BLOGS

Un microrrelato por día y cada uno de 150 palabras. Ni una más, ni una menos.

Una memoria bien entrenada

Desde pequeño fui entrenando mi memoria al punto de poder recordar absolutamente todo lo que creo necesario recordar. Aromas, sonidos, voces, paisajes, rostros, nombres; todo aquello que a mi juicio no debo olvidar, es meticulosamente almacenado en mi cerebro siguiendo un estricto orden lógico que me permite acceder a la información sin ningún inconveniente. Soy capaz, cual aedo, de recordar libros completos. Incluso, redoblando mis esfuerzos, puedo penetrar en los pasillos más antiguos de mi memoria y encender las luces de los cuartos donde albergo los recuerdos de mi niñez. Pero entre todos ellos hay uno en especial al que le guardo gran estima y después de años y años de entrenamiento, logré colocarlo en todas las habitaciones de mi memoria. Hoy día puedo recordar mi primer beso como si hubiese sucedido ayer: mi madre recibiéndome con los brazos extendidos, acurrucándome en su pecho, apoyando sus labios en mi frente.

12 comentarios

  1. Dice ser Clica aqui

    Hola ya he vuelto de Benidorm y ahora voy a escribir sobre el tema,¿De que va que lo acabo de leer y ya no lo recuerdo?Volveré arriba para volverlo a memorizar a ver si me acuerdo y escribo alguna cosa.

    28 Enero 2011 | 11:39

  2. Al igual que tú has entrenado la memoria, yo he optado por entrenar mi fondo físico. Tú te acordarás de todo, pero yo no me canso de nada jajajjjajaja.

    http://www.vamosacorrer.com

    Un abrazo

    28 Enero 2011 | 12:34

  3. Dice ser Clica aqui

    En Algunos bares hay un letrero que dice BEBE PARA OLVIDAR PERO NO TE OLVIDES DE PAGAR: Tambien los hay en las paredes de las casa que dicen.. EL PUEBLO OLVIDA PERO NO PERDONA.
    y OTROS QUE ASEGURAN
    UNA VEZ METIDO ME OLVIDÉ DE LO PROMETIDO.
    Bueno de esta literatura hay mucho escrito y es bueno estimular los ejercicios de la memoria para no olvidar que somos seres humanos condenados a morir y pagar en el infierno por todo lo malo que haya hecho en la vida, pues algunos se creen superiores a los demás y con derecho a quedarselo todo, aunque el mundo a su alrededor se muera de hambre.

    28 Enero 2011 | 13:18

  4. Dice ser Pedro Moreno

    Walter ya me explicaras el día que se te quede colgado, el ordenador orgánico, y tengas que desconectar la corriente eléctrica, para que pueda seguir funcionando. A dios, a la mayor parte de tu memoria. Aunque seguramente, esos recuerdos tan especiales, y íntimos, que tan profundamente quedaron grabados, en el disco duro de tu cerebro, nunca se borraran, por muchos fallos de corriente, y muchos bloqueos, de ordenador que sufras. Es más, bien creo, que cuanto más averías vallas teniendo, por imperativo, del implacable, paso del tiempo, con más tesón, firmeza, y clarividencia, afloraran a tu mente, los más significativos e importantes, recuerdos, de tu infancia, y adolescencia…..( Espero que tardes muchos años en sufrir el apagón)…….Un saludo a todos…..

    28 Enero 2011 | 13:19

  5. Dice ser Fuera macarras de las calles.

    Unos recuerdan libros completos y otros no saben contar hasta diez: http://www.xxminutos.com/2011/01/sergio-ramos-detenido.html
    A ver si desaparecen estos mangantes de las calles. Un día matará a alguien y se le reirá la gracia como a Farruquito.

    28 Enero 2011 | 13:39

  6. Dice ser Epitafio

    Mi primer beso en la boca fue a los 7 años. Los que eran más grandes que yo (mi hermana de 9 años) me ponía a besarme con una niña de sólo 6.

    Yo no sentía nada; para mi era sólo un juego.

    28 Enero 2011 | 13:52

  7. Dice ser Metamorfosis

    No recuerdo mi primer beso. Pero tampoco recuerdo la primera vez que me rompieron el corazón, ni la primera vez que temblé de miedo.No recuerdo muchas cosas, pero recuerdo otras tantas: cuando escribí mi primer relato, la primera vez que hice el amor, todos los detalles del dia de mi boda, la fecha de cumpleaños de tod@s l@os que quiero. Me conformo con mi memoria selectiva, siempre que no olvide todas estas cosas importantes

    28 Enero 2011 | 14:50

  8. Dios me dió a elegir entre tener buen sexo o tener buena memoria, pero en este momento no recuerdo que elegí.

    http://www.elsecretodeafrodita.es

    28 Enero 2011 | 15:29

  9. Dice ser yijaboy

    Yiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiija, una hostia te daba por frikazo!!!!

    28 Enero 2011 | 15:44

  10. Dice ser Penélope G.

    Yo siempre me jacto de tener buena memoria, me acuerdo, por ejemplo, los teléfonos de mis companieras de primaria, ahora, nunca pude aprenderme cual es el número mi móbil y no tengo la menor idea que tengo que hacer la semana que viene.
    Buen viernes!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    28 Enero 2011 | 15:57

  11. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Yo que soy uno de los que… digamos, van perdiendo la memoria.
    Aunque los sicólogos me dicen que la memoria no se pierde, lo que ocurre es que dejamos de utilizarla, que nos olvidamos de que tenemos memoria.
    Yo les dijo: Que mientras que no me olvide de que me olvido, me voy conformando.

    Estamos llegando a viejos,
    y perdiendo la memoria.
    ¡Cuantas cosas hemos perdido
    desde que nacimos, hasta ahora!

    Cuantas cosas hemos dejado,
    en el borde del canino.
    La infancia, la adolescencia,
    la juventud, la inocencia.

    Jirones de nuestra piel,
    trocitos del corazón.
    Dedos, manos, piernas y pies,
    y casi siempre, la razón.

    Amores, familia y amigos,
    pocas veces enemigos.
    Ya que parece que se tiene,
    la condena, de que viajen contigo.

    También perdemos ilusiones,
    anhelos y esperanzas.
    Promesas que nos hicieron,
    unas verdaderas,
    y otras….no tantas.

    También hicimos promesas,
    dimos falsas esperanzas,
    dimos palabras de honor.
    Que igualmente en la cuneta,
    se quedaron olvidadas.

    Perdimos a nuestros padres,
    y a los que nos precedieron.
    Tíos, tías y padrinos,
    también, a nuestros abuelos.

    Con el acto de nacer,
    se pierde el seno materno.
    Durante toda la vida,
    es perder,… y seguir perdiendo.

    A veces perdemos a un hijo,
    cosa que no es natural.
    No es justo que unos padres,
    tengan a un hijo que enterrar.

    Al perder a nuestra pareja,
    todo, todo lo hemos perdido.
    ¿Sobre quién nos apoyaremos,
    al ir perdiendo los sentidos?

    Se va perdiendo la vista,
    también se pierde el oído.
    Las fuerzas se van quedando,
    con las gotas de sudor,
    a lo largo del camino.

    Vamos perdiendo memoria,
    que es cosa buena y no mala.
    Creo que la naturaleza,
    la naturaleza que es sabia.

    Nos va quitando memoria,
    para poder soportar.
    Las horas de soledad,
    que vivir, nos tocarán.

    Aún, teniendo compañía,
    en la vejez nos espera,
    estar en soledad noche y día.
    Con la pérdida de memoria,
    la naturaleza lo remedia-

    Esa soledad del alma,
    difícil de soportar.
    En perdiendo la memoria,
    no podemos comparar,
    y se sufre menos…menos mal.

    Tampoco recordaremos,
    la visita de la calva.
    Esa que viste de negro,
    y en la mano, una guadaña.

    Lo último que perdemos, es la vida,
    el morir, no es perderla.
    Ya que… cambiamos a otra,
    sin caminos ni cunetas.
    Y al no existir caminos,
    ya no hay nada que se pierda.

    La pérdida de memoria,
    no es una cosa tan mala.
    Es protección para el hombre,
    es protección para el alma

    A todos los profesionales que trabajan en la recuperación de la memoria, en el colectivo de mayores.

    GRACIAS.

    06.08.2006- T.- 146460

    28 Enero 2011 | 16:01

  12. Dice ser Metamorfosis

    @ Al Sur de Gomaranto.
    Ojalá las investigaciones sobre la memoria avancen deprisa. Ojalá un día no recordemos que hubo una enfermdad llamada Alzheimer… pero que sea porque se ha erradicado, no porque hemos caido en sus garras…

    28 Enero 2011 | 18:41

Los comentarios están cerrados.