BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Reciclaje de ropa usada, ¿puro marketing, lavado de cara de grandes firmas de moda o verdadera conciencia medioambiental?

Contenedor para ropa usada

Contenedor en Miranda de Ebro/ Zarateman

Llámenlo como ustedes quieran, consumismo, estar a la última moda… el caso es que nuestros armarios están repletos de ropa. Problema: hoy en día, el 90% de las prendas de los españoles acaban en la basura. Según los datos del Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos, cada español se deshace de unos 24 kg. de ropa usada al año.

Más problemas: sólo el 10% de toda esa cantidad ingente de ropa que tiramos acaba en un contenedor social autorizado para su reutilización, según datos recogidos por Humana Fundación Pueblo para Pueblo. Esta fundación fue pionera en España en la recogida y preparación para la reutilización de ropa usada. Cuenta en toda España con 5.100 contenedores gracias a acuerdos con 2.000 ayuntamientos y empresas, lo que ha permitido recoger 276.144 toneladas de ropa, el equivalente a llenar más de cuatro veces el estadio Santiago Bernabéu.

¿Por qué es importante la conciencia ciudadana del reciclaje de ropa? Porque, además de los beneficios sociales, la reutilización y el reciclaje de textil contribuyen a la protección del medio ambiente y a la lucha contra el cambio climático; al mismo tiempo de recuperar las prendas, se evita su depósito en vertederos contribuyendo así a la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero. Cada kilo de ropa que se reutiliza y no es incinerado evita la emisión de 3,169 kg de CO2, según datos de la Comisión Europea.

Firmas de moda que han emprendido campañas de reciclaje

Diferentes cadenas low cost y marcas de moda se han puesto como objetivo reciclar la ropa para que vuelva al circuito textil, es decir, una economía circular para usar eficaz y eficientemente los recursos. Por un lado, pretenden reducir el impacto medioambiental; por el otro, reducir los deshechos textiles y prepararlos para un nuevo uso.

Algunas de las empresas que ya han puesto en marcha esta estrategia son:

El Corte Inglés con su campaña “Yo ya reciclo” recoge ropa vaquera y ´premia´ al cliente con un descuento de 5 € en su compra en la marca infantil Brotes.

Mango implantó en 2015 “Second chances”. Recogiendo ropa y calzado en 80 contenedores en tiendas en España y otros 17 en Europa han conseguido procesar 2.5 toneladas de ropa usada.

Inditex pretende conseguir este año con su plan de sostenibilidad alcanzar entre un 5% y un 10% de prendas de origen sostenible. ¿En qué consiste en grandes rasgos este plan? Uso de algodón producido con abono natural, sin pesticidas o producir prendas de tejido obtenido de residuos plásticos entre otras estrategias.

Tienda de H&M en CHile

H&M en Costanera Center Shopping Center, Santiago, Chile/ Wikipedia

– Eso sí, no podemos dejar de hablar de la empresa pionera en esta actividad, la cadena sueca H&M cuya iniciativa empezó en 2013. Recoge ropa usada en sus establecimientos de 67 países, obteniendo desde entonces más de 45.000 toneladas de textiles. La entidad sueca acepta todo tipo de prendas independientemente de su marca y del estado en que se entreguen. A cambio el cliente recibe un cupón de descuento por cada bolsa de ropa usada que deposite en alguna de sus tiendas. Según ABC, uno de los compromisos de la firma sueca es reducir el impacto medioambiental a lo largo de todo el ciclo de vida de las prendas. Con esta estrategia, se consigue consumir menos materias primas que se habrían utilizado en la producción de nuevas prendas. Por otro lado, también se evita que muchos residuos textiles que se tiran a la basura acaben en los vertederos. Se estima que cerca del 95% de esos desechos se podrían volver a utilizar o reciclar.

¿Qué hacen con la ropa que se tira en esos contenedores?

Pongamos como ejemplo a H&M. La mitad de estas prendas se inyectan en proyectos sociales, y la otra mitad se utiliza para financiar la investigación de nuevas técnicas de reciclaje. La fundación H&M está asociada con el Hong Kong Research Institute of Textiles and Apparel (HKRITA), en un acuerdo de 4 años que concluirá en 2020, para encontrar técnicas de reciclaje de materiales textiles mixtos, de manera que las fibras pueden ser reutilizadas para la fabricación de ropa nueva.

Por otro lado, los artículos de segunda mano que se recogen son entregados a una empresa llamada I:CO, donde la ropa hecha con materiales mixtos es separada para ser revendida o utilizada en otros sectores industriales, como la tapicería de asientos de automóviles.

En una entrevista a la directora de marketing de Cheap and Monday (marca sueca de denim que nace dentro del grupo H&M) relata algún inconveniente que se les presenta; y es que, el algodón reciclado a partir de desechos textiles debe mezclarse con algodón “nuevo” para poder ser utilizado en la producción de nuevas prendas, lo que viene a decir que hoy por hoy los hilos provenientes de reciclaje no son suficientes para producir ropa 100% ´ecosostenible´.

Materiales reciclados y prendas que salen de ellos

Con los plásticos o redes de pesca que inundan cada año nuestros océanos se pueden crear tejidos para fabricar abrigos y plumíferos.
El plástico PET pasa por ser triturado para crear fibras de poliéster que posteriormente se convierten en etiquetas de prendas, correas o cordones.
Los posos usados del café (el cual absorbe olores, protege de los rayos UV y seca muy rápido) se mezclan con trozos de plástico reciclado y dan lugar a textiles para prendas deportivas.
El caucho reciclado de neumáticos sirve para chanclas o suelas de zapatillas.

Tal y como apunta Pablo Ramiro, director de Marketing de Hilaturas Ferre -empresa de hilatura de algodón con 70 años de historia y que recicla para marcas como H&M, El Corte Inglés e Inditex- “el reciclaje de ropa ha venido para quedarse. No es una moda, no podemos hacer otra cosa porque nos estamos cargando el planeta”. Intentemos tener un poquito de conciencia social que aún queda mucho camino por recorrer.

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Aída Carretero García

    Estoy alucinada, jamás pensé que se pudiera reutilizar la ropa que ya no nos vale o que ya ha pasado de moda… Siempre pensé que esos contenedores se enviaría a distintas ONG… Gracias , Elena González, por abrirme los ojos!.
    Ah, interesantísimo el tema de los posos del café!, habrá que seguir investigando sobre ello!

    10 septiembre 2017 | 17:49

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.