Todo es coyuntura Todo es coyuntura

La vida tiene mil detalles. Ninguno permanece… por suerte o por desgracia.

Archivo de octubre, 2014

Tira de la manta, pequeño Nicolás

Necesitamos un biopic ya. Que nos hagan una miniserie para las sobremesas de los domingos.

Que nos cuenten con detalle la corta y azarosa vida del pequeño Nicolás, amigo, conseguidor, negociador en altas esferas diplomáticas y del PP.

Qué fenómeno el muchacho, qué fotogenia: con el rey, con Aznar, con Botella y hasta con Esperanza Aguirre y Ana Rosa Quintana al alimón (solo le faltó en esa foto echar sus brazos sobre los hombros de tan distinguidas damas).

Francisco Nicolás

El ‘pequeño Nicolás’ con Ana Rosa Quintana y Esperanza Aguirre.

Y todo como si nada. El imberbe Nicolás se acoplaba en cualquier sitio como un protagonista más. Pero ahora, una vez detenido, nadie parece conocerlo. Raro…

¡Dale, Nicolás! Tira de la manta. Cuéntanos –delirios de grandeza aparte– quién te ha metido en este lío, cuándo y por qué.

A no ser que no puedas, que lo mismo te ha llegado ya un mensaje al móvil: “Nico. Lo entiendo. Sé fuerte…”

 

Tren de la sexualidad

Juan Antonio Reig Plà

Juan Antonio Reig Plà, obispo de Alcalá.

Que le destituyan de una vez o que pongan ya un monumento en la plaza de Cervantes al obispo de Alcalá.

Que levanten una tremenda escultura en homenaje al máximo exponente de la ignominia a este cura de Guinness, hombre-récord de barbaridades, que no de cerveza… supongo.

La última ocurrencia del ínclito Juan Antonio Reig Plà ha acabado en los tribunales, por comparar el Tren de la Libertad (en el que miles de mujeres se manifestaron en contra de la reforma de la ley del aborto) con los trenes nazis de Auschwitz.

Los demandantes piden en la querella que se retracte públicamente, que pague una indemnización simbólica que iría destinada a una asociación de planificación familiar y que acuda a una clase de educación sexual.

Sí, señor obispo, aproveche esta oportunidad y vaya a esos cursos. Todavía está usted a tiempo de coger el tren de la información sexual real, ese que viaja por calles e institutos y no ese otro que traquetea en despachos con crucifijo en la pared.

Tarjetas con reintegro

Observar los documentos que desgranan los gastos de los consejeros de Caja Madrid con la tarjeta negra requiere cierto ejercicio de relajación… Hay que pensar que solo son números y apuntes bancarios.

Sánchez Barcoj, Blesa y Rato

El ex director general de Caja Madrid, Ildefonso Sánchez Barcoj, y los expresidentes Miguel Blesa y Rodrigo Rato.

Porque si profundizas un poco y te pones en el tiempo y lugar en el que se realizó cualquiera de esos gastos, es cuando la tripa se empieza a revolver y dan ganas de vomitar un sinfín de improperios en nombre de miles de estafados.

Hay que ser caradura para usar la tarjeta para todo tipo de gastos y además hay que ser muy cutre para sacar dinero en efectivo, comprar billetes de metro, pagar en cabinas telefónicas y hasta comprar lotería.

Ahora sí les ha tocado premio a estos pillines: el peso gordo de la Justicia caerá sobre ellos. Espero que al menos a los clientes de Bankia les toque el reintegro… que les devuelvan todo lo robado.

‘Eulovegas’, aquí no

El gran magnate chino Wang Jianlin ha puesto el ojo en los madriles para desarrollar sus negocios. Empezó comprando el enorme edificio España, en la plaza de España de la capital, y ahora pretende levantar un gran centro comercial y de ocio en no sé sabe qué lugar.

Todo lo que sea impulsar la economía, bienvenido sea; pero ojo a cómo y a qué precio.

Wang Jianlin

El magnate chino Wang Jianlin.

Si la idea es colarnos un ‘Eulovegas’ –una versión china de casinos, hoteles y tiendas– mal vamos.

Otro tipo de inversión y otro modelo de ocio y negocio también es necesario y rentable en Madrid.

Un concepto que no esté basado en el juego y el consumismo. Cine, teatro, arte, deporte, gastronomía, tecnología… complementado, eso sí, con hoteles y hostelería.

Todo eso es posible para generar empleo y riqueza, venga el dinero de donde venga, hasta de la mismísima China.