BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Entradas etiquetadas como ‘Omaba’

Guantánamo: pasado, presente y… ¿futuro?

mapa Guantánamo

Ubicación de Guantánamo. / Wikimedia

La base militar de Guantánamo, está situada en la región del mismo nombre en la isla de Cuba, frente a la costa de Haití, un lugar estratégico en el Mar Caribe. Pero, ¿desde cuándo está bajo jurisdicción estadounidense? Hay que remontarse a la guerra de Cuba contra España en 1898. En ésta, Estados Unidos intervino, pero su ayuda no fue gratuita.
En la primera Constitución de la República de Cuba, Washington forzó la inclusión de la llamada Enmienda Platt, por la que Cuba cedía a EE.UU. “por el tiempo necesario y para los propósitos de estación naval y estación carbonera” dos territorios, en Guantánamo y en Bahía Honda (aunque éste último nunca se hizo efectivo).

Preso en Guantánamo

DVIDSHUB / Flickr

La base de Guantánamo y la prisión, abierta en 2002, siguen funcionando. Los primeros detenidos, por tanto, llegaron hace 15 años, momento en el que George W. Bush comenzaba su peculiar “Guerra contra el terrorismo”. Al no ser territorio de Estados Unidos, los métodos de interrogatorio y las garantías para los presos no responden ante las leyes del país. Ni ante las de Cuba, ni siquiera ante las de la comunidad internacional.

Es decir, los presos están en una suerte de limbo jurídico. Los detenidos no tienen abogado, no tienen presunción de inocencia, no tienen comunicación con sus familiares y tampoco tienen derecho de apelación ante las comisiones militares. Además, el maltrato a los prisioneros fue reportado por Cruz Roja Internacional, que remitió al gobierno de Estados Unidos un informe denunciando la aplicación de métodos “equivalentes a la tortura”. La prisión llegó a albergar a más de 700 presos, ahora sólo quedan 41.
Lee el resto de la entrada »