BLOGS

Un microrrelato por día y cada uno de 150 palabras. Ni una más, ni una menos.

Los antojos de la moda

Tenía puesto un pantalón color beige claro con sombras uniformes más oscuras que generaban un aspecto particular y único. El mismo estaba sostenido a la altura de la cintura por un cinturón formado con trenzas de sogas trenzadas. El chaleco —confeccionado con la misma tela del pantalón— era sencillamente un rectángulo con un orificio en el medio por donde pasaba su cabeza. El modelo era similar a un poncho, sólo que éste contaba con sogas que anudaban los extremos sueltos de los costados, generando la posibilidad de ajustar y desajustar la prenda a gusto. Estas sogas eran del mismo material que las utilizadas como cinto y por supuesto, hacían juego. El hombre vestía un pantalón y una chaleco excepcional, un conjunto que puesto en una vidriera o exhibido por un modelo famoso en una pasarela, se hubiese convertido en la última moda. Así de exclusivos eran los harapos del vagabundo.

11 comentarios

  1. pues si eran tan excepcionales no tardará en mal venderlas por un poco de comida.

    consulta las mejores y mejora las condiciones de tu hipoteca sin asumir ningun gasto.
    http://www.miseuritos.com/hipotecas/

    25 Junio 2010 | 07:56

  2. Dice ser metamorfosis

    Lo absurdo del asunto es que es cierto. Lo que se reiría el vagabundo al cruzarse con un fashion victim ataviado como él…

    25 Junio 2010 | 08:11

  3. Dice ser ana...

    Es que en el fondo (de una manera o de otra) todos somos vagabundos y hacemos pasarela por este mundo.

    25 Junio 2010 | 08:39

  4. Dice ser Enmascarado

    Hombreeeeee…También existe algo que se llama pulcritud.
    Me imagino que las sombras uniformes más oscuras a las que aludes, probablemente sean lamparones. Sí es cierto que en ocasiones ves a algún tip@ fashion que deja bastante que desear, entre pantalones rotos, caídos y con un repugnante interés en mostrar los gallumbos, que más parece el operario agachado para trabajar mostrando el rajado comienzo-fin de la espalda.
    Las tiendas de ropa de segunda mano se ponen de moda. Estamos en tiempos en que las marcas venden tanto o más en sus “factory outlets”. Ya da igual que te pongas, si tiene un cómplice anagrama.
    Hemos pasado de llevar cualquier rótulo estúpido en cualquier idioma en la camiseta, a exportar nuestros propios estúpidos rótulos.
    Pero bueno, siempre hay cosas…y cosas.
    Me niego a llevar calcetines altos con las sandalias.
    No estamos tan distantes unos de otros, además hay algo que relaciona a ambos. El olor.
    El repugnante olor de algo nauseabundamente caro.

    25 Junio 2010 | 12:48

  5. Dice ser Enmascarado

    Marisa, no merece la pena perder el tiempo. A mi ya no me motivan ni los post ni la gente que comenta. Hubo un tiempo que los comentarios mantenían el blog, ahora ni eso. Me quedo con los micros y el tequis …podías volver disfrazada, aunque si volvieras, nadie te reprocharía nada.
    Felicidades por lo de la Unión. Costó ¿eh?

    25 Junio 2010 | 14:42

  6. Dice ser Imprenta Málaga

    este mocrorelato me gustó más que la anterior, sorprende, como deben hacer los cuentos cortos

    25 Junio 2010 | 16:06

  7. Dice ser antonio larrosa

    Sin embargo me quedé de piedra cuando de aquel amasijo de vestimenta mugrienta sacó la llave de un Ferrari Testarrosa y se largó con dos hermosas chicas rubias de menos de veinticinco años.

    Clica sobre mi nombre

    25 Junio 2010 | 16:49

  8. He de felicitarte porque lo haces genial, a mi no se me ocurrirían estas pequeñas historias en la vida.

    25 Junio 2010 | 17:56

  9. Walter de 150xdia

    Gente, me puse al día con los comentarios en las entradas anteriores. El que quiera leerlos, puede pasar.
    Vuelvo a pedir disculpas por la ausencia.

    Depósito, es que la desnudes es media complicada para alguien que vive en la calle.
    Enmascarado, la mugre, con el paso del tiempo y los años, comienza a ser parte de la tela. ¿No? Y tocaste un tema que descarté y me hubiese gustado trabajar: lo inexplicablemente costoso que resultan algunos productos.
    Antonio, me gustó mucho cómo continuaste la historia.
    “Concurso”, muchas gracias.

    25 Junio 2010 | 19:54

  10. Dice ser Marisa G.S.

    Ni última moda ni porras.
    Yo lo que quiero decir es que estamos despilfarrando mucho en los últimos años, que hay mucho que se puede volver a utilizar, empezando por la ropa, y no digamos de los electrodomésticos, claro que como dice mi marido, en la sociedad actual, una reparación de una televisión sale más cara que una de las “mierdas”, con perdón que se venden con oferta y muchas facilidades
    PD: Enmasc, volví a escribir allí, porque hay gente que en serio merece la pena, como Eli, Luju, y colere, a pesar de que la jefa del cotarro me dijese que cometí un delito y me denunciaría (era por reproducir un mail suyo a mi correo) Solo digo que si nos injurian, borren a esa gente, no a quienes nos defendemos sin insultos

    26 Junio 2010 | 02:12

  11. Dice ser Marisa G.S.

    Otra cosita, Enmasc, que gracias por acordarte que la Unión, mi equipo, se mantiene de momento en segunda, jejeje, no veas como se agradece por estas tierras, que somos muy agradecidos, a Jorge D’Alesandro, que como en otra ocasión dejé caer por aquí, es un argentino afincado en Salamanca desde hace muuuuchos años y al que se le quiere, y que ha salvado al equipo, gracias a Santa Teresa (lo dice él, que cumplió la promesa de irse a dar las gracias)

    26 Junio 2010 | 02:34

Los comentarios están cerrados.