Entradas etiquetadas como ‘desastre’

Desastre total en un partido de fútbol femenino

En un torneo femenino británico, celebrado en la región de Kent, se produjo un desastre de proporciones bíblicas en un partido en el que se enfrentaban los conjuntos del Maidstone United FC y el Prince of Wales.

Tal fue el fiasco que se llevaron las jugadoras del Prince of Wales que lo de menos es el resultado, un contundente 12 a 0. Lee el resto de la entrada »

Una fatal maniobra produce un desastre de proporciones bíblicas

¿Consideras que tu jornada laboral ha sido un auténtico desastre? ¿Crees que tu trabajo es una basura? Piensa que siempre puede haber alguien peor que tú. Ya lo decía Agorer (un experto en estas lides): “Cuando deseas una cosa con mucha fuerza, al final te comes una mierda“.

Sé que no sirve como consuelo, pero algo anima. Y si no es así, pues échate unas risas (los más malvados) o llorar desconsoladamente (que de todo hay en la viña del señor) viendo la mala suerte que tiene este operario, y la poca resistencia de las estanterías. Lee el resto de la entrada »

Un niño destruye más de 1.000 euros en maquillaje en una tienda de cosméticos

Una mujer, de Georgia (EE UU), compartió unas fotos en Facebook del absoluto desastre provocado por un chaval en una paleta de probadores de 52 sombras de ojos valorada en 1.300 dólares (1.106 euros), en una conocida tienda de cosméticos. El pequeñín dio rienda suelta a sus habilidades creativas o destructivas. ¡¡¡Menudo angelito!!!

1.300 dólares de sombra de ojos destruidas en Sephora esta tarde debido a la acción incontrolada de niño pequeño. Estoy segura de que pensaba que eran como pinturas para los dedos y no era consciente de lo que hacía. ‘Toneladas’ de producto arruinado y miembros del equipo enfadados (echando humo, licencia de un servidor)“, publicó indignada. No es para menos. Lee el resto de la entrada »

Se lleva el susto de su vida por acercarse demasiado a una puerta

Las cámaras de seguridad de una casa graban como una repartidora de publicidad llega al porche de la vivienda, donde se observa un cartel que pone “Welcome (Bienvenido). Una declaración de intenciones que se va a quedar en agua de borrajas después de ver cómo se las gastan los propietarios del inmueble.

Confiada, la mujer observa si hay alguien, después coge la propaganda y se dispone a dejarla en la entrada. De nuevo se cerciora, aproximando su cara al cristal de la puerta, sin imaginar lo que está a punto de suceder: un desastre de proporciones bíblicas. Y no exagero un ápice. Bueno algo, pero mejor dar un poco de emoción. Lee el resto de la entrada »

Si te compras un deportivo, primero aprende a conducirlo

chevrolet_corvetteVelocidad, adrenalina y pedal pisado a tope son malos consejeros si estás al volante de un flamante deportivo sin tener ni idea de cómo pilotarlo. Las consecuencias de tal acción normalmente terminan en catástrofe.

En el vídeo que ilustra este post queda claro que aunque seas dueño de un Chevrolet Corvette de última generación, no significa que por arte de magia vayas a convertirte en Lewis Hamilton nada más tocar el volante. Pues eso le pasó al propietario de este clásico deportivo estadounidense que confió demasiado en sus posibilidades y lo pagó muy caro. Lee el resto de la entrada »

El día de su boda fue un desastre y exigen una indemnización

Uno suele estar con relativo miedo o inquietud por si el día de su boda va a llover o no, o por si hay un imprevisto de última hora. Después de ver la preparación, desarrollo y desenlace de las bodas de varios amigos míos he llegado a la conclusión de que la última semana te preocupa cuánta de esa gente que te dijo que iba no irá y el último día miras al cielo y confías en que todo lo que ya tienes preparado salga tal y como lo has organizado.

Por eso probablemente vais a quedaros a cuadros cuando conozcáis la historia de Peter (41 años) y Michelle Rogers (36), un (ahora) matrimonio británico que vio cómo su boda, celebrada el 7 de enero, pasó de ser un plan perfecto a un desastre que ríete tú de la boda de Ross y Emily en Friends.

La pareja, natural de Dover (una localidad, no el grupo de música), en Kent (es un condado, no el presentador de Los Simpsons) había comprado en una empresa que organiza estos eventos una especie de paquete de Toda su boda por 5.400 euros con el objetivo de no tener que preocuparse de buscar un lugar, un fotógrafo… todo por separado.

Pues bien, llegado el día la cosa se empezó a torcer 15 minutos antes de la ceremonia, cuando Peter fue  al lugar en el que se iba a celebrar (teóricamente se casaban a las 14.45 horas, pero como el novio llega antes acudió a las 14.30) y le dijeron que el sitio aún no estaba listo y se tenía que ir.

Salió y media hora después, ya con la novia esperando, les dijeron que la persona encargada de casarlos no había llegado. Supondréis que algo grave había pasado para que se ausentara, ¿no? Bueno, valorad lo grave que es: no acudió a casarlos porque había “salido a pasear al perro”. Lo que conocemos como razones de fuerza mayor, vamos, ya sabéis que la versión de “el perro se ha comido mis deberes” ahora es “no hice los deberes porque saqué a pasear al perro ante el temor de que se los comiera”. ¡Eso cuela seguro!

Llamaron a otro funcionario para que los casara y después de dos horas llegó al lugar. Cuando se presentó y comenzó la boda se dieron cuenta de que tenía mal los votos, la música no era la que habían elegido (daba igual, porque el CD, además, no funcionaba) y… sí, muchachos, aún podía ir peor, dijo mal el nombre de la novia (ahora sí, al más puro estilo Ross).

Según cuenta Peter a la prensa británica, la cosa fue aún peor porque cuando al final se casaron ya estaba demasiado oscuro y el fotógrafo no pudo captar nada del momento. Además, el chico de las fotos tenía otro compromiso y tuvo que irse a toda prisa.

Los responsables de este desaguisado (qué poquito usamos esta palabra con lo bonita que es) han pedido disculpas, pero para la pareja, como imaginaréis, no es suficiente y exigen una indemnización. Desde luego, se le quitan a uno las ganas de casarse…

PD: Dice Peter, y razón no le falta, que seguro que este día no lo va a olvidar.

PD2: La opción b es montárselo al estilo Sabina, pasar de ceremonias y que todas las noches sean noches de boda.