BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

El viejo Sam jugando con la economía mundial

Vista de un cartel y una calla que prohíben el acceso al Memorial Lincoln, en Washington. (EFE / Shawn Thew)

Vista de un cartel y una calla que prohíben el acceso al Memorial Lincoln, en Washington. (EFE / Shawn Thew)

Una semana después de ocurrir no deja de sorprender la noticia del cierre parcial del Gobierno de Estados Unidos. En este país las cosas suceden así, a lo grande. ¿Os imagináis algo parecido en un país europeo? Que de repente, de la noche a la mañana, una buena parte del funcionariado del estado reciba la indicación de tomarse ‘unas vacaciones’ mientras se resuelva la cuestión. Parques nacionales y museos: cerrados. Emblemas norteamericanos como la estatua de la libertad: en standby. Como quién cuelga un cartel en la puerta de una tienda indicando que está cerrado por reformas, vacaciones o traspaso, estos días la Casa Blanca ha colgado el cartel de ‘cerrado por falta de acuerdo’. Es por ello que anima a los ciudadanos que expliquen cómo este ‘cartel’ les está afectando. Tras día de mucha confusión e incertidumbre intentamos resumir los datos y fechas clave para entender la noticia.

¿Qué ocurrió el día 1 de Octubre?

En Estados Unidos está establecido en el calendario que el día 1 de Octubre es el inicio del año fiscal –en la mayoría de países este coincide con el inicio del año natural, es decir, el 1 de Enero- y debe aprobarse el presupuesto anual. El pasado día 1 la Cámara de representantes y el Senado debían aprobar los fondos para financiar el funcionamiento del Gobierno, sin embargo, lo que normalmente es un trámite burocrático más terminó sin acuerdo. Cuando se llega a este punto la ley establece que parte del gobierno debe cerrar sus puertas.

 ¿Quién está en desacuerdo y sobre qué?

 Las dos partes que están en desacuerdo son las dos cámaras que forman el Congreso: la Cámara de Representantes y el Senado. Si bien sorprendió que no llegaran a un acuerdo sobre la aprobación del presupuesto no resulta raro que no compartan posiciones ya que la Cámara de Representantes tiene mayoría republicana desde 2011 y el Senado es de mayoría demócrata. Esta situación ocurre porque al reelegirse la composición de las cámaras en las últimas elecciones del poder legislativo los republicanos consiguieron mayoría en la Cámara. Por ello, desde 2011, las dificultades del Congreso para aprobar leyes o reformas legislativas ha sido mucho mayor que durante los primeros años del mandato de Obama.

 ¿Qué hay más allá?

En realidad la falta de acuerdo no viene del presupuesto aunque la excusa está ahí. La Cámara de representantes -influida por el sector republicano más conservador, afín al movimiento Tea Party– ha condicionado la aprobación de los fondos al aplazamiento de la aplicación del resto de la reforma sanitaria promulgada en 2010. La estrategia pasa por poner la administración Obama bajo la presión del calendario y la situación extraordinaria del cierre parcial del Gobierno para conseguir así que los demócratas cedan y se aplace el gran triunfo a nivel doméstico del presidente Obama: la reforma sanitaria. El presidente de los EUA, por su parte, está decidido (de momento) a no ceder bajo la amenaza y está dispuesto a seguir haciendo su llamada a los republicanos para que aprueben el presupuesto antes de hacer cualquier negociación.

 ¿Por qué el 17 de Octubre está en el punto de mira de los actores internacionales?

Se resuelva o no la falta de acuerdo en la aprobación del presupuesto en los próximos días, hay otra fecha que alerta mucho más: el 17 de Octubre. Este día está previsto que EE.UU. llegue a su techo legal de deuda (desde Mayo, cuando ya se alcanzó el límite, el Tesoro ha recurrido a decisiones excepcionales para hacer frente a los pagos), un mecanismo que obliga al ejecutivo a pedir permiso al Congreso para seguir endeudándose y pagar sus facturas. Lo que de verdad preocupa y asusta es que los republicanos vuelvan a jugar la carta de la presión y sometan la elevación del techo de deuda (o sea, subir la cifra de endeudamiento legal del país) a cambio de recortes en la reforma sanitaria.

Por este motivo la directora del FMI, Christine Lagarde, afirmó que “el cierre parcial de la administración es suficientemente malo, pero el fracaso en elevar el techo de deuda sería mucho peor y podría dañar seriamente no solo la economía estadounidense si no toda la economía global”.

¿Qué ocurriría si los Estados Unidos entraran en suspensión de pagos?

Si no se llega a un acuerdo para elevar el techo de deuda, el Gobierno ya advirtió el pasado jueves que sería imposible dar prioridad a pagos de deuda por sobre otras obligaciones y el Tesoro se quedaría sin efectivo. Es decir, que la potencia mundial entraría en suspensión de pagos porqué no podría hacer frente a las deudas por falta de liquidez. Si bien se desconoce la magnitud que ello conllevaría es seguro que tendría efectos muy negativos sobre la economía mundial, como ya ocurrió en la crisis del 2008. Sería una situación insólita, nunca antes ocurrida. Así que probablemente acabaría repercutiendo de forma negativa en la economía, no sólo la de los EUA sino en la de todo el mundo.

¿Cómo puede terminar todo esto?

Esperemos por el bien de la economía que termine con un acuerdo in extremis de ambas cámaras que evite otra crisis. Según Barack Obama, solo hay una manera de salir de este insensato y perjudicial cierre del Gobierno: “que aprueben un presupuesto que financie a nuestro Gobierno, sin ataduras partidistas”. ¿Tendrá razón al decir que hay suficientes republicanos y demócratas en la Cámara de Representantes para poner fin a este cierre? Esperemos que el viejo Sam reaccione a tiempo y deje de jugar con la economía mundial.

BLANCA BLAY

blanca.blay@gmail.com

@BlancaBlay

Para entender mejor el calendario de toda la información relacionada con este tema te recomendamos el siguiente enlace:

http://www.nytimes.com/interactive/2013/09/30/us/politics/the-back-and-forth-over-the-shutdown.html?ref=us

1 comentario

Los comentarios están cerrados.