Todo es coyuntura Todo es coyuntura

La vida tiene mil detalles. Ninguno permanece… por suerte o por desgracia.

Archivo de julio, 2015

Vivir en Madrid… y más

La Cibeles

La Cibeles, con la sede del Ayuntamiento detrás. FOTO:  Víctor Lerena.

No solo una escapadita invernal en fin de semana. También la canícula es buen momento para conocer Madrid, aunque aprieten los calores.

De Rodríguez, en familia o con amigos, estos días veraniegos son ideales para descubrir nuestra hermosa región. Un paseo por la tarde, un día entero de excursión o un plan de fin de semana. Para todo hay tiempo, en cualquier lugar.

Desde el tradicional y turístico Madrid centro (Los Austrias, Ópera, Gran Vía… y sus calles aledañas con estupendos rincones secretos) hasta los clásicos municipios de la comunidad: Alcalá, Aranjuez, San Lorenzo de El Escorial, Manzanares el Real, Chinchón, Patones…

Piérdase por ellos, incluso por los más pequeños, y disfrute de sus detalles, de sus gentes.

Estoy seguro de que tras una pasear por cualquiera de estos lugares siempre podrá decir “qué bien lo pasé en Madrid… y en sus alrededores”. Buen verano.

Cumplir lo prometido

Muchas veces he puesto en entredicho la utilidad de los programas electorales; por absurdos, por difusos, porque la mayoría de las veces son papel mojado.

En el programa con el que se presentó Cifuentes a las elecciones constaba en el punto 82 la revisión del modelo de financiación de las universidades y la “reducción de las tasas universitarias”. Así de genérico, sin más.

Programa electoral

Punto 82 del programa electoral de Cristina Cifuentes.

Casi recién aterrizada en la presidencia de la Comunidad, Cifuentes acaba de aprobar una rebaja del 10% en estas tasas, un importante ahorro para los estudiantes y sus familias.

Me encantaría que todos los programas electorales se concretaran tan pronto como en esta ocasión (aunque a esta medida aun le queden flecos por perfilar).

¿Es una excepción cumplir y precisar tan rápido el programa electoral? Ojalá en estos casos las excepciones se convirtieran en regla.

Las ojeras de Zapata

Guillermo Zapata

El concejal del Ayuntamiento de Madrid Guillermo Zapata. FOTO: Juanjo Martín / EFE

Las ojeras son un signo del duro al trabajo, el poco dormir y las preocupaciones. Aparecen bajo los ojos, muchas veces en forma de aparatosas bolsas, tras varios meses o años en esta situación.

Pero en algunas ocasiones surgen casi de repente, en menos de lo que se escribe un tuit. Fíjense en alguna foto reciente del joven concejal del Ayuntamiento de Madrid Guillermo Zapata.

Quién le iba a decir que aquel día de 2011 –en el que se dejó llevar en 140 caracteres por su humor negro– sería el origen de unas ojeras dignas de casquería.

Zapata tendrá que asumir que determinadas ojeras son el precio de la exposición pública, el sufrimiento de la inquina del adversario y la lucha por lo que cada uno cree justo. Es y será así, por mucho auto judicial exculpatorio que sirva de circunstancial bálsamo.