BLOGS

Un microrrelato por día y cada uno de 150 palabras. Ni una más, ni una menos.

El rostro de la princesa

El príncipe comenzó a subir las escaleras con el entusiasmo de un adolescente. Sabía que dormir era uno de los más naturales tratamientos de belleza y seamos sinceros, ¿qué otra cosa podría hacer una princesa encerrada en un castillo? Únicamente él sabía por lo que había pasado para poder rescatarla y finalmente estaba a punto de recibir su merecido premio. Un beso, un simple beso pagaría todos los pesares pero antes de entrar por la puerta de la habitación más alta del castillo, supo que ya era demasiado tarde. El olor a putrefacción era insoportable. Aún así, completó los últimos peldaños tapándose la nariz con el antebrazo simplemente para confirmar aquello que presentía. Al entrar al cuarto vio que el cuerpo yacía sobre la cama. Algunas moscas revoloteaban sobre el azulado rostro ya casi deformado de la princesa, a quien el acto de dormir ya no le retribuía en belleza.

12 comentarios

  1. Dice ser Metamorfosis

    ¡¡Qué cruel!!. ¿Y dónde estaba el príncipe hasta ahora? ¿Por qúé ha tardado tanto en llegar a la torre y darle el beso que la despertara?. Creo que las lindas princesitas durmientes tendrían que empezar a usar despertadores y no confíar tanto en su suerte…

    21 Diciembre 2010 | 13:56

  2. Dice ser Al S.de Gomaranto

    Que cruda es a veces la vida,
    cuando con grandes esfuerzos,
    y con dedicación completa,
    se luchas días tras días
    o todo un año entero,
    a veces algunos lustros,
    otras hasta muchos decenios
    y por lo general para muchos,
    casi una vida al completo,
    para conseguir una meta.
    Al oteando el horizonte,
    nunca divisas la cinta,
    ni la pancarta que indica,
    que ya lo se está consiguiendo.
    parece que cada día,
    alguien la pone más lejos.
    Otras veces cuando llegas,
    ya nada queda, no hay nadie
    de los que entregan el premio.
    solo por el suelo basura,
    y moscas que revolotean.
    Quedan dos opciones a tomar:
    La de sentarse a llorar,
    o la de tomar impulso,
    para volver a empezar.

    21 Diciembre 2010 | 16:08

  3. No esperaba ese final al empezar a leer, ha sido… inesperado :S

    21 Diciembre 2010 | 16:38

  4. Dice ser xulita

    ¿Qué otra cosa podía hacer una princesa encerrada en un castillo?

    Morirse de aburrimiento y cansarse de esperar.
    Pobrecilla !!!!.
    Me ha dado pena y eso que no soy monárquica. 😉

    21 Diciembre 2010 | 17:50

  5. Dice ser Clica aqui

    Eso de que dando un beso a una princesa muerta, resucita solo se consigue si la princesa se ha quedado en estado letárgico por haber comido una manzana envenenada con adormideras, y no siempre. Yo escribi un cuento basandome en esa teoria pero a la que puse de bruja para engañar a la princesa , no se si es porque era una bruja becaria o porque se equivocó de veneno y en vez de dormidera puso otra cosa el caso es que cuando escribí que el principe la besaba , la cosa no resultó y el principe ya lleva tres dias dandole besos a la princesa y que si quieres arroz Catalina no despierta de ninguna forma. Creo que ya no voy a escribir ninguna historia de principes . Menudo fracaso.

    21 Diciembre 2010 | 18:15

  6. Dice ser Enmascarado

    Tuve una pareja que…ya le venía de familia lo de dormir. Pensaba que el día que dormía una hora menos, al siguiente tenía que acostarse una antes.
    Eso sí, su piel era pura seda.
    Su humor…en proporción al sueño, aunque eso sí, como nunca dormía lo que quería, siempre solía estar de mal humor. Ella, como no era de la realeza no se ponía azul, sino verde.
    Yo nunca la despertaba por si acaso.
    Con ella si que corría verdadero peligro de encontrarla mojama.

    21 Diciembre 2010 | 20:04

  7. Dice ser Penélope G.

    La princesa está triste,
    qué tendrá la princesa?
    los suspiros se escapan
    de su boca de fresa,
    que han perdido la risa
    que han perdido el color.

    La princesa está pálida
    en su silla de oro,
    está mudo el teclado
    de su clave sonora
    y en un vaso olvidada
    se desmaya una flor.

    Lo que me acuerdo de la Sonatina de Rubén Darío.

    21 Diciembre 2010 | 20:47

  8. Walter de 150xdia

    Metamorfosis, me parece que el príncipe estaba en la vida real. :-/
    Lo planteaste tal cual es, Gomaranto.
    Jajaja. Dale Antonio, me intriga mucho la historia de un príncipe desquiciado que besa a su princesa durante días esperando a que despierte. Incluso puede ser más frustrante: el príncipe se da por vencido después de un millar de besos, y luego llegue otro príncipe, igual de rubio, igual de alto, igual de guapo, y logra su cometido con un único beso. 😀
    La de despertadores que habrán volado, Enmascarado.
    Gracias por el aporte, Penélope.

    21 Diciembre 2010 | 21:21

  9. Dice ser Oscar

    Jaja un principe rubio seria la solución, así la princesita no le chantajea tanto al principito con ese secreto mejor guardado en palacio sobre los gustos modernos del azulado principito

    21 Diciembre 2010 | 21:49

  10. Dice ser Pedro Moreno

    Con este relato franca mente me habéis preocupado bastante. A partir de ahora tendré que tomar más café, a diario. Cosa que nunca ni he hecho, ni ago. Lo digo por el dormir, porque reconozco honradamente, mi vicio y costumbre de dormir de forma exagerada, sobre todo viendo la televisión. Ya que más del 90% de las programaciones, son para mí como autentico anestésico, por su incapacidad, de trasmitir algún mensaje ni cultural, ni de diversión, de ninguna clase, solo están la mayoría de las cadenas, involucradas, y machaconamente, en los consabidos programas de cotilleos. Volviendo al tema que nos ocupa del dormir en demasía. Me consuelan algunas cosas, en primer lugar como que no soy una mujer, tampoco pertenezco a estirpe monárquica de ningún género, y por ultimo y fundamental hace ya muchos años, que no recibo ningún beso, de a los que se refiere el escrito.” Perdonar mi pequeña broma”….. Y que tengáis un buen día.

    21 Diciembre 2010 | 21:59

  11. Dice ser Baizabal

    Me gusta porque quizá otro en tu lugar lo hubiera dejado en lo del olor pútrido, pero haberte arriesgado a continuarlo retribuye un buen texto.

    Saludos

    22 Diciembre 2010 | 01:24

  12. Dice ser Alicia en el paris de las Maravillas

    ¿no tenia tele?
    Yo tengo 47 canales, y tambien estoy a punto de
    palmarla

    22 Diciembre 2010 | 10:06

Los comentarios están cerrados.