Entradas etiquetadas como ‘mexico’

¡Finge haber sufrido un secuestro para probar el amor de su esposo!

Foto: el-mexicano.com.mx

Foto: el-mexicano.com.mx

Hay personas que no saben qué hacer con tal de llamar la atención. Lo mismo se visten como Paco Clavel (¡respect, Paco!) que usan las redes sociales para decirle al mundo lo estupendísimos que son. ¡Qué demonios, conozco a gente que escucha compulsivamente la misma canción durante horas para que los que están a su alrededor se pregunten qué les pasa! Y no me parece mal, siempre que se escuche a Oasis o a Joy Division. Por haber, hasta los hay que fingen su propio secuestro, como Erika Michel, una mexicana de 21 años a la que le patina un poco la neurona.

Días atrás, las fuerzas del orden público mexicanas anunciaron la detención de cinco personas y la liberación de Erika, presunta víctima de un secuestro. Sin embargo, el montaje se vino abajo como un castillo de naipes soplado con fuerza, según ha comunicado José María González Martínez, jefe de la Subprocuraduría Contra la Delincuencia Organizada. Cuenta González que, al poco de su liberación, la joven ‘raptada’ confesó que “todo había sido una prueba de amor”. La tipa, que atravesaba una crisis de pareja con su esposo (¡cómo no! Lo raro sería que no tuvieran problemas, dada la inestabilidad de la que hace gala la muchacha), aseguró que había urdido el plan “para saber si me quería”.

Así, convenció a cinco personas para que colaboraran con ella en el falso rapto. Los secuestradores de palo se pusieron en contacto con el marido para pedirle 70.000 pesos mexicanos como pago por liberar a Erika. El hombre accedió a pagar el dinero del rescate y, a la vez, presentó la correspondiente denuncia por secuestro. De inmediato, el Grupo Antisecuestros se puso a investigar el caso, montó un operativo policial y dio con los cinco presuntos captores.

Todo eran buenas noticias para el marido de Erika, hasta que, en el interrogatorio, los detenidos confesaron que la ‘secuestrada’ se había confabulado con ellos porque creía que así arreglaría los problemas con su cónyuge. La propia Erika dio validez al testimonio de sus cómplices, ante la perplejidad del esposo, que demostró que amor le sobra, al no presentar cargos contra su mujer y asegurar que la perdonaba. Sin embargo, Erika no se va a ir de rositas, ya que desde el ‘autosecuestro’ es un delito que se persigue de oficio en México desde 2011 y se castiga con entre diez días y tres meses de presión. Y poco me parece para esta ‘bruja’. En la Edad Media…

Se les muere un amigo… ¡y se llevan el cadáver de juerga!

Cartel de la película 'Este muerto está muy vivo'.

Cartel de la película ‘Este muerto está muy vivo’.

¿Cuántos de vosotros habéis visto la genial comedia ‘Este muerto está muy vivo‘? A mí, por cuestión de edad -os fastidiais, viejunos-, no me pilló en su apogeo, pero la vi hace no demasiado tiempo por mi devoción a Barney Stinson, el personaje que interpreta ‎Neil Patrick Harris en ‘Cómo conocí a vuestra madre‘. Entre todas las aspiraciones de Barney, hay una que sobresale: la de correrse una juega con sus amigos incluso después de muerto, al más puro estilo de Bernie Lomax en la película de la que hablamos.

Pues aún pendientes de si Barney cumplirá o no su sueño, ya sabemos que los guionistas de la serie tienen otro personaje que les puede servir de inspiración… ¡¡y éste es real!! En México, tres caballeros protagonizaron una noche de farra antológica acompañados por el cadáver de un amigo. Sí, una vez más, la realidad supera la ficción.

Los cuatro hombres se agarraron una cogorza importante y, cuando su fiesta tocaba a su fin, fueron requeridos por varios policías locales. El conductor se bajó apresuradamente del coche e intentó sobornar a los agentes “para que los dejara ir”. Su más que sospechosa actitud hizo que los policías pensaran que había gato encerrado y ordenaron a los ocupantes del vehículo que se apearan del mismo para ser cacheados. Tres de ellos, salieron de inmediato, pero el cuarto ni se inmutó. Uno de los policías pensó que el hombre estaría durmiendo la mona, pero no. Resulta que, al contrario de lo que dice la canción, no estaba de parranda, sino muerto.

Acto seguido, los tres amigos del difunto fueron detenidos y llevados a comisaría, donde aseguraron que llevaban un día y medio de juerga y que creían que su colega había fallecido al mezclar el alcohol con pastillas. Eufóricos y embriagados hasta las trancas, decidieron continuar de jarana, que ya darían parte de la defunción cuando se les acabaran el dinero y las cervezas. ¡Qué p*tos genios! ¡Cuánta mente privilegiada sin explotar, córcholis!

Los policías pudieron comprobar que los fiesteros y el muerto no llevaban drogas ni armas, por lo que los que siguen con vida fueron puestos en libertad y el cadáver fue trasladado al servicio forense para que le realicen la autopsia que determine las causas de su fallecimiento. Lo que aún no ha quedado claro es si trasladaban al cuerpo sin vida del amigo de bar en bar, para que se despidiera a lo grande de este mundo. Si Barney Stinson fuera mexicano, no sería tan #p*toamo como estos tres colegas.

Una mujer golpea hasta hacerle perder un ojo a un borracho que intentó violarla

borracho-ojo-violaLa Tercera Ley de Newton, también conocida como el Principio de acción-reacción, sirve para explicar multitud de sucesos que se producen en la naturaleza y también para dar sentido a la noticia que más me ha llamado la atención en los últimos días. En un municipio de la península del Yucatán, en México, un caballero en estado de embriaguez intentó abusar de una mujer (acción), que respondió golpeándolo hasta hacerle perder un ojo (reacción). Para mí, la reacción es proporcionada al ataque, aunque las consecuencias sean excesivas.

Según la policía municipal de Peto (Yucatán), a las 16.30 horas del pasado miércoles, un taxista les avisó de que había visto vagando por la calle a un hombre con la cara y el cuerpo cubiertos de sangre. Los policías acudieron para cerciorarse del suceso y se encontraron con un tipo que tenía la cara como un cromo. El caballero, cuyas iniciales son J.M.C.C., parecía pasado de copas y señaló que una mujer a la que no conocía le había golpeado en repetidas ocasiones. Sin embargo, esta primera versión entró en contradicción con el relato posterior del mismo hombre, que dijo que las heridas en la cara eran fruto de una caída.

Sin hacerle demasiado caso, los policías le llevaron al centro de salud más cercano, donde le limpiaron las heridas, le vendaron la cabeza y le trasladaron urgentemente a un hospital. Allí, tras varias pruebas, dieron por sentado que J.M.C.C. perderá el ojo izquierdo al rompérsele la esclerótica (el blanco del ojo, que se dice coloquialmente).

Ante la gravedad de la lesión, la policía abrió una investigación y se encontró con una sorpresa muy desagradable para el herido. Los golpes se los había propinado, efectivamente, una mujer a la que no conocía, pero se los había dado en defensa propia ya que el sujeto había intentado abusar sexualmente de ella, según varios testigos del incidente. Además, el prenda tiene antecedentes, ya que había sido detenido semanas atrás por tratar de abusar de una anciana que, sin embargo, no quiso poner una denuncia.

J.M.C.C. de mis entretelas, querido, ¿cuán bobo eres? Por un calentón mal traído has perdido un ojo… y lo que te rondaré, morena. No quiero decir que te lo tengas merecido, pero escrito queda…

(Foto: Diario de Yucatán)

Un loro bocazas delata a su dueño en un control de alcoholemia

Una noche de juerga y descontrol etílico le ha salido muy caro a Guillermo Reyes, un mexicano de 49 años que fue traicionado por su mascota: un loro con la lengua muy larga.

(Foto: DP de Ciudad de México)

(Foto: DP de Ciudad de México)

Después de varias horas dándole al ‘alpiste’ como si no hubiera día siguiente, el señor Reyes se quedó sin suministros. Sin importarle lo más mínimo la seguridad del resto de conductores, cogió su coche y se dirigió a la tienda de licores más cercana. Eso sí, no se olvidó de su ave (con problemas de estrés si se queda sola) y situó cuidadosamente la jaula del pájaro en el asiento trasero.

Tras recorrer unas pocas manzanas, se dio de bruces con un control de alcoholemia. ¡Horror! Debió de pensar Don Guillermo. ¿Y ahora qué hago? El iluso intentó guardar la compostura ante los agentes y pareció que casi los tenía convencidos. Pero en ese momento llegó la hora del ‘chivato alado’, que sin compasión comenzó a decir: “¡Está borracho, está borracho!” Lo habían dejado con el culo al aire.

Los policías, ante la insistencia del ave, obligaron a Reyes a pasar la prueba. El hombre, que debía llevar más copas encima que un ‘guiri’ en San Fermín, se negó en rotundo a realizar el test, así que los agentes no tuvieron más remedio que detenerlo.

El resultado de la ‘operación lorito’ lo va a recordar toda su vida el señor Reyes ya que le ha costado un par de semanas en prisión y la retira del carné de conducir durante dos años. Seguro que la siguiente vez que viaje con su amada mascota, le pone un bozal en el pico para que no cante ‘la Traviata‘.

Intenta quemar su casa porque su mujer le niega una noche de sexo

policia_saltillo

Advertencia de abuelo cebolleta: ojito con lo que bebéis en estas fechas, que hay muchas fiestas y a veces se nos va de las manos la borrachera.

Viene a colación por lo que le acaba de ocurrir a un sujeto de Saltillo, México. El hombre se llama Carlos Alberto de los Santos (sí, sólo le falta el Froilán, entre el segundo nombre y el apellido) y se agarró una cogorza de antología noches atrás a base de vino. Cocido hasta el tuétano, irrumpió en su casa y trató de cortejar a su esposa para mantener relaciones sexuales. Supongo que la señora tenía cero ganas de copular con un borracho, y menos en plena madrugada, así que rechazó la propuesta. A raíz de eso, el caballero se volvió loco.

De forma asquerosa y cobarde, zarandeó a la pobre esposa, que yacía en la cama, muerta de sueño y miedo, supongo. Pero, no contento con eso, empezó a romper muebles, vajilla, cuadros… y cualquier objeto que se cruzó en su camino durante esos minutos de, quiero creer, enajenación mental.

Su momento de furia fue in crescendo hasta que sacó de un bolsillo un mechero e intentó prender fuego a la casa. En ese momento, la mujer salió huyendo y buscó ayuda policial. La encontró poco después y los agentes se llevaron esposado al hombre de mal beber, que está a la espera de juicio y que podría acabar en la cárcel por maltratador y pirómano frustrado.

(Foto: Policía Municipal de Saltillo)

¡Un mexicano le puso durante diez años un candado de castidad a su esposa!

candadocastidadDicen la sabiduría popular que la confianza da asco, sin reparar que, en ocasiones, la falta de ella provoca aún mucho más repelús. Este recurso a los dichos de la calle viene a colación de la penúltima barbaridad que ha podido leer uno. En este caso, el responsable de la atrocidad es un mexicano (le delata su aspecto a lo Pancho Villa, no lo puede negar) y su ocurrencia es denigrante. El caballero ha colocado un “candado de castidad” a su esposa durante una década, para ocultar tras él su insoportable inseguridad. ¿Pensábais que la Edad Media era una época lejana y completamente superada? Pues no para algunos.

Sabemos que en el nombre del amor se han hecho auténticas barbaridades a lo largo de la Historia, que está salpicada de crímenes pasionales. No llega a tanto el suceso que nos traemos entre manos, pero no por ello deja de ser indignante. José Antonio, de 40 años, mantiene una relación de 12 años con su pareja, que recién cumplió las 25 primaveras. El dato, de por sí, me sobrecoge. La joven era una niña de 13 años cuando empezó a vivir con el caballero, que tenía entonces 28. Sin embargo, el drama para la mujer no empezó hasta dos años después, cuando el inseguro José Antonio, víctima de sus enormes celos, decidió colocarle un candado cada mañana en los pantalones que llevaba al trabajo. El objetivo era que no pudiera quitárselos en ningún momento hasta que volviera a casa.

De este modo, durante diez largos y angustiosos años, la inesperada protagonista pasiva de este post ha vivido esclava del artilugio, obligada a contener sus necesidades fisiológicas o, más allá, hacérselas encima. ¡Qué barbaridad, José Antonio! ¡Cómo estás de tarado!

Sin embargo, semanas atrás, la joven se rebeló contra su suerte. Sintió la necesidad imperiosa de ir al baño y se decidió a llamar a la policía para que le ayudaran a quitarse el candado. Los agentes que atendieron el caso se quedaron estupefactos y contactaron con el autor de la afrenta para poder solucionar el problema. José Antonio acudió con su llave al ‘rescate’ de su mujer. En ese mismo momento, fue detenido, aunque horas después le dejaron en libertad al no haber denuncia de la víctima. Las autoridades locales, además, consiguieron arrancarle la promesa firmada de no volver a usar contra su esposa el “candado de castidad”.

notcandado

Una jubilada fractura las dos piernas al ladrón que atracó a su esposo

Que algunas mujeres son de armas tomar de todos es sabido. Pero que una jubilada, de 69 años, emprenda una persecución estilo A todo gas para cazar a un ladrón ya es más sorprendente. Lo increíble es que logró atraparle y le pasó por encima con una camioneta sin pestañear. La sangre fría de esta ‘superabuela’ dejaría helado al mismísimo John Wayne.

Como la abuelita de 'Alto o mi madre dispara'

Tan dura como la abuelita de ‘Alto o mi madre dispara’

Todo comenzó una tranquila mañana cuando la mujer y su esposo, de 59 años, fueron a retirar 45.000 pesos (2.500 euros) de una sucursal bancaria del centro de Ciudad de México. Dirigiéndose hacia su domicilio, su furgoneta fue interceptada por un coche de gran cilindrada del que se bajó un joven de 27 años, que amenazó con una pistola y golpeó a su marido. Y, finalmente, se apropió de todo el dinero, dándose a la fuga. El caco debió vigilar todos los movimientos de la pareja.

Viendo que su esposo estaba bien, la ‘superabuela’ se puso al volante y comenzó una persecución a toda velocidad por las calles de su barrio. Sin importarle los disparos del agresor, continuó presionando al joven hasta que logró que su coche chocara contra un árbol. Aturdido por el golpe, el atacante intentó huir a pie por un callejón mientras vaciaba el cargador de su arma contra la jubilada.

Las balas no frenaron la sed de venganza de la mujer, que no desaprovechó la oportunidad, pisó el acelerador y atropelló sin contemplaciones al ladrón  partiéndole ambas piernas. ¡¡¡No doy crédito!!! A su lado, Chuck Norris parece una hermanita de la caridad.

Según un medio local, el informe médico no deja lugar a dudas: “Fractura abierta en ambas extremidades“. Para que nos vamos a a andar con miramientos, cazado y hundido. Lo que todavía no está claro es si pudo recuperar el dinero. Una ‘justiciera’ de tal calibre merece lograrlo.

Finge su secuestro mientras estaba engañando a su pareja

fatima_finge-secuestroLa caradura del mes es una señora mexicana que fingió su secuestro y pidió un rescate de 3.000 pesos mientras engañaba a su pareja con otro hombre. Sin embargo, como es más tonta que aquellos que afirman que Kate Upton está gorda (¡santa madonna!), su artimaña fue fácilmente desmontada.

Fátima del Carmen Brito Morales es ya una celebridad en la península del Yucatán, donde la gente se parte el pecho recordando su más reciente ocurrencia. Conocedora de que su pareja, y padre de sus cuatro hijos, iba a recibir una cuantiosa suma de dinero en concepto de finiquito tras salir de su anterior trabajo, decidió golfearle la pasta. Para ello, urdió una trama ya bastante manida: simular que había sido secuestrada. Fátima llamó a su pareja y le informó de que había sido raptada por unos individuos que reclamaban 3.000 pesos para dejarla en libertad.

Con lo que no contaba la señora Brito Morales era con que el caballero se pusiera en contacto con las autoridades, que se hicieron cargo del caso. No tuvieron que investigar mucho, pues ante el revuelo generado, un primo de la ‘secuestrada’ aseguró que había visto a su familiar acompañada de un hombre apenas unos minutos antes.

La policía estrechó el cerco y descubrió a Fátima del Carmen oculta ¡¡y borracha!! en la parte trasera del autobús que conducía su presunto amante, G.E. De inmediato, la mujer fue trasladada a las dependencias de la Fiscalía General, donde comprobaron que su rapto era una vil patraña perpetrada por ella misma con el único fin de quedarse con la pasta de su pareja.

Fátima del Carmen fue puesta en libertad y, supongo, ahora le espera el escarnio y la mofa de sus vecinos por ser tan cretina. Con todo, para mí lo más sorprendente es que esta mujer tenga pareja y ¡un amante! Dos hombres dispuestos a tener relaciones con ella. O la foto no le hace ninguna justicia o la gente está muy necesitada. Yo, desde luego, no sería capaz de tocarla ni con un palo largo…

Un mexicano confiesa haber abusado sexualmente ¡de su suegro!

abusosexualsuegroAnda el estado mexicano de Sonora sobrecogido por una espeluznante noticia de la que se han hecho eco todos los medios del país. Resulta que un caballero de mediana edad que responde al nombre de José Bernardo Medina Carrizosa acaba de reconocer que ¡abusó sexualmente de su suegro!

El señor Medina, casado con una mujer, se entregó a la lujuria después de una noche de desenfreno alcohólico y usó como víctima de su impudicia a su compañero de juerga, a la sazón padre de su esposa. El asaltante fue pillado in fraganti por una de las hijas de la víctima que, alertada por oír “unos ruidos muy extraños” acudió presta a la habitación en la que se estaba perpetrando el abuso.

Según la versión de la testigo, la víctima estaba prácticamente inconsciente por culpa de la elevada dosis de alcohol que había estado ingiriendo junto a su verdugo. Al ser descubiero, Medina se fugó semidesnudo del lugar de los hechos y buscó cobijo en la casa de su padre.

La hija del abusado se puso en contacto con la Policía de Navojoa que, horas después, daba con el paradero del asaltante. El tipo, que se entregó sin oponer resistencia, fue llevado de inmediato a comisaría y obligado a declarar ante la Justicia. Ante el juez encargado del caso, reconoció su culpabilidad y ahora está a la espera de sentencia definitiva.

Mientras, la mujer del confeso violador e hija del desafortunado caballero abusado ha preferido no hacer declaraciones, consternada aún por un suceso que no tiene parangón.

Un cura mexicano dispara agua bendita con una pistola de juguete

curapistolaaguaAhora que la salud obliga a Benedicto XVI a dejar a la Iglesia Católica huérfana de su liderazgo espiritual, bien harían en El Vaticano en buscar un personaje con carisma para ocupar el trono de San Pedro. Así, mi humilde y desinteresado consejo a los cardenales es que no busquen entre sus insignes prelados, sino que echen un vistazo más allá de las fronteras vaticanas. Es más, me atrevo a darles un nombre: Humberto Álvarez.

El padre Humberto, mexicano que lleva a cabo su labor pastoral en la Iglesia del Santo Cristo del Ojo de Agua de Saltillo, es un cura poco común. El hombre se ha propuesto que sus misas sean divertidas para atraer a los más jóvenes y no repara en detalles con tal de conseguirlo. Es célebre por decir misa ataviado con una casulla decorada con imágenes de superhéroes -sus preferidos son Superman y Batman, porque sus historias “nos hablan de actitudes de lucha y esfuerzo, de lograr vencer temores, encontrar la paz y el perdón”-. Comenzó con esta práctica hace meses, sin que su obispado le haya hecho ningún reproche. Sin embargo, reconoce que algunos de sus fieles le dieron la espalda. “Hubo un grupo que a mí me apoyaba y dejó de hacerlo por vestir con superhéroes, dijeron ‘padre, no estamos de acuerdo, no nos gusta que deje ver una caricatura en algo tan sagrado’ y se fueron”, confesó en la revista Zócalo. Ahora, ha dado un paso más. Sus unciones con agua bendita no son de cualquier manera, sino que las hace valiéndose de una pistola de agua.

El usar una pistola de juguete para disparar agua bendita se le ocurrió tras los primeros tiroteos del narco en Saltillo. Entonces, el miedo se instaló entre sus habitantes y el padre Humberto echó mano de la pistola de agua que le había regalado un niño. “Te quiero disparar, pero con bendiciones; recibe este signo del agua bendita”, les dijo a sus fieles. Sus curiosos métodos evangélicos han convertido a este sacerdote en una celebridad en Saltillo. Después de escuchar misa, los fieles le piden una foto y acuden en masa a que les dé su singular bendición.

Amigos, el padre Humberto es un fenómeno social y sólo por eso ya merece estar en la quiniela de candidatos a heredar el puesto que deja vacante Benedicto XVI. Es más, yo ya lo imagino en el balcón de San Pedro del Vaticano haciendo la bendición urbi et orbi mientras dispara agua.