Entradas etiquetadas como ‘loro’

Freddy Krueger, el loro al que mordió una serpiente, recibió un balazo y fue raptado

Freddy Krueger es un loro muy especial porque tiene más vidas que un gato, y no exagero un ápice con esta afirmación. Por eso su historia, que podría servir perfectamente para un guion de una película, se hizo viral en Brasil.

El ave logró regresar solo al zoológico donde vive en Cascavel, en el sur del país, tres días después de ser secuestrado por un grupo armado de traficantes de animales exóticos. Un empleado del zoo lo encontró, el pasado 16 de abril, cerca de la jaula que había ocupado durante los últimos cuatro años. ¡¡¡Una traumática vuelta al hogar!!! Lee el resto de la entrada »

Un loro revela a su dueña la infidelidad de su marido con la asistenta

lorop

La historia de este emplumado delator ha ocurrido en Kuwait, donde una mujer ha descubierto los desmanes de su marido con la empleada de hogar gracias a que su loro lo ha cantado todo.

El romance clandestino se descubrió cuando el ave comenzó a repetir como si no hubiera un mañana las frases amorosas que el esposo le dedicaba a la asistenta en sus escarceos. Al escuchar tan esclarecedora confidencia, la mujer protegió al pájaro como oro en paño y fue inmediatamente a una comisaría de policía. Lee el resto de la entrada »

Un loro bocazas delata a su dueño en un control de alcoholemia

Una noche de juerga y descontrol etílico le ha salido muy caro a Guillermo Reyes, un mexicano de 49 años que fue traicionado por su mascota: un loro con la lengua muy larga.

(Foto: DP de Ciudad de México)

(Foto: DP de Ciudad de México)

Después de varias horas dándole al ‘alpiste’ como si no hubiera día siguiente, el señor Reyes se quedó sin suministros. Sin importarle lo más mínimo la seguridad del resto de conductores, cogió su coche y se dirigió a la tienda de licores más cercana. Eso sí, no se olvidó de su ave (con problemas de estrés si se queda sola) y situó cuidadosamente la jaula del pájaro en el asiento trasero.

Tras recorrer unas pocas manzanas, se dio de bruces con un control de alcoholemia. ¡Horror! Debió de pensar Don Guillermo. ¿Y ahora qué hago? El iluso intentó guardar la compostura ante los agentes y pareció que casi los tenía convencidos. Pero en ese momento llegó la hora del ‘chivato alado’, que sin compasión comenzó a decir: “¡Está borracho, está borracho!” Lo habían dejado con el culo al aire.

Los policías, ante la insistencia del ave, obligaron a Reyes a pasar la prueba. El hombre, que debía llevar más copas encima que un ‘guiri’ en San Fermín, se negó en rotundo a realizar el test, así que los agentes no tuvieron más remedio que detenerlo.

El resultado de la ‘operación lorito’ lo va a recordar toda su vida el señor Reyes ya que le ha costado un par de semanas en prisión y la retira del carné de conducir durante dos años. Seguro que la siguiente vez que viaje con su amada mascota, le pone un bozal en el pico para que no cante ‘la Traviata‘.

El loro más temido por la Policía

BecConsejo: “Abrígate. Mírame a mí”

Sé que llego unos días tarde. Mi padre me avisó el viernes, pero yo estaba a mil cosas entre el catarro éste que me está consumiendo, la gente que fuma porros hechos con libros y las timbas que reúnen a delincuentes de toda calaña. Insisto, pues, sé que llego unos días tarde.

No obstante, no puedo obviar la existencia de un loro que ha sido detenido en Colombia por avisar a unos delincuentes de cuando venía la Policía al grito de “¡corre, corre, que te coge el gato!”.

Me imagino la rueda de prensa del ministro del Interior de turno, ante los medios:

“Buenas… sí, les he convocado a todos para comunicarles que hemos dado un gran golpe a la delincuencia. Hemos detenido a un loro que avisaba a los delincuentes de la llegada de nuestros agentes”. Para grabarlo en vídeo y pasarlo una y otra vez en APM.

Confieso que los loros no me han inspirado jamás demasiada confianza, desde que el loro Elvis aterrorizó a toda una ciudad británica (bueno, igual con “aterrorizó” me he pasado un poco… “puso de mala baba”, mejor) con sus insultos y sus descargas (no es que se bajara películas, es que hacía caca).

Atrás quedan mis buenos momentos con el loro kakapo, gordo e incapaz de volar, que conmovió a tantos y tantos jóvenes, casi como el final de Marco (encuentra a su madre en el penúltimo capítulo para verla morir… ¿eso es una serie de niños?).

Ahora todo es temor: loros que insultan, que son cómplices de delincuentes, que se confabulan con cuervos y búhos para organizar ataques a la sociedad… vamos, que como espabilen un poco más pronto les piden audiencia Toxo y Méndez para ver si por ahí pueden rascar algo.

PD: Como sabréis entender, el lunes no publiqué porque estaba más pallá que pacá.

PD2: Dentro de nada sacamos otro post con los grupos de Facebook más graciosos. Aprovechad para sugerir los que más os gustan.

El loro más raro del mundo está en peligro de extinción

La radio en España tiene cosas muy interesantes (no todo es Carrusel, que a mí me encanta… pero hay vida más allá), pero le falta publicidad. Una de esas cosas es América Valenzuela, que se encarga de Ciencia al cubo en RNE. El otro día, América hablaba de un extraño loro, el kakapo, que está en peligro de extinción.

El kakapo es un loro que no parece un loro, la verdad. No puede volar, es un ave nocturna, está gordo y se está extinguiendo. Al pobre animal se le acumulan los problemas.

Vayamos por partes.

¿Por qué no puede volar?

No siempre fue así. Cuando llegaron a Nueva Zelanda, el kakapo era más pequeño y volaba, como cualquier otro loro. A medida que sus depredadores se fueron extinguiendo, el kakapo no tuvo la necesidad de seguir volando, así que lo dejó de hacer y simplemente… lo olvidó.

Ahora se dedica a escalar los árboles y a caminar por el suelo usando su bigote (sí, tiene bigote… y un gran sentido del olfato). Usa sus alas como paracaídas cuando salta desde algún árbol y se ha acostumbrado a dormir de día y vivir de noche.

¿Por qué está gordo?

Mide unos 60 centímetros y puede llegar a pesar cuatro kilos. Si eso no es gordo, que venga Dios y lo vea. Lo cierto es que una vez que dejó de volar no necesitaba seguir a dieta, aunque no creáis… escalar árboles también requiere su esfuerzo.

Sea como fuere, lo cierto es que se ha dejado llevar por la buena vida y, como es capaz de acumular grandes cantidades de grasa, se ha vuelto un loro pesado, en el sentido literal de la palabra.

¿Por qué se está extinguiendo?

La colonización humana ha sido clave en este aspecto. Extinguidos sus depredadores, el loro dejó de volar y se convirtió en presa fácil para los roedores introducidos por los humanos.

Su táctica de camuflarse con la vegetación es útil para esquivar los ataques aéreos, pero ineficaz con animales a ras de suelo.

¿Cuál es su situación ahora?

El gobierno neozelandés se ha empeñado en recuperar al kakapo, del que sólo quedan 124 ejemplares.

Se encuentran en dos islas limpias de depredadores: Codfish y Anchor (las que aparecen en el mapa de arriba). El gran problema es que sólo ponen ocho huevos cada Mundial o Eurocopa, (cada dos o cuatro años, vamos).

Para colmo las hembras no llegan a ser fértiles hasta las 11 años y no todos los huevos tienen dentro polluelito. La solución, de momento, puede ser la inseminación artificial.

PD: Antes cazaban muchos kakapos y se repartían por los museos de todo el mundo. Es posible que hayáis visto alguno.

(FOTOS: Departament of conservation)

Bookmark and Share