Entradas etiquetadas como ‘bebe’

Una joven ofrece 450 euros para que alguien la deje embarazada

adelina_albu¿Cansada de los hombres inmaduros? ¿Harta de pasar noches interminables para encontrar un chico con el que tener descendencia? Pues toma nota del caso de esta muchacha porque quizás sea la solución a todos tus problemas.

Adelina Albu es una joven rumana de 25 años que desea un hijo a toda costa pero que no encuentra el compañero adecuado para tan crucial menester. Por esta razón, publicó un mensaje en su cuenta de Facebook diciendo que pagará 450 euros a quien quiera tener un vástago con ella y renuncie a sus derechos como padre. O-O Lee el resto de la entrada »

Este bebé es ‘mi villano favorito’

bebe_risaNi el Doctor Maligno, ni Gru, ni Ernst Stavro Blofeld, la carcajada malvada más tierna de la Red es propiedad de un bebé ruso que ha conquistado el corazón de todos los internautas. ¿Será el nuevo Miniyo de la saga Austin Powers?

Más de 900.000 personas han caído rendidas ante la risa socarrona del infante que durante algo más de treinta segundos lo pasa pipa con las monerías que le hace un familiar. ¡¡¡Ternura por los cuatro costados!!!

Para que añadir más cosas, simplemente disfrutad de este vídeo delicioso. Lee el resto de la entrada »

¿Gastarías 28.000 € para que el nombre de tu hijo fuera único en el mundo?

bebe

Una compañía suiza, llamada Erflogswelle, se dedica a crear denominaciones para marcas y productos, pero su director, Marc Hauster, tuvo la genial y lucrativa idea de crear un servicio que buscara nombres únicos después de haber ayudado a un amigo a escoger uno para su hijo.

El precio del rastreo está solo al alcance de bolsillos bien repletos porque cuesta la ‘astronómica’ cifra de ¡¡¡28.000 euros!!! (perdón por el calificativo, pero para un humilde becario son demasiados ceros). ¿Estamos locos? Vale que la elección del nombre de un vástago suele traer quebraderos de cabeza y alguna discusión en muchas parejas, pero pagar semejante suma porque te hagan el trabajo me parece un pelín exagerado.

Lee el resto de la entrada »

Esta lechuga sí que es ‘baby’

bebe_ensaladaLa imagen que ilustra este post podría tener muchos títulos: La ensalada más tierna del mundo, Una muñeca repollo de carne y hueso, El bodegón más lindo de la historia… Todos serían adecuados. Pero, ¿es lógica una foto así? ¿Pondríais en un bol a vuestro hijo?

La instantánea, según indica Qu Yuan, la madre del retoño, fue una divertida ocurrencia durante una celebración familiar. Menudas ideitas tienen algunos. Además, el bebé parece que no lo está pasando nada bien. Menos mal que no les dio por aliñarlo. ¡¡¡Pobriño!!!

El caso es que la publicación del ‘retrato vegetal’ en una red social ha creado gran revuelo y estupor en China. Muchos opinan que los padres han tenido muy poco tacto y que no aman a su vástago. “Lo han utilizado como si fuera un mono de feria“, declaró una mamá indignada en un medio local. Otros en cambio están a favor y lo consideran una simple gracieta.

Por su parte, el ‘clan Yuan’ está encantado de que el muchacho se haya convertido en una celebridad en la provincia de Liaoning. Nada como ser el ‘centro del banquete’ para hacerte famoso.

(Foto: XJZ/Quirky China News/REX)

Una joven china da el pecho a su hijo mientras conduce un ciclomotor

pecho_china_motoLa foto que abre el post no es muy nítida, pero sí lo suficiente como para apreciar la habilidad de esta joven china al manillar de su ciclomotor. La muchacha, ¿versión femenina de Marc Márquez, por su talento?, no se corta un ápice y amamanta a su hijo mientras conduce, en un claro ejemplo de cuán difícil es conciliar la vida laboral con la familiar.

Esta tierna y peligrosa escena no pasó inadvertida para los viandantes y conductores que se cruzaron por su camino. La mala suerte para la mamá fue que entre esos asombrados ‘espectadores’ se encontraban varios policías, que la detuvieron varios kilómetros después y le confiscaron el ciclomotor.

Una vez tomaron declaración a la intrépida mamá, los agentes procedieron a efectuar la consiguiente denuncia por “poner en peligro su propia vida, la de su hijo de sólo 18 meses y la del resto de personas que transitaban por la vía pública”. Según recoge esta denuncia, que cita palabras de varios testigos, la mujer “pilotaba a alta velocidad un ciclomotor con una sola mano mientras daba de mamar a un niño. Se puede considerar un milagro que nadie resultara herido”. Ni siquiera aminoró la marcha cuando le pidieron por primera vez que se detuviera, pero a la segunda se echó a un lado y frenó la motocicleta con cara de no haber roto un plato.

La noticia ha tenido una enorme repercusión en los medios chinos, algunos de los cuales han abierto incluso un debate sobre la sanción a la que debería hacer frente. Los hay que consideran que es suficiente con una multa económica y la confiscación del ciclomotor, pero también hay gente que pide que le retiren la custodia de la criatura. Pelín excesivo, me parece. Yo creo que el debate de fondo debería ser otro: ¿hacen las autoridades todo lo que está en su mano para que los ciudadanos puedan atender sus deberes profesionales y familiares? Eso sí, también estoy a favor de que le caiga una señora multa.

Amamantaba a su bebé y es reducida por la policía como si fuera una terrorista

Helayne Seidman / The New York Post

Foto: Helayne Seidman / The New York Post

Por mucho que bucee en medios digitales, sigue habiendo noticias que me dejan boquiabierto. Es el caso de un matrimonio belga que debió pasar uno de los momentos más desagradables de su vida, simplemente porque la madre amamantó a su bebé en un local de postín de Nueva York. Un error imperdonable que casi se transforma en un conflicto internacional.

Roseline Remans, de 34 años, y su marido Tom Neijens, de 36, y primer secretario de la representación de Bélgica ante Naciones Unidas, fueron a pasar una agradable velada en el Metropolis Country Club, en White Plains, según publicó The New York Post. Aunque ellos no pertenecían al reducido grupo de socios del club, se les reservó una mesa para comer como al resto de la elitista clientela. Con ellos estaba su bebé Luka, el protagonista involuntario de esta historia.

En un momento de la comida, al pequeño Luka le entró hambre y Roseline le dio de mamar. Pasaron escasos segundos y como si estuvieran siendo vigilados por una cámara de seguridad, la maître del restaurante se dirigió rápidamente a su mesa y les pidió que se fueran de inmediato porque estaban “molestando a los miembros del club“. El diplomático belga pidió que dejaran acabar a su hijo porque si no iba a ser peor el remedio que la enfermedad, alegando que el bebé lloraría desconsoladamente montando aún más revuelo en el comedor. La encargada se negó en rotundo y los envió al servicio para alejarlos de las miradas escandalizadas del resto de clientes. ¡¡¡Santa Madonna!!!

Si esto no fuera ya suficiente, la policía irrumpió en el restaurante casi como en un despliegue de película, con pistola y defensa eléctrica en la mano, indicando que la pareja estaba ilegalmente en una propiedad privada y que algunos de los clientes habían llamado alarmados al servicio de emergencias diciendo que parecían terroristas, porque llevaban una mochila negra y mostraban a un bebé de forma amenazante. Lo más increíble es que los agentes habrían dicho como justificación de su intervención que “en Sri Lanka los bebés son usados como escudos por los terroristas“, según relató el señor Neijens en la denuncia que presentó ante las autoridades competentes.

Finalmente, viendo el cariz que estaban tomando los acontecimientos, el diplomático sacó su identificación y los uniformados por fin se tranquilizaron, pero aun así la familia salió por la puerta trasera del restaurante para no manchar la reputación del famoso local. Un portavoz de la policía alegó, en defensa de la actuación de los agentes, que simplemente se trató de “un malentendido cultural“. Poco más, y terminan todos en la cárcel de Guantánamo.

Un bebé nace en estado de coma etílico por la borrachera que llevaba su madre

FLICKR / joeduty

FLICKR / joeduty

Reconozco mis serias limitaciones sobre la actualidad polaca, pero haciendo un rápido repaso mental a qué noticias recuerdo que tengan relación con la cuna de Chopin, sólo me vienen a la cabeza dos sucesos: la muerte de uno de sus ciudadanos más insignes, el papa Juan Pablo II, y el fatal accidente aéreo en el que perdieron la vida el presidente Lech Kaczynski y un buen puñado de miembros de la cúpula dirigente del país. Ahora, me ha llegado otra información que roza la tragedia. Un bebé que ha nacido prematuramente y en estado de coma etílico (¡@!). ¿Qué diablos pasa en Polonia?

La noticia es escalofriante. El niño nació mediante cesárea y con una tasa de alcoholemia de 4,5 gramos por litro en sangre. El motivo es que su madre tenía una cogorza monumental en el momento del alumbramiento, la muy h_j___t_ impresentable. La joven, que tiene 24 años, estaba a dos semanas de salir de cuentas, pero parece que poco le importaba la salud de su bebé, ya que dio 2,6 gramos de alcohol por litro de sangre en el análisis que le hicieron durante el parto provocado. Para que os hagáis una idea de la dimensión de la borrachera, esa tasa multiplica ¡¡por cinco!! el máximo permitido por la DGT.

Tras una discusión con su pareja, la mamá de la criatura quedó con unos amigos para desahogarse tomando unas copas. No contenta con eso, después acudió a una licorería a comprar más alcohol. Allí se desplomó y fue llevada urgentemente al Hospital Universitario de Lodz, donde le provocaron el parto ante el riesgo de perder al bebé si no lo hacían. El neonato va mejorando paulatinamente y las últimas noticias señalan que está casi fuera de peligro.

Quien no va a tener tanta suerte es la madre, que se enfrentaba a una pena de hasta cinco años de prisión en caso de que la criatura perdiera la vida. Con toda probabilidad, el castigo no será tan severo, pero en Polonia dan por seguro que perderá la custodia del bebé.

Aquí os dejo el vídeo de Euronews (traducido al español) en el que se cuenta, con alguna errata, el suceso.

Hace fumar marihuana a su hijo de 22 meses

El vídeo que da sentido a este post le puede costar muy caro a una joven estadounidense, que no midió bien la trascendencia de sus actos el día que decidió hacerse la graciosilla. Se llama Rachelle Braaten, tiene 24 años y podría pasar un largo tiempo en la cárcel por tenencia de drogas y por suministrarle sustancias prohibidas a un menor.

Braaten, madre de dos niños, uno de 5 años y otro de 22 meses, tuvo la inoportuna ocurrencia de darle de fumar marihuana en una pipa de agua al más pequeño de los dos. Alguien grabó la escena y le envió el vídeo a la policía de Centralia, en el estado de Washington. Escandalizados por las imágenes, varios agentes de la brigada anti-crimen acudieron al hogar de la acusada, donde encontraron unas 40 plantas de cannabis.

De inmediato, se llevaron detenida a Rachelle y también a su novio, Tyleer Lee, a la sazón padre de la criatura y confeso vendedor de ‘maría’. “Supongo que fue un error estúpido hacer esta broma”, se sinceró la joven quien permanece en la cárcel a la espera de juicio bajo una fianza de 5.000 dólares. Lee, por su parte, fue puesto en libertad con cargos.

Mientras tanto, la custodia de los niños, los grandes afectados por la sinrazón de sus desafortunados papás, ha pasado a estar en manos de los servicios sociales, que se harán cargo de ellos a la espera de lo que dictamine el juez.

Si hace poco ‘aprendimos’ que “consumir marihuana provoca tendencias homosexuales”, hoy constatamos algo que ya sabíamos: dársela para fumar a menores te lleva a la cárcel.

La madre que pasa más tiempo con un muñeco que con su hija

¿Hay alguien por ahí? ¿Seguís todos de puente? Bueno, pues como quedaremos cuatro gatos vamos a empezar con una regresión a la infancia / adolescencia. ¿Os acordáis de los tamagotchis? Hubo un tiempo en el que no existía Internet de forma generalizada (SÍ, LO HUBO) y los niños llevaban estas maquinitas al colegio para cuidar a su bichejo virtual: había que darle de comer, jugar con él, respetar sus horas de sueño… y si no lo tratabas bien te salía tan cabronías que ni Supernanny te lo arreglaba.

Ahora la vida ha evolucionado, claro, y los tamagotchis no se llevan, pero han inventado cosas peores. Si no, que se lo digan a Ashleigh Kirby, una británica de 36 años que protagoniza ríos de tinta (“si no que se lo digan a”, “ríos de tinta”… estoy tirando de clásicos, ¿eh?) en la prensa de su país porque ha comprado un bebé realista que le ha costado más de 185 euros y con el que pasa, según dicen, más tiempo que con su verdadera hija.

Desde el embarazo psicológico de Ally McBeal y aquel mítico bebé bailón que salió durante un tiempo en al tele no se había visto cosa igual. Ha bautizado a la criatura como Finlay y se ha dejado un dineral en ropitas para su recién nacido. Nadie le diría nada, ni siquiera cuando la ven pasear a Finley en su carrito, si no fuera porque pasa atiende más al bebé falso que a su hija Becky, de 12 años.

Dicen los tabloides ingleses que Ashleigh compró el muñeco hace seis meses, después de romper con su pareja, y que ya ha encargado otra más… supongo que se sentirá sola con una hija de carne y hueso y otra criatura de plástico.

“Siempre pensé que faltaba algo en mi vida y cuando vi a estos bebés, supe rápidamente lo que era”, cuenta nuestra pirada peculiar protagonista, que pensó en adoptar un niño pero no lo hizo porque es “muy vaga”.

Si aún creéis que esto es normal, igual es el momento ideal para que sepáis que tiene una cuna en su habitación, un cochecito, un asiento especial para su coche y un armario lleno de ropa para la criatura. Además, le cambia el pañal con cierta asiduidad. Lo normal, vamos…

Por si fuera poco, tiene la cara de decir que le habría gustado conocer a un hombre con el que tener muchos hijos… aunque luego confirma que le da pereza adoptar un crío. También choca leer cómo habla de su instinto maternal antes de asegurar que los niños reales dan “demasiado trabajo”.

¿Aún os parece normal? Bueno, pues asegura que cuando vio a Finlay por primera vez tuvo un vínculo “más fuerte” que cuando vio a su hija real, Becky, y la pobre niña de 12 años cuenta que ve rara la obsesión de su madre y que oculta a sus compañeros que tiene un hermano (¡NO ES PARA MENOS!).

La propia Becky dice que su madre no le dedica el tiempo que antiguamente solía dedicarle, pero aún así no piensa que Finlay sea el favorito. Ya veremos qué ocurre cuando llegue Summer, su hermanita de plástico, que está al caer.

PD: A lo mejor dentro de un año da en adopción a su hija porque no le puede dedicar ni un minuto.

Demasiado joven para fumar marihuana

BecConsejo: “Allana el camino por si te toca atravesarlo”

Ya no hay vuelta atrás. Cuando leáis esto (parece un mensaje póstumo… qué miedo) yo ya estaré sentado en mi silla del trabajo (bueno, si entráis muy tarde no, tampoco voy a estar 24 horas en la redacción, como suponéis) haciendo como que merezco esta eterna beca. Se acabaron las vacaciones. Toca currar.

Para celebrarlo os traigo un cóctel de ésos que tanto nos gustan: Estados Unidos, fotos que jamás deberían subirse a Internet y un fumador precoz (bueno, más o menos). En fin, vamos al lío que me enrollo y luego no hay quien me pare.

Alguna vez os he avisado del riesgo de subir fotos a Internet (especialmente si en ellas sales tú), porque sabes dónde empiezan pero nunca dónde acaban. Ahora, momento de las redes sociales y de la comunicación 2.0, os doy un nuevo consejo: si queréis que la vea un amigo, enseñadle la foto en vuestro ordenador. Pronto entenderéis por qué.

La joven Rachel Stieringer (a la izquierda de vuestras pantallas) ha sido detenida en Florida después de que una foto de su vástago fumando la pipa de la paz (a la derecha de vuestras pantallas) esté en los ordenadores de medio mundo.

El proceso, según el testimonio de Rachel, fue el siguiente: ella tenía el artilugio en su dormitorio, la criatura metió la cabeza dentro, a ella le hizo gracia, decidió capturar el momento y envió la foto a sus amigos (a los más allegados, que se dice).

Luego, por arte de birlibirloque (siempre quise escribir esta palabra) la foto llegó a Facebook, y luego de una cuenta a otra, y luego a otra, luego a otra, a otra más, y al final a los medios de comunicación. Bueno, entre medias también llegó a la Policía, obviamente.

A lo que vamos… la Policía de Florida arrestó a la madre no porque el niño fumara marihuana (que no lo hacía), sino por la posesión de un artilugio relacionado con las drogas, para que nos entendamos.

Aunque han dicho mucho en los últimos días sobre la custodia de la criatura, todo parece indicar que será aún para la madre (o la abuela, en su defecto) ya que tanto el protagonista de la imagen como su progenitora (de 19 años, por cierto) dieron negativo en la prueba de drogas.

“Sé que lo que hice fue estúpido, pero no pondría en peligro a mi hijo. Soy amable con todo el mundo, no sé por qué me hacen esto”, escribió Rachel en Facebook. Hombre, tampoco fue lo más inteligente que hiciste en tu vida, Rachel, pero me da que se les ha ido la mano.

PD: BecConsejo extra para Rachel… revisa a quién enviaste el MMS con la foto [y tira la cachimba].

Hoy hace un año (Lo recuperamos)

Aquí dentro huele a muerto

– Envía el post:

Bookmark and Share