Entradas etiquetadas como ‘cabra’

Intenta hacerse una selfi con una cabra pero el animal tenía otro plan

Interactuar con la naturaleza es una experiencia hermosa y que todos en alguno momento debemos experimentar, o no, dependiendo del resultado.

En redes sociales ha corrido como la pólvora un vídeo en el que se puede ver el imperdible momento en que una chica intenta hacerse un selfi con una ‘linda cabra’. ¡¡¡Craso error!!! Lee el resto de la entrada »

La cabra macarra que planta cara a un tigre pasota

tigre_cabra1b

En esta historia de animales, las especies han cambiado los papeles, el tigre dominante ha pasado a ser un lindo gatito, y la que iba a servir de alimento, se ha convertido en el León de la Metro. Con un par de… cuernos

Los trabajadores de un zoo de Primorie, una región rusa fronteriza con Corea del Norte (si el líder supremo Kim Jong-un ve las imágenes del caprino, seguro que lo convierte en símbolo de la nación) indicaron en la web del parque que la chiva era el plato principal del almuerzo del felino. Lee el resto de la entrada »

El vídeo más delirante del año: un hombre en bicicleta lleva una cabra a caballito

Si Luis Buñuel levantara la cabeza hoy estaría frotándose las manos. Y no hablo sólo por la abdicación del rey Juan Carlos, sino porque tendría nuevo material audiovisual para rodar una de sus deliciosas películas. Y es que hace unos días, unos turistas grabaron el vídeo más delirante y surrealista de lo que llevamos de 2014: un hombre en bicicleta que lleva una cabra a caballito. Parece un galimatías, pero no lo es. Repito: ¡un hombre en bicicleta que lleva una cabra a caballito! ¿No es maravillosa la vida?

Fuente: YouTube.

Fuente: YouTube.

Las imágenes se grabaron en Adís Abeba, capital de Etiopía, y lo que para nosotros es un acontecimiento asombroso, parece ser natural allí. Nadie, salvo los turistas, pone cara de póker al cruzarse con el peculiar ciclista y sólo algunos hacen un leve giro de cuello para contemplar la escena durante unos segundos extra. Con todo, lo más llamativo -al menos para mí- no es la casi inexistente reacción de la gente, sino la naturalidad con la que la cabra se aferra a la espalda de su porteador. ¡Coñe, es que resulta más ergonómica que algunas mochilas!

Ensalzada la majestuosa (¡qué buen día para usar esta palabra!) posición de la cabra en la bici, también es momento de piropear al ciclista. Pegarse un paseo semejante con el lastre que lleva, tiene mérito, ¿no? El caballero, sin más energía que la de sus piernas y sin descomponer la figura ni por un segundo, acarrea al animalito como si nada. ¡Olé por él! Un poco más de entrenamiento a este nivel y seguro que está listo para subir el Tourmalet sin necesidad de chutarse EPO, no como otros.

Caballero etíope, sepa usted que acaba de entrar sin reparos en mi imaginario de ídolos universales, junto a Leonardo da Vinci, Clint Eastwood, Bob Dylan o Rafa Nadal. Y eso que no le conoció a usted Buñuel, que si no su épica sería cantada allende las fronteras, como merece. Y saludos a la cabra, que no se puede tener un porte más elegante yendo de paquete sobre dos ruedas.

Diez años de cárcel por abusar sexualmente de una cabra

Fuente: YouTube.

Fuente: YouTube.

Atención a todos los zoófilos del mundo, que haberlos, haylos. En Kenia, tener sexo con animales no sólo provoca el escarnio público, sino que está penado con la cárcel. Así que si vais de safari y os sentís tentados por un hipopótamo de sugerentes nalgas o un grácil antílope, haced acto de contrición y envaináosla, no os vaya a pasar como a Katana Kitsao Gona, que acaba de ser condenado a diez años de prisión por abusar de una cabra.

Semanas atrás, Gona debía estar pastoreando un rebaño, pero un un vecino de la ciudad keniana de Malindi le sorprendió desnudo y teniendo sexo con una cabra en mitad del campo. El espectador accidental debió quedar patidifuso al contemplar la escena, porque alertó a más gente para que ratificaran los que veían sus ojos. Tras cerciorarse de tan dantesco suceso, varios testigos acudieron a la policía para denunciar los hechos y varios agentes se presentaron en el domicilio de Gona para arrestarle por “bestiality”, que debe traducirse por algo así como “abuso de animales”.

Días después se celebró el juicio, que contó con la cabra abusada como espectadora de excepción. Tras las pruebas presentadas, que incluían declaraciones de varios testigos y un informe del veterinario que confirmaba que la cabra había sufrido una penetración, el juez decidió enviar a la cárcel durante los próximos diez años a Gona, que pidió clemencia porque él es el sustento económico de su discapacitada esposa.

El magistrado desoyó el desesperado recurso a la lástima del pastor, que no tuvo tanta suerte como Kara, que sólo fue multada por tener sexo con su pitbull, o una ardilla de Central Park, que se fue de rositas tras sodomizar la oreja izquierda de un caballero que disfrutaba de una plácida siesta.

Se casará con su amada cabra en una iglesia satánica

El diablo tiene que estar contento con la boda que se va a celebrar el próximo 13 de octubre, en la localidad brasileña de Jundiaí. Toninho do Diabo, un conocido sacerdote satánico, será el encargado de oficiar la ceremonia en la que contraerán matrimonio, la cabra ‘Carmelita’ y Aparecido Castaldo, un jubilado de 74 años completamente enamorado de la chivita desde hace dos años. WTF???

Aparecido y la cabra 'Carmelita'

Aparecido y la cabra ‘Carmelita’

En declaraciones a un medio online, el señor Castaldo asegura estar encantado ya que “ella no habla y no pide dinero como la mayoría de las mujeres” (no es una mala filosofía de pareja :)). Además añade que “solo necesito una compañera a la que poderle decir cosas. No habrá relaciones sexuales entre los dos“.

Se ve que Aparecido es un hombre sensible y trata a ‘Carmelita’ con mucha dulzura. Eso sí, está enfadado con el caprino porque se comió el vestido de novia. “No dio ni tiempo a que se lo probara“, comentó algo enojado.

Por su parte, Do Diabo está encantado con el feliz enlace, ya que como indica “somos la única iglesia en Brasil que acepta casamientos entre hombres y animales, porque no tenemos prejuicios“. Y de paso consigue un empujón publicitario para su congregación. ¡¡¡Menudo pájaro!!!

Como no podía ser de otra forma, el curioso enlace matrimonial está previsto para la mediana noche, una hora muy satánica. Ahora espero que no se lleven un susto si aparece Lucifer pidiendo ser el padrino. Seguro que el corazón de ‘Carmelita’ no resiste tantas emociones.

El robo (más tonto) del siglo

Muchos de vosotros habéis oído hablar del asalto al tren de Glasgow o la más reciente fechoría del electricista que sustrajo el Códice Calixtino. Hasta es muy posible que hayáis visto todas las pelis de la banda de George Clooney y Brad Pitt, Ocean’s eleven, 12 y 13 (¿hay más?). Sin embargo, apuesto un maravedí a que pocos tenéis noticias del robo más curioso de todos los tiempos. Al menos de los tiempos que mi mente alcanza a recordar, que no es tanto.

La noche del domingo, 7 de octubre, una mujer de la que no ha trascendido su nombre irrumpió en el zoo de mascotas Pumpkin Patch de San Diego y se llevó una de las joyas más preciadas del recinto: la cabra Billy. Desconocemos las habilidades del caprino, pero su ausencia llenó de melancolía al resto de animalitos y personal del zoo. Hasta aquí, el robo es cuanto menos sorprendente. ¿Una cabra? ¿Pudiendo asaltar un banco?

Sin embargo, lo realmente rocambolesco de la historia está por llegar. Dos días después, la madrugada del martes al miércoles, la caca (ups, suena feo) mujer caco volvió al zoo y delicadamente dejó en sus aposentos a Billy, que había sufrido una pequeña transformación estética: ¡¡¡apareció con las pezuñas pintadas con esmalte rosa!!! ¿Por qué motivo? ¿Es una suerte de rito satánico? Iker Jiménez, ¡¡help me!!

Con uñas nuevas y bella como una estrella (sí, también tengo alma de poeta), Billy devolvió la alegría al zoo de mascotas y a su propietario, Darryl Dadon, que no tiene ninguna intención de poner una denuncia. El argumento para no hacerlo es “el karma. Las cabras van al baño (sic) con mucha frecuencia, así que puedo imaginar cómo quedó su casa“. Que se conforma con el campo de pequeñas minas que Billy dejó en el hogar de su secuestradora, vamos.

Seguro que en Hollywood se están peleando por llevar la historia a la gran pantalla. Una mujer misteriosa, una cabra, un esmalte rosa, un zoo de mascotas… la historia tiene todos los ingredientes para hacer un thriller de época. ¿A qué esperas, Ridley Scott?

Os dejo el vídeo del momento en el que la captora deposita a Billy de nuevo en su  redil:

Un cerdo se viste de héroe y salva a una cabra de morir ahogada

Me gustan los héroes de cine y me gustan los animales, así que este post es un caramelito. La historia va de un cerdo con un coraje increíble, de ahí que haya quien lo compara con Babe, el cerdito valiente de la película. Sin embargo, el símil es tan obvio que es cutre hasta para un becario. Yo más bien le pongo a la par que uno de los mitos de mi infancia: David Hasselhoff. Que conste que no es mito por ‘El coche fantástico’, que no me ha enganchado en ninguna de sus mil reposiciones, sino por ‘Los vigilantes de la playa’, serie de culto. ¡Anda que no se va a hartar de ligar el cerdo de nuestra historia como pasen el vídeo por su granja! No habrá cerditas del estilo de Pamela Anderson, Carmen Electra o Yasmine Bleeth que se resistan a su encanto de héroe.

La acción se desarrolló en un sucedáneo de zoo estadounidense, en el que no hay tigres, leones, ni osos panda, sino animales de granja. Una cabra decidió darse un chapuzón para sobrellevar mejor el trajín al que le estaban sometiendo un grupo de niños que descubrían en ese momento el maravilloso mundo animal. De hecho, los hay que insinúan un supuesto intento de suicidio de la cabra, tal era el jaleo que habían montado los chavales a su alrededor. El caso es que el chapuzón se convirtió en una trampa casi mortal. El animalito metió la pata (no es un juego de palabras) entre dos rocas y quedó atrapado, corriendo peligro de morir ahogado. El drama empezaba a apoderarse del zoo, entre la desesperación de la cabra y de los niños, que iban a quedar traumatizados por su primera experiencia entre animales.

Ninguna persona intentó rescatar a la cabra
En esos momentos, cuando se necesitan valientes de verdad, gente que arriesgue su vida por salvar la del prójimo, no hubo un solo ser humano que se lanzara al agua. El intrépido ‘socorrista’, de ahí lo de Hasselhoff (sé que está pillado con pinzas, no cebarse, por favor), fue un pequeño cerdo con más agallas que el cuerpo de bomberos de Nueva York. Hassie, como le he rebautizado yo -ya imagináis el motivo- tomó carrerilla, se lanzó al agua y nadó lo más rápido que pudo hasta llegar a la cabra, a la que liberó con certeros golpes de hocico. La cabra le estará eternamente agradecida, supongo, y los niños que estuvieron presentes durante el rescate también deberían estarlo, por la lección que les dio.

Si a la Virgen del Pilar se le ha condecorado con la Gran Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil, a este cerdo hay que condecorarle con el bañador rojo de ‘Baywatch’ y su foto debe aparecer enmarcada en todas las torres de socorrista de las playas americanas. Además, un consejo, éste para el Club de Natación Sabadell. Muchachos, ahora que habéis perdido a Mireia Belmonte, hacedle una oferta a Hassie. ¡Héroe!

Y para los incrédulos, la prueba definitiva: el vídeo del rescate.