La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Corazón, corazón; corazón pinturero.

Entradas etiquetadas como ‘Pelayo Díaz’

Pelayo, el arrogante, ridiculiza a Nuria Marín y se autoretrata como un pésimo compañero

Nos sobraban motivos para pensar que Pelayo Díaz era un ridículo de manual, pero lo que anoche hizo con Nuria Marín, copresentadora de Hormigas Blancas, no tiene nombre.

Nuria se encontraba leyendo el cue con el texto que los guionistas le escriben. En ese momento, la expresentadora de Cazamariposas estaba hablando sobre los estilismos de Bibiana Fernández a lo largo de su trayectoria y cuando estaba repasando los looks de la actriz alrededor del año 2000 dijo que en esa época sacó “su lado más choni“.

Entendiendo por “choni“, según la RAE, mujer joven que pretende ser elegante e ir a la moda, aunque resulta vulgar, no me parece nada descabellado que Nuria, o los guionistas del programa usasen ese término para referirse a la apariencia que llevaba Bibiana en aquella época en las que las extensiones estaban a la orden del día.

Cuando Pelayo recogió el informe de Nuria, no se le ocurrió otra cosa más que corregirla por haberse equivocado al mencionar a uno de los diseñadores de los vestidazos de Bibiana y, por si fuese poco, añadió “Es un sacrilegio que llames choni a Bibiana con el mono que llevas tú”.

Puedes ver el vídeo del momento aquí.

¿Dónde está el compañerismo Pelayo? ¿Dónde queda el humor? ¿El respeto a la copresentadora del programa que es una compañera más? Hace falta saber poquito de televisión para no tener en cuenta que Nuria está leyendo un guión, y que un guión tiene que enganchar al espectador con humor, ironía e información.

Y por si esto fuese poco, tú, Pelayín, que antes ibas de príncipe y que ahora no llegas ni a lacayo, tú, Pelayín, que tanto sabes de moda… podrías haber mostrado un poco de respeto hacia el diseñador del bonito mono que anoche lució Nuria Marín, así como hacia el fantástico equipo de estilistas que trabajan en Mediaset, que han vestido a Nuria y que también han sido tus compañeros.

Has quedado retratado. Tú solito lo has hecho.

¿Qué ha hecho Nuria? Tomárselo con humor.

Bronca entre Pelayo Díaz y Lucía Etxebarría: su lavado de imagen le sale mal

Después de su metedura de pata aceptando un perro ‘de marca’ como regalo a cambio de publicitar una empresa que vende cachorros de perro como si fuesen artículos de lujo, Pelayo ha intentado salir del paso emitiendo un comunicado a través de Instagram en el que, aunque no llega a ver mal lo que hizo, asegura que va a colaborar con la causa.

La cuestión es que a mucha gente, estas palabras nos saben a poco y sin ir más lejos, la escritora Lucía Etxeberría le ha respondido punto por punto, argumentándole por qué no puede estar más en desacuerdo con él y su manera de querer lavar su imagen.

¿Qué ha pasado después? Pues que Pelayo se ha enfadado y, en caliente, le ha dedicado un inoportuno directo en Instagram lleno de soberbia, arrogancia y cero arrepentimiento. Las críticas le han vuelto a llover.

 

Y no es para menos porque acusar a una reputada escritora de polémica cuando de ti lo que más conocemos últimamente son tus polémicas es cuanto menos hipócrita. Algunos creadores de contenido, que no influencers, como Victoria Martín (@livingpostureo) lo tienen claro.

 

Lucía ha respondido. Con bastante más clase, aunque peor iluminada.

View this post on Instagram

si yo fuera influencer saldría peinada y maquillada en este vídeo. si yo fuera influencer tendría detrás unos equipos de iluminación que cuestan 3000 € si yo fuera influencer este vídeo estaría editado y tendría efectos. pero no soy influencer. en mi perfil no se promocionan productos, y por esa razón tampoco tengo que comprar seguidores falsos. Es posible que yo no venda libros. Pero los libros que yo escribo no se venden a base de polémicas con influencers, precisamente porque mis libros son muy largos y muy densos. Y por lo tanto no están dirigidos a personas que no saben que LAS RAZAS NO EXISTEN y que eso viene impreso en el libro de biología de mi hija de 3º de la ESO. Ni a personas capaces de hacerse una foto en un monumento del Holocausto sin reparar en el sinfín de carteles en los que se advertía de que por favor, por motivos religiosos y de respeto, no se hicieran fotos. No, yo no entro en polémicas con influencers porque perdería más de lo que ganaría. Nuestro público es absolutamente distinto y el mío no tiene nada que ver con el de una persona que cobra por anunciar ropa, cosmética y gimnasios . Y obviamente yo no siento rabia por una persona a la que no conozco de nada. ¿Qué credibilidad, espontaneidad autenticidad, podemos atribuirle a alguien a quien le da lo mismo promocionar un teléfono, un queso crema,una marca de bolsos, unos aparatos de gimnasia… o una compra venta de perros? Nos hemos acostumbrado a la banalización, a la frivolidad, a la mentira… Pero cuando llegamos al extremo de que una persona no puedan encargar por mensajero el libro de matemáticas de su hija ya que le responden -con razón- ,desde la distribuidora, que están reservando las mensajerías para enviar comida, otra encuentre normal y hasta aplaudible que se envíe a un perrito en cuarentena… Entonces estamos banalizando una pandemia. Querido Pelayo, que tanto sabes de marketing, la omnipresente conectividad tecnológica tiene ese riesgo:que te puede generar crisis de reputación en cualquier momento..basta una elección equivocada, una historia inapropiada, un escenario nefasto De tu crisis de reputación yo no tengo la culpa. No dispares al mensajero

A post shared by Lucía Etxebarria (@lucia_etxebarria_) on

 

Y el reencuentro y la reconciliación no han sido viables porque cuando el ego no te permite ver más allá y no te deja dar tu brazo a torcer reconociendo tus errores, el arrepentimiento y la reconciliación son imposibles.

 

¿Comentarios?

Pelayo Díaz incendia las redes tras aceptar un perro ‘de marca’ como regalo

Pelayo Díaz la ha vuelto a liar en las redes sociales después de publicar una foto con el último regalo que le ha hecho una marca. En esta ocasión el regalo ha sido un ser vivo, un perro de raza que ha llegado a la casa del influencer a través de una conocida empresa de mensajería. Como es normal los comentarios no han parado de llegar.

Antes de escribir este post, y antes de calentarme en exceso con el tema, he hablado con Melisa Tuya, mi compañera, amiga, jefa y además una animalista de las que dan ejemplo con cada una de sus acciones. “Tal vez lo haya hecho con buena intención y su perro vaya a estar muy bien cuidado pero un animal nunca debe ser un regalo ni debe de tratarse como un objeto de moda” me ha dicho Melisa, y es que es verdad.

Quizás el gran error de Pelayo haya sido el de compartir en las redes la imagen de su perro, que por cierto ya tiene Instagram, como si se tratase de una colaboración más de las que hace con las marcas. La marca es en este caso una tienda de animales que vende perros pequeños como si fuesen artículos de lujo.

View this post on Instagram

Welcome home Vidu! 🌈🐻💕 Bienvenido a casa Vidu! Andy y yo queríamos ampliar la familia desde hace tiempo y no nos animábamos a dar el paso, pero el mundo conspira para que siempre te llegue lo que de verdad deseas y ésta mañana nos ha llegado este maravilloso regalo por parte de @LuxuryToyPuppies, que nos escucharon decir en nuestro IG LIVE lo mucho que nos gustaría tener un Pomerania. Ellos son expertos en Caniches, Pomerania y Malteses y sólo trabajan con criaderos nacionales de confianza que cuidan con cariño y en un ambiente familiar a todos los perros. Además nos contaban cómo a causa de la situación actual (incertidumbre, desempleo…) muchos cachorros están quedándose sin gente que se anime a cuidar de ellos y darles un hogar y, como no, se nos ha encogido el corazón. Vidu es un Pomerania toy de padre Ruso y madre Taiwanesa, tiene 2 meses y le acaban de poner su segunda vacuna así que ésta etapa de confinamiento sin salir de casa es perfecta para adaptarnos unos a otros. Gracias @LuxuryToyPuppies por cambiarnos la vida, Vidu va a ser el perro más feliz del barrio, os mantendremos informados!

A post shared by Pelayo Díaz (@pelayodiaz) on

Hace años, yo también cometí un error, probablemente el mejor de mi vida, pero lo hice. Hace años compré un cachorro de yorkshire en una tienda de animales después de haberme enamorado al verlo en un escaparate. En su momento, me pareció perfecto. Hoy soy consciente de que lo hice mal.

En España, el tema de la protección animal está bastante verde. Existen lugares donde maltratan a los perros para que den más y más crías, donde viven en condiciones lamentables y son muchos, los que como yo hice en su día, hacen que prime la raza del ser vivo por encima del animal en sí.

 

Estoy convencida de que Pelayo y su chico no tienen mal fondo, estoy segura de que Vidu, que así se llama su perrete, será el mejor cuidado del mundo, pero también estoy convencida de que Pelayo Díaz y Andy han aprendido la lección y se van a sensibilizar más con los animales en el futuro. Es terrible leer como tratan al que será su compañero de vida durante los próximos años como si fuese una mercancía que llega por correo para promocionar una tienda de animales.

Dicho esto, añadiré, que aunque estoy de acuerdo en eso de que Pelayo ha hecho las cosas mal, los insultos no están nunca justficados. Espero que Pelayo haya aprendido algo de todo esto.

Con la cantidad de animales que en nuestro país necesitan un hogar, ojalá hubiese dado ejemplo adoptando.

 

dffdfdf

Tras su desnudo… las fotos más sexys de Pelayo Díaz en Instagram

Ayer una imagen de un desnudo integral sacudió las redes sociales. El influencer y experto en moda Pelayo Díaz se encontraba en la isla de Formentera y decidió compartir con sus seguidores de Instagram una imagen que no ha pasado desapercibida para nadie. Ni siquiera para Instagram que lo ha censurado.

(haz ‘click ‘en la imagen para ver las posaderas de Pelayo en todo su esplendor)

Pelayo, que no quería desnudarse así como así, quiso enviar a sus seguidores un mensaje de aceptación, escribiendo: “Dejemos de ser tan duros con nosotros mismos. Dejemos de ser tan crueles con nuestros propios cuerpos y con los de los demás. Ama tu cuerpo, valóralo, trátalo bien. Es tuyo y es el único que tendrás para el resto de tu vida”.

Pero, aunque en esta ocasión, su desnudo iba con mensaje, ha habido otros momentos en los que Pelayo ha calentado las redes con imágenes calientes y muy muy ligeritas de ropa. Aquí va mi selección. En alguna, aparece también junto a su marido, que tampoco está nada mal.

¿Qué te parece Pelayo? ¿Eres de las mías y te gusta? ¿O por el contrario piensas que está sobrevalorado?

En el que Rosy vuelve cuando los ‘emojis’ pelirrojos llegan a WhatsApp

Pues sí, he pensado que como mañana ya estarán disponibles en todos nuestros WhatsApp los emojis de pelirrojos, era buen momento para regresar a la carga. (No lo sabías, pero soy pelirroja natural).

Vuelvo renovada (y con Instagram), probablemente con más ganas que nunca y con la intención de implicarme un poquito más con todo lo que escriba. ¡Me pienso mojar más que un churro en su tazón de chocolate!

Este esperado regreso (casi más pedido que el de Brad Pitt con Jennifer Aniston) se produce después de un inesperado abandono: me abandonaron. Eso es exactamente lo que me ocurrió. El que hasta febrero era mi novio decidió, de manera unilateral y sin moción de censura ni nada por el estilo, poner fin a nuestro idilio amoroso después de casi 2 años y medio de amor intenso a distancia. ¿El problema? La distancia. La distancia y que él, que vive felizmente en la casa de sus padres (con ellos) en un pueblecito andalú, no quiere mudarse a la gran ciudad. Y mira, yo lo entiendo: en Madrid los alquileres son ridículamente caros, el verano demasiado seco, la contaminación es una amenaza, él tendría que cocinar su comida todos los días y no depender de los deliciosos guisos de su mamá, se lavaría y plancharía la ropa solito, yo me enteraría de sus ‘juergas flamencas’ con sus amigotes y, probablemente, de las veces que me es infiel, tendría que buscar un nuevo trabajo, salir de su zona de confort… ¡Exacto! Su zona de confort. Ese es el problema y… bueno, que es un vago y que no me valora tanto como a los guisos de su señora madre. (Señora, que yo a usted la adoro, pero su mochuelo hace días que no tiene plumón. ¡Déjelo volar! Y si no se va del nido por sí solo… una patadita y listo. Verá qué rápido alza el vuelo).

¡Qué a gusto me he quedado oye! (Os dije que me iba a implicar, pero jamás pensé que tanto).

Volvamos a mi realidad, o al menos a nuestra realidad compartida: ¡Madre del amor hermoso! Me voy unos meses de retiro y recuperación espiritual y pasa de todo por aquí: la hija de Amancio volverá a pasar por el altar, Harry se casa con la de Suits, Bigote Arrocet y María Teresa Campos sacan un disco y solo dos señoras que andaban perdidas por El Corte Inglés de Nuevos Ministerios van a su firma. Kiko Rivera está deprimido, Paula Echevarría y Miguel Torres todo lo contrario, y mientras Bustamante baila en la tele con la que podría ser su nueva chica. Belén Esteban le gana a Toño Sanchís en los juzgados, y Pelayo ya no juzga el look a nadie y ahora baila compitiendo con Busta. Laura Matamoros ya es mamá y Tamara Gorro va a adoptar. Chabelita y Alberto Isla (en la isla) hacen como que se casan, los triunfitos triunfan más allá de su plató, Aitana lo deja con su Vicente y Cepeda se le arrima… (Coge aire Rosy). ¡Qué barbaridad! Y todo esto solo desde febrero. Si es que… no os puedo dejar solos.

Y como no os puedo dejar solos: ¡he vuelto! Tengo ganas, motivos para estar aquí y sobre todo muchas, muchas cosas que os quiero contar, y otras tantas que llegarán a mis oídos, o a mis ojos, y no me podré guardar para mí sola.

Gracias por estar ahí, no os defraudaré.

Palabra de Rosy.

Pelayo Díaz: “Si te burlas de ti mismo ya no se pueden burlar otros”

Warhol era un intelectual y llenaba de referencias culturales y artísticas todo lo que creaba y hacía, también las bromas, por lo que me parece algo arriesgado afirmar que si ahora estuviese vivo trabajaría un reality de Telecinco, que es precisamente lo que ha hecho Pelayo Díaz en esta entrevista en Abc. Una ha leído sus diarios, y cree que no, que Warhol estaría bien alejado de la televisión-espectáculo, a veces salpicada de gritos y controversia, que ofrece la cadena amiga. Le reconozco todo el mérito a Pelayo, sin embargo. El star blogger español más star blogger de todos los star blogger ha publicado un libro, Indomable, con el que se posiciona en la cima de su carrera.

Pelayo Diaz © Gtres

Pelayo Diaz © Gtres

“Si te burlas de ti mismo ya no se pueden burlar otros, porque tú ya has hecho la gracia”, dice Pelayo. No le ha faltado valentía y dosis de fuerza (creo recordar que en dos de sus tatuajes se lee: fuerza y valor) para seguir con su sueño pese a todas las críticas furibundas que recibe en Internet diariamente, por no hablar de quienes le califican de arribista por haber estado enamorado de diseñadores famosos.

portada_indomable_pelayo-diaz_201605191303

La realidad es que tiene 800.000 seguidores en Instagram (más que los diseñadores famosos de los que se enamoró), lo cual significa una cosa: Pelayo Díaz interesa. Vende. Gusta. Lo que no interesa es ignorado, y él tiene muchísima más repercusión que otros personajes públicos en cada post y en cada publicación que hace. La tenía antes de entrar en Cámbiame, de Telecinco, aunque ahora su fama se haya triplicado. Su caché es muy alto: está forrado. Recibe un dinero considerable por cada foto que pone promocionando una marca: supone publicidad directa con los fans.

Diremos lo que queramos, pero lo cierto es que se lo ha trabajado: estudió Diseño de Moda y Marketing en la prestigiosa Central Saint Martins de Londres (¡el mismo lugar en el que ahora está Antonio Banderas!) e incluso hizo pinitos con un genio como Alexander McQueen, lo cual, estaréis de acuerdo conmigo, no lo consigue cualquiera. Tiene mérito, oiga, como queda claro en su libro, un diario menos íntimo de lo que él ha explicado (apenas habla de sus romances) que sí está lleno de anécdotas de vida, dibujos, creaciones y en muchos casos, belleza.

En España tenemos la malísima costumbre de criticar muchas cosas que triunfan, pero no seré yo quien lo haga esta vez, y os juro que no le conozco personalmente. ¿Qué pensáis vosotros?

Pelayo Díaz: “No apoyo la democratización de la moda”

“Me gustaría que la gente fuese más abierta, al estilo de Londres o Berlín”, explicaba Pelayo Díaz el pasado sábado en una entrevista publicada en El País. Le habían preguntado qué cambiaría de nuestro país lo cual, bien pensado, no estaría mal: apertura mental siempre es buena.

Pelayo Díaz, en una foto de su IG @princepelayo

Pelayo Díaz, en una foto de su IG @princepelayo

Pero nuestro ‘it boy’ más famoso, que cuenta con 740k de seguidores en Instagram (ahí es nada), dio otros jugosos titulares: “No apoyo la democratización de la moda, hay gente con mucho dinero que jamás se gastaría 100 euros en una camiseta y otra gente con poco que ahorra para hacerlo.”

Aseguró que él no va a “perder tiempo en convencer a alguien de que una marca de lujo que fabrica en París trata y paga mejor a sus empleados, por ejemplo.”

¿Qué os parece lo que dice? Teniendo en cuenta el escándalo de Amancio Ortega que sacó hace poco Jordi Évole

Ante la pregunta de cómo ha sido lo de aceptar participar en un programa de televisión (Cámbiame, ya sabéis) él responde ni corto ni perezoso: “Si no sales por la televisión no eres nadie”. Ejem. La frase no es solo tópica y un poco presuntuosa, sino además rigurosamente falsa.

Bueno, vale, se lo perdonamos. Pero, ¿cuál es, entonces, el secreto del éxito del digital influencer al que las marcas de ropa pagan cantidades nada desdeñables por salir en su blog y que ahora triunfa en Telecinco?

“Sigo un único consejo, que me dio mi hermana a los 18 años: hacer lo que me dicte el corazón. Eso me ha ido llevando de un proyecto a otro, de una ciudad a otra, y por tanto a hacer lo que me apetecía.”

Claro que, si queréis seguir ahondando en sus secretos y en su corazón, tendréis que esperar a que salga su primer libro, Indomable, en el que, según ha contado, vamos a poder conocer a la persona que se esconde detrás de los focos de la tele y de los flashes de la cámara.

pelayo diaz indomable