BLOGS
La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Historias del corazón con mucha guasa

María Lapiedra y su todavía marido estarían juntos, haciendo un montaje a costa de Gustavo González

La historia de las Navidades, el triángulo amoroso de María Lapiedra, Mark Hamilton y Gustavo González avanza por nuevos y muy vertiginosos senderos en las tardes de Sálvame, donde la realidad siempre supera a la ficción. Después de que la actriz, según ella también filóloga, y el colaborador confesasen que llevaban ocho años juntos, siendo infieles a sus respectivas parejas; después de que desmenuzasen encuentros íntimos y detalles personales, como que Lapiedra se quiere quitar el diu para ser madre de nuevo, después de que el todavía marido de ella se convirtiese en un habitual de las tardes de la cadena…después de todo esto, salpicado de lagrimas, enfados y traumas infantiles, y de la mano de María Patiño, que a veces pienso que podría trabajar para el CNI, llega un nuevo capítulo que da un giro radical a esta historia, ante todo bizarra, de como exponer tu vida en la tele.

La periodista y presentadora sustituta, a ratos, hacía público ayer, en el plató de Sálvame, que el todavía marido de Lapiedra y la actriz, también colaboradora reciente del programa, podrían estar tendiéndole una trampa a Gustavo para lucrarse a su costa. Es decir, sí ha habido infidelidad pero tanto María como su pareja estarían exprimiendo al máximo la situación para hacerla lo más rentable posible. Sólo ellos saben como de permisivos y abiertos son como pateja y puede que la condición que el arquitecto le haya puesto a Lapiedra para perdonar sus escarceos sea sacar dinero a cambio.

Todo empezaba con una conversación en la que la periodista le preguntaba a Mark si el día anterior había visto a su todavía mujer, él lo negaba en un principio, pero no le quedaba otra que admitirlo cuando Patiño le contaba que había fotos de ellos juntos en una pastelería de Barcelona, a las seis y media de la tarde. La respuesta dejaba en evidencia a Mark, “bueno, es que tengo mala memoria”. Ambos habrían quedado pora llevar a una de sus hijas al médico, según la versión del arquitecto pero Patiño, como acostumbra, se ponía seria, y añadía que una periodista, amiga de la dependienta, tenía toda la información de la conversación que habrían tenido, mientras se reían a carcajadas. Conversación que para disgusto de Mark y de la actriz podría estar grabada y que demostraría que lo que les une es el negocio.

Justo esta información se hace pública cuando descubrimos que María Lapiedra, más que actriz de lágrima fácil, es una gran empresaria. La colaboradora de Cazamariposas ganaría 18.000 al mes por su participación en el programa que La Fábrica emite desde Barcelona, donde tiene también una tienda de ropa de niños y un entramado de redes sociales con miles de seguidores, en el que las firmas le pagan para promocionar productos diversos. La que se hizo popular al lado del director de porno Ramiro Lapiedra ha publicado tres libros y sigue haciendo strepteases por 250 euros, según contaba un chico de 19 años, en una llamada al programa de Telecinco, que añadía que también ofertaría la posibilidad de ‘otros servicios’. Además la rubia es desde hace un par de semanas colaboradora de Sálvame, a 500 euros por tarde. Vamos que la imagen de chica ingenua y sensible es solo la fachada con la María, que de tonta no tiene un pelo, se presenta ante la audiencia. Yo no sé como le da tiempo a hacer tantas cosas y a ser madre. Admiro su organización y optimización del tiempo.

Según María Patiño las fotos y el contenido de la conversación que saca a luz este montaje entre Lapiedra y su marido verán la luz en los próximos días, pero supongo que ellos mismos sabrían que este negocio tenía los días contados. Un negocio donde Gustavo tampoco ha salido mal parado, al menos en el terreno económico. Según la revista QMD, entre entrevistas y apariciones en platós los tres protagonistas del culebrón se habrían embolsado más de 72.000 euros. María habría ganado 42.200 euros, Gustavo casi 20.000 euros y Mark unos 12.000 euros. Es obvio decir que sabemos al menos de una que se irá seguro al próximo Supervivientes, con un caché muy bien negociado.

**Fotos: Telecinco.es y La Casa del Libro.

 

9 comentarios

  1. Dice ser yoni

    Qué pesados¡
    Todo está guionizado

    11 enero 2018 | 12:53

  2. Dice ser ascension

    Seguro k sera un guion, porque sino es la historia mas absurda que he oido en mi vida, ayer salia el marido defendiendo a su mujer infiel, increible, qur se callen ya y dejen de tomar.como idiotas a la gente

    11 enero 2018 | 15:48

  3. Dice ser Fran

    No sé ni quien és María Lapiedra, ni Gustavo González… y la verdad, ni me interesa.
    Sigo sin entender por qué en España hay tanta gente que ve Tele5. Así va el país.

    11 enero 2018 | 16:08

  4. Dice ser Carmen

    Aquí no hay corazón, bolsillos llenos, vivir del cuento, y el que nace gato muere maullando

    11 enero 2018 | 16:48

  5. Dice ser lector

    A ver Rosy, la Lapiedra esta es conocida solo y exclusivamente por hacer montajes para ganar dinero fácil (a lo que se dedica normalmente es mas cansao).. Esta vez la novedad es que va a medias con el Gustavo, el marido ya está acostumbrao a que lo mantengan

    11 enero 2018 | 19:17

  6. Dice ser yaya

    montaje? está claro, pero no a costa de Gustavo. Ese está más metido en el meollo que el marido de la piedra…y todo gracias a los manipuladores de sus amigos del salvame..

    11 enero 2018 | 19:20

  7. Dice ser Montse

    No sé si es un montaje o no, pero que ella protagoniza algo más que escenas eróticas, eso sí que lo puedo asegurar, http://blog.universoerotico.com/

    13 enero 2018 | 19:48

  8. Dice ser THERESA WILLIAMS

    Hola, soy Theresa Williams. Después de estar en una relación con Anderson durante años, rompió conmigo, hice todo lo posible por traerlo de vuelta, pero todo fue en vano, lo quería de regreso por el amor que tengo por él, Le supliqué todo, hice promesas pero él se negó. Le expliqué mi problema a mi amiga y ella sugirió que debería contactar a un lanzador de hechizos que podría ayudarme a lanzar un hechizo para devolverlo, pero yo soy del tipo que nunca creyó en el hechizo, no tuve más remedio que intentarlo, Mandé al lanzador de hechizos, y él me dijo que no había ningún problema de que todo estaría bien antes de tres días, que mi ex regresará antes de los tres días, lanzó el hechizo y sorprendentemente en el segundo día, fueron alrededor de las 4 p.m. Mi ex me llamó, estaba tan sorprendido, respondí la llamada y todo lo que dijo fue que lo sentía por todo lo que sucedió, que quería que volviera con él, que me ama tanto. Estaba tan feliz y fui a él que así fue como comenzamos a vivir juntos felices otra vez. Desde entonces, hice la promesa de que cualquier persona que conozco tenga un problema de relación, sería de ayuda para esa persona al recomendarlo como el único hechicero real y poderoso que me ayudó con mi propio problema. correo electrónico: {drogunduspellcaster@gmail.com} puede enviarle un correo electrónico si necesita su ayuda en su relación o en cualquier otro caso.

    1) Hechizos de amor
    2) Hechizos perdidos de amor
    3) Hechizos de divorcio
    4) Hechizos de matrimonio
    5) Hechizo de enlace
    6) Hechizos de ruptura
    7) Desterrar a un amante pasado
    8.) Quieres ser promovido en tu oficina / hechizo de Lotería
    9) quieres satisfacer a tu amante
    Póngase en contacto con este gran hombre si tiene algún problema para una solución duradera
    a través de {drogunduspellcaster@gmail.com}

    13 enero 2018 | 22:50

  9. Dice ser Raquel

    Esta clarisimo que es un montaje de este matrimonio,y a la vez humillante tanto libertinaje sobre los cuernos de ambos y los dos hombres consentidos y tragando,por esta maria lapiedra personaje execrable.Yo crei que Gustavo era inteligente,y padre de familia ademas de persona seria,que haya caido tan bajo…por semejante montaje,pero creo que es por tener silla en salvame y seguir todos facturando,solo tiene sentimientos los euros

    18 enero 2018 | 03:33

Los comentarios están cerrados.