Entradas etiquetadas como ‘hijo’

El truco más macabro para que tu bebé coma la papilla sin rechistar

Pensé que después de ver al padre que hacía la cola de caballo a su hija usando un aspirador nada iba a superar esa demostración de sapiencia. Como casi siempre, me equivoqué.

Esta vez os enseño a otro progenitor que demuestra que más vale maña que fuerza a lo hora de que su hijo coma la papilla en la trona. Eso sí, su método quizá no guste a la mayoría de los padres, por malvado. Yo me he quedado a cuadros. Lee el resto de la entrada »

Se tatúa el nombre de su hijo y al mes se entera de que no es suyo

Un joven colombiano de 22 años llamado Pedro Pablo Santo Domingo se convirtió en papá por primera vez hace unos meses. La llegada de la cigüeña lo llenó de emoción, hasta tal punto, que a los pocos días de haber nacido su hijo, se realizó un gran tatuaje en la espalda que dice Benjamín, el nombre de su vástago. ¡¡¡Amor de padre!!!

El problema fue que al mes de haberse realizado dicha ‘obra de arte’, descubrió en el móvil de su pareja una conversación con su exnovio, en donde ella le decía a esta persona que deseaba regresar con él. ¡¡¡Horror!!! Lee el resto de la entrada »

Tiene casi 50 años y la confunden con la novia de su hijo

No es ninguna sorpresa que muchas mujeres asiáticas suelen lucir una piel impresionante gracias a una dieta equilibrada y algo de ejercicio, pero lo de Liu Yelin ha superado la media con creces.

Yelin, una ‘joven china’ de 49 años, deja con la boca abierta a propios y extraños cuando indica que le falta poco menos de un año para cumplir el medio siglo. Incluso muchos desconocidos han llegado a decirle a su hijo, de 22 años, que guapa era su novia cuando los veían haciendo ejercicio por el parque. O-O Lee el resto de la entrada »

Trabaja como actriz porno para comprarle regalos de Navidad a su hijo

megan_clara_hijo

Una joven británica de 20 años, que responde al nombre artístico de Megan Clara, comenzó a trabajar en la industria pornográfica para que su hijo tuviera por fin una amplia sonrisa en Navidad. ¡¡¡Qué bonito detalle!!!

Las 80 libras semanales (110 euros) que ganaba la muchacha no daban para grandes alharacas y Papá Noel no podía ser muy espléndido con su vástago. Así que Megan no lo pensó dos veces y se lanzó a mostrar sus encantos a todo el mundo, para que cada Nochebuena en su casa fuera una celebración. Lee el resto de la entrada »

Una madre acusa a Playmobil de vender una figura de un ‘esclavo negro’

black_playmobilp

Ida Lockett, una madre californiana, ha puesto a la compañía que fabrica los muñecos Playmobil en un aprieto. La mujer ha comentado a bombo y platillo en las redes sociales, con varias fotos acusadoras, que una de las figuras del famoso barco pirata tiene un claro tinte racista. Alemania no tiene bastante con el escándalo de Volkswagen, que ahora se le une el de Playmobil. ¿Para cuándo una comparecencia de Angela Merkel transfigurada en Obama? Como ahora sale en la cadena pública alemana con el ‘velo islámico’, no tendrá mucho problema en convertirse en el presidente de los EE UU.

En concreto, se trata del tripulante de la embarcación con la piel oscura, o como decía Jesús Gil: “And say black, black, black all days” (“Y dices, negro, negro, negro todos los días“), y vestimenta andrajosa que lleva además un grillete en el cuello, como los esclavos. ¡¡¡Un grillete!!! ¿Pero qué es esto? Lee el resto de la entrada »

Un tipo se niega a ver a su madre… ¡porque es muy fea!

madrefeachinaPero, pero, pero… ¿no habíamos quedado en que todas las madres son guapas? No hablo de MILFs de manual tipo Adriana Lima o la rubia con cara de mala uva del portal de enfrente, que también, sino que yo tenía entendido que, al menos para sus hijos, todas las madres son guapas y maravillosas. Esta aseveración, que yo daba por verdad absoluta, tanto como que el Sol sale por el Este y se oculta por el Oeste, acaba de manifestarse como falsa de toda falsedad por culpa de un ciudadano chino. ¡Caray con los chinos, no sólo saben copiar, y más barata, cualquier cosa que alguien produzca, sino que también han venido al mundo para desmontar teorías!

El asunto es que en China está la mujer que para su hijo es tan fea que hasta se avergüenza de ella. ¡Qué pedazo de cretino (y me ahorro el improperio que me pide el cuerpo usar para mencionar al mendrugo)! Ding Liang es el nombre de la desafortunada señora, que tan pronto se enteró de que acababa de ser abuela salió corriendo rumbo al hospital para ver a su nieto y abrazarse con su hijo, a la sazón padre del neonato.

Tras un trayecto de casi cinco horas desde su pueblo hasta la ciudad de Hangzhou, el drama golpeó a la señora Ding nada más llegar al hospital. Esperaba emocionada que su hijo fuera a recibirla con los brazos abiertos y compartiera con ella su felicidad, pero la realidad le golpeó con una crueldad excesiva. Resulta que el papá del recién nacido no salió a recibirla y le pidió a los médicos que no le permitieran acercarse a él y su bebé. ¿El motivo? “Que es muy fea”. Así, sin cortapisas y con menos vergüenza que Jordi Pujol, el caballero le negaba a su madre la posibilidad de abrazar, besar y acurrucar a su nieto. ¡Hay que ser gentuza!

Cierto es que Liang no es especialmente bien parecida, pero tampoco es un orco. ¡Y si lo fuera, da igual, mentecato! ¡Que es tu madre, tontolaba! Con su rechazo, el hijo de la señora Ding ha conseguido una popularidad (negativa) notable en su región. Diarios, televisiones y radios han dedicado espacio a esta insólita historia y han trufado sus páginas y programas con palabras poco elogiosas y muy merecidas para el padre reciente, que arranca dando muy mal ejemplo a su criatura. Ojalá hayas heredado la belleza de tu madre pero tu hijo te trate mejor que tú a ella, soplagaitas de tres al cuarto.

FUENTE: Daily Mail.

Un hijo delata a su madre como autora del robo a un banco

deeannsanders_ladronaMe gusta echar mano del refranero para constatar que siempre hay un proverbio que se ajusta como un guante a cada situación de la vida. Hoy estoy convencido de que la señora Dee Ann Sanders, una estadounidense de 53 años, ha pensado eso de que “no hay peor cuña que la de la misma madera”. Y es que la señora Sanders ha sido arrestada después de que su propio hijo la identificara como la ladrona de un banco. Como le pasa al Madrid con sus canteranos, que le forran a goles cada vez que se cruzan por su camino, esta mujer ha sufrido la ‘traición’ de su propio hijo que, y ahí va otra frase hecha, “ha mordido la mano que le dio de comer”.

La historia ocurrió hace unos días en Byron, un municipio del estado de Michigan. Esta señora con pinta de ama de casa que ha descuidado demasiado su aseo personal tuvo la feliz ocurrencia de asaltar un banco. La mujer se presentó desaliñada y con una enorme camiseta con la bandera de las barras y estrellas en una sucursal del Bank of America. ¡Bien traído lo de la camiseta, Dee Ann! Allí, se acercó a uno de los cajeros y le entregó una nota en la que le decía algo así como “Esto es un robo, dame 2.500 dólares para mis hijos y nietos”.

El cajero, que no tenía tanto dinero a mano, le entregó 1.092 $. Que ya son muchos, ya que me parece excesivo dejarse atracar por una señora de mediana edad que, al parecer, no portaba armas. Moñas o no, también hay que decir que el cajero actuó como dicen los manuales. Evitó poner en peligro su vida y la de más gente y le entregó el dinero para, posteriormente, denunciar el asalto a la Policía.

Los agentes de la ley buscaron entre las grabaciones de las cámaras de seguridad del banco y, una vez identificada la ladrona, procedieron a enviar el vídeo a los medios de comunicación locales. Menos de una hora después de que éstos publicaran las imágenes, varias personas se pusieron en contacto con las autoridades para identificar a la asaltante como Dee Ann Sanders. Entre ellas, como dijimos antes, su propio hijo. ¡Qué c*****!

De inmediato, el agente especial del FBI Adam Van Deuren y un par de alguaciles dela policía del condado de Kent se presentaron en la dirección que les había dado el hijo de la señora Sanders. Allí, procedieron a arrestar a la ladrona, que reconoció los hechos y utilizó como atenuante un argumento ya muy manido: “estoy estresada por los problemas que atravieso con mi marido que me han hecho adicta a la cocaína”.

En los próximos días, Dee Ann Sanders tendrá que prestar declaración ante el juez y, muy probablemente, será condenada por un delito menor. Al juicio, supongo que no tendrá la desfachatez de acudir su hijo, que es capaz de pasarse por el arco del triunfo el derecho de los parientes a no declarar durante un proceso judicial.

Denuncia a su hijo… ¡por comerse unas galletas sin su permiso!

denuncia-hijo-galletasEs bien sabido que en Estados Unidos se ponen denuncias por motivos peregrinos. Conocimos y nos hicimos eco del caballero que podría haber ido a la cárcel por reírse demasiado alto o del muchacho de siete añitos que fue esposado, detenido y llevado a comisaría por haberse peleado en el colegio. Ahora, nos llega una noticia aún más estrambótica. Una mujer que ha denunciado a su hijo de 13 años por comerse sus galletitas Pop-Tarts. ¡Cuán deliciosas deben ser para que una madre pierda de tal forma los papeles! (Señores de Kellogg’s, a cambio de esta cuña, podrían nutrirme de un surtido de este producto, más que nada para que pueda opinar con conocimiento de causa de su extraordinario sabor…).

Latasha Renee Love, la malencarada mujer de 37 años de la foto, descubrió que su hijo se había desayunado sus Pop-Tarts sin permiso y no tuvo el menor reparo en llamar a la policía local de Charlotte, Carolina del Norte, para denunciar el ‘robo’. Varios agentes se personaron en la casa de la denunciante y arrestaron al muchacho, que se enfrenta a cargos por hurto. ¡Atención jóvenes y ‘jóvenas’, comerse sin autoridad materna unas galletas en tu propia casa puede ser considerado hurto en Carolina del Norte!

Por lo visto, no es la primera vez que la señora Love tiene problemas con su hijo, con el que las discusiones son recurrentes. Sin embargo, ahora la mujer ha ido demasiado lejos. Algunos de sus vecinos, se han tomado a chufla la noticia y, además, no dudan en apoyar al niño. Un ejemplo es Fred Patrick quien, entre risas, tiene claro que el muchacho “me cae muy bien. Es realmente respetuoso”.

Suponemos que los tribunales de Carolina del Norte tienen asuntos más importantes que atender y no harán mucho caso a esta payasada de la señora Love, que ya ha conseguido asustar lo suficiente al chaval con el arresto policial. Sin embargo, se me ocurre que la mujer merece un escarmiento, por cretina. ¿Qué castigo le impondríais vosotros por abusar de la Justicia? Me vale, por ejemplo, limpiar con un cepillo de dientes dos días a la semana su calle de Charlotte…

Un hombre intenta vender a su hijo a través de Facebook

Comunidad becaria en FacebookComunidad becaria en Twitter
Hay noticias que de primeras me tomo con reticencias. Será deformación profesional becaria, supongo, pero ya sabéis que cuando veo algo demasiado increíble como para ser verdad prefiero intentar comprobar las cosas letra a letra para que no me la claven, si bien a veces es imposible huir del fake cuando está bien montado.

Esto supone llegar a veces más tarde que los demás, pero otras significa llegar mejor o, directamente, no llegar, cuando la noticia no lo es tal. “Mejor no tener que rectificar”, me digo. Llegado a este punto me encuentro en una encrucijada pero, una vez vencidas mis suspicacias iniciales, me tiro a la piscina y os cuento que un hombre saudí ha puesto a la venta a su hijo a través de Facebook.

La historia lleva rondando unos días por la prensa de todo el mundo. Es más, varios medios españoles ya lo han dado, por lo que no me extrañaría que estéis al tanto. Dicho todo esto, voy al grano primero e intentaré después ser lo más franco (con perdón) posible.

Un señor saudí que responde al nombre de Nasser Al Shahry puso a la venta hace unos días a su hijo a través de Facebook a cambio de 20 millones de dólares (más de 15 millones de euros) con el objetivo de salir de la pobreza.

Dice la información, recogida en centenares de diarios de todo el mundo (es muy suculenta), que a nuestro protagonista le habían cerrado su negocio por considerarlo ilegal. Ante esta situación se dirigió al Ministerio de Trabajo del país para pedir ayuda, pero se la negaron porque el límite de edad para recibirla son 35 años y él ya los supera. Parece ser que analizó la situación y concluyó que vender a la criatura era la única forma de asegurar que “su madre y su hermana” puedan tener una “vida decente” lejos de la pobreza.

¿La única condición? Saber el nombre de quien lo compra y de la ciudad en la que reside. Dice el señor que está dispuesto a ir hasta los tribunales para completar la transacción, aunque la cosa no le resultará fácil: para empezar, el tráfico de niños es ilegal en el país y en Facebook (como supondréis) no se pueden vender niños porque no hay cabida para ningún tipo de transacciones económicas.

¿Es esto real? ¿Nos la están colando?

Sé que suena raro. Fijaos que últimamente ya he visto de todo: una mujer que fingió su embarazo e intentó robar un bebé, un hombre que fingió la muerte de su hija para poder irse unos días extra de vacaciones… pero todo esto, con la foto compungida del niño y unos números que a veces no cuadran (el cambio de moneda local a dólares es erróneo en varios diarios), da que pensar. Verifiquemos, pues.

Para intentar comprobarlo todo, fui al origen: Facebook. Hace tiempo leí que Arabia Saudí lo había bloqueado, así que eché un vistazo a mi web de bloqueos favorita y vi que no, que los saudíes no acceden a Digg, pero con Facebook no tienen problemas.

Luego busqué la venta. No fui capaz de encontrar la transacción en la red social, pero es posible que el señor la haga desde su cuenta personal y resulta difícil localizar a un saudí en la maraña de amigos de Facebook.

Por último intenté encontrar la noticia en la fuente original. Todos los medios citan a Al Sharq como fuente primigenia, pero nadie enlaza a Al Sharq. El diario existe, pero… ¿existe la noticia? Sí, también está, después de un cursillo exprés de árabe la localicé.

De este modo, al menos uno se asegura de que el origen que dan medios iraníes, británicos, árabes, rusos, estadounidenses, peruanos e hispanos y españoles en general no es falso.

Quedan agujeros negros porque, por ejemplo, desgraciadamente en países como éste es más habitual realizar transacciones de este tipo con hijas que con hijos, si bien parece que sí, que esta noticia ha superado nuestra prueba de hoy en Cazadores de fakes.

PD: Sí, sé que muchos pensáis que en lugar de pasarme una hora investigando esta noticia podía dedicarla a trabajar de verdad. Os entiendo.

Papá y mamá quieren echar de casa a su hijo… de 41 años

BecConsejo: “Hazlo antes de que sea tarde”

Echar de menos vivir bajo las faldas de mamá y papá (si papá es escocés… por lo de las faldas, digo) es hasta cierto punto normal. La comida está buena y todo funciona de forma automática: te sientas, hay un plato, te levantas, el plato se va solo, te acuestas, la cama está hecha, te levantas, se hace sola, pones la ropa sucia en un sitio y aparece en el armario lavada y planchada. Lo dicho, que es normal añorarlo porque es un chollo, pero llega un día en el que tienes que dar un paso al frente. Es como el examen de conducir, da un poco de respeto, pero hay que hacerlo.

No hay una edad fija para hacerlo, pero a partir de los 24 o 25 ya nos lo podemos ir pensando. Cualquier cosa con tal de no llegar a los 41, como el protagonista de nuestra historia de hoy.

Unos padres italianos han recurrido a la Justicia para intentar echar de casa a su hijo (el muchacho de 41 años al que me refería anteriormente) que se niega a dejar su hogar pese a que tiene un empleo (y una edad) que le harían posible la marcha.

Los padres, que viven en Mestre, cerca de Venecia (Italia) han preferido mantener su identidad en el anonimato, pero eso no ha evitado que la polémica historia haya llegado a la prensa internacional en los últimos días. Ahora el pequeño de la familia (41 años, ¡si es solo un crío!) tiene poco más de una semana para encontrar una vivienda, porque sus padres “ya no pueden más”, según su abogado.

Además de carecer de vergüenza, el muchacho tampoco tiene educación ni respeto. De lo contrario, habría puesto remedio a la situación después de ver cómo su madre tenía que acudir al hospital aquejada de estrés. Todo porque el niño “tiene un buen trabajo pero sigue en casa y quiere su ropa lavada y planchada y la comida encima de la mesa”, según el testimonio de sus padres.

Está bien forzar la situación si no hay trabajo (que por desgracia es algo habitual últimamente en muchos sitios), si se ha pasado una crisis, una tragedia de algún tipo, un accidente, pero… ¿por deporte? Si no es por la independencia e intimidad que te da vivir solo, hazlo solo por humanidad. ¡¡¡Deja descansar a tus padres que bastante han hecho ya por ti, hombre!!!

PD: Estoy de nuevo por Madrid. Poco a poco iré revisando el correo, respondiendo y retomando la actividad en Twitter y Facebook. Bienhallados.

(FOTO: jonbro)