Ayuntamiento de Madrid Guillermo Zapata. FOTO: Juanjo Martín / EFE

Las ojeras son un signo del duro al trabajo, el poco dormir y las preocupaciones. Aparecen bajo los ojos, muchas veces en forma de aparatosas bolsas, tras varios meses o años en esta situación.

Pero en algunas ocasiones surgen casi de repente, en menos de lo que se escribe un tuit. Fíjense en alguna foto reciente del joven concejal del Ayuntamiento de Madrid Guillermo Zapata.

Quién le iba a decir que aquel día de 2011 –en el que se dejó llevar en 140 caracteres por su humor negro– sería el origen de unas ojeras dignas de casquería.

Zapata tendrá que asumir que determinadas ojeras son el precio de la exposición pública, el sufrimiento de la inquina del adversario y la lucha por lo que cada uno cree justo. Es y será así, por mucho auto judicial exculpatorio que sirva de circunstancial bálsamo.

Borrón y cuenta nueva tras el 24-M

Nos quedan solo pocos días –a lo sumo unas semanas– para dirimir quiénes se pondrán al frente de nuestras instituciones en ayuntamientos y Comunidad.

Papel triturado

Un cubo de basura, con tiras de papel triturado, a las puertas del Ayuntamiento de Madrid.

Será entonces cuando los recién llegados a las tareas de la gobernanza comenzarán a ver papeles, a pedir informes, a mirar debajo de las alfombras…

A saber con lo que se encontrarán después de tantos años de ‘más de lo mismo’. A saber cuál será el verdadero estado de la cuestión, siempre y cuando un montón de documentación no haya acabado ya pasto de una máquina destructora de papel o víctima del formateo de un disco duro.

Dará igual, será el momento de hacer borrón y cuenta nueva e iniciar una etapa que deje atrás vicios del pasado.

Será el día de comenzar una nueva manera de hacer política… sea quien sea y tenga el color que tenga el que ostente el bastón de mando.

El éxito de los vecinos

Todos los votos tienen el mismo valor, sí. Pero no es lo mismo un voto en una gran urbe a un partido tradicional, que dar tu voto en tu pueblo al vecino que ves en el bar o en la tienda.

Torrelodones

Parte del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Torrelodones, uno de los municipios donde gobierna una agrupación vecinal. FOTO: Elena Buenavista.

Ni que decir tiene cuando ese candidato no pertenece a ningún partido político al uso, sino que es un ciudadano más que, junto a otros vecinos de la localidad, se ha juntado para intentar conseguir lo mejor para el municipio.

Este ha sido otro gran éxito de este nuevo tiempo tras el 24 de mayo: en un buen número localidades han ganado las elecciones agrupaciones vecinales independientes, desligadas de cualquier color político.

Es aquí cuando el municipalismo se hace aun más grande, cuando nuestro voto es más directo. Terminará siendo este el futuro de muchos pequeños y medianos municipios. Si no es ya el presente incluso en las grandes ciudades…

De la urna al zoco árabe

A estas alturas dentro de una semana sabremos ya quiénes controlarán nuestros designios en Comunidad y ayuntamientos… O quizá no.

Sí conoceremos los que han tenido más votos, quién se pega el batacazo, quién da la sorpresa…

Pero ese no será el final de partido sino el punto de partida.

En muchos casos, de poco habrá servido la intensa campaña y los programas electorales que nadie se lee.

zoco

Zoco árabe. FOTO: FLICKR/GuillenPerez

Nos quedarán por delante semanas de ajustes, de negociaciones, de “esto para ti y esto para mi”, de “te apoyo si me aseguras que tal y cual”.

Es entonces cuando la política deja de ser la representación directa de la ciudadanía en las urnas para convertirse en un zoco árabe.

Por favor, señores políticos, sean sensatos y pónganse de acuerdo rápido, no vaya a ser que nos aburramos y dejemos de fiarnos de sus buenas intenciones.

Los indecisos deciden

Aunque falta menos de un mes para las elecciones autonómicas y municipales, las encuestas ya van definiendo lo que será el nuevo panorama político tras el 24 de mayo.

Urna

Una urna electoral. FOTO: EFE

No hay que ser muy listo ni presidir una empresa de demoscopia para vaticinar el fin de las mayorías absolutas y el bipartidismo, y el consiguiente reparto entre PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos.

La clave de los gobiernos que se formen después no está entonces entre los que ya tienen decidido su voto a una de estas cuatro formaciones. Quien agarra la sartén por el mango son los indecisos. Hoy por hoy casi uno de cada tres madrileños no tiene claro a quién votará.

Ellos son los que decidirán hacia dónde se inclina la balanza de la gobernabilidad. Otra cosa será luego los tejemanejes y repartos de sillones que, como siempre, terminarán haciendo los partidos, los de la casta y los de nuevo cuño.

Los unos y los otros

Partido instrumental, plataforma, facción, proyecto, círculo, asamblea, coordinadora, sector, federación…

Militante, simpatizante, candidato, colaborador, intelectual, miembro independiente…

Primarias, convergencia, alianza, fusión, pacto…

'Los otros'

Fotograma de la película ‘Los otros’.

Estoy hecho un lío. La vieja estructura izquierda-derecha ha desaparecido y nos ha roto los esquemas.

Me pongo a ver lo que se nos viene encima de cara a las elecciones y me pierdo.

Que sí, tenemos claro que seguirán los dos grandes partidos; y a partir de ahí, los emergentes, las coaliciones, los renovados, los de nuevo cuño…

Para al final terminar con el reduccionismo delante de la urna. Los unos (los de siempre) y el resto.

Propongo a estos últimos que no le den más vueltas y que, con permiso de Amenábar, se presenten como una única candidatura: “Los otros”. El thriller está servido.

La farsa del PSOE

Siempre se dice que la política es un poco el arte de engañar, como lo es el oficio del teatro. Con la pequeña diferencia de que lo que vemos sobre las tablas sabemos que es mentira y lo que cuentan desde hemiciclos, agrupaciones regionales y sedes nacionales quieren colárnoslo por verdadero. En el fondo es también una farsa, una bonita representación teatral.

Pedro Sánchez y Tomás Gómez

Pedro Sánchez, junto a Tomás Gómez, en un acto celebrado el 11 de octubre de 2014. FOTO: Ballesteros / EFE

En estas están todos (casi todos) los políticos, pero los socialistas de Madrid llevan años haciendo de títere del Retiro. Bonita presencia, estupendas palabras e ingeniosas tramas, pero con manos ocultas que manejan los monigotes al antojo de lo que el público quiere ver.

Lo que pasa es que el respetable, niños y mayores, están ya cansado de siempre lo mismo, de tanta pantomima, de tanta gracieta sin sentido.

Señores del PSOE madrileño, quítense la careta, déjense de teatrillos y de luchas intestinas y pónganse de verdad a trabajar por los madrileños.

Test (de pacotilla) a candidatos del PP

Un nuevo invento de la cazatalentos Esperanza Aguirre: un examen público a los candidatos del PP que quieran ocupar puestos públicos de responsabilidad.

Un jurado les interroga sobre su vida y su manera de entender la política. Todo muy bonito, aparentemente útil y… cuestionable.

Mariola Vargas

La alcaldesa de Collado Villalba, Mariola Vargas, la primera candidata del PP que se sometió al test. (FOTO: Chema Moya / EFE)

¿Quién examina al examinador? ¿Es lo más idóneo que los miembros de ese jurado sean del propio partido?

¿Acaso el examinado, viéndose en tal tesitura, va a mentir o a decir algo contraproducente a sus intereses o los de su partido? Y si suelta algo que no conviene, ¿qué se hace con él?, ¿lo mandan a galeras?, ¿se da paso al siguiente?

¿Este examen vale para todo tipo de candidatos?, ¿se puede negar algún gran elefante con mando en plaza a someterse a este tercer grado de pacotilla?

Y tres dudas más: ¿Aguirre se presentará a los test como candidata a algo?, ¿se autoexaminará?, ¿se autoaprobará?

Tira de la manta, pequeño Nicolás

Necesitamos un biopic ya. Que nos hagan una miniserie para las sobremesas de los domingos.

Que nos cuenten con detalle la corta y azarosa vida del pequeño Nicolás, amigo, conseguidor, negociador en altas esferas diplomáticas y del PP.

Qué fenómeno el muchacho, qué fotogenia: con el rey, con Aznar, con Botella y hasta con Esperanza Aguirre y Ana Rosa Quintana al alimón (solo le faltó en esa foto echar sus brazos sobre los hombros de tan distinguidas damas).

Francisco Nicolás

El ‘pequeño Nicolás’ con Ana Rosa Quintana y Esperanza Aguirre.

Y todo como si nada. El imberbe Nicolás se acoplaba en cualquier sitio como un protagonista más. Pero ahora, una vez detenido, nadie parece conocerlo. Raro…

¡Dale, Nicolás! Tira de la manta. Cuéntanos –delirios de grandeza aparte– quién te ha metido en este lío, cuándo y por qué.

A no ser que no puedas, que lo mismo te ha llegado ya un mensaje al móvil: “Nico. Lo entiendo. Sé fuerte…”