Entradas etiquetadas como ‘abuso’

Arrestan a un anciano por tener ‘contacto sexual’ con un arbusto

Shrubsp

Un hombre de 81 años de edad fue detenido en Stratford, Connecticut (EE UU) por supuesta conducta indecente con uno de los arbustos de su jardín. No pudo reprimir sus deseos y tuvo una actitud muy cariñosa con una planta ornamental. ¡¡¡Qué daño!!!

Un vecino de Wallace Berg, el presunto infractor, mostró a la policía un vídeo donde se observaba a Mr. Bush retozando desnudo en la parte trasera de su propiedad. El jubilado creyó que nadie estaría atento a su fiesta campestre y obviamente se equivocó. Lee el resto de la entrada »

Diez años de cárcel por abusar sexualmente de una cabra

Fuente: YouTube.

Fuente: YouTube.

Atención a todos los zoófilos del mundo, que haberlos, haylos. En Kenia, tener sexo con animales no sólo provoca el escarnio público, sino que está penado con la cárcel. Así que si vais de safari y os sentís tentados por un hipopótamo de sugerentes nalgas o un grácil antílope, haced acto de contrición y envaináosla, no os vaya a pasar como a Katana Kitsao Gona, que acaba de ser condenado a diez años de prisión por abusar de una cabra.

Semanas atrás, Gona debía estar pastoreando un rebaño, pero un un vecino de la ciudad keniana de Malindi le sorprendió desnudo y teniendo sexo con una cabra en mitad del campo. El espectador accidental debió quedar patidifuso al contemplar la escena, porque alertó a más gente para que ratificaran los que veían sus ojos. Tras cerciorarse de tan dantesco suceso, varios testigos acudieron a la policía para denunciar los hechos y varios agentes se presentaron en el domicilio de Gona para arrestarle por “bestiality”, que debe traducirse por algo así como “abuso de animales”.

Días después se celebró el juicio, que contó con la cabra abusada como espectadora de excepción. Tras las pruebas presentadas, que incluían declaraciones de varios testigos y un informe del veterinario que confirmaba que la cabra había sufrido una penetración, el juez decidió enviar a la cárcel durante los próximos diez años a Gona, que pidió clemencia porque él es el sustento económico de su discapacitada esposa.

El magistrado desoyó el desesperado recurso a la lástima del pastor, que no tuvo tanta suerte como Kara, que sólo fue multada por tener sexo con su pitbull, o una ardilla de Central Park, que se fue de rositas tras sodomizar la oreja izquierda de un caballero que disfrutaba de una plácida siesta.

Detienen a un hombre que abusó de su gato disfrazado de perro

De nuevo la realidad supera con creces a la ficción. No creo que ningún guionista, por muy calenturienta que tenga la mente, escriba un argumento para una película que se parezca ni de lejos al suceso que os voy a relatar.

Disfraz de 'Bubblegum Husky'

Disfraz de ‘Bubblegum Husky’

Todo comenzó en enero de 2012, fecha en la que Ryan Havens Tannenholz, de 28 años, empezó a abusar de su gato Einstein (así se llama el pobre minino), según consta en el informe de la Fiscalía de Idaho (EE UU). Pero lo más extraño no es esto, ya de por sí retorcido. Lo increíble es que Havens forzó a su mascota repetidas veces disfrazado de perro, e incluso de otros animales de ficción. ¡¡¡Madre mía cómo están algunas cabezas!!!

Y os preguntaréis, ¿por qué? Tannenholz pertenece a una comunidad de amantes de animales antropomórficos (conocidos como furry fandom), que asisten a convenciones disfrazados de los personajes que salen en sus cómics o historietas favoritas. Una actividad divertida que nada tiene que ver con el uso que el señor Havens daba a sus trajes.

El joven, que ha sido acusado de seis cargos de abuso y crueldad hacia un animal, se presentaba ante su ‘inocente’ gato ataviado de diferentes maneras, como el perro ‘Bubblegum Husky’ (la imagen que ilustra este post), el zorro ‘Kismet Fox’, o un perrito de color púrpura. Todos, unos personajes muy entrañables.

Tras más de un año de investigación, la Policía obtuvo la orden de arresto a finales del mes de julio y detuvo a Tannenholz en su domicilio. Quizás demasiado tarde para Eisntein, pero como explica Cathy Guzman, portavoz de la Fiscalía, “fue muy difícil reunir las pruebas y los testimonios suficientes que demostraran la veracidad de unos hechos tan increíbles“.

Ahora Havens está en prisión preventiva sin fianza a la espera de juicio, y puede ser condenado a cinco años de cárcel (aunque la pena podría ser incluso mayor por ser un abuso reiterado). Además, deberá pagar una multa de 250.000 dólares.

Un argentino dice haber sido sodomizado por su perro en el jardín de casa

Foto: Malingering (Flickr)

Foto: Malingering (Flickr)

Vaya por delante que soy amante de la naturaleza y que siento un gran cariño por los animales. No tanto por los domésticos como por los que viven en la selva o el monte, pero eso es otra historia. Esta introducción sólo sirve para justificarme antes de alertaros sobre vuestras mascotas. Vigilad que no sean unos depravados sexuales, que hay animalitos muy salidos… Aunque luego plantearemos dudas razonables sobre el suceso que os voy a contar.

En la ciudad argentina de Concordia, un joven ingresó en el hospital con severas lesiones en sus partes íntimas y un desgarro en el ano. Hasta aquí, podría tratarse de una práctica sexual que se le fue de las manos. Ahora llega lo escabroso. Resulta que el caballero aseguró que tales lesiones se las causó su perro. ¡¡Su perro!! Según relató la ‘víctima’, le entraron unas ganas terribles de orinar, pero como el baño de su casa estaba ocupado, decidió evacuar en el jardín. Allí, su mascota lo abordó por detrás. Sin palabras bonitas, sin un beso cariñoso, ni nada. Aquí te pillo, aquí te mato.

Ante lo asombroso del relato, la fiscalía de la región ha abierto una investigación. ¿Pretenden condenar al can? La historia no está nada clara, ya que hay sospechas de que el asaltado podría haber tenido un encuentro con un joven de la misma edad o algún vecino y que, avergonzado (¿por qué?), habría preferido ‘incriminar’ al cánido.

Pero, ¿realmente fue un perro y no otro adolescente con el que comparte inquietudes sexuales? Si es así, ¿fue abuso o sexo consentido? ¿El dueño estaba tan enamorado de su mascota que la sedujo? ¿Lo abordó sin posibilidad de que el hombre se resistiera? Dudas, dudas y más dudas…

Jugad a Sherlock Holmes y decidme cómo resolveríais el caso, ¡por favor!

PS. He decidido ocultar la identidad del perro de la foto porque él no es el ‘acusado’.