BLOGS

Nuestro cuerpo es como una máquina. Hay que engrasarla, revisarla, meterle un buen carburante... Sólo tenemos una, y nunca es tarde para empezar a cuidarla

Entradas etiquetadas como ‘comida’

¿Conoces las bayas de goji?

¿Habéis escuchado hablar alguna vez de la bayas de goji? Se trata de un fruto de color rojo intenso, producido por un seto propio del Himalaya. Se suelen tomar desecadas (como las pasas) y tienen un sabor entre dulce y amargo muy agradable.

Consumido desde hace más de 4.000 años en Oriente, en los últimos años se está poniendo muy de moda en los países occidentales por tener un alto nivel de nutrientes y antioxidantes (antienvejecimiento), vitamina C, B1, B2, aminoácidos, oligoelementos, beta caroteno, polisacáridos…

Las propiedades de estas bayas son múltiples, de hecho, hay un listado de 33 razones por las que deberíamos consumir este producto a diario (pinchar aquí para ver el documento). Algunas de las más destacadas son que fortalecen el sistema inmune, ayudan a regular el apetito y el sueño, fortalecen el cabello, mejoran la respuesta sexual, la memoria, la visión, la elasticidad…

Yo hace unos meses que me aficioné a tomar cada día un puñadito (recomiendan entre 20 y 30 al día), junto a unas almendras y algo más de fruta, a media mañana… Mucha gente las toma con los cereales, con el yogurt, después de comer, en un bizcocho, en la ensalada…

¿Las has probado alguna vez? ¿Qué te parecen? ¿Cómo sueles consumirlas?

¿Distribuyes bien las calorías que consumes a lo largo del día?

Leo que un reciente estudio estadounidense ha llegado a la conclusión de que los chicos con sobrepeso tienden a consumir una gran cantidad de las calorías diarias en las horas finales del día.

Otros estudios previos, realizados en adultos, también han demostrado la relación entre el peso corporal y la franja del día en que consumimos más calorías.

Eso me recuerda al dicho popular de que “hay que desayunar como rey, almorzar como príncipe y cenar como un mendigo”. Pero… ¿hacemos eso habitualmente?

Yo la comida más fuerte la hago siempre a medio día. El desayuno intento no tomarlo muy flojo, pero no siempre lo consigo y, en la cena… a veces con el estrés me da por hincharme, aunque suelo controlarlo.

Además, actualmente muchos dietistas hablan de que es recomendable comer cinco veces al día, repartiendo un poco las cantidades.

Lo que está claro es que, si tenemos un horario normal y después de cenar nos vamos a la cama, la cena debería ser lo más ligero. Sin embargo, conozco muchas familias que se esmeran cocinando precisamente para esa comida, porque es cuando se reúnen todos.

Y otras personas que salen casi sin desayunar al trabajo y no vuelven a comer hasta la hora del almuerzo.

¿Cuál es la comida más fuerte que haces al día? ¿Te fijas para consumir menos calorías por la noche y más por la mañana?