BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

CSW61: luchando, AÚN, por la igualdad de género en el mundo laboral

¿Cuántas mujeres ves en esta foto? ¿No tendría que ser tan difícil encontrar una no?

El mundo laboral está cambiando a gran velocidad, impulsado por la innovación, la globalización y una mayor movilidad de las personas. Pero el cambio tiene que ser más rápido en lo que respecta a empoderar a las mujeres que, con su trabajo, han reportado muchas de las ganancias globales de las últimas décadas. Las mujeres siguen teniendo en su mayoría trabajos menos lucrativos y que no permiten disfrutar de prestaciones. Ganan menos que los hombres, aun cuando soportan el enorme peso —fundamental en términos económicos— que representan el trabajo de cuidado no remunerado y el trabajo doméstico.

49,6% mujeres con trabajo remunerado

Sólo el 49,6% de las mujeres en edad de trabajar forman parte de la fuerza de trabajo remunerada a nivel mundial, frente al 76% de los hombres, según los últimos datos de la ONU. Además, las mujeres asumen 2,5 veces más trabajo no remunerado que los hombres, y la brecha salarial de género se sitúa en el 23%. Entre la población que no dispone de protección social o tiene acceso limitado, las mujeres representan el 73%.

170 años para lograr la igualdad económica

A este ritmo, la igualdad económica entre hombres y mujeres no se podrá lograr hasta dentro de 170 años, según el último informe sobre la brecha de género del Foro Económico Mundial.

Las investigaciones demuestran también que si las mujeres desempeñan un papel idéntico en los mercados laborales con respecto al de los hombres, se podrían agregar hasta 28 billones de dólares (26%) al PIB mundial anual en 2025.

Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW 61)

El sexagésimo primer período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW 61), que tuvo lugar en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York, del 13 al 24 de marzo de 2017, se centró en el tema de “El empoderamiento económico de las mujeres en el cambiante mundo del trabajo”. La Comisión es la mayor reunión intergubernamental de la ONU dónde participan líderes mundiales, ONGs, actores del sector privado, socios de las Naciones Unidas y activistas de todo el mundo en centrarse en la situación de los derechos y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas, en cualquier parte del mundo, buscando generar consenso y acciones políticas.

La globalización, las innovaciones digitales, el cambio climático, las crisis humanitarias, la creciente informalidad laboral y las desigualdades económicas continúan transformando el mundo en el que trabajamos, planteando tanto retos como oportunidades para liberar el potencial económico que atesoran las mujeres para crear un futuro mejor. Para lograr economías saneadas y sostenibles, el mercado laboral tiene que empoderar a las mujeres y eliminar las desigualdades persistentes que impiden a las mujeres colocarse en pie de igualdad con los hombres.

infografia completa

Por espacio de casi dos semanas, la sede de Naciones Unidas en Nueva York se convertió en el epicentro del encuentro mundial más importante de la Mujer para deliberar sobre cuestiones clave que afectan significativamente a las mujeres y las niñas en la esfera del trabajo, desde la brecha salarial entre hombres y mujeres hasta el trabajo no remunerado, así como los retos del trabajo informal y las oportunidades que crean las economías verdes y las nuevas tecnologías. Proponer soluciones y negociar un documento conjunto adoptado por los países miembros. Las conclusiones acordadas –publicadas en la versión provisional– recogen diferentes puntos, destacamos algunos:

—        Urge a los gobiernos a poner fin al acoso y violencia contra las mujeres en el mundo del trabajo, que promuevan el fortalecimiento de leyes y políticas en ese sentido y adopten medidas específicamente focalizadas para la reincorporación laboral de las mujeres víctimas y supervivientes de violencia en el mercado laboral. Reconoce que la salud y los derechos sexuales y reproductivos son esenciales para los derechos, la independencia y el empoderamiento económico. Es necesario mencionar que este punto fue muy difícil de lograr, ya que Rusia, Estados Unidos y los países del Caribe inglés se oponían.

—        Urge al fortalecimiento de los marcos regulatorios y leyes que impulsan la conciliación y distribución las responsabilidades familiares entre hombre y mujer, promoviendo políticas y servicios sensibles a la familia.

—        Habla de la necesidad de medir el valor del trabajo doméstico no remunerado y de cuidados para calcular su contribución a la economía nacional. Redistribuyendo entre mujeres y hombres el trabajo de cuidados no remunerados que asumen casi exclusivamente las mujeres e impide su participación en el mercado laboral.

—        Propone promover la incorporación y reincorporación en el mercado laboral de las mujeres, especialmente a través de la eliminación de las barreras estructurales que enfrentan las mujeres jóvenes en su transición del estudio al empleo, así como los abordar los retos a los que se enfrentan las mujeres que vuelven de una pausa profesional relacionada con el cuidado de los hijos. Reconociendo a su vez del significado social de la maternidad y la paternidad, así como el rol de los padres en la crianza de los hijos.

—        Subraya que una de las formas de discriminación hacia la mujer en el ámbito laboral que se debe prohibir es aquella basada en el embarazo y la maternidad; por lo que hay que tomar medidas apropiadas para lograr que la mujer a través de su ciclo vital tenga iguales oportunidades por trabajo decente en el sector público y privado.

—        En el campo educativo se llama a asegurar que las adolescentes, madres jóvenes, así como madres solteras, puedan reanudar y finalizar su educación.

—        Por primera vez, se reconoce la importancia de la Declaración de Derechos de los Pueblos Indígenas, que focaliza en el empoderamiento de las mujeres. Llama a los gobiernos a respetar y proteger el conocimiento ancestral y tradicional de las mujeres indígenas y a enfrentar las múltiples e intersectoriales formas de violencia y discriminación que ellas padecen. También llamó a apoyar la independencia financiera y la autosuficiencia económica de las mujeres indígenas para que puedan establecer sus emprendimientos económicos.

Las conclusiones acordadas en la 61 sesión de la CSW, subrayan una gran cantidad de compromisos importantes para el logro progresivo de la igualdad de género en el mundo laboral, posibilitando mecanismos para el acceso y la continuidad a un trabajo digno. Para que toda está energía plasmada en papel suponga una aplicación en la vida real se debe romper con la resistencia de los países a cambiar la estructura mundial económica, financiera y de comercio que aumenta las desigualdades entre y dentro de los países. Esperamos que no tengamos que esperar 170 años. Es un disparate, nos tendría que dar vergüenza que nuestras abuelas aun se estén manifestando por las mismas razones que lo hacían en los años 20.

3 comentarios

  1. Dice ser Joana

    No te preocupes. Cuando tus amigos musulmanes sean más (y no falta mucho, con todos los invasores que tú aplaudes) exterminen a los aborígenes europeos, impondrán la Sharía. Y entonces verás lo bien que saben las palizas y lo sexy que quedan los burkas. Pidele a alá o al mahoma que jamás te duela ni una pestaña, porque te vas a morir como una perra en un rincón. Recuerda que ningún hombre podrá verte ni tocarte, ninguno que no sea tu dueño. Así que un médico como que no. Y como las mujeres no podrán trabajar… a ver de dónde sacas una mujer médico, panoli. No me da pena, al contrario, me reiría hasta caerme. Pues te lo mereces por traidora.

    P.S. Obviamente no leí la mierda de artículo y mucho menos me voy a demorar mirando un dibujito. ¿Qué como sé que es una mierda de artículo sin leerlo? Porque no tenéis talento, ni valor, ni nada. Jamás he leído aquí nada que valga ni para envolver pescado. Tenéis este blog no porque sirváis para algo, sino por ser mujeres. Y te lo dice una mujer. Bah.

    11 abril 2017 | 20:54

  2. Dice ser la verdad

    Las mujeres competentes no necesitan ni padrinos, ni madrinas. Lo mismo sucede con los hombres competentes, y para tu desgracia hombres y mujeres competentes conviven en armonía, no te vayas a pensar que están todo el día a zascas, que es lo que a ti te gustaría.

    14 abril 2017 | 21:10

  3. Llevan años las mujeres luchando por sus derechos en el mundo laboral.
    Actualmente hay muchas mujeres trabajando en el sector servicios como abogadas o médicos, y muy pocas en el sector primario o secundario.

    22 abril 2017 | 18:42

Los comentarios están cerrados.