BLOGS

Nuestro cuerpo es como una máquina. Hay que engrasarla, revisarla, meterle un buen carburante... Sólo tenemos una, y nunca es tarde para empezar a cuidarla

Entradas etiquetadas como ‘atletismo’

¿Y qué pasa con los sentimientos de Caster Semenya?

Desde hace unos días me he puesto en la piel de la joven Caster Semenya, y los sentimientos que la joven debe estar viviendo estos días no son precisamente agradables.

En el día que probablemente era el más importante y feliz de su vida, cuando se colgaba el oro en la prueba de 800 m, todo el mundo hablaba de si era un hombre o una mujer, opinaba sobre su excesivo vello facial o sobre sus líneas poco femeninas, por no mencionar su habla, tal vez demasiado ronca para una chica adolescente.

Hasta sus compañeras han lanzado palabras bastante hirientes (aunque Mayte Martínez se haya disculpado, no hay que olvida que es casi una niña y que, mientras no se demuestre lo contrario, es una chica) sobre su sexo.

Tal vez ella pasa, pero puede que esos rasgos que ahora destaca la gente, le hayan acomplejado desde niña, y esto podría llegar a afectarle de manera muy intensa a nivel psicológico. Y no es justo.

Estamos en un mundo en el que es noticia que, en las pruebas hechas a los corredores de 100 m, no hay ningún positivo por dopaje y en el que, antes de que salgan las pruebas de sexo de una persona, todos opinan sobre ello y lanzan palabras que no todo el mundo puede escuchar sin sentirse afectado.

Es cierto que hoy día hay mucho engaño y que, a veces, el que parece más inocente es el más culpable, pero no se puede hablar a la ligera de si una chica parece un hombre, si tiene rasgos masculinos o si tiene demasiado vello… ¿qué pasa con sus sentimientos?

Los padres han salido a defenderla como haría cualquier padre: “Es mi niña”, decía su padre Jacob, que afirma que de pequeña le cambiaba los pañales y lo sabe. Su madre ha enseñado su partida de nacimiento (en la que pone que es de sexo femenino), y su abuela también la defiende a muerte, como sus amigas del colegio.

Mucha gente está pendiente de qué dicen las pruebas de sexo que le están realizando pero, mientras, hay que pensar que es una chica, y dejar de criticar su aspecto.

Los múltiples beneficios de correr para las personas de la tercera edad

Ayer leía la noticia de que un maratoniano japonés de 81 años, Keizo Yamada, no correrá más esta prueba, aunque ha advertido que aún podría intentar correr algún medio maratón de características curiosas.

“Ya no logró alcanzar a ningún joven por lo que no correré más pruebas de 42 kilómetros“, dijo al periódico nipón Sports Hochi, añadiendo que él todavía corre a diario unos 20 km: “Seguiré corriendo por diversión y para mantenerme en forma“.

Son muchas las personas que, a pesar de ir cumpliendo años, mantienen su ritmo de entrenamiento, o lo adecuan a su nueva situación (en la imagen el gallego Julián Bernal, recordman mundial de veteranos en 10 km). Pero también las que, con el tiempo libre que deja la jubilación, o por el motivo que sea, deciden calzarse unas zapatillas y echarse a la calle a correr una vez cumplidos los 65.

Sobra decir que lo primero que tendrán que hacer estas personas es acudir a un médico para que les realice un chequeo y les diga las condiciones físicas en las que se encuentran, si tienen alguna enfermedad que le impida su práctica (como los problemas articulares).

Aunque años atrás se haya realizado este tipo de ejercicio, tras una época de inactividad es mejor empezar desde cero, ya que los años y la falta de ejercicio provocan cambios en el organismo.

Correr ayuda a combatir tanto los problemas cardiacos como los arteriales, por lo que es una actividad muy recomendada a esta edad.

Además, aumenta la capacidad aeróbica, el sentido del equilibrio, la capacidad de reacción, se fortalecen los huesos, reduce la masa de grasa…

¿Has pasado los 65 años y sigues corriendo? ¿Te has calzado las zapatillas siendo ya bastante mayor? ¿Qué beneficios te aporta correr? Si tu eres más joven pero conoces algún caso y te apetece, cuéntanoslo.