BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Invertir en educación para salir de la pobreza: Jambo Charity Organization

13717338_934416370014210_4076356211460645198_o

Chistine, una de las niñas en Jambo Charity Organization / Foto cedida por JCO

Christine tiene 8 años, vive en un suburbio de Mukuru, Kenia, de mayor sueña con ser maestra. Christine vive cada día una realidad muy diferente a la de un niño de su edad en España. A pesar de que Kenia ha ratificado la Convención sobre los Derechos del Niño, queda mucho por hacer en este país. La pobreza, la sequía (el último gran golpe se ha producido con El Niño), el gran crecimiento de la población, los conflictos internos, el estancamiento en la política y el problema cada vez más grave de los refugiados (la mayoría provenientes de Somalia) son algunos de los factores que limitan e impiden la mejora del bienestar del niño en el país.

Para Christine, además, al ser niña, se le presentan otro tipo de dificultades, las niñas son las más vulnerables, muchas niñas no llegan a atender a la escuela en período menstrual por falta de material sanitario y por el “tabú” que existe entorno a ello. Cabe mencionar lamentablemente también las numerosas violaciones a menores, el matrimonio forzado – más del 25% de las niñas keniatas contraen matrimonio antes de los 18 años-, y la mutilación genital femenina – que todavía se practica en varias partes de Kenia.

Miles de niños y niñas como Christine se enfrentan cada día a problemas como el difícil acceso al agua potable, al derecho a una alimentación saludable –  la malnutrición provoca la propagación enfermedades que van desde el sarampión, a la polio– , difícil acceso a la ropa, a la atención médica, el virus del VIH y el acceso a la educación.

Jambo Charity Organization es una de las ONGs en Kenia que intenta, a través del acceso a una buena educación, que estos niños y niñas salgan de la pobreza. Christine recibió libros, uniforme, zapatos, una mochila y una pelota este año.

La pobreza, el trabajo -muchos niños trabajan en plantaciones en condiciones deplorables, mientras que otros son contratados para ser empleados domésticos-, la infraestructura deficiente y el matrimonio infantil impiden que los niños reciban educación en Kenia. Se estima que existe un 30% de abandono escolar.

13640756_903253013154594_3751219203322580431_o

Elvis Bogonko con los niños en Jambo Charity Organization / Foto cedida por JCO

Elvis Bogonko decidió abrir la ONG para ayudar a los niños, familias y comunidades en Kenia a través de un proyecto sostenible y programas que produjeran impactos en sus vidas. “La mayoría de los niños no van a la escuela por la falta de suministros escolares, libros, uniformes, mochilas, ¡sus padres ganan menos de un dólar al día!”, explica. Kenia es víctima de una pobreza extrema y endémica. La mitad de sus habitantes viven por debajo del umbral de la pobreza.

Elvis Bogonko nació en un pueblo llamado Kitutu, en el corazón de Kisii, Nyanza, provincia de Kenia. Su pueblo, como muchos otros en Kenia, no gozaba de las mejores condiciones. Tuvo lo que él califica una “infancia difícil”, con “problemas de acceso a las necesidades básicas, como el agua o a la educación”. “Fue una experiencia muy dolorosa, hasta que empecé como voluntario en nuestras comunidades, apoyándome en los demás”, afirma. “Me he intentado siempre mantener positivo, yo tuve la suerte finalmente de poder estudiar gracias a mis padres, y eso me cambió, me di cuenta que la educación es la mejor herramienta que poseemos en la vida”, añade Elvis.

Con 24 años Elvis decidió crear Jambo Charity Organization, empezó solo y luego incorporó a compañeros voluntarios y empezó a buscar colaboraciones i inversores.

Jambo Charity Organization funciona des de  su apertura en 2014 como centro de educación que proporciona suministros escolares a las familias keniatas, tienen un programa de lectura que ha resultado de un gran éxito. Ayudan a más de 100 niños y niñas de diferentes edades, entre 4 i 12 años, gracias a ellos cada año estos niños pueden gozar de libros, mochilas, ropa, entre otros.

“Les estamos eternamente agredecidos a todos nuestro donantes”, explica Elvis, en “la última donación proveniente de Antonina Turizm, que lleva apoyándonos 3 años, recibimos, 80 KG de suministro escolar”, añade. Gracias a las donaciones, y también gracias al voluntariado (que constantemente buscan y agradecen) consiguen darles a los niños y niñas la atención, herramientas y educación para que construyan un futuro alejado de las injusticias de la pobreza.

En unos meses planean establecer un centro para niños desfavorecidos, ya han contactado con los primeros inversores y disponen de una campaña de fund-raising a través de esta web.

Para que un país salga de la pobreza, es necesario que sus niños tengan acceso a buena educación, por esta razón la labor de organizaciones como Jambo Charity Organization es esencial para cambiar el futuro de niñas y niños como Christine.

1 comentario

  1. Dice ser habilitadomayor

    Poco nos queda ya con equipararnos a Burkina Fasso.

    29 julio 2016 | 10:44

Los comentarios están cerrados.