BLOGS

"El deseado bien último se alcanza mejor mediante el libre comercio de ideas".(1919) Juez O. Wendell Holmes del Tribunal Supremo de EE UU

Archivo de la categoría ‘cronica politica’

El gobierno suspende y con mala nota

Si a Aznar se le atragantó la pasión por ser importante en el mundo, la foto de las Azores y la guerra en Irak, a Zapatero se le atraganta la crisis económica. La encuesta publicada en El País ayer era desoladora: el 63% de los encuestados consideran que este gobierno no sabe hacer frente a la situación económica, que es el problema principal de los ciudadanos. Y si no sirve para eso ¿para qué quieren los ciudadanos este gobierno?

Supongo que esa pregunta se la estará haciendo el propio Zapatero y quienes le rodean y le alertan. Aunque quizá ya no le advierten, durante el segundo mandato los presidentes suelen saberlo todo y quienes les hablan suelen escuchar y asentir. Así que puede que no haya pregunta.

Las otras políticas sociales que promueve el gobierno, muy del cuño Zapatero, gozan de general aceptación; son más los que aprueban que los que rechazan, incluso más que los votantes socialistas. Pero la economía emerge como agujero negro que arruina las expectativas electorales socialistas.

A favor de Rajoy cuenta que la primera cita electoral relevante serán las europeas, la primavera próxima. Simplemente con el voto de castigo y rechazo a un gobierno incompetente en lo económico, Rajoy ganará con margen como para consolidar la posición que ha construido laboriosamente estos meses y para colocar a los socialistas en precario.

El suspenso que los ciudadanos otorgan a la gestión económica Zapatero-Solbes podría conducir a una revisión de su estrategia pero eso no suele ocurrir, rectificar no está al alcance de cualquiera, menos aun de quienes gozan del poder. Aznar, por ejemplo, no se ha enterado todavía de que lo de Irak estuvo muy mal y fue un error. Y Zapatero se retirará repitiendo que la crisis no era para tanto.

Entender el PNV…para ganar

El PNV va más allá de un partido, es un mundo complejo donde la lealtad a una idea nacional preside todos los actos. No es exactamente lo de Dios, Patria y Fuero, pero se le parece. Por eso en el PNV suele haber dos o tres almas, varias corrientes y conciencias, distintas posiciones simultáneas que alguna vez conduce a una escisión traumática, que tratan de evitar pero que a veces ocurre. Ahora se perciben esas dos almas clásicas, vizcaína y guipuzcoana, la de Urkullu-Imaz y la de Arzallus-Egibar, y en medio el lendakari como figura con luz propia, como fuerza de arrastre electoral con su propia agenda y destino.

Todo lo que digan y hagan los del PNV, que será variado y contradictorio, hay que leerlo en clave electoral. Tratan de sumar esos 400.000 votos que les otorgan el poder o los suficientes para que los socialistas no amenacen su hegemonía tradicional. Un PNV sin poder suficiente es una de las experiencias que faltan en nuestra democracia.

Y según parece ese es el objetivo de Zapatero para esta temporada. En esa clave habrá que interpretar la visita de Ibarretxe a la Moncloa y las explicaciones posteriores. Lo que ambos van a decirse es previsible, ya lo saben, lo que está por ver son las explicaciones posteriores, la lectura que cada parte haga del encuentro.

Zapatero tiene que sostener un debate a dos bandas, uno discreto y tranquilizador con Urkullu y otro tenso y calculado con Ibarrretxe. Y entre medias encuestas para medir la temperatura de la ciudadanía vasca y mucha resistencia para aguantar las embestidas de los terroristas que querrán jugar su propia partida. ¿Qué papel le toca a Rajoy en esta compleja partida?

Esparanza Aguirre ¿decidirá hoy?

El PP tiene un lío, que era previsible, del cual puede salir mejorado o quebrado. El Congreso de junio (faltan 60 días) decidirá quien lidera y con que equipo. En el corral solo caben dos gallos: Rajoy y Aguirre, marianistas y esperancistas. Las apuestas eran que si ganaba y gobernaba Rajoy, sería el líder para largo. Pero que si perdía, cendría el relevo con nuevo líder que saldría de aguas abajo.

Esperanza Aguirre opta al cargo desde hace tiempo, y cuenta son base e infraestructura para intentarlo. Se afanó para descarrillar a Gallardón para desbrozar el camino. Quizá fue un error, lo ha conseguido pero quemó energías necesarias para la última etapa, un desgaste innecesario. Lo imprevisto era que un Rajoy derrotado quisiera seguir y, además, con apoyo de muchos de los que tienen poder en el partido. Así que el desafiante ahora es Rajoy, que cita a Aguirre para que compita y le permita legitimar su liderazgo y ganar maniobra y manos libres.

Esperanza no esperaba competir como desafiante, esperaba ser llamada, aclamada. Amagó con su candidatura, pero dice (hasta hoy) que sólo quiere debate ideológico, aunque los subalternos buscan apoyos y agitan las aguas. El obstáculo se llama 600 firmas de aval de los tres mil compromisarios al Congreso. Un aval no significa un voto, sólo que se aprecia capacidad para competir.

Si los de Rajoy andan listos animarán el aval a Esperanza para que concurra, para que el Congreso parezca de verdad y el líder salga acreditado y liberado del pasado. Claro que también pudiera ganar Aguirre. Esta noche en “59 segundos” o antes tras verse con Francisco Camps puede despejar la incógnita, antes de que se le pase el arroz.

Enigma Zapatero

Los segundos mandatos cursan con distintas claves, la experiencia y el aura de la doble victoria transforma a los personajes. Les ha pasado a todos quienes han pasado por ello. A Zapatero, que es muy celoso de su autonomía, que comparte poco y con muy pocos, se le nota estos días como templado y poco comunicativo, con ganas de no molestar. Desde la victoria del 9M apenas ha dicho nada, ni en público, ni en privado, o no se ha sabido.

Ha hecho un solo movimiento directo: designar portavoz parlamentario al amigo y colaborador de confianza, sin dejar sin empleo decoroso al sustituido. Portavoz Alonso, con encargo muy amplio, para mejorar el clima de entendimiento con la oposición en el Parlamento.

Ahora Zapatero necesita más a la oposición del PP que a los grupos pequeños, porque las decisiones relevantes hay que pactarlas con la oposición. Para el resto sobra con la aritmética: buscar los votos necesarios en cada caso. PNV y CiU van a notar que no son decisivos y que más que un pacto con compromisos de alcance, la legislatura va a ser mercadeo de pequeñas cosas para cada caso, con puja a la holandesa, a la baja.

Esta semana se despejará la composición de las mesas de la cámara. El PP parece no aspirar a nada más que mantener el porcentaje. Rajoy despeja dudas hoy, pero su estrategia está en el medio plazo y en las cosas de casa, en las caleras del PP que están que arden. Si los populares no ceden algo en la negociación de la mesa y las comisiones quedarán desvalorizados en cuanto a zonas de influencia. Y los socialistas verán mejorados sus pactos blandos y variables con los otros grupos.

La agenda del presidente esta semana está mitad en el Parlamento, mitad en la cumbre de la OTAN en Bucarest donde participan 60 jefes de gobierno. Allí Zapatero no tiene papel apreciable, pero llega con galones de reelegido que son un grado en ese club, que hasta ahora le veía como un pipiolo.

Dominó de cargos: Alonso portavoz socialista

Primero el Parlamento, luego el Gobierno. Los efectos prácticos de las elecciones del 9M empezarán a notarse hoy, cuando los líderes despejen opciones tras unas cortas y solitarias vacaciones. Los noticiarios de las televisiones estos días, ayunos de políticos y política, han sido interesantes, fabricados por periodistas que buscan noticias fuera de la agenda del día, sin cocina por los departamentos de efectos especiales.

Pero vuelve la agenda con los nombres de los portavoces de los grupos parlamentarios en primer plano, especialmente los de los dos grandes partidos, nombres que servirán para calibrar las intenciones de Zapatero y Rajoy. En sus portavoces parlamentarios descargan buena parte del talante y del trabajo político.

La pasada legislatura Zapatero utilizó a Rubalcaba primero y a López Garrido después. Rajoy aguantó toda la legislatura con Zaplana. Entre todos consiguieron sacar de quicio al Presidente del Parlamento y abortaron cualquier posibilidad de reforma del reglamento del Congreso, que anda muy necesitado de arreglos.

Para esta legislatura Zapatero va a confiar en un amigo personal, José Antonio Alonso, un juez de carrera que ha cumplido como ministro de Interior y de Defensa, sobrio y eficaz, que no arma bulla. Rajoy no ha desvelado su opción, pero será alguien de lo que llama “su equipo” y dará una señal sobre ese enigma. Los dos portavoces vana estrictamente leales a lo que quieren sus jefes.

Para el martes queda la composición de las mesas de ambas cámaras y la designación de sus presidentes. Todo apunta a que José Bono tendrá el premio de la presidencia del Congreso que le garantiza el protagonismo político que necesita su peculiar estilo de actuar.

Y también debe despejarse esta semana la composición del grupo mixto: once escaños de seis partidos políticos o coaliciones en busca de presencia en los debates y en las comisiones. La polémica del grupo mixto implica problemas financieros y de acción política, vitales para algunos de esos grupos.

Zaptero tiene manos libres en el PSOE

El PSOE es una balsa de aceite como nunca antes, no se notan ni sus tradicionales dos almas; ni siquiera tendencias, incluso la desavenencia con el sindicato hermano, con la UGT está superada. Felipe González, con todo su carisma y liderazgo, nunca tuvo un partido tan entregado como lo tiene Zapatero, ni siquiera en octubre de 1982 cuando cosechó 202 diputados. El Consejo Federal del sábado puso de evidencia esa entrega, los críticos estuvieron silentes o ausentes.

Tras las municipales de hace un año hubo quien pidió responsabilidades por el pésimo resultado de Madrid, pero ahora nadie ha dicho ni pío, más allá de recordar que algo habrá que hacer en Madrid y Valencia, donde las ventajas populares superan los diez puntos. Y en Castilla La Mancha que gira a favor de los populares, que ganarán ese gobierno el 2011.

Así que Zapatero tiene “manos libres” (es la expresión más utilizada estos días) para hacer el gobierno que le convenga y aplicar la estrategia política que le parezca.

Pero la legislatura no viene fácil: en el plano político llevará mucho trajín el nuevo modelo de financiación autonómica, que presenta más aristas que la revisión de los Estatutos. Y la situación económica deja menos margen para compensar las reivindicaciones políticas. Además la cuestión del agua (la sequía) y la energética (con el petróleo a precios imposibles) suponen desafíos incómodos para cualquier gobierno.

A más poder, más responsabilidad, más riesgo de que ante cualquier tropiezo o dificultad el culpable inmediato sea el que manda, es decir este Zapatero que acumula más poder que cualquiera de sus predecesores al frente del socilismo español.

Semejanzas y diferencias para la X Legislatura

Conocida la decisión de los españoles que votaron ayer podemos establecer algunas conclusiones a modo de semejanzas y diferencias con lo anterior:

Semejanzas: 1ª.- Zapatero volverá a gobernar con mayoría suficiente y Rajoy seguirá, por ahora, como jefe de la oposición con más espacio ocupado en la Cámara. 2ª.- Zapatero tendrá que tejer alianzas parlamentarias, con aritmética variable, para sacar adelante la investidura y las leyes posteriores. 3ª.- Rajoy puede legítimamente decir que mejora el techo del PP, ha superado los 10 millones de votos, algo que sólo había conseguido Aznar el año 2000. Alcanza 154 escaños (Aznar gobernó el 1996 con 156 escaños). Por tanto darle la carta de despido en el próximo Congreso puede ser excesivo, aunque no sea descartable. Depende de cómo juegue él sus bazas, y que pretendan los demás dirigentes una vez asimilen que siguen en la oposición.

(Si la cara es el espejo del alma la de Rajoy en el balcón de la sede del partido era la de un perdedor muy desmoralizado. ¡Nadie le había preparado un discurso más adecuado para la hipótesis probable de no ganar?. El discurso fue un desastre).

Diferencias: 1ª.- Las alianzas básicas anteriores del gobierno en el Parlamento, dirigidas hacia su izquierda, no sirven. Esquerra se ensimismará en su fracaso e IU ha desaparecido. Con esa pareja no llega a ninguna parte. Así que tendrá que abrirse, con cautela, a los nacionalistas clásicos, vascos y catalanes, pero con los ojos puestos en sus hermanos del PSC, reforzados con 25 escaños (+4) 2ª.- ¿Cómo analizará el tripartido catalán este resultado? ¿Se anticiparán las elecciones en Cataluña? 3ª.- Otro espacio abierto en canal tras estas elecciones es el vasco. Los socialistas han cosechado el mejor resultado de su historia y el PNV el peor. EA se queda sin escaño y con un nivel irrelevante e votos. ¿Habrá un anticipo electoral?

Quienes apostaron por la irrelevancia de Zapatero se equivocaron. Es un ganador que administra el poder sin ruido y sin perder hilo. Queda por ver que tipo de gobierno forma y que prioridades marca en su discurso de investidura. Pero eso es asunto del próximo mes.

Iniciativa PP, ventaja PSOE

Tres encuestas, en tres diarios nacionales, coinciden en que la ventaja es para los socialistas, pero por un margen tan poco relevante, que puede irse a cualquier lado, a poco que varíe la participación o cualquier otro factor imprevisible. Incluso hay quien piensa que los de las encuestas han decidido eliminar la volatilidad en su trabajo y coinciden en las conclusiones: para equivocarse, todos por igual. De manera que hay partido, lo socialistas temen la abstención, por eso Zapatero pide movilización.

Pero al margen de las encuestas, cuando los programas están a punto de publicarse (¿interesarán a alguien?) la iniciativa en cuanto a propuestas la lleva el Partido Popular. A Rajoy se le nota motivado y dedicado. El Rajoy de la entrevista que hoy publica “20 minutos” se mustra seguro y entregado a su causa, más allá de esa atribución: “Buen tipo, Mariano… pero indolente”.

Zapatero confia en su destino, en su buena estrella y en que sabe mejor que los demás lo que piensa y quiere el personal. Está tan seguro que ha afinado poco sus defectos, mantiene discursos largos, con fases tediosas y silencios inquietantes. Con empatía natural, con mirada de atender a los demás… pero un poco canso.

A cuatro semanas del 9Ml (entonces todo lo explicaremos sencillo y evidente) hay votos por alinear; los enormes bancos de votantes seguros de cada partido, sus suelos, no son suficientes para decantar el resultado. De manera que cualquier acontecimiento, incluso de menor cuantía, puede ser decisivo. El que se descuide y tropiece, perderá, por eso siguen deshojando la margarita de los debates, “que si” “que no”, “que me conviene… que no”, como si se tratara de los últimos segundos en un partido de baloncesto que va con diferencia de un punto.

P.D. Quizá les venga bien un video que acbo d ever en la web de la Sexta dedicada a preguntar a los líderes tiene su gracia desde los estados nevados.

Contrato de ciudadanía para inmigrantes

Convengamos que usted va a cumplir la ley, convengamos que usted va a respetar la forma de vida de los españoles, convengamos que va a aprender español, convengamos que va a pagar los impuestos que le correspondan, convengamos que se volverá a su país si carece de trabajo… son algunas de las propuestas que contempla una medida que Rajoy ha incorporado a su programa y que adoptaría si llega a gobernar.

Detrás hay una estrategia de dureza frente a la entrada de emigrantes. Así lo hizo Sarkosy en Francia mirando al electorado tradicional receloso ante la llegada de gentes de otros países.

La propuesta tiene un problema de aterrizaje, de aplicación, no resuelve el problema, sólo pone condiciones y manda un recado de que no será tan sencillo instalarse en esta tierra sin cumplir ciertos requisitos. El contrato supone también exigencias y compromisos al gobierno, refuerza derechos y obligaciones de los que suscriban el contrato, que en ningún caso puede limitar derechos básicos, que son irrenunciables.

El contrato podría llamarse de “ciudadanía y derechos adquiridos y reforzados” y requerirá sentar a los sujetos vinculados al mismo para que lo conozcan, lo aprendan, lo firmen.

De la propuesta es interesante la idea de una Agencia Estatal para gestionar la inmigración que puede ser una buena idea, que no es nueva y que ha funcionado en varios países.

Sospecho que los otros partidos criticarán la propuesta y tratarán de presentarla como propia de una derecha dura y xenófoba. No merece ese juicio, aunque podría tener esa lectura si se aplica con abuso, puede ser una propuesta inteligente si se gestiona bien, si contribuye a ordenar los flujos migratorios y las condiciones de vida de quienes llegan, especialmente de los que vienen en peores condiciones.

La inmigración es asunto complejo, con muchos matices; dotar de derechos a los inmigrantes, respetarles requiere ordenar los flujos, gestionarlos con eficacia, entrar en los detalles y salir del brochazo grueso. Los socialistas podían haber propuesto algo semejante aunque sospecho que descalificarán la propuesta.

Elecciones USA2008, ¡vaya espectáculo!

Las elecciones norteamericanas son siempre apasionantes, largas e intensas; exigentes para los candidatos y pródigas en noticias, emociones y enredos. Así es desde hace dos siglos largos, con un ritual complejo y muy localista. La elección de este año 2008 contará entre las más competidas, tanto en la aun incierta fase de primarias como en la recta final, que va desde septiembre al primer martes de noviembre, cuando se materializan los votos presidenciales por estados, que determinan quien será el nuevo presidente (y el vicepresidente) que tomará posesión en febrero para un mandato de cuatro años. Elecciones con muchos defectos,, tal y como se puso de relieve el año 2000 cuando Bush no ganó pero fue elegido.

Incluso para los que no simpatizan con esa nación, el espectáculo electoral merece la pena. Más aun para quienes admiran esa compleja sociedad que no está exenta de errores y patinazos, pero que es capaz de interrogarse a si misma, de criticarse y de rectificar, como ninguna otra.

A lo largo del día que comienza, en las dos docenas de estados, que representan más de la mitad de la población (entre ellos California y Nueva York) los simpatizantes de cada partido, por muy diversos procedimientos, elegirán los delegados que apoyarán a uno u otro candidato en las convenciones de cada partido en las que se unge al candidato final.

En el partido republicano es probable que el senador Mc Cain, 71 años, héroe y prisionero de guerra en Vietnam, obtenga una ventaja determinante al acabar el día sumando suficientes delegados como para que sus competidores desistan. Evitaría el desgaste y el gasto que suponen otras veinte primarias.

En el lado demócrata es más improbable que los votos de hoy determinen candidato; sale con ventaja la señora Clinton pero Obama se acerca lo suficiente como para que siga el partido. Obama es un candidato inexperto en política nacional y sorprendente, significa cambio e ilusión. No se parece ni al primer Clinton ni a Carter, que habían sido gobernadores en estados poco relevantes. Tampoco a Kennedy, aunque le quieren dar ese aire.

Los demócratas, cualquiera de los dos candidatos, tienen posibilidades de ganar en noviembre y de dar carpetazo a la política Bush (que cada día más se percibe como fracasada) para abrir una nueva etapa con consecuencias para ese gran país y también para el resto del mundo.