Entradas etiquetadas como ‘inventos’

Los inventos caseros más disparatados

batidorab

El cerebro humano nunca dejará de sorprenderme. En este caso, de la necesidad hace virtud, y con los elementos del entorno casero improvisa instrumentos y objetos para realizar las actividades más cotidianas de la casa. ¡¡¡Qué hachas!!!

Uno que es humilde, y considerado por muchos un simple juntaletras, me he quedado anonadado al ver la mente preclara de algunos de mis congéneres para idear los inventos más descabellados con el fin de hacer más llevaderas las labores del hogar. Para muestra, unos cuantos botones. Lee el resto de la entrada »

Descubre la forma más rápida de recoger el pelo de una niña

recogido_peloHay algunos padres que con tal de perder el menor tiempo posible en atender algunas necesidades de sus hijos, han desarrollado tales habilidades, que incluso comparten sus ‘inventos’ (apoyados en la ley del mínimo esfuerzo) en las redes sociales para que otros progenitores puedan aplicarlos. Un gesto de compañerismo digno de valorar.

Si ya me pareció estupendo el vídeo de la niña al que le realizaban una cola de caballo con una aspiradora en menos de cinco segundos (goma de pelo incluida), ahora os traigo otro ejemplo de ingenio aplicado al recogido de una buena melena.

Otro espabilado padre aprovecha las ganas de jugar de su hija para crear un moño perfecto sin apenas tocarla. ¿Complicado? Cuando veáis cómo lo hace seguro que sonreís y pensáis, ¿por qué no se me habrá ocurrido a mí? Por lo menos tendréis la posibilidad de poder copiarlo. Ahora sólo queda practicar y que vuestra retoña se preste a ser la protagonista del ‘experimento’.

(Foto: captura de Youtube / videosbestinternet)

No lo creías necesario… pero ahora te resultará imprescindible

¿Recordáis que en enero del año pasado os hablé de una lista de “inventos estúpidos” que había publicado el NYDailyNews? Probablemente no, porque yo casi la tenía en el olvido. Sin embargo, hoy he vuelto a echarle un vistazo después de mucho tiempo y he comprobado que la han seguido actualizando desde entonces. Dado que este mes estamos con lo de los Top 5 no podía dejar la oportunidad de repescar algunas de esas creaciones, pero con otro enfoque: son cosas que no creías necesarias y que desde ahora te resultarán imprescindibles.

5. Auriculares Leia

¿Eres fan de La guerra de las galaxias? ¿Seguro? Pues ve directo al cajón de los auriculares y tíralos todos a la basura. Es el momento de marcar el territorio y demostrar quién es el jefe. Hazte con unos auriculares de la princesa Leia y sal a la calle marcando estilo, con dos ensaimadas en las orejas, sin que nadie sepa si estás escuchando música o desfilando en carnaval. Es imprescindible porque jamás escucharás música tan calentito.

4. Gafas antipaparazzi

Tu fama te precede y eso te resulta un problema, lo sabemos. Cada vez que sales de la discoteca te esperan decenas de fotógrafos y una multitud enfervorecida dispuesta a aclamarte. Tranquilo, con las gafas antipaparazzi, aunque no pasarás desapercibido, conseguirás salir censurado en las fotos. Como si fueses menor de edad un tupido velo tapará tus ojos y volverás a ser una persona anónima. Es imprescindible porque seguirás saliendo borracho en las fotos, pero no te reconocerán.

3. Gorra solar

Ahora ya se está yendo el calor, pero no os confiéis. Sabiendo cómo funciona esto, todo parece indicar que el año que viene vamos a tener otros meses de bochorno insufrible. Pero seguiremos en crisis, por lo que todo lo que ahorremos será bienvenido. Es una difícil coyuntura, lo sé, pero os traigo la solución: una gorra que tiene una plaquita solar conectada a un ventilador. En resumidas cuentas: el sol intenta castigarte, pero lo único que consigue es refrescarte. ¿Se puede pedir más? Es imprescindible porque te tapa del calor y te da fresquito.

2. Pista para peleas de pulgares

Sí, quizás seas más rápido, más listo y más fuerte que yo. Ahora bien, ¿eres capaz de ganarme a una pelea de pulgares? ¡Demuéstramelo! Entrena a diario con todo el mundo y salda tus cuentas pendientes en un verdadero ring de pulgares. Se acabaron los partidos a penaltis en el Pro o el Fifa, di adiós al cara o cruz, al piedra-papel-tijera-lagarto-spock… una pelea de dedos gordos es el sistema más justo para decidir quién manda. Es imprescindible porque los viajes en el transporte público dejarán de ser aburridos.

1. Toalla caraculo

Sales de la ducha y te quedas mirando atentamente la toalla. “Ya la usé ayer”, piensas, “pero… ¿con qué parte me sequé la cara y con cuál me sequé la parte en la que la espalda pierde su casto nombre?”. Sí, amigos, esas dudas que nos provocan desvelo tienen una solución con la toalla caraculo. En la mitad superior se lee “cara” y en la inferior, “culo”, así que ya no será un problema secarte los ojos con lo que ayer te secaste el… bueno, ya me entendéis. Es imprescindible porque nunca volverás a tener dudas.

PD: Dentro de unos días os tengo que contar una cosa, a ver si no se me olvida.

Inventos útiles pero que da vergüenza usar

Todos llevamos un pequeño Homer Simpson dentro, reconocedlo. Seguro que alguna vez os habéis muerto de ganas por inventar una escopeta maquilladora o, incluso, un sillón váter que, como bien decía el patriarca de la familia amarilla, resuelve un gran problema: “Antiguamente si estabas viendo la tele y sentías la llamada de la naturaleza, tenías que levantarte para ir al baño… no había nada en el mundo que costara tanto, pero ahora con mi retrete reclinable para el hombre perezoso uno se puede sentar y soltarlo todo”.

No obstante, ante todo genio (como Homer), siempre hay algún aguafiestas (como Lisa). Esa gente que cuando tú inventas el retrete reclinable para el hombre perezoso te dice: “¿Esperas que la gente haga sus cosas en el cuarto de estar?” porque en el fondo les come la envidia. Por eso, el post de hoy quiero que sirva de homenaje a todos los genios incomprendidos y de voraz crítica para todos vosotros, insensibles, que no habéis sabido valorar la utilidad de sus inventos porque os da vergüenza usarlos. Cracked ha elaborado una lista con 22 ejemplos y yo voy a tomar prestados los cinco que más me han gustado: inventos útiles, sí, pero que da vergüenza usar.

1. Una sauna portátil

¿Cuántas veces has deseado tener una sauna en casa pero por falta de espacio no te la has podido permitir? (Nótese mi tono de vendedor de teletienda). ¿Una? ¿Ninguna? Bueno, pues ahora es el momento de ver tus sueños hechos realidad porque con la sauna hinchable portátil que te presento podrás disfrutar de un baño de calor siempre que quieras, con la comodidad que te da estar sentado en tu comedor mientras lees una revista, bebes un refrigerio o ves la televisión. ¡Jamás fue tan fácil! Ahora bien, la cosa tiene una pega: es tan antiestético y tan… raro, que casi resulta menos embarazoso que te vean bailando con una muñeca hinchable.

2. El paraguas para cortarse el pelo

Qué incómodo resulta que, pese a que te pongan los trapitos esos alrededor del cuello, siempre termines como Michael J. Fox en De pelo en pecho (Teen Wolf) cada vez que vas a la peluquería. Pues quiero que sepáis que también hemos encontrado una solución a eso: el paraguas a la inversa. Una (no sabemos si cómoda) especie de cazo gigante donde tú metes la cabeza mientras dentro del producto van cayendo los cabellos robados de tu cabeza por esas traicioneras tijeras (sí, amigos, me he venido arriba y estoy haciendo poesía de un corte de pelo). Todo, por poco más de seis euros… si te atreves a ponértelo, claro.

3. Come sin cuidado

Muchas veces, en esas comidas importantes en las que quieres quedar como un señor, evitas pedir esos alimentos que tanto te gustan para no mancharte los dedos. ¡Olvídate de esos momentos! (Aquí es cuando sale un fanegas tachado mientras come gambas con cuchillo y tenedor). Ahora, con trongs, perderás el miedo a estrechar la mano del directivo con el que compartes mesa y podrás seguir jugando al Apalabrados sin que el móvil se te llene de grasa. Prúebalo, que no te eche para atrás el hecho de que el resto del restaurante se te quede mirando.

4. Más equipaje, más barato

Estamos en crisis (¿cómo, que no lo sabíais?), por eso las compañías de vuelo de bajo coste son cada vez una solución más recurrente a la hora de volar. No obstante, tienen una pega (bueno, muchas, pero entre ellas…): solo puedes llevar un bulto pequeño si no quieres tener que facturar y pagar más, convirtiendo en ese caso una bajo coste en un aerolínea normal (lo que viene a ser un bic naranja en un bic cristal). Ahora bien, si quieres engañar a las compañías aún te queda una oportunidad: ¡USA RUFUS ROO! Sí amigos, con Rufus Roo dispones de una chaqueta con muchísimos bolsillos que te permitirán llevar hasta 10 kilos de equipaje. Es fácil de transportar, puedes pasarla por el escáner de seguridad, montar con ella en el avión y dejarla debajo del asiento. Su pega es más que evidente: algo tan práctico y que vale 35 euros no puede ser perfecto… obviamente tiene que ser más feo que Picio.

5. El paraguas ‘niño burbuja’

¿Cuántas veces has maldecido tu suerte en esos días de lluvia y viento en los que el paraguas se te da la vuelta, te moja más de lo que te protege y se convierte en un arma arrojadiza? Pues esos días ya son historia, pasado, prehistoria, pretérito pluscuamperfecto. Con el famoso Nubrella podrás hablar por el móvil porque te deja las manos libres para maniobrar. ¡Di adiós a esos incómodos paraguas que te obligan a transportarlos en la mano! Con Nubrella solo tendrás que abrocharte tu protector… y ¡a disfrutar de los días lluviosos! Se acabó mojarse la espalda. Se acabó no poder montar en bici por miedo a mojarte y no ver por dónde vas. Se acabó no poder contar con los dedos más de cinco cuando empieza a chispear. Por solo 40 euros puedes sentirte el niño burbuja con un par de contrapestaciones: serás el centro de atención de todos los que se crucen contigo y los pantalones se te seguirán mojando. De eso no te libra ni nubrella ni Doraemon.


PD: ¿Cuál os daría menos vergüenza usar? El sillón de Homer no cuenta.

Inventos que no eran necesarios

BecConsejo: “Intenta aprovechar el tiempo”

Hace un tiempo vi que el NYDailyNews publicaba una lista de “inventos estúpidos”. Me gustó y me dije a mí mismo: “Bec, esto tienes que contarlo en el blog“. Sin embargo, como sabéis que tengo la cabeza en los pies, los pies en las manos y las manos en el cuello de Trolly, se me pasó, lo fui dejando… y hasta hoy. De hoy no pasa.

Ellos seleccionaron un montón (de hecho, han ampliado la lista desde que yo la vi y le han modificado el nombre, pero la esencia es prácticamente la misma), yo me voy a quedar con cinco. Son cosas que los autores se podrían haber ahorrado, por una u otra razón.

5. Mini WColf

¿Eres de los que se pasan horas muertas en la taza pensando en lo divino y lo humano? En ese caso quizás no te parezca tan inútil el minigolf de váter.

Consiste en un palo, un green poco ortodoxo, un hoyo y una pelotita. La idea es que te lo lleves al baño (o, si eres requetefriki un apasionado del golf, que lo tengas instalado permanentemente) para pasar esos ratos muertos donde el olfato es el único de los sentidos al que le sacas rendimiento.

¿Por qué no deberían haberlo inventado? Porque salvo que estés soltero y vivas solo, difícilmente es factible que tengas el chisme instalado o que te lo lleves cada vez que te entre un apretón, porque pocos serían capaces de jugar 18 hoyos y, sobre todo, ¡¡¡por que si se te va lejos la pelotita tienes que armar la de Dios para recuperarla!!!

4. Sujetador maceta

Si eres verde quizás este invento está hecho para ti, aunque yo no lo termino de ver. No obstante, mujeres del mundo (y hombres con algunas costumbres diferentes) tenéis la posibilidad de cultivar plantitas en el sujetador gracias a este genial (genial por decir algo, claro) sujetador maceta que viene ya con la tierra incorporada y con todo preparado para que cultives lo que sea que necesites.

¿Por qué no deberían haberlo inventado? Porque no le va a dar mucho el sol, así que igual las plantas no crecen tanto como te gustaría, porque como le eches abono te va a dejar la ropa para tirarla, porque seguro que pesa, porque si crece más de la cuenta el árbol no te dejará ver el bosque y, sobre todo, porque quizás tener vida en tus… ya me entiendes, no es lo que soñabas de pequeña.

3. Protector fluvial

Si te gustan los días lluviosos (que es algo muy típico en las páginas de ligoteo) seguro que odiarás este protector antilluvia que no sólo te cubre la cabeza, sino que además te resguarda todo el cuerpo.  Probablemente no te mojarás si lo usas, pero cabe la posibilidad de que te confundan con John Travolta, aka niño burbuja en 1976, y que la gente te mire con temor.

¿Por qué no deberían haberlo inventado? Porque si pisas un charco te sigues mojando, porque si encuentras a un conocido no puedes darle la mano, porque así nunca vas a encontrar novia, porque ocupa mucho espacio y no hay donde guardarlo y, sobre todo, porque si surge una emergencia y quieres echar a correr, la hostia será de escándalo es altamente probable que tropieces y caigas de forma estrepitosa.

2. Calzoncillos para manos

Un protector para cuando hace frío, una seguridad extra a tus manos… los calzoncillos de mano son un invento que vino a revolucionar… bueno, no sé qué demonios vino a revolucionar, pero son un invento.

Desde mi punto de vista y para ser más gráfico, Fernando Redondo es el guante, Xabi Alonso es el guante sin dedo y Fernando Gago (con todos mis respetos) es el calzoncillo de mano. Vamos, que parece lo mismo… pero no lo es. Aparentemente son como unos guantes con un diseño distinto, pero en la práctica son como unos guantes más feos y ridículos.

¿Por qué no deberían haberlo inventado? Porque ya estaban los guantes, que son más prácticos y más calentitos, porque igual que no te pones guantes en la entrepierna, no tiene sentido que te pongas calzoncillos en la mano y, sobre todo, porque como alguna vez vayas a una entrevista de trabajo y le eches la mano al de recursos humanos con eso puesto, es probable que te manden a Corea del Norte para ver si entras en vereda.

1. Váter móvil

A ver, que es un problema ir en un vehículo, que te entre un apretón y no tengas sitio donde evacuar, vale. Aún así, creo que no justifica el invento del “váter móvil” que llevó a cabo Dave Hersch.

Lo podéis ver a la derecha de vuestras pantallas, se trata de un pequeño vehículo que alcanza los 50 kilómetros por hora y que viene equipado con dos tazas de váter, seis rollos de papel higiénico y un revistero, por aquello de que a uno le gusta leer mientras entrega su alma, como decía un antiguo compañero.

¿Por qué no deberían haberlo inventado? Pues porque no quiero ni pensar a dónde van a parar los residuos que echemos en las tazas, porque es difícil que te pongas a hacer ese tipo de cosas al aire libre y mucho menos en compañía (a no ser que sean las cuatro de la mañana, estés en Malasaña y hayas bebido más de la cuenta) y, sobre todo, porque como se enganche el papel con las ruedas no quiero ni pensar lo que puede pasar…

Conclusión. Este invento sólo es práctico para Kesha, la mujer adicta a comer papel higiénico, porque puede moverse por la ciudad mientras picotea hasta que llega la hora de comer.

PD: Pues parecerá una tontería, pero tengo ganas de que sea lunes para que vuelva a ser casi viernes.