BLOGS

Un microrrelato por día y cada uno de 150 palabras. Ni una más, ni una menos.

En casa de herrero

La dentadura del dentista me impactó. Por lo general los practicantes de esta profesión que calculo yo, en otras vidas habrán sido verdugos, suelen tener una dentadura impecable. Sospeché, por lo tanto, del exceso de sarro que se acumulaba en los incisivos superiores de aquel que tenía que realizarme un tratamiento de conducto.
—El Doctor Domínguez tuvo un inconveniente y yo estoy reemplazándolo —explicó, y mientras analizaba una radiografía me recosté sobre la camilla. Al instante siguiente lo llamó la secretaria y al ausentarse, el asunto del sarro siguió dándome vueltas por la cabeza hasta que finalmente tomé una decisión: «mejor salgo urgente de esta sala de torturas» pensé, y cuando apoyé los pies sobre el suelo, el dentista entró nuevamente al consultorio.
—¿Te estás escapando? —peguntó mostrando sus oxidados dientes.
—Voy un segundito al baño —justifiqué, y me alejé apresurando el paso, espantado por aquel insólito dentista con sarro.

18 comentarios

  1. Dice ser Metamorfosis

    Quien huye, vive para huir otro día…cierto. No confies en dentistas con dientes descuidados ni en médicos que fumen, que empiecen predicando con el ejemplo…

    22 Diciembre 2010 | 11:28

  2. Dice ser Yo mismita

    Menudo cerdo, siendo dentista y sin serlo, con el abanico de soluciones que disponemos para tener unos dientes cuidados, no digo ya “sonrisa Profident”, pero qué menos que limpios y no ir asqueando al personal.

    22 Diciembre 2010 | 11:40

  3. Dice ser Clica aqui

    Yo tambien sali corriendo de un dentista cuando me dijo el precio de un presupuesto y le dije mañana vuelvo que me he olvidado el talonario de cheques.

    22 Diciembre 2010 | 12:20

  4. Dice ser Marta

    Te escapaste justo a tiempo para poder seguir comiendo turrón en Navidades.

    Marta
    http://www.mivibrador.es

    22 Diciembre 2010 | 12:58

  5. Dice ser Carla

    También están los medicos dietistas gordos, los fisioterapeutas cojos, los calvos especialistas en cabello, etc…

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    22 Diciembre 2010 | 12:59

  6. Dice ser Yanomeaguantomás

    El blog del creativo me impactó. Por lo general los practicantes de esta profesión que calculo yo, en otras vidas habrán sido mentecatos, suelen tener una escritura impecable. Sospeché, por lo tanto, del exceso de ignorancia que se acumulaba en las lineas de aquel ladrón que creía que todos eran de su condición…..

    22 Diciembre 2010 | 13:57

  7. Dice ser Jajaja!

    Por lo visto se ofendió un dentista.

    22 Diciembre 2010 | 14:31

  8. Dice ser Ruibarbo

    Pues el que es un chapuzas es el Doctor Domínguez, aquel al que reemplazaba. Porque un dentista no puede arreglarse la dentadura a sí mismo, así que el encargado de hacerlo debería ser otro dentista, presumiblemente su socio, compañero o lo que sea. Piénselo….

    22 Diciembre 2010 | 15:48

  9. mas de uno habrá asi..

    22 Diciembre 2010 | 16:02

  10. Dice ser andaque...

    Que tendra que ver el tocino con la velocidad??
    No es bueno hacerse mas de una limpieza mas de una vez cada dos meses, el sarro es una defensa natural, es mas, quien tiene sarro significa que saliba mucho y por tanto tiene mas defensas contra las bacterias. Una cosa es tener sarro y otra no lavarse los dientes, se puede tener sarro y unos dientes impecables (Amen de las manchas de cafe y tabaco). Se de lo que hablo ya que me dedico a ello, y lo uno no quita lo otro, es como si no fueses a un mecanico porque esta demasiado limpio y puede que no arregle muy concienzudamente los coches…

    22 Diciembre 2010 | 16:40

  11. Dice ser Al S.de Gomaranto

    Por amor visité en mi adolescencia,
    por primera vez a un odontólogo.
    Debía justificar mi ausencia
    a clase, un plomizo día de otoño.

    Ver a una jovencita deseaba
    de la que yo estaba enamorado.
    El dentista me dijo casi airado:
    -Que una muela sana, él no sacaba.-

    Le rogué, le imploré, le supliqué,
    no pude convencerle, es la verdad,
    y con mi muela sana me quedé.

    La novia, hoy en día es mi mujer,
    la muela que no me quiso extraer,
    sigue sana, la conservo en la vejez.

    ……………………………

    De los dientes que mis progenitores,
    gratis y gentilmente a mi me dieron.
    Que después de gastarme una fortuna,
    en muchos tratamientos de conductos,
    la única que conservo y muy a gusto.
    es la que no me extrajo el odontólogo,
    a la que llamo yo la muela del amor.
    En mi boca esa muela está tan sola,
    que más que muela o un diente natural,
    parezca, que mi boca lleve un pirsin.
    Aunque turrones con ella en estas fiestas,
    pocos, muy pocos yo podré comerme.

    Walter, a ti y a todos los blogueros
    Os deseos que paséis Felices Fiesta.
    Y en el año que en unos días comienza
    Se cumplan todos y cada uno de los deseos,
    que para sí y para los suyos se tengan.

    Con mi respeto y afecto desde, Al Sur de Gomaranto. 22/ 12/ 2010.

    22 Diciembre 2010 | 16:52

  12. Dice ser Pedro Moreno

    ¿No sería la excepción el dentista de marras?. Lo digo simplemente por la coincidencia, que yo mismo junto con mi mujer, nos encontramos en estos momentos en manos de ellos. Y tanto mi mujer que ha” ido a otro sitio,” distinto al mío, como yo. Hasta la fecha, no tenemos ninguna queja, ni preocupación, en lo que a su trabajo, profesional, limpieza, y salubridad, se refiere, manteniendo en todo momento una pulcritud, digna del trabajo que desarrollan. Observando como detalle importante, el hecho de que cada vez que cambian de instrumental, lo hacen sacándolo directamente de la autoclave. O bien al tratarse de material desechable, desprecintan, y rompen el embase de plástico delante del usuario. Creo que este comportamiento, y celo profesional, no debe ser una excepción, sino la forma, y norma, habitual, a seguir por todos los profesionales, que se dedican a éste trabajo. Por otra parte tan impopular, y desagradable, para la gran mayoría de nosotros. Por si existiese alguna duda, referente a que sean dentistas extranjeros, o Españoles, a nivel profesional, salubridad, y hasta económico, tengo que decir que no existe diferencia ninguna, por lo menos en mi caso, ya que a mi mujer esta atendiéndola una profesional, Argentina, en idéntica condiciones, que el que me atiende a mi, aunque si este es Español, y de muy buen prestigio, ya de años atrás, en mi localidad….Un saludo…

    22 Diciembre 2010 | 17:27

  13. Dice ser xulita

    Realmente la consulta del dentista parece una sala de torturas.Siempre dan algo de respeto esos aparatillos con punta y que hacen ese ruidito estridente.
    Pero…. si alguno tuviera que ir al ginecólogo…….

    22 Diciembre 2010 | 17:27

  14. Dice ser El que no sabe, abre un blog.

    Tú tienes un blog y no sabes escribir…

    22 Diciembre 2010 | 19:37

  15. Dice ser Steficool

    Mira también los zapatos del vendedor de la zapateria.
    Un vendedor de zapaatos con los zapatos sucios o rotos, no se esmerará en conseguir para ti unos buenos zapatos. Seguro.

    22 Diciembre 2010 | 23:40

  16. Dice ser Balovega

    Buenas noches…

    Que tengas a partir de ahora, los mejores momentos, las mejores fiestas, todo lo mejor te deseo junto a los tuyos…

    Un abrazo

    23 Diciembre 2010 | 00:00

  17. Dice ser En?

    Vaya mierda de blog, eres un niño de 5 años?

    23 Diciembre 2010 | 09:45

  18. Dice ser extraordinariamente dotado

    ¿Dentista con sarro? ¿Es una broma? Perdida de tiempo, diosssss.

    23 Diciembre 2010 | 10:47

Los comentarios están cerrados.