Entradas etiquetadas como ‘malvado’

El truco más macabro para que tu bebé coma la papilla sin rechistar

Pensé que después de ver al padre que hacía la cola de caballo a su hija usando un aspirador nada iba a superar esa demostración de sapiencia. Como casi siempre, me equivoqué.

Esta vez os enseño a otro progenitor que demuestra que más vale maña que fuerza a lo hora de que su hijo coma la papilla en la trona. Eso sí, su método quizá no guste a la mayoría de los padres, por malvado. Yo me he quedado a cuadros. Lee el resto de la entrada »

¿Es este el gato más ‘malo’ del mundo?

gato_maloPosiblemente haya mucho de repetición en este vídeo. Quizás largas sesiones de ensayo y error. Unos cuantos vasos rotos por el camino y bastante ‘psicología felina’. Pero no he podido resistirme, el minino protagonista de la pieza tiene más malas artes que el gato de James Bond y del Inspector Gadget juntos. ¡Los persas lo llevan en sus genes!

Su dueña lo ha grabado jugueteando encima de la mesa del salón. Su primera ‘víctima’ es el mando a distancia que cae como fruta madura tras un enérgico movimiento de pata. Lo mejor viene después.

El micifuz centra su mirada en un pequeño vaso, que poco a poco, acerca al borde. En ese momento, un “NO” desesperado parece frenar sus malvadas intenciones. Nada más lejos de la realidad. Después de una paradiña fúbolistica (con más frialdad que Messi en el punto de penalti), el felino activa de nuevo su garra y golpea sin remordimientos el cubilete de cristal.

Lee el resto de la entrada »

Un ‘Furby’ con muy malas pulgas

Cariñosos, entrañables, dicharacheros… Así son casi todos los ‘Furby‘, esos tiernos muñecos de ojos juguetones que hacen las delicias de miles de niños por medio mundo. Pero como cualquier ingenio programado, puede tener fallos o haber sufrido la manipulación de un trabajador cabroncete graciosete.

El 'Furby poseído'.

El ‘Furby poseído’.

Eso parece que le ha pasado a Louise Wilkinson una mujer de la localidad Llanfyllin, en el Reino Unido, que descubrió con asombro que uno de los tres ‘Furby’ que les regaló a sus hijas decía palabras malsonantes nada más sacarlo de la caja. Una especie de aprendiz de muñeco diabólico que pronunciaba sin pudorfuck you (me ahorro la traducción) como si se fuera a acabar el mundo en ese mismo momento. Menuda enseñanza para las retoñas. Me las imagino repitiendo a coro por toda la casa las palabritas y la mamá escandalizada mandándolas callar.

El caso es que la señora Wilkinson ha puesto a buen recaudo al ‘Furby poseído’ para evitar a toda costa que sea una mala influencia para las niñas (ni que fuera la protagonista del exorcista). “Me tuve que llevar a los otros dos para ser justa con las chicas, pero están muy molestas con mi reacción“, explicó a un medio local. Lógico, a nadie le gusta que le quiten un regalo. Los que han pagado el pato son los ‘amiguitos’ del compañero impertinente.

(Foto: Shropshire Star)