Viento de Levante Viento de Levante

"No hay espejo que mejor refleje la imagen del hombre que sus palabras" Juan Luis Vives

Entradas etiquetadas como ‘marcaje’

Cuando el valencianista Mangriñán anuló a Di Stéfano y sufrió su ira

Alfredo di Stéfano no sólo es, ha sido y será historia del fútbol. También ha logrado generar muchas otras historias del fútbol a su alrededor.

Una de las más curiosas es la que le une a José Mangriñán, un centrocampista del Valencia, de calidad técnica limitada, que ha pasado a la historia del deporte rey por su férreo y limpio marcaje a Di Stéfano en la temporada 54/55. Tan férreo fue que logró anular completamente al astro hispano-argentino y contribuir a la victoria del Valencia en el Santiago Bernabéu por 1-2. “No le dejes ni a sol ni a sombra y no te preocupes de nada más”, ordenó Iturraspe, el entonces entrenador del Valencia, a Mangriñán antes del encuentro. Y cumplió la orden a rajatabla.

Mangriñán

Mangriñán, mítico centrocampista del Valencia.

Dicen las crónicas que en ese partido Di Stéfano sufrió una ‘persecución’ de Mangriñán por todo el campo y la estrella del Real Madrid apenas participó en el partido. Se hartó tanto del marcaje Don Alfredo que, durante el encuentro, ‘dedicó’ toda clase de descalificativos al centrocampista del Valencia. Mangriñán, no obstante, respondió con nobleza, aguantó estoicamente las andanadas de la figura del Real Madrid y se esmeró aún más en anular el juego del hispano-argentino.

Tal fue la eficacia del marcaje que ha pasado a convertirse en una frase hecha futbolera: “marcaje a lo Mangriñán”.

El centrocampista, apodado ‘El Motoret’ (motorcito en valenciano), nació en Vall d’Uixó (Castellón) en 1929 y falleció en 2006. Además de en el Valencia, jugó en el Deportivo de La Coruña, el Hércules de Alicante, el C. D. Castellón y en el Villarreal.

Una vez retirados del fútbol en activo, Di Stéfano y Mangriñán mantuvieron una muy buena relación personal y el futbolista del Valencia siempre piropeó a Don Alfredo, a quien calificó como el mejor jugador de todos los tiempos.

Di Stéfano también tuvo su particular idilio con el Valencia y su afición, club del que estuvo al frente como entrenador en tres etapas. En ellas, hizo al conjunto che campeón de Liga y de la Recopa de Europa, además de devolver el equipo a Primera División en 1987.