BLOGS

Un microrrelato por día y cada uno de 150 palabras. Ni una más, ni una menos.

Problemas de memoria

Su mente absorbía como esponja absolutamente todo lo que sus ojos veían, todo lo que sus oídos escuchaban, todo lo que sus papilas gustativas degustaban, todo lo que él mismo decía. Incapacitada para olvidar, su memoria, aunque privilegiada, atentaba contra su cordura puesto que el contenido de la misma ocupaba demasiado espacio en su cerebro. Recordar en detalle todos los sucesos de su vida, incluidos los más cotidianos, era una verdadera tortura. Cada nombre, cada rostro, cada fecha de cumpleaños, cada festejo, cada lugar, cada patente de automóvil, cada paisaje, cada definición, cada mínimo detalle de lo acontecido; todo se almacenaba en su cerebro sin ningún tipo de filtro y la información acumulada, en su gran mayoría, era totalmente inútil. La única solución consistía, evidentemente, en tratar de olvidar lo recordado y vaciar un poco la mente. Finalmente encontró, en el alcohol, la solución que no podía darle el tiempo.

7 comentarios

  1. Dice ser antonio larrosa

    Exoste una teoria que creo que me la he ideado yo ahora mismo, que asegura que el cerebro tiene dos partes muy vinculadas , digamos complementarias y una esta ocupada por la memoria y la otra por la inteligencia de tal suerte que si la parte que ocupa la inteligencia es muy grande la parte que queda parta la memoria es my pequeña , y biceversa por lo que los que tienen mucha memoria son poco inteligentes, poco imaginativos, lo contrario que les pasa a los sabios que son muy inteligentes pero tienen tan poca memoria que se da el caso de grandes sabios como Einstein , que nunca sabia el dia de la semana en que estaba y hsata olvidaba si habia comido y un dia salió sin ponerse el pantalón.. Ahota tenia que contar una historia muy interesante pero se me ha olvidado , tengo una memoria malísima .

    Clica sobre mi nombre

    18 Julio 2011 | 17:57

  2. Dice ser antonio larrosa

    Existe una teoría que creo que me la he ideado yo ahora mismo, que asegura que el cerebro tiene dos partes muy vinculadas , digamos complementarias, una esta ocupada por la memoria y la otra por la inteligencia, de tal suerte que si la parte que ocupa la inteligencia es muy grande, la parte que queda para la memoria es muy pequeña , y viceversa por lo que los que tienen mucha memoria son poco inteligentes, poco imaginativos, poco geniales, lo contrario que les pasa a los sabios que son muy inteligentes pero tienen tan poca y mala memoria que se da el caso de grandes sabios como Einstein , que nunca sabia el día de la semana, ni donde ponia las cosasn en que estaba haciendo el dia anterior, por lo que todo lo tenia que apuntar en una libreta ,hasta olvidaba si había comido, y cuentan que un día salió a la calle sin ponerse el pantalón..
    ¡¡ Vaya!! Ahora tenia que contar una historia muy interesante pero se me ha olvidado , tengo una memoria malísima .

    Clica sobre mi nombre

    18 Julio 2011 | 18:10

  3. Dice ser Susana (Pelos de fuego)

    Es una pena que no encontrase una ‘alternativa’ más saludable al exceso de memoria de su mente. Tengo una amiga con un memorión impresionante, parece una enciclopedia andante, es capaz de recordar hasta lo más perdido en el baúl de los recuerdos. Me parece una faceta divertidísima y un saco sin fondo de ‘saber’ es una afortunada y creo que lo sabe, nosotros la disfrutamos. Un beso, Marisa, por si vienes y me lees…. hablo de ti jejeje 😉
    Casablanca fría y espumosa, Marisa, toma nota, toma nota…que tenemos que ubicarlo…jeje…cerveza ¿? lugar ¿?….. también hoy por otros sitios salían a relucir Rick y Casablanca….mmmmm casualidad??? causalidad??? Te paso el testigo Holmes, que esto es tarea de expertas. Besos a las jamías 🙂

    18 Julio 2011 | 19:13

  4. Dice ser Metamorfosis

    La ciencia está emprendiendo la ardua tarea de aislar los malos recuerdos y hundirlos en el pozo más hondo y oscuro o desvanecerlos. La tarea de separar los recuerdos inútiles de los útiles ya seria más dificultosa, ya que se alojan en el mismo lugar del cerebro, aunque no hay nada imposible. Si tuviera que elegir, preferiría que me borraran los malos recuerdos que los recuerdos aparentemente inútiles. Prefiero recordar las fechas de cumpleaños de todos mis familiares, amigos y compañeros (que me hacen quedar como una reina) o datos históricos que me pueden hacer ganar un concurso, antes que recordar acontecimientos aciagos, pérdidas y roturas de corazón…

    18 Julio 2011 | 21:06

  5. Dice ser xulita

    Afortunadamente la memoria es bastante selectiva.
    Tendemos a recordar más los placeres que el dolor y los momentos felices que los desgraciados.
    Hace unos días discutía con mi hija acerca de a qué edad empezamos a recordad.Es una pena no recordar esos primeros años de vida que seguro eran de lo más felices y llenos de mimos.

    Metamorfosis
    Espero que estés mejor.Si te consuela, yo también tengo días……Animo.!!

    18 Julio 2011 | 21:38

  6. Dice ser Al Sur de Gomaranto.

    La Memoria.
    .
    Yo que de ella tanta tuve,
    ahora ando más bien escaso.
    Y algún que otro momento
    La verdad que muy escaso.
    Recuerdo con nitidez
    Y con todos los detalles
    Lo acaecido en mi infancia,
    En la pubertad y adolescencia,
    juventud y en la madurez,
    pero la memoria inmediata
    casi no se ya lo que es.
    Hace años yo escribí,
    lo que a continuación insertaré
    Y que a principio de años,
    en este bloc publiqué.
    .
    Estamos llegando a viejos,
    y perdiendo la memoria.
    ¡Cuantas cosas hemos perdido
    desde que nacimos, hasta ahora!
    Cuantas cosas hemos dejado,
    en el borde del canino.
    La infancia, la adolescencia,
    la juventud, la inocencia.
    Jirones de nuestra piel,
    trocitos del corazón.
    Dedos, manos, piernas y pies,
    y casi siempre, la razón.
    Amores, familia y amigos,
    pocas veces enemigos.
    Ya que parece que se tiene,
    la condena, de que viajen contigo.
    También perdemos ilusiones,
    anhelos y esperanzas.
    Promesas que nos hicieron,
    unas verdaderas,
    y otras….no tantas.
    También hicimos promesas,
    dimos falsas esperanzas,
    dimos palabras de honor.
    Que igualmente en la cuneta,
    se quedaron olvidadas.
    Perdimos a nuestros padres,
    y a los que nos precedieron.
    Tíos, tías y padrinos,
    también, a nuestros abuelos.
    Con el acto de nacer,
    se pierde el seno materno.
    Durante toda la vida,
    es perder,… y seguir perdiendo.
    A veces perdemos a un hijo,
    cosa que no es natural.
    No es justo que unos padres,
    tengan a un hijo que enterrar.
    Al perder a nuestra pareja,
    todo, todo lo hemos perdido.
    ¿Sobre quién nos apoyaremos,
    al ir perdiendo los sentidos?
    Se va perdiendo la vista,
    también se pierde el oído.
    Las fuerzas se van quedando,
    con las gotas de sudor,
    a lo largo del camino.
    Vamos perdiendo memoria,
    que es cosa buena y no mala.
    Creo que la naturaleza,
    la naturaleza que es sabia.
    Nos va quitando memoria,
    para poder soportar.
    Las horas de soledad,
    que vivir, nos tocarán.
    Aún, teniendo compañía,
    en la vejez nos espera,
    estar en soledad noche y día.
    Con la pérdida de memoria,
    la naturaleza lo remedia-
    Esa soledad del alma,
    difícil de soportar.
    En perdiendo la memoria,
    no podemos comparar,
    y se sufre menos…menos mal.
    Tampoco recordaremos,
    la visita de la calva.
    Esa que viste de negro,
    y en la mano, una guadaña.
    Lo último que perdemos, es la vida,
    el morir, no es perderla.
    Ya que… cambiamos a otra,
    sin caminos ni cunetas.
    Y al no existir caminos,
    ya no hay nada que se pierda.
    La pérdida de memoria,
    no es una cosa tan mala.
    Es protección para el hombre,
    es protección para el alma
    .
    A todos los profesionales que trabajan en la recuperación de la memoria, en el colectivo de mayores. GRACIAS.
    .
    06.08.2006- T.- 146460
    .
    https://blogs.20minutos.es/150xdia/2011/01/28/una-memoria-bien-entrenada/ 28.01.2011

    19 Julio 2011 | 08:22

  7. Si no tienes buena memoria:

    YO TENGO BUENA MEMORIA, repítelo una y otra vez. Si tu piensas que tienes una mala memoria, tu mente hará todo lo posible para comprobar que estás en lo correcto, ya que la negación a ello bloquea instantáneamente tu cerebro y no podrás recordar lo que quieres.

    Y tambien, Cuando no puedas recordar dónde dejaste algún objeto, por ejemplo…. las llaves de auto ó tu cartera, el estrés bloqueará automáticamente tu memoria. Para estos casos lo mejor es relajarte, cierra un momento los ojos, respira profundamente y exhala lentamente; ahora, vas a reconstruir todo lo que has hecho anteriormente, lo que hiciste hace 5 minutos, y así sucesivamente retrocedes hasta que ubiques el objeto perdido.

    José Luis.

    24 Julio 2011 | 22:59

Los comentarios están cerrados.