BLOGS

La casa del Capitán Planeta

¿De qué sirve un hogar fantástico si no contribuye a mantener con vida el hogar de todos? Si queréis presumir de casa y echar una mano al medio ambiente tomad nota porque, además, vuestro bolsillo lo agradecerá muchísimo: ecología y economía van de la manita.

Y es que muchas veces, al terminar la reparación de un baño, una cocina o una instalación eléctrica, lo primero que me preguntan es cómo ahorrar en el consumo del agua y de la electricidad. Bueno, eso, y por qué se han estropeado. Así que otro día os explicaré cómo alargar la vida útil de vuestras instalaciones. Ahora, ¡a rebajar esas facturas!

  1. Electrodomésticos eficientes: se empieza a ahorrar desde la misma compra de vuestros aparatos. Comprobad que llevan la etiqueta de bajo consumo siempre. ¿Sabíais que durante su vida útil los electrodomésticos nos pueden ahorrar hasta un 70% de energía? ¿Y que los estándar pueden consumir hasta un 19% más? Tenedlo en cuenta al mirar el precio: eficiente significa gastar menos.
  2.  Iluminación ecológica: colocad siempre que sea posible bombillas de bajo consumo, y mantenedlas siempre bien limpias para que puedan ofrecer todo su potencial. Pero sobre todo, aprovechad al máximo la iluminación natural de vuestra casa (y si hacéis las tareas del hogar por el día, mejor que mejor). Así ahorraréis entre un 20% y un 50% en la factura. Pensad también que las paredes de colores claros mejoran muchísimo la iluminación. Otra buena idea es emplear interruptores reguladores de intensidad, y detectores de presencia para las zonas menos utilizadas de la casa (como el sótano, la azotea, el garaje…).
  3. Climatización: Casi la mitad de la energía que consumimos es para calentarnos, así que mejor seamos racionales. Si ponéis la calefacción desde noviembre a principios de marzo y la mantenéis a 22 grados, estaréis a salvo del frío y de las sorpresas en el buzón. Y tened en cuenta antes de subirla que cada grado extra en el termostato supone un 7% más de consumo. Otro truquillo muy útil es no poner nada delante de los calefactores –como cortinas o muebles- que impida la propagación del calor. Y por último, os presento a mi mejor amigo, el burlete. ¿Sabíais que el 30% del calor se pierde por pequeñas fisuras en las ventanas? Seguro que el dato os ha dejado helados (lo siento, ¡chiste malo!). Lo primero que debéis hacer es detectar las corrientes de aire de vuestra casa, para después tapar las filtraciones con silicona o masilla y aplicar el burlete adecuado a cada ventana.
  4. Consumo de agua: hacer un consumo eficiente de agua es muy fácil. Lo primero es cerciorarnos de que no hay ninguna fuga en la instalación. Las fugas de agua pueden llegar a derrochar entre  6 y 10 litros por minuto. En serio. Mi consejo es que reviséis periódicamente vuestra instalación para evitar futuras humedades y posibles problemas eléctricos: un escape puede suponer un problema mucho mayor que la pérdida mensual de agua y dinero

¿Qué más fórmulas mágicas existen para ahorrar agua? Comprar cabezales de bajo consumo para las duchas, por ejemplo. Así ahorraréis el 50% de agua en cada ducha, ¡merece la pena!

Y para terminar, un truquillo casero que es mi consejo estrella de este post: Si metéis una botella de agua en el interior del tanque del inodoro, reduciréis la carga de cada vaciado y evitaréis el gasto innecesario de la mayoría del agua de cada vez que tiráis de la cadena.

Ya veis, el Capitán Planeta es, además de solidario, un tipo listo. Estoy seguro de que todas las semanas se va de cena con lo que ahorra en luz, calefacción y agua. Haced la prueba con estos sencillos consejos y después me decís si no os salen las cuentas para una buena mariscada de vez en cuando…

Por cierto, ¿y vosotros? ¿qué otros trucos empleáis para ahorrar en vuestras facturas?

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Verónica

    Salvador del planeta! gracias por los consejos, creo que me voy a aficionar a tu blog! verás, yo también estoy muy mentalizada con estas cosas, sobre todo con el consumo de agua. No sabía que existían cabezales de bajo consumo también para las duchas, pero esta semana mismo me hago con uno.

    Yo lo que hago también es cerrar un poquito la llave de paso del agua en casa. No se nota mucho la diferencia en los grifos, pero sí en el gasto y la factura. Y es que siempre le damos a tope al grifo y no nos damos cuenta de que con la mitad de presión nos bastaría para casi todo.

    También limpio las verduras en un bol, en lugar de bajo el grifo, y riego las plantas con ese agua. Y el coche con cubos, en lugar de con manguera, se ahorra muchísimo así.

    Bueno, y tengo una batalla con mi marido y mis hijos para que tiren todo, absolutamente todo lo posible, a la papelera que he puesto en el baño, en lugar de al inodoro.

    05 junio 2012 | 12:21

  2. Dice ser Martín

    Una pregunta, los burletes ayudan también en verano a mantener el frío del aire acondicionado dentro de la casa? o solo sirven para la calefacción y el invierno? intenté ponerlos este invierno y se me terminaban arrugando y despegando, y ahora estaba pensando si en la oficina ayudarían a mantener el fresquito del aire.
    Por lo demás, imagino que no has hablado de instalar grifos monomando en toda la casa y WCs con doble descarga (3 litros para “aguas menores” y 6 para las “mayores”) porque hoy en día es una cosa más normal de encontrar, pero en muchas casas viejas o zonas rurales siguen con grifos y WCs de toda la vida, y eso gasta una barbaridad de agua.
    Hay que mentalizarse de que tenemos muy poquita agua para todos los que somos. Hace poco otro blog aquí en el periódico hablaba de lo mismo y me gustó mucho la reflexión:
    https://blogs.20minutos.es/emilio-rey-capturando-temperie/2012/05/23/planeta-agua-o-planeta-tierra/

    Gracias Salvador, saludos!

    05 junio 2012 | 12:36

  3. Hola, Verónica y Martín! muy buenas ideas, gracias! es cierto que para no extenderme he dejado las medidas más conocidas a un lado, pero los grifos monomando y los inodoros con doble posibilidad de descarga son elementales para ahorrar agua, absolutamente cierto (se ahorran casi 200 litros de agua al mes con ellos). De hecho, yo los subvencionaría y todo!

    Tampoco os he recordado que utilicéis siempre que sea posible tanto lavavajillas como lavadoras a carga completa para ahorrar ciclos. Ah! y al ducharos, sobre todo en verano (que cuesta menos porque no hace frío), cerrad el grifo mientras os enjabonáis. ¿Sabéis cuánta agua ahorraréis? 150 litros, EN CADA DUCHA.

    VERÓNICA, los atomizadores o perlizadores (así se llaman) se enroscan en el grifo, cuestan unos 15€ y aportan un porcentaje extra de aire al chorro de agua, gasificándola. Esa pequeña inversión compensa porque ahorran muchísimo, y además producen una sensación muy agradable al lavarnos las manos (y evitan salpicones al fregar los cacharros!). Vamos, que son una maravilla.

    MARTÍN, tu problema con los burletes es más habitual de lo que te imaginas, así que voy a revelarte un secreto: tengo un vídeo preparado para enseñarte a colocarlos y ahorrar mucho dinero en la factura eléctrica. Aunque nos acordamos más de estos sencillos y baratísimos apliques en invierno, también son muy útiles para evitar que entre aire caliente y salga aire frío de las estancias, así que MAÑANA MISMO LO COLGARÉ EN EL BLOG para ayudarte a optimizar la temperatura de tu oficina de forma muy fácil y efectiva 😉

    Por cierto, hemos hablado mucho de agua, pero ¿alguien tiene más ideas sobre ahorro energético?

    05 junio 2012 | 16:18

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.