BLOGS

Un microrrelato por día y cada uno de 150 palabras. Ni una más, ni una menos.

Los frutos del sauce mágico

Por aquella época mi abuelo vivía en el campo, lejos de casa, y nuestros padres nos llevaban a visitarlo siempre que podían. Mi hermano y yo sentíamos una increíble admiración por él. Además, por si fuera poco, en el patio de su casa tenía una inmensa planta de caramelos. «Tengo un sauce que comenzó a dar caramelos de chocolate», nos contó en una de nuestras visitas y luego nos condujo hasta el árbol que estaba detrás del galpón donde guardaba el tractor. Desde aquel día, cuando nuestros padres nos dejaban quedarnos a dormir, el abuelo nos levantaba a desayunar y al terminar nos daba permiso para juntar «los frutos del sauce mágico», como él lo llamaba. Lamentablemente, el día que el abuelo falleció, la planta de caramelos dulces perdió su magia para siempre. Todavía extraño estar sentado sobre sus hombros, cortando los hilos que ataban los frutos a las ramas.

18 comentarios

  1. Dice ser CANARIAS 7

    Precioso relato, emisor de mucha ternura. Hoy me has hecho viajar a mi pasado, cuando de la mano de mi abuelo empece a conocer, respetar y a adorar a la naturaleza y al trabajo en contacto con ella.
    Buen dia, y maravilloso fin de semana.

    27 Mayo 2011 | 12:51

  2. Dice ser ana...

    Yo también me embarqué en la nave que nos lleva al pasado. En el me encuentro y siento el viento en mi cara, veo los extensos campos de trigo amarillo, corro feliz entre ellos buscando amapolas, me pierdo entra tanta espiga, soy feliz!
    Soy un pájaro más saltando, subiendo y bajando por entre tanto oro.
    Escucho la voz y la risa de mi abuelo. Los dos somos felices.
    La nave me trajo de vuelta al presente y ahora en lugar de oro puro ondeando al son del viento hay un complejo habitacional.
    No hay pájaros, no hay risa de abuelo, no hay abuelo.
    ¡No hay magia!
    Que los recuerdos felices jamás nos abandonen, saludos para todos.

    27 Mayo 2011 | 13:41

  3. Dice ser Clica aqui mismo

    Mi abuelo era maestro de música y hacia que el viento se volviera melodia al cruzar por el salón donde él tocaba el piano, y desde que murió, el piano ya no volvió a modular al viento, y cuando este pasa por aquella estancia parece gemir y llorar por su memoria.

    27 Mayo 2011 | 14:30

  4. que importante son los abuelos

    comparativa de depositos más rentables

    27 Mayo 2011 | 15:14

  5. Dice ser Metamorfosis

    La única abuela que sobrevivió durante mi infancia no tenía magia en su interior, porque la agotó de muy joven. Se quedó viuda con treinta y dos años y tres hijos, y dejaba muy claro que no estaba para bromas y juegos. Era una mujer muy fuerte y práctica, que sacó adelante a su familia con un par… Era un pedazo de trueno, recuerdo su energía, mi madre y yo apenas podíamos seguir su paso, y también recuerdo cómo una vez me defendió a paragüazos de otro de sus nietos que me insultaba. Era mi abuela y la quería tanto como la temía. Me alegro de parecerme a ella en parte, la parte fuerte, la que saca adelante a la familia con un par, y me alegro también de no haber su mala uva y su terca practicidad. Me gusta más ser una loca soñadora, aunque sólo sea a ratos…

    27 Mayo 2011 | 16:43

  6. Dice ser Buscandovengo

    Muy tierno y realista el relato de hoy. Espero nomas no tener que llegar a ganarme a mis futuros nietos a base de caramelos.

    La que sí es mi suegra, no tiene un sauce mágico pero si una mano mágica, hace aparecer caramelos de donde menos te lo imaginas, y hace desaparecer mi dinero igual, cuando menos me lo imagino, bueno miento, sí, si me lo imagino, es cuando ya toca llevar a mi pequeña hija al dentista.. ay que dolor!! …el de mi bolsillo.

    27 Mayo 2011 | 16:59

  7. Dice ser humberto salas

    que ermosos tener recuerdos de nuestros abuelos o de aquellas personas mallores que influyeron en nustra nuñes y que han dejado recuerdos agradables de esa epoca en que todo lo desconociamos pero era un gran descubrimiento de algo majico ja ja no cren

    27 Mayo 2011 | 17:12

  8. Dice ser xulita

    Cuando mi abuelo venía a visitarnos en verano le gustaba ir a la playa.
    Para él era algo novedoso y aunque para nosotros era muy habitual lo hacíamos con gusto.
    Recuerdo que en el cubo de playa yo le preparaba “la sopa” para comer.Arena de mar, algas, caracolas y agua salada.
    Ummmmmm!!!
    Qué paciencia infinita debía tener el abuelo….
    Buen fin de semana a tod@s

    27 Mayo 2011 | 17:31

  9. Dice ser siempreconmigo

    Emeterio, te amo 🙂

    27 Mayo 2011 | 18:09

  10. Dice ser anus

    Esto si merece la pena leerlo

    27 Mayo 2011 | 18:23

  11. Dice ser Carla

    Que gran magia la de los abuelos.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    27 Mayo 2011 | 22:04

  12. Dice ser Gabriel

    Excelente, Walter. Uno espera ese desenlace que explique la cualidad mágica del árbol, que dispare el micro definitivamente hacia lo fantástico; y la frase final nos torna hacia el terreno de lo real, pero en esa realidad es donde reside la mayor de las magias, la del cariño del abuelo.

    Saludos.

    27 Mayo 2011 | 22:15

  13. Dice ser Antichocolate

    Me has recordado un empacho de chocolate. Que momento!. Una cabezonería llevó a mi madre a comprarme un montón de chocolate, ahora no lo puedo ni ver. Tiene sus pros y sus contras.

    27 Mayo 2011 | 22:17

  14. Dice ser noaguantoamijefe

    Tu abuelo era un mago, ¡qué suerte tuviste!

    29 Mayo 2011 | 12:52

  15. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Un abuelo es la persona
    que con el paso de los años,
    de experiencias y desengaños
    llenaron su vida entera.
    Que nada para sí pide,
    que nada para sí ya anhela.
    Que va repartiendo amor
    quizás, sea lo único que le queda,
    lo demás, se le agotó.
    Más de cariño y amor
    aún, tiene las alforjas llenas.
    En eso, como me decía a mí el mío
    en eso, soy un ricachón.
    Y van repartiendo cariño,
    y van derrochando amor.
    Sin remarcar ni el importarle,
    el ser correspondido o no.

    29 Mayo 2011 | 17:57

  16. No conoci a mis abuelos a mis abuelas si ,guardo un recuerdo muy entrañable de las dos , hoy con 58 años soy abuela de un niño de 2 años que es mi cielo mi casi la unica manera de ser feliz, mis hijos son ya mayores me quieren pero la ternura de un niño es infinita hace pocos dias me sorprendio , me miro dulcemente ,sonrio picaron yme dijo yaya te tero ucho ucho con sus manecitas me cogio la cara y me dio un dulce beso……. eso es felicidad te tero yaya . los nietos estaran muy agradecidos y orgullosos de sus abuelos faltaba el testimonio de las abuelas afortunadamente ahun estoy aqui espero ser la abuela cariñosa del mundomas y que mi nieto guarde un recuerdo estupendo de su yaya que laa cosas malas vienen solas y se podra confortr al recordar a su yaya ……. que tarde muchos años . MAGDA UNA YAYA PIRULETA

    29 Mayo 2011 | 19:34

Los comentarios están cerrados.