BLOGS

Juan Carlos Escudier

Malos tiempos para los héroes

Si el subinspector Tedax 64501 fuera de Arkansas y hubiese desactivado la bomba que aportó las claves para detener a los terroristas del 11-S, Bruce Willis se hubiera puesto en su piel para hacer una película y Bush le hubiera palmeado la espalda como al jefe de Bomberos de Nueva York tras colgarle una medalla en la pechera. Pero como el policía no es de mucho más allá de Albacete y en este país lo héroes tienen la misma consideración social que el empleado de una inmobiliaria, el funcionario ha permanecido en el anonimato. “Saqué los clavos del explosivo y terminó mi función”, ha dicho.

A estas alturas es irrelevante si, como ha dicho el jefe de los Tedax de Madrid, en la tranquilidad del despacho pudo observar en la radiografía que se hizo de la bomba que un cable no estaba conectado, porque, sobre el terreno, el policía que se jugaba el pellejo, su compañero y el mismo jefe antes citado no pudieron apreciarlo. Así que, tras el fracaso de la desactivación a distancia, el subinspector –que sigue pensando hoy que de la observación de la placa no se puede afirmar nada con rotundidad- optó por “el desmontaje manual”.

Se trataba de una bomba que no se correspondía con el tipo con el que solían toparse ni con las empleadas habitualmente por “grupos terroristas autóctonos”. Es decir, que aquello, en su opinión, no pertenecía a ETA. Al policía le llamó la atención el sistema de activación por móvil, “simple pero ingenioso”, y la chapuza de no haber usado cinta aislante en las conexiones de los cables, error al que atribuye que la bolsa no estallara. De lo anterior dedujo dos cosas: que una persona preparó los móviles y otra distinta -sin cinta aislante- empalmó los cables, y que las mochilas halladas sin explosionar en Atocha y El Pozo fallaron por estas conexiones defectuosas.

El arrojado tedax introdujo el dedo en la bolsa de plástico que alojaba el explosivo, lo impregnó, lo olfateó y comprobó que se trataba de dinamita por su olor característico a almendras amargas. Le sorprendió que el teléfono estuviera apagado y pensó la bomba pudiera estar “trampeada”. Tras comprobar que el cargador del móvil que se hallaba en la bolsa no formaba parte de la estructura del artefacto, procedió a desconectar los cables del teléfono, a localizar el detonador de cobre y a desmenuzar el explosivo y retirar los 600 gramos de metralla que contenía. “Entendía que la bolsa era una prueba fundamental”, asegura.

Además de la mochila de Vallecas, la sesión de la mañana ha estado centrada en la Renault Kangoo que usaron los terroristas para trasladarse a Alcalá de Henares. Hemos sabido por su cuidador, que lleva un año de baja psicológica, que la perra que olfateó el interior del vehículo ha muerto de un infarto. No somos nadie. Y también por este policía conocemos ahora que no es fácil ni para un perro detectar unos detonadores y el papel impregnado de explosivo de un cartucho que están dentro de una bolsa de plástico cerrada, oculta bajo uno de los asientos.

Se ha empleado mucho tiempo y varios testigos en determinar si, como sostienen los agujerólogos, la Kangoo estaba en realidad vacía y luego fue rellenada por uno o varios conspiradores o, si, como parece obvio, los policías que buscan bombas no prestan atención a destornilladores, una maza, facturas o un chaleco reflectante y cuando dicen que no vieron nada se referían a nada que les hiciera saltar por los aires.

Además de la fallecida, el agente 75.039 entró también en el interior de la furgoneta porque, después de precintarla, el empleado de la grúa advirtió que el coche no se podía mover porque tenía una marcha metida. Con las mismas, el policía retiró el precinto, penetró por la parte exterior, pasó su brazo por el hueco de la rejilla que dividía en dos al vehículo y levantó el seguro de la puerta del copiloto. Desde fuera, abrió la puerta y quitó la marcha. Por supuesto, no vio la bolsa con los detonadores, que estaban bajo el asiento al otro lado de la rejilla, y no puede precisar si en el furgón había algún objeto. Lo que sí hizo fue volver a precintar la Kangoo.

TODO SOBRE EL JUICIO DEL 11-M

7 comentarios

  1. Dice ser fogarsconnection

    ¿Seguro que lo de la perra fallecida fue un infarto? ¿Seguro, seguro?¿No será que alguien hizo desaparecer un testigo molesto? ¿Porqué el PSOE se niega a hacerle la autopsia?¿Qué nos están ocultando?Don Mariano, convoque usted una manifestación de urgencia reclamando la verdad y eso.Ay, no, perdone, que ya ha dicho usted que en el PP nadie dice que el 11M sea cosa de ETA, nada, nada, no he dicho nada. Esperaremos a ver que dice Pedrojota.

    19 Marzo 2007 | 15:56

  2. Dice ser j.a.herrero

    Pues eso, que un funcionario se juega la vida para desactivar una bomba y para el PP es un mierda digno de toda sospecha. Pues eso.GRACIAS POR CIERTO A LOS QUE HACEN ESAS COSAS TAN ESPELUZNANTES POR NOSOTROS.GRACIAS

    19 Marzo 2007 | 16:32

  3. Dice ser pezón negro

    Parece ser que la perra fallecida grabó un vídeo donde confiesa como se organizó todo y se lo entregó a su abogado para que lo hiciese público si le pasaba algo. Prepárate ZP que este vídeo si que es el definitivo para meterte entre rejas.

    19 Marzo 2007 | 17:11

  4. Lo que hemos oído hoy:1.- La bolsa de Vallecas no estaba entre los equipajes del el tren del El Pozo.2.- Un policía vió una bomba dentro de una tartera con con tapa anaranjada y el resto vieron dicha bomba dentro de una bolsa de basura azul claro. La mochila en ambos casos era de tipo zurrón.3.- El guía canino dice que si en la Kangoo se hubiesen trasladado explosivos el perro lo hubiese detectado.4.- El guía canino solo recuerda haber visto en la zona de carga de la furgoneta un chaleco reflectante. El policía que entró en la zona de carga para abrir seguro de la puerta delantera no recuerda haber visto ningún objeto que le llamará la atención y que en el suelo de la furgoneta no había nada que le molestara para llegar a la parte delantera.

    19 Marzo 2007 | 18:51

  5. Al falta de argumentos…[Parece ser que la perra fallecida grabó un vídeo donde confiesa como se organizó todo y se lo entregó a su abogado para que lo hiciese público si le pasaba algo. Prepárate ZP que este vídeo si que es el definitivo para meterte entre rejas.]

    19 Marzo 2007 | 19:03

  6. Dice ser Saïd

    Es una pena,que nos tachen a todos los moros,por igual,muchos musulmanes estan en contra de lo que paso el 11-m.Y de todos los atentados , pero la politica va asi. Pero aqui hay mas manos escondidas, y lo que estan haciendo a mi modo de ver como se esta llevando esta investigacion, es lavarse las manos.Nosotros tanbien queremos la verdad.

    19 Marzo 2007 | 19:03

  7. Dice ser marcosmk

    Claro que no es cojo, lo que pasa es que es un embustero. 3 años manteniendo la patraña, y cuando tiene posibilidad de demostrarlo, no lo hace…Me parece gravísimo.

    29 Marzo 2007 | 10:05

Los comentarios están cerrados.