BLOGS

En París nos jugamos mucho y el 20-D nosotros decidimos

mabel

Fernando Ferrando – Vicepresidente de la Fundación Renovables

  • En España producimos el 28% de la energía que consumimos, 20 puntos menos que la media de la Unión Europea y con una dependencia del petróleo y el gas natural del 63%.
  • El 75% de nuestras emisiones de Gases de Efecto Invernadero proceden del consumo de energía.
  • En los últimos 4 años hemos gastado una media de 43.000 millones de euros al año lo que ha supuesto que un 4% de nuestro producto interior bruto se destine a la compra de combustibles ineficientes y contaminantes.
  • Desde 1990 hemos incrementado un 20% las emisiones frente a una reducción del 15% en la Unión Europea.

Impresionante ¿verdad?

La cuestión no es cómo hemos llegado a tener estas cifras, sino cómo hemos podido mantener un modelo económico y energético tan poco racional que nos ha convertido en un país dependiente, poco respetuoso con el medioambiente y económicamente ineficiente.

9820-944-550Desde todos los organismos internaciones se ha mantenido que la única posibilidad de poder diseñar un futuro más sostenible es a partir de una apuesta decidida por el ahorro, la eficiencia energética y las energías renovables.

Podríamos mostrar nuestra satisfacción por el hecho de que España mantuvo en el pasado un liderazgo tecnológico e industrial claro a nivel mundial que debería permitirnos avanzar con paso firme hacia un futuro con menor dependencia, más limpio y más competitivo, si no fuera porque en estos últimos 4 años se ha llevado a cabo una política energética más preocupada por mantener el sector energético tradicional que por la adaptación al futuro de nuestro modelo productivo.

En la legislatura a punto de terminar se decidió que las energías renovables y la eficiencia energética, en contra de la opinión de todo el mundo, no solo no eran la solución, sino que eran el problema. De hecho, si damos un ligero repaso a la política energética llevada a cabo, podemos encontrar la respuesta al por qué tenemos un panorama tan deprimente:

  • Por decisión política se ha producido una moratoria real para no instalar más energías renovables. Es verdad, hemos crecido en aportación relativa, como dice el Gobierno, pero este incremento se ha debido a que la demanda de energía, por causa de la crisis económica, se ha situado en niveles de hace 10 años.
  • Se ha perdido, mediante un cambio legislativo, la seguridad jurídica de todos los que en el pasado invirtieron en renovables alterando de forma clara la credibilidad y la confianza de España. Hoy en día somos el país con mayor número de demandas de arbitraje en tribunales internacionales.
  • Se ha elaborado una regulación que hace inviable generar energía eléctrica en el lugar de consumo, medida reconocida para fomentar una cultura energética responsable y participativa por parte de los consumidores.
  • Disponemos de los combustibles más baratos de la Union Europea, por menor presión fiscal, lo que impulsa su consumo, y de la electricidad más cara. Fomentar el consumo de electricidad debe ser la línea de futuro ya que no contamina cuando se consume, es más eficiente que el uso de combustibles y puede ser generada por energías renovables.
  • Nos opusimos a la Directiva de Eficiencia de la Unión Europea y tras su transposición al ordenamiento jurídico español ha sido poco comprometida.
El 10% de los hogares españoles sufre pobreza energética, el triple que antes de la crisis.

El 10% de los hogares españoles sufre pobreza energética, el triple que antes de la crisis.

Y todavía más preocupante es que en los últimos años ha ido incrementándose de forma dolorosa e inasumible la aparición y crecimiento de la pobreza energética, que por insuficiencia de ingresos, por altos costes de la energía o por deficiencias en la construcción de las viviendas, ha supuesto que haya más de 4 millones de hogares en España que no logran mantener condiciones mínimas de confort térmico. Esta situación ha sido tratada en la mayoría de los países de nuestro entorno mediante el desarrollo de marcos legales que protegen a los más desfavorecidos considerando a la energía como un bien básico. Por el contrario, en España solo nos hemos limitado a negar el problema.

Este empeño en cambiar el marco de seguridad jurídica ha llevado a la ruina a muchos particulares que, confiando en dicho marco, invirtieron sus ahorros en plantas fotovoltaicas sin que hayan recibido el más mínimo apoyo por parte de la administración.

Paradójicamente nos encontramos que el efecto de la pérdida de seguridad jurídica en algunas empresas de primera línea, cuya supervivencia está en entredicho, empiezan a encontrar propuestas de salvamento que acabaremos pagando todos los españoles y supondrán mayor cuantía que la que en su día se dijo que nos ahorramos. Es decir, corremos el riesgo de socializar las pérdidas una vez que ya se privatizaron los beneficios.

En París nos jugamos el futuro pero nuestra respuesta como país y nuestra capacidad de actuar se decide el próximo 20 de diciembre en unas elecciones que deben servir para subvertir el modelo energético actual y convertirlo, de una vez por todas, en el verdadero motor de una economía sostenible que genere valor y empleo.

7 comentarios

  1. Dice ser Sociólogo Astral

    En España se añaden las subvenciones a las renovables en el recibo de la luz, con lo cual se encarece la luz y se paga el sol y el viento como si fuera gasolina. no importa si la energia sale gratis del sol que entre el impuesto al sol y las subvenciones en el recibo nosotros pagamos siempre lo mismo o mas no importa de donde proceda esa energia.

    02 Diciembre 2015 | 10:57

  2. Dice ser algo que se ama se valora, no se desprecia

    El problema de las energías no está en las fuentes de energía, sino en la manada de tiburones que se alimentan de ella. Es por esto que el mundo está como está y funciona como funciona, desequilibrado total para alimentar a unos pocos.
    A los poderes anclados en modos pasados no interesa un mundo equilibrado y limpio. Ni de coña.
    Si se valorara el planeta, la vida, se amaría el modelo de energías limpias. El resto es patrañas, mentiras, engañabobos. Si la gente manda en democracia y la gente quiere cambiar, ¿quiénes son entonces los políticos? ¿Quiénes son los cuatro que mandan en el mundo?

    02 Diciembre 2015 | 12:38

  3. Dice ser Dokk

    Te equivocas, Sociólogo.

    Independientemente de lo que pagues sí importa de dónde procede la energía. Sí importa que venga de una nuclear de Iberdrola o de una cooperativa que sólo vende renovable, como Goiener o Som Energia, por ejemplo. Sí importa que se genere con gas de Argelia en lugar de con un molino eólico de Zaragoza. Sí importa que nos movamos ( y me incluyo) con un coche que contamina y funciona con un petróleo que viene de Oriente medio (menuda tienen liada, por cierto). Sí importa a quién le das tu dinero, a una multinacional o al tendero de la esquina. Todo importa.

    02 Diciembre 2015 | 12:39

  4. Dice ser mata el aire más que otras enfermedades malas

    Al igual que con el tabaco, deberían decir que RESPIRAR MATA.
    Y allí donde muera la gente por contaminación, pedir responsabilidades a lo sgobiernos que la permiten.

    02 Diciembre 2015 | 12:39

  5. Dice ser Anónimo

    Al comentario de Dokk añariría que importa y mucho que empresas españolas fabriquen parte los molinos eólicos que se instalan en medio mundo o que tres empresas con sede social en España (y por tanto contratando a miles de empleados que viven consumen y pagan sus impuestos en España) estén entre las cinco mayores empresas renovables del mundo instalando, operando y exportando tecnología a decenas de países.

    Se suele escucha que queremos pasar de tener una economía basada en ladrillo y turismo a tener una que se base en la exportación de productos de alto valor añadido, por eso importa y mucho desarrollar los sectores en los que podemos llegar a ser líderes mundiales.

    Siempre existe la alternativa como dice Dokk de seguir subvencionando las energías tradicionales y que Europa siga gastando unos cuantos billones de euros al año en comprar gas y petroleo a nuestros amigos argelinos, venezolanos, iraquies, etc etc, sin duda ese dinero lo van a utilizar bien.

    También importa y mucho que España tenga un 70% de dependencia energética y que el coste de nuestra energía dependa de si un grupo de países nos quieren vender gas y petróleo ayer a 130 dólares, hoy a 40 y ya veremos mañana a cuánto les parece que deberíamos pagarlo

    02 Diciembre 2015 | 13:03

  6. Dice ser Las triquiñuelas del fanegas

    Sabéis que el 20zurullos —órgano oficial de los pablonianos— censura a sus usuarios sin que ellos lo sepan. Hacen que ningún otro usuario pueda leer los comentarios. Si no perteneces a la secta podemita puedes probar poniendo un comentario, cerrando la sesión y volviendo a al comentario sin iniciar sesión y comprobar si está.

    Estos son los métodos bolcheviques del fanegas de Torresandino.

    02 Diciembre 2015 | 17:23

  7. Dice ser Paco

    Pues parece que se jugo muy mal en París, espero que el 20D las apuestas nos den una sorpresa y realmente empecemos a jugar a algo nuevo.

    17 Diciembre 2015 | 23:22

Los comentarios están cerrados.