BLOGS

Un microrrelato por día y cada uno de 150 palabras. Ni una más, ni una menos.

La peluquería de Don Francisco

Don Francisco cantaba un tango mientras le daba forma a mi cabello. Yo iba a su peluquería cada vez que algún peluquero, obviando mis claras peticiones del estilo de «no me cortes tanto», me hacía cualquier desastre en la cabeza. «Otra vez me mataron, Don Francisco», me quejaba con mi peluquero de respaldo y él, maestro del misterioso arte de hacer crecer el cabello, arreglaba los errores ajenos. Está en mi barrio desde que tengo memoria y lo conocí por pura casualidad. «Yo no corto el pelo, pibe», me explicó el primer día que hice sonar las campanitas colgadas en la puerta de la peluquería. «Yo me encargo de hacerlo crecer», concretó. Desde aquel día nunca me falló, hasta que hoy, decidido a terminar con mi emergente problema de calvicie, argumentó: «Yo hago crecer el cabello corto, pibe. Si hiciera crecer pelo donde no hay, más que peluquero, sería mago».

10 comentarios

  1. Dice ser Metamorfosis

    Ya es suficiente magia hacer crecer el pelo en los desastres que hacen otros. Quién lo hubiera pillado cuando el señor Gil nos pasaba aquella máquina infernal por la cabeza con unas manos temblorosas de Parkinson…

    23 Agosto 2010 | 07:58

  2. Dice ser cris

    hacen un numero 2

    23 Agosto 2010 | 07:59

  3. Dice ser antonio larrosa

    “El crecepelo” es una narración fantástica que hay en mi web, se parece algo a esta, pero con más palabras, al menos tiene dos mil y no las cuento nunca, no se como puedes meter algunas historias en solo ciento cincuenta , creo que deberias alargar los cuentos al menos a quinientas, pues la verdad es que yo al menos me quedo con hambre de leerte más. buenos días , me voy a mi playa a pensar en mis musas, por si me inspiran algo sobre este tema tan peliagudo.

    Clica sobre mi nombre

    23 Agosto 2010 | 09:34

  4. Dice ser Chistes

    Vaya con Don francisco.

    Me ha hecho recordar el chiste tan antiguo del crecepelo.

    http://tuinternet.co.cc/

    23 Agosto 2010 | 10:02

  5. Dice ser priapo

    las historias que se parecen a otras historias ¡¡son lindas ¡¡ tienen familia , no son huerfanas ….asi que esta historia de hoy me recuerda a la de Picasso……que pinto un retrato , vino el retratado a buscarlo ¡¡No me parezco en nada ¡¡¡ –dijo ……respondio Don Pablo : ¡¡¡Es usted el que se tiene que parecer al cuadro ¡¡¡……me pregunto si le tomo el pelo , o se lo hizo crecer …..

    23 Agosto 2010 | 11:55

  6. Dice ser Orlando Dugarte

    La CALVICIE viene siendo como la “POBREZA” que sufrimos en la economía todos la detestamos, pero el desinterés y el conformismo hace que toleremos esa desagradable alopecia para toda la vida… http://alopecico.blogspot.com … Le recuerdo que sin conocimientos previos, nunca se va a liberar de un mal como lo es la alopecia…

    23 Agosto 2010 | 15:04

  7. cuanto echo de menos la peluqueria de mi barrio, que comodo es llegar a la peluqueria y que sepan como quieres el pelo sin tener que explicarlo 100 veces cada vez.

    conoce como sacar partido por tu nomina (regalos, descuentos, 0 comisiones, intereses… )Comparativa de las mejores cuenta nomina en

    http://www.miseuritos.com/cuenta-nomina/

    23 Agosto 2010 | 20:47

  8. Dice ser badass

    Qué buenos tiempos, en los que la gente era honrada y los peluqueros varoniles…

    24 Agosto 2010 | 01:42

  9. Dice ser sirio

    “Don Francisco cantaba un tango mientras le daba forma a mi cabello”. Don Francisco también es barbero. Fue barbero. Fígaro, Fígaro, Fígaro soy / Fígaro, Fígaro, Fígaro fui… Arrinconó la navaja y a Rossini cuando se enteró de que en el barrio era más conocido como el barbero de Sevilla, y eso sí que no.

    Don Francisco el barbero de Sevilla se jubiló, pero continúo Don Francisco el de los tangos. Sin dudas -dice mi padre- que las orejas de los parroquianos salieron ganando.

    29 Agosto 2010 | 14:30

  10. Dice ser Esteban Dublín

    Es un placer volver a leerte.

    06 Septiembre 2010 | 21:39

Los comentarios están cerrados.