BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Millares de millones de euros: coste anual de la obesidad para el erario público

Dinero medicinaLas cifras marean. Este estudio realizado en el Reino Unido pone de relieve que el sobrepeso y la obesidad son, entre las enfermedades no transmisibles y dependientes del estilo de vida, de las situaciones patológicas que más impacto económico tienen sobre la sanidad pública. Más en concreto son 6.430 millones de euros los destinados anualmente al tratamiento del sobrepeso y la obesidad en aquel país, frente a los 4.150 millones de euros/año destinados al tabaquismo, la misma cifra aproximada dedicada al tratamiento del alcoholismo, o los 1.130 millones de euros/año destinados a la enfermedades derivadas de una escasa actividad física.

Además, como sabes una buena parte de estas situaciones están relacionadas de forma bastante estrecha: el padecer obesidad o sobrepeso está relacionado con practicar poca actividad física y con tener una dieta deficiente. De hecho, este último concepto, las consecuencias negativas de seguir una “mala dieta”, implica un gasto aun mayor que el de la obesidad y el del sobrepeso considerados de forma aislada: 7.130 millones de euros al año es la cantidad que destina la sanidad británica a hacer frente a los problemas derivados de “comer mal”.

¿Y en España, cuánto cuesta la obesidad a las arcas públicas?

Según datos aportados por la desaparecida Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) hoy AECOSAN, en España y en 2012 el 7% del gasto sanitario anual estuvo relacionado con el tratamiento del sobrepeso y la obesidad. Un valor relativo que en cifras absolutas arroja la friolera de 5.000 millones de euros al año. Unos números muy similares a los del Reino Unido teniendo en cuenta la diferente población de ambos países (unos 64 millones de habitantes en UK frente a los cerca de 47 millones de españoles). Además hay que tener en cuenta que tanto en uno como en otro país estamos a partir un piñón, es decir, en los puestos de cabeza europeos, al respecto de la incidencia de la obesidad entre sus ciudadanos.

Con estas cifras, de verdad que no sé cómo las administraciones sanitarias, así, a título general, o los ciudadanos en el particular no se ponen las pilas de una forma más efectiva y distinta en relación a lo que hasta ahora se ha hecho o hace. A este paso, con la obesidad aumentando día a día (y sus comorbilidades asociadas), con el tema de las pensiones, con la edad media de una población cada vez más envejecida y con todos los datos relativos a la economía que me imagino conoces, de verdad que no sé cómo vamos a acabar. Bueno, sí: mal. Acabaremos mal.

La solución: la seria implicación personal

Cada vez estoy más convencido que el abordaje de este importante problema ha de hacerse desde la implicación personal, reconociendo que si bien el entorno obesogénico que nos rodea no ayuda nada a la hora de aportar soluciones (al contrario, solo sirve para agravar más el problema en una espiral que parece no tener fin) al mismo tiempo, también ofrece las herramientas, si uno quiere usarlas, para hacer mejor las cosas. Pero hay dos elementos que lo dificultan… uno es la falta de cultura general; y el otro la, en principio, falta de recursos para ponerse manos a la obra. La primera se pone de manifiesto cada día cuando por ejemplo se observa que es en las clases más desfavorecidas, desde un punto socioeconómico y cultural, en las que con mayor saña parecen cebarse las cuestiones del sobrepeso y la obesidad. En cuanto a la segunda, estoy firmemente convencido que el alejamiento de los fogones y el inversamente proporcional acercamiento a las pantallas de plasma (por citar un ejemplo paradigmático) tiene mucho que ver. Estamos perdiendo con pasos de gigante una cultura, la culinaria, en la que el uso de alimentos “originales” es cada vez más infrecuente y es sustituido por otras soluciones… la telecomida, los platos preparados, las infinitas opciones de una industria alimentaria “sensibilizada” con el problema, etcétera que, en definitiva, no hecen sino arrojar más leña al fuego.

A fin de ser positivo, merece la pena tener en cuenta que la solución, no sin cierto esfuerzo (en cuanto a lo que a la implicación se refiere) está en nuestras manos. Nuestro entorno ayuda más bien poco, eso es cierto, pero es preciso considerar que hay mejores opciones que las que habitualmente se nos meten por los ojos o los oídos a partir de la publicidad.

Hay opciones, apunto; solo hay que “molestarse” en implementarlas.

Si te ha gustado esta entrada quizá te interese consultar:

———————————

Imagen:  Baitong333 vía freedigitalphotos.net

28 comentarios

  1. Dice ser Stewart Cops

    Quien diria que le sale tan caro al estado lo mal que comen sus contribuyentes…
    Es posible que todos tengamos la culpa, desde las instituciones pasando por los malos habitos en los hogares, aunque tambien es cierto que muchos “alimentos” son consentidos, aun sabiendo que su consumo habitual no es el más adecuado.

    http://lacasadelcomicduendeverde.blogspot.com.es/2014/10/ideas-para-conservar-y-organizar-mejor.html

    Saludos

    21 octubre 2014 | 09:40

  2. Dice ser xd

    no me extraña que tengamos problemas con la alimentacion, mientras las frutas y verduras sigan siendo tan caras, mientras que por 1€ tienes una hamburguesa del mcdonals pues ya me diras, y mas teniendo la puta mierda de sueldos que tenemos ( bueno, quein trabaje…)

    21 octubre 2014 | 09:55

  3. Dice ser albitaguapa2

    la fruta y la verdura cara? cuanto te cuesta un kilo de manzanas y cuantas te entran , la cosa es no tirar el euro en la mierdonalds y tenerlo para otra cosa, es como el que dice que el pescado es caro, la merluza, el mero, pero los boquerones, truchas, son asequibles

    21 octubre 2014 | 10:10

  4. Dice ser Chus

    @xd, con un poquito de inteligencia resulta que es más barato comer bien que mal. Las frutas y verduras salen algo caras, que no todas, en supermercados. Por lo general son más baratas en mercados de barrio o pequeño comercio. Y no te digo ya si tienes oportunidad de pasarte por el típico mercadillo semanal de tu localidad o barrio.
    El pescado no es barato, pero es asequible según cual y sobre todo si lo compras igual que frutas y verduras: DE TEMPORADA. Añade las legumbres, el arroz, la pasta…
    Comer mal es mucho más cómodo, eso sí. Y aunque sea más caro para las arcas públicas, me da que pasa un poco como con el tabaco, que genera muchos gastos en sanidad pero muchos, muchísimos ingresos por otras partes, sin contar además con los intereses de la industria con la que NO, CLARO QUE NO están aliados nuestros políticos. Es una cuestión de educación y publicidad, y por desgracia tanto una como la otra tiran de la gente más hacia el lado oscuro que hacia la luz alimentaria. Podíamos llamarlo el reverso tenebroso de la alimentación XD

    Un saludo.

    21 octubre 2014 | 10:22

  5. Dice ser Marian

    Estoy de acuerdo en todo, hay un error en la frase:
    “se observa que es en las clases más favorecidas, desde un punto socioeconómico y cultural, en las que con mayor saña parecen cebarse las cuestiones del sobrepeso y la obesidad.” lo coorecto es ..” en las clases DESfavorecidas..”

    Como decía José Mota ” las gallinas que entran por las que salen”, o el antiguo “poco plato y mucho zapato”, el organismo funciona con un balance energético, de hecho en América a la dieta equilibrada la llaman dieta balanceada, o sea la solución está enel equilibrio energético. La energía que no consumimos o gastamos en las actividades cotidianas, se acumula en forma de grasa y todo ello contribuye a aumentar la presión arterial, el azucar en sangre, el colesterol, etc y por ende a favorecer la aparición de enfermedades como el cáncer y las cardiovasculares que son las prinicpales causas de muerte y discapacidad.

    Tenemos que volver a la dieta mediterránea, a cocinar legumbres, verdura, ensaladas, arroz, pasta, pescado ( hay pescado fresco barato), etc, y consumir frutas, beber agua en las comidas, comer y/o cenar en familia, caminar para ir a los sitios, etc

    Un saludo

    21 octubre 2014 | 10:31

  6. Dice ser Natàlia Calvet

    Completamente de acuerdo, toca que todos pongamos nuestro granito de arena y nos pasemos a una vida más sana, comiendo de manera saludable y moviéndonos más!

    21 octubre 2014 | 10:37

  7. Dice ser Navegante

    Ahora vamos a ser los gordos los culpables de la crisis. ¿Costamos dinero? Pues con lo que recaudáis todavía os sobra para sobres, tarjetas y sabrá Dios que más.

    21 octubre 2014 | 10:40

  8. Dice ser bellafaz

    Pondran precio astronomico a la comida como hacen con el tabaco? Asi ahorraran dinero a las arcas publicas,pero eso si,en pellejo ajeno.

    21 octubre 2014 | 10:42

  9. Dice ser José Joaquín

    Pues si añadimos el coste derivados de la desnutrición hospitalaria que cuyo porcentaje es altísimo…
    Las autoridades no son consciente o no quieren darse cuenta, desconozco los motivos la verdad. A mejor calidad alimentaria en un hospital mejor recuperación por lo tanto menos tiempo de estancia, con el ahorro que supone. La política lleva un camino totalmente opuesto, venga que paga el contribuyente.

    21 octubre 2014 | 10:46

  10. el-nutricionista-de-la-general

    Gracias Marian,

    evidentemente es y pretendía ser como apuntas, era una errata. Ya está arreglado. Saludos cordiales

    21 octubre 2014 | 10:57

  11. Dice ser yo

    te quejas de que los gordos le salimos caros al estado, pues lo primero soy una de esas personas que no van casi nunca al médico, ya me diras que gasto de seguridad social si no voy casi nunca, seguro que mas le haces de gastar tú al estado con tus granos del culo que yo con mi obesidad. Payaso ponte a hablar de otras cosas y deja en paz a los gordos que ya bastante tenemos y emos tenido que aguantar de estupidos como tu toda la vida.

    21 octubre 2014 | 11:11

  12. Dice ser yo otra vez

    am y la mayoria de gordos que emos ido a nutricionistas an sido a los privados, osea pagados de nuestros bolsillos, habla de lo que sabes ignorante, no de lo que crees saber. a mi el gobierno nunca me a pagado una mierda, y menos con relación a mi peso

    21 octubre 2014 | 11:17

  13. Dice ser Homermaño

    Ya veo la por donde iran las proximas prohibiciones, cualquier cosa menos gobernar mejor y no gastar inutilmente para sablearnos luego a los que no podemos defendernos,….¿ o quizas SI PODEMOS ?

    21 octubre 2014 | 11:19

  14. Dice ser rg

    Pues aunque le deis buenos consejs @XD en parte tiene razón; las frutas y verduras para quienes tienen poco tiempo donde elegir y hacer la compra pueden resultar caras no, lo siguiente.

    Es cierto que si te mueves la cosa ha cambiado mucho y la iniciativa PRIVADA y popular de muchos está cambiando esto bastante, en precio y en calidad; a mi me pasa que habitualmente no tengo el tiempo para ir a buscar las frutas y verduras a sitios mejores y más baratos pero es un tiempo que debería sacar de donde fuera porque es para algo realmente importante.

    En definitiva: he puesto PRIVADA en mayúsculas para resaltar que, si no es por iniciativa común y propia de acuerdos entre la gente, no podemos esperar a que las autoridades como Sanidad u otras, pongan coto de una vez al cachondeo con los precios de lo que luego nos dicen que hay que comer 6 piezas al día de fruta y/o verdura, pero no solo es que no promocionen, subvencionen, ayuden, informen, APOYEN,….nada!!

    (En años no había visto un anuncio de UNA FRUTA, en concreto unas manzanas de una compañía italiana en la tele; meses después una empresa española hizo lo mismo, pero es pura anécdota, eso sí, ahora hay muchos supers con una promoción de manzanas en plan cartelitos por tipos, sus bondades y demás..?¿?¿…por cierto: caras)

    Y no solo eso sino que a veces parece lo contrario, no hay ni una sola campaña informativa y la falta de apoyos a esta parte de la industria es tremendamente hiriente, primero porque te dicen que eso es bueno y que lo consumas porque se supone básico, luego barato y accesible, pero luego no te lo dicen a modo educativo sinoque se mira para otro lado cuando el precio es inadmisible, una estafa, vaya.

    Conlusión: lo que dice Juan: búscate la vida, infórmate como puedas, que no es fácil, y compra a un huerto, en mercadillos etc…, pero es indignante que las autoridades no EDUQUEN, especialmente a los más jóvenes, pero sí cuenten con el dinero de la sanidad a costa de lo que sea; esa máxima médica de más vale prevenir que curar nunca ha sido tan denostada.

    Y como dato veo que en los super hay una cantidad cada día más grande de ensaladas envasadas, a precio caro.

    He preguntado en un super si se vendían mucho porque el espacio empleado era grande y veía que reponían y reponían…y me han dicho, es una cadena grande, que se venden una barbaridad y que están desplazando muchísimo a la venta de los productos por separado (lechuga, cebolla, tomate..), las prisas? la falta de interés?, eso no deja de ser comida rápida, que no basura, pero que beneficia más a una industria que quiere controlar que la agricultura de estos productos pase por sus manos,
    ponerla bonita, envasarla con colorines, buena imagen tal, tal..y….ya lo tienen!! que la gente quiere comer más sano?? que quieren ensalada?? vale, pero que pasen por MI caja

    A los de la huerta hay que meterlos en la cadena porque no pueden estar fuera quitándonos ventas. Así de claro.

    Saludos.

    P.d. sobre el sabor y textura de las verduras, y especialmente del poliespán, aka fruta, tomates incluidos, ni entro, porque esa es otra…es en general tan paupérrima que no me extraña que alos niños les cueste entender que hay que comer esa mierda de corcho.

    21 octubre 2014 | 11:21

  15. Dice ser josep

    Pues claro que la obesidad es carísima:

    Mientras que un quilo de manzanas siga valiendo 2 euros y un quilo de macarrones QUE PUEDE ALIMENTAR DURANTE UN DÍA ENTERO UNA FAMILIA DE 4 PERSONAS solo valga 80 céntimos, pues ustedes mismos…

    La fruta y la verdura están a precios prohibitivos para la gente DESfavorecida.

    ¿Que tenemos que comer? ¿MIERDA?.

    Anda a tomar pol culo con tanto estudio.

    Usad este dinero para ayudar a las familias que bien lo necesitan, mendrugos.

    21 octubre 2014 | 11:27

  16. Dice ser albitaguapa2

    que quereis la fruta gratis, es bien barata, lo que pasa es que se gasta en smartphones y no en comer

    21 octubre 2014 | 11:52

  17. Dice ser albitaguapa2

    los que se quejan del precio de la fruta seguro que nunca comen huevos o filetes

    21 octubre 2014 | 11:54

  18. Dice ser rg

    @Juan:

    Te pido permiso si es posible el poner el link a un video para ver del minuto 36,44 al minuto 39,10 (son solo 3 minutos…)

    http://www.youtube.com/watch?v=OxLPL3y80Pk

    Es parte de un documental muy conocido, el unico no conspiranóico que hace ya 6 años que no deja de asombrarme la cantidad de mensajes e informaciones que da,y de cómo se cumplen a rajatabla. Es el único documental premiado y respetado de este tipo.

    Se tratan muy diversos temas pero viendo los comentarios me gustaría que le echarais un vistazo todos, incluso lo que lo han visto, a colación de todo esto sobre el precio de las frutas y verduras, la obesidad, la información y las razones de su precio.

    Gracias de antemano.

    21 octubre 2014 | 11:56

  19. Dice ser Chus

    @josep y alguno más. Vuelvo a insistir en que si buscas un poco y escojes frutas y verduras no son tan caras. Depende obviamente de lo desfavorecida que sea la familia en cuestión, porque efectivamente hay opciones más baratas. La pasta, las patatas y las legumbres lo son, y nutricionalmente hablando también son interesantes. La cantidad que se come, como para casi todo, es lo que realmente marca si ayudan a la obesidad o no.
    1 Coliflor puede costar 80 centimos. O un Kilo de champiñones. O de otras muchas cosas. Precisamente las familias suelen estar más desfavorecidas cuanto más de sus miembros están en paro, y eso da tiempo para acudir a los sitios más baratos. Yo he estado en paro y me he “hartado” a comprar en el mercadillo de mi barrio aprovechando esa coyuntura. Con 15 € compraba fruta y verdura para comer y cenar una semana. En aquel entonces hacía un régimen hipocalórico y esa era mi base alimentaria. Para mí la cuestión está en que es más, muuucho más cómodo usar precocinados y pasta que otras cosas. Al final volvemos al tema de la educación y las campañas publicitarias. Contra las segundas poco podemos hacer, pero con la primera sí, y mucho. NOSOTROS, y no papá estado, mamá televisión o abuelo colegio, somos los responsables de la educación de nuestros hijos. Estos tienden a repetir lo que ven en casa, para lo bueno y para lo malo, y la alimentación es uno de los pilares más fundamentales en ese sentido. También como adultos somos los responsables de nuestra propia educación. Si yo no me molesto en leer, informarme e indagar… ¿Con qué derecho le echo la culpa a otro de no hacerlo? Ya se que es muuucho más cómodo estar con la Esteban o el furgol que con un libro, pero salta a la vista lo que educa y lo que no.

    En cuanto a @yo, sin comentarios. Gasta más dinero en educación y menos en nutricionistas, anda, que ni insultar sabes. Cuando se te taponen las arterias y la SS tenga que hacerte una operación que pagaremos entre todos, volvemos a comentarlo. La obesidad va mucho más allá de voy al médico o no. Simplificar las cosas hasta ese punto no evidencia la ignorancia sobre las mismas, sino la falta de voluntad por evitar esa ignorancia. Y eso es lo preocupante. Y que conste que yo estoy gordo, con lo que tengo claro lo dificil que pueden ser muchas cosas aun con el conocimiento sobre las mismas. Pero claro, es mucho más fácil echar la culpa a otro e insultar en vez de informarse.

    Un saludo.

    21 octubre 2014 | 12:03

  20. Dice ser antonio p.g.

    Los gordos son gente sin voluntad que permiten que su estómago controle su cerebro. Por eso les suele costar mucho más encontrar trabajo (sin generalizar, pero suelen ser muy perezosos), aparte de por la cuestión estética claro.

    De todos es sabido que la obesidad genera muchas dolencias tales como dolores de pies y rodillas, dolores de espalda, diabetes, problemas circulatorios, etc., etc., pero claro, lo importante es tripear, y lo que venga después ya lo capearemos; así nos va.

    21 octubre 2014 | 13:18

  21. Dice ser Daniel L.

    en realidad no les cuesta nada, porque lo reponen con las consecuencias de ese sobrepeso.
    primero, sus amigas las farmacéuticas se forran con medicamentos, con dietas, los productos para el colesterol, etc.
    segundo, sus amigas las multinacionales tb. se forran a manos llenas con comida basura, bollería industrial, refrescos azucaradísimos, etc.
    tercero, la eugenesia siempre les ha encantado.

    21 octubre 2014 | 14:44

  22. Dice ser albitaguapa2

    supongo que todo el que opina asi de la obesidad lo hara asi del tabaco, del que conduce borracho y se queda paraplejico y hay que mantenerle…

    21 octubre 2014 | 15:06

  23. Dice ser por supuesto

    Yo ya lo vengo diciendo. Hace falta una cartilla de alimentación y hábitos saludables con lo máximo que puedes comer y beber, y el deporte que debes hacer. Vas a comprar y te la sellan o vas a comer a un bar y lo mismo. Si te has pasado, solo puedes adquirir lo que te quede en la cartilla. En los restaurantes, para no afectar la economía pagaras lo que hallas pedido y te pondrán lo que te corresponda.

    Y tendrás que ir a un gimnasio a que te sellen las correspondientes casillas. Y por supuesto hay que presentarla en la declaración de hacienda para los recargos necesarios o te la puede pedir un policía y multarte, e incluso ademas detenerte para ponerte en forma.

    Que duda cabe que los opinadores como el del blog no estarían obligados, claro. Ni los políticos ni cargos medicos, por favor.

    Típico articulito del creído de turno que trata de minar la moral asustándonos con el dinero o tratando de crear una excusa mas para que las administraciones nieguen la asistencia que les hemos pagado todos y sus empresas privadas se ahorren dinero.

    21 octubre 2014 | 17:08

  24. Dice ser El fino

    para @yo:

    Dices que todo lo que te has gastado en nutricionistas ha salido de tu bolsillo, pues deberias tambier pagarte un cursillo de ortografia porque…joder…leerte causa cáncer de ojos chato.

    Deberias moderarte en tus comentarios y no andar insultando porque pierdes todo el crédito que buscas…un abrazo.

    21 octubre 2014 | 18:47

  25. Dice ser Porcupine

    Leyendo los furibundos comentarios de los que se sienten atacados por el artículo, se ve que eso de ‘la implicación personal’ no va con alguna gente, que parece que tiene un problema ideológico-inconsecuente: yo quiero libertad individual para hacer lo que quiera, pero lo malo que me pase es culpa de las multinacionales y la solución me la tienen que pagar los demás. Y, además, que nadie me diga nada.

    La obesidad genera problemas de salud a largo plazo (diabetes, problemas cardiovasculares, artritis, cálculos biliares, apnea del sueño, etc.) y eso no es una especulación, es un hecho demostrado. Y algunos de esos problemas requieren soluciones muy arriesgadas para quien las sufre y costosas para toda la sociedad: cirugías mayores, hospitalizaciones largas, amputaciones de miembros,…

    Sin embargo, decir lo anterior es ser ruin, reducir la libertad de elección y meterse con los obesos. Me suena a Aznar en la Ribera del Duero: ‘quién te ha dicho a tí las copas de vino que tengo o no tengo que beber…’

    22 octubre 2014 | 11:13

  26. SOLUCION… Observatorio MapaSoft http://www.mapadehambre.com

    Su MENU PERSONAL Bromatologia, antropometria, nutricion… http://www.mapadehambre.com/e-menu5.htm

    Diagnostico permanente
    Seguridad alimentaria con observatorios dinámicos f(t) para fortalecer prevención de enfermedades, crecimiento social y productivo,
    bromatología, fomento Agro, antropometría, alertas tempranas, prevenir muerte de niños por hambre y crecimiento obesidad,
    eliminar hambre oculta, conteo al consumo de nutrientes, GEO referencia, monitoreo…..+ con SAAS – TIC e Ingenieria aplicada.

    Seguridad alimentaria: Disponibilidad, acceso, aprovechamiento biologico y voluntad politica

    Combate al hambre oculta
    Seguridad alimentaria

    Observatorios dinamicos de diagnostico antropometria y contadores de nutrientes
    para el permanente control mas de 4.500 alimentos mas de 100 componentes bromatologicos, patrones OMS….
    vease video diagnostico Soft. http://youtu.be/GM6jT7mCWbI

    http://www.mapadehambre.com

    26 octubre 2014 | 02:59

  27. Dice ser María

    Soy de las personas que creen que los gobernantes no nos representan… y sería muy largo extenderse en este tema.

    Lo que es cierto que la mala salud y la discapacidad genera muchos gastos ( y sufrimiento) y que en futuro más o menos próximo ( además con las “apropiaciones indebidas”) no se podrán sufragar y veremos qué hacen con nosotros.
    Mi opinión es que no hay que poner facilidades a las enfermedades, o sea que hay que tener la glucosa, la tensión y el colesterol a raya, que aunque de jóvenes estén bien, de mayores se disparan, es una inversión de VIDA.

    Hay muchos intereses encontrados, por ejemplo, respecto al TABACO existen campañas para disminuir su consumo y por otro lado, su comercio aporta importantes ingresos al gobierno, a las tabacaleras, etc, PERO lo que es innegable y que avala la evidencia científica es que produce cáncer de pulmón, EPOC, etc y fumar o no fumar es una decisión individual. Por cierto, en la actualidad está aumentando el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, etc. en mujeres porque hace ya años que aumentó el hábito en mujeres. Y por favor, los fumadores, no fuméis donde hay niños, en casa, en el coche,…son el futuro.

    Respecto a la DIETA, comer sano es accesible, pero hay que molestarse en comprar los productos adecuados buscando lós más económicos en función de la temporada,etc y desde luego cocinarlos. La olla a presión ahorra tiempo que se puede aprovechar para realizar otras tareas. También es una decisión individual. Si hay alguien desempleado en casa, se puede ocupar de ello.

    Por fin, como tercer factor importante para cuidar la salud y la calidad de vida, tenemos que EVITAR EL SEDENTARISMO en la medida de lo posible , haciendo ejercicio, desplazándonos andando o en bici, haciendo las tareas del hogar (hombres y mujeres), haciendo excursiones, etc. Finalmente, también es una decisión individual.

    Hay otros factores que no podemos modificar, como el tipo de trabajo que tenemos (duro, sedentario, molesto, peligroso,..) pero para eso está Salud laboral. En este sentido, en este enlace del Ministerio de Sanidad podeis ver como el gobierno tiene una Estrategia para disminuir las desigualdades en salud, y es curioso como hay una PARTE I. LA DISTRIBUCIÓN DEL PODER, LA RIQUEZA Y LOS RECURSOS, que hoy en día con la que está cayendo, tiene su punto…

    http://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/promocion/desigualdadSalud/EstrategiaNacEquidadSalud.htm

    ¡Ánimo!

    28 octubre 2014 | 17:28

  28. Dice ser Ángel

    Para @yo: suponemos entonces que el día que sufras una enfermedad debida a tu obesidad también acudirás a un médico privado.

    A ver si en vez de insultar a alguien que solo ha puesto datos objetivos mejor te dedicas a meditar un poco antes de soltar tanta tontería junta.

    09 noviembre 2014 | 20:14

Los comentarios están cerrados.