BLOGS

"El deseado bien último se alcanza mejor mediante el libre comercio de ideas".(1919) Juez O. Wendell Holmes del Tribunal Supremo de EE UU

Esparanza Aguirre ¿decidirá hoy?

El PP tiene un lío, que era previsible, del cual puede salir mejorado o quebrado. El Congreso de junio (faltan 60 días) decidirá quien lidera y con que equipo. En el corral solo caben dos gallos: Rajoy y Aguirre, marianistas y esperancistas. Las apuestas eran que si ganaba y gobernaba Rajoy, sería el líder para largo. Pero que si perdía, cendría el relevo con nuevo líder que saldría de aguas abajo.

Esperanza Aguirre opta al cargo desde hace tiempo, y cuenta son base e infraestructura para intentarlo. Se afanó para descarrillar a Gallardón para desbrozar el camino. Quizá fue un error, lo ha conseguido pero quemó energías necesarias para la última etapa, un desgaste innecesario. Lo imprevisto era que un Rajoy derrotado quisiera seguir y, además, con apoyo de muchos de los que tienen poder en el partido. Así que el desafiante ahora es Rajoy, que cita a Aguirre para que compita y le permita legitimar su liderazgo y ganar maniobra y manos libres.

Esperanza no esperaba competir como desafiante, esperaba ser llamada, aclamada. Amagó con su candidatura, pero dice (hasta hoy) que sólo quiere debate ideológico, aunque los subalternos buscan apoyos y agitan las aguas. El obstáculo se llama 600 firmas de aval de los tres mil compromisarios al Congreso. Un aval no significa un voto, sólo que se aprecia capacidad para competir.

Si los de Rajoy andan listos animarán el aval a Esperanza para que concurra, para que el Congreso parezca de verdad y el líder salga acreditado y liberado del pasado. Claro que también pudiera ganar Aguirre. Esta noche en “59 segundos” o antes tras verse con Francisco Camps puede despejar la incógnita, antes de que se le pase el arroz.

11 comentarios

  1. Iba a escribir un comentario, pero me sumo a la huelga, en protesta por la censura de posts, toda la semana. ¡ADIOS!

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser ¡¡huelga!!

    Huelga contra la censura indiscriminada del 20 Minutos!Que un medio de comunicación que basa su éxito en la participación de sus lectores tenga ciertos criterios de censura, es incluso lógico. De esa forma, evitan comentarios que vayan contra la ley incitando a la violencia, por ejemplo, y situaciones estúpidas como que un cretino se ponga a discutir de fútbol en una noticia de maltrato familiar. Lo que no es de “recibo” es que este medio emplee para llevar a cabo ese cometido a una panda de descerebrados carentes de la más mínima inteligencia que borran y eliminan comentarios “normales” a su antojo y capricho o, simplemente, porque no les gusta la opinión que se vierte sobre un tema en concreto.Parece mentira que periodistas de enorme valía como Hernán Zin, denuncien a diario miles de situaciones de injusticia y opresión a lo largo del mundo y, sin embargo, no le den la más mínima importancia a las injusticias que se cometen en su propia casa, aunque sean “mínimas” en comparación con la labor que él realiza. Siempre se empieza por lo “mínimo” y nunca se sabe como se acaba.Este blog no tiene ningún enlace comercial, tal y como puedes comprobar, NI LO TENDRÁ NUNCA. Simplemente, si estás de acuerdo con organizar una huelga que consista en no abrir el diario 20 Minutos durante una semana entera, deja un comentario al respecto o simplemente indica que te sumas a la misma.La huelga se llevará a cabo durante la semana que va del lunes día 21 de este mes, al domingo día 27. Durante esa semana, olvídate de abrir el 20 Minutos y ni siquiera hacer un click sobre cualquier enlace en el que figure su nombre y ya verás como esas cifras de “lectores” en aumento de las que tanto presumen cada mes, se les van definitivamente al carajo. Para ello, tan sólo hace falta tu colaboración. En Ebay se organizó algo similar y se les pusieron los pelos de punta.¡SÚMATE A LA HUELGA! ¡EXTIENDE ESTE ENLACE TODO LO QUE PUEDAS!

    20 Abril 2008 | 22:28

  3. Dice ser Antonio larrosa

    Ayer me borraron este comentario y muchos más sin saber porque.En un comentario que hice ayer contaba la historia de Alan Lad uno de los mejores actores de los años cincuenta ,que se inició por casualidad al verse envuelto en una pelea que se estaba rodando y el no lo sabia por lo que se lió a puñetazos con todo el que se hacercaba y fué tan sorprendente la escena y como ademássalio muy fotogénico le hicieron un contrato para hacer una película que resultó su primer…. Exito.Censurar es un delito contra los derechos de opinión y expresión, propios de un pais comunista o una dictadura asi que mañana empezaremos la huelga que durará hasta el dia 27 y que yo creo que la haré indefinida si encuentro en esos dias mejores lugares donde me dejen conectar con mi Web sin ánimo de lucro. Me gusta escribir pero tambien que se me respete como yo hago con todo ser humano.http://www.antoniolarrosa.com

    20 Abril 2008 | 23:23

  4. Dice ser Esteban Rosador

    ¡Se veía venir! Tras el fallecimiento de nuestro ilustre Caudillo Francisco Franco, que lo fue por “la gracia de Dios”, España se vio de nuevo enfrentada con las hordas rojas y masónicas que hasta tan aciago acontecimiento estaban agazapadas en sus cubículos muertas de terror. A duras penas se consiguió mantener la monarquía borbónica, recuperada en la persona de Juan Carlos de Borbón y Borbón, designado para ese puesto por nuestro líder invicto. Fueron días de acontecimientos azarosos en los que vivimos trágicos días como aquel infausto 9 de abril de 1977 en el que el traidor Adolfo Suárez legalizó al Partido Comunista de España, mancillando así las sagradas celebraciones de la Semana Santa. El desconcierto cundió entre las filas de los que creemos en la verdadera España, Una, Grande, Libre y, por supuesto, Católica.Afortunadamente, nuestro ahora provecto líder, Don Manuel Fraga Iribarne, cuya autoridad emanó en su día directamente del Generalísimo, supo tomar las riendas de la situación y crear un partido, Alianza Popular, que pronto se convertiría en depósitario de todas las grandes virtudes que han hecho a nuestra amada España la reserva espiritual de Occidente. Gracias a ese partido, y tras el hundimiento del engendro centrista creado por el traidor Suárez, los verdaderos españoles de bien pudimos ver de nuevo la luz al final del túnel.Tras decidir su retirada de la primera línea de combate, el insigne Fraga Iribarne se encargó personalmente de designar su sucesor, en una nueva demostración de la autoridad que, en la más pura tradición en nuestras filas, le corresponde al líder natural. Bien es verdad que la designación inicial del ya casi felizmente olvidado Hernández Mancha nos desconcertó inicialmente, pero el error fue corregido rápidamente y fue José María Aznar quien tomó entonces el mando.A partir de ahí la progresión fue fulgurante. El avance imparable de nuestro partido, denominado entonces ya con su actual nombre de Partido Popular, culminó en la toma de las riendas del gobierno tras la victoria en las elecciones generales de 1996. Bien es verdad que se tuvieron que hacer algunas ignominiosas concesiones a nuestros infames adversarios y aparentar cierta vacilación en nuestras convicciones, debido a que la mayoría obtenida era sólo relativa. Pero el fin justifica los medios y, en el año 2000, obtuvimos la recompensa de la mayoría absoluta que nos corresponde de manera natural a los españoles de bien.Mucho se avanzó en esa legislatura. Como es sabido, España salió del rincón de la historia de la mano de Aznar, volviendo al puesto de guardián de Occidente que no debió perder nunca. La política fue entonces respetuosa con la Iglesia Católica, de manera a favorecer la instrucción de los jóvenes españoles en concordancia con la que es religión natural de España (y naturalmente del orbe entero). Bien lo supo reconocer públicamente el entonces Papa Juan Pablo II quien, en su memorable visita a nuestro país, recibió a la familia de Aznar para bendecir su gobierno.Sólo debido al atentado del 11 m en Madrid pudo truncarse aquella gloriosa trayectoria. Bien es sabido, gracias a la conspiración desvelada por ilustres periodistas como Pedro J en El Mundo y Losantos en la COPE, que todo fue una maniobra orquestada por el PSOE, ETA y los servicios secretos franceses y mnarroquíes, con la connivencia de la policía española, para precisamente acabar con esa época gloriosa que disfrutábamos entonces. Se impidió entonces que Rajoy, actual líder imbuido de la autoridad que le confirió Aznar, accediera al puesto de Presidente del Gobierno que le correspondía.Han vuelto desde entonces los aciagos días en los que España se ve gobernada por los herederos de aquellas turbas rojas que asolaron España. La unidad es más necesaria que nunca y, sin embargo, se ha desencadenado una lucha por el liderazgo impropia de nuestras filas. El poder que detenta nuestro ahora líder proviene, en línea directa, de nuestro glorioso Caudillo y es por tanto indiscutible. Es cierto que algunos ilustres integrantes de nuestro partido observan pequeños detalles que hacen dudar de las rectas y católicas convicciones de Rajoy y eso les hace pensar en alternativas como Esperanza Aguirre. Pero que se guarden de ello ¿acaso nuestro presidente de Honor José María Aznar no pareció en su primera gloriosa legislatura dudar en algunos aspectos? ¿ No quedó clara posteriormente su férrea defensa de la España católica y gloriosa que nos merecemos?P.D.: ¡Salud y República!

    21 Abril 2008 | 12:28

  5. Dice ser Hilario Ideas

    En primer lugar quiero decir que, como liberal, defiendo las formas políticas y económicas que a nuestro juicio mejor fomentan la libertad y responsabilidad individuales y la capacidad de elegir, es decir, el imperio de la ley y el Estado de Derecho. Celebro cualquier iniciativa que redunde en la eliminación de privilegios y desigualdades entre españoles, el impulso de la libertad económica y la defensa de la civilización occidental frente al autoritarismo, la exclusión y el comunitarismo, vengan de donde vengan. Pero la retórica de los intervencionistas, esos socialistas de todos los partidos, es reveladora porque siempre conciben la libertad como una amenaza y la coacción como una protecciónEn suma, si los socialistas rechazan la privatización es porque en realidad aprecian la coacción política, y en la privatización temen el ingrediente básico de la sociedad abierta: la libertad de los ciudadanos.El Congreso del PP, seguramente, lo ganará Rajoy porque no tendrá adversarios; ya se ha preocupado él, en los últimos cuatros años, de que no existieran. Todo seguirá descomponiéndose lentamente, si alguien antes no pone remedio.Los ataques furibundos contra Esperanza Aguirre contrastan con la oposición dulce que Soraya y los suyos están haciendo con el PSOE en el Congreso. Una oposición de auténtica mesa camilla, donde todo es suavidad, maneras edulcoradas y cesiones. Es la nueva oposición de un PP más preocupado por sus propios problemas internos que por los que provoca Zapatero en la nación, más ocupado en la tarea de reforzar artificialmente el liderazgo de Rajoy que de cantar las cuarenta a un Gobierno que se encuentra a sus anchas con una oposición reducida a mera comparsa parlamentaria.La crisis interna del PP es muy grave, y el presidente del partido no sólo no intenta extinguirla, sino que aviva el fuego. Rajoy, nervioso e inquieto, ha arremetido contra Esperanza Aguirre cuando la presidenta de la Comunidad de Madrid ni siquiera ha presentado candidatura. Rajoy está alimentando la crisis interna a fuerza de gritos, demostrando así que está fuera de control y que ha perdido el norte y los objetivos.Por otro lado, nadie debería perder de vista que si tenemos que buscar otros culpables en la crisis del PP, el dedo debería señalar a esos “barones” regionales que apoyan al presidente del PP. Todos ellos, sin excepción, saben que Rajoy no llegará al 2012. Por eso alimentan hoy su liderazgo: por simple interés personal. Piensan que alargar la agonía les beneficia y les sitúa en buena posición para una futura sucesión. Así poco se puede esperar del PP.Rajoy es políticamente inane, ideológicamente inconsistente, estratégicamente errático, sociológicamente autista, moralmente gregario, estéticamente arcaico, esta es la derechita de fogueo y plexiglás que tan bien encarnan Rajoy y su corte de becarios.Porque lo único importante, recuérdese, es la economía y, sobre todo, que la niña aprenda de una vez el inglés. Lo otro da igual. Así que el que se quiera ir al partido liberal, que se vaya. Y el que crea que Alcázar de San Juan no es una realidad nacional, que se largue.Otra vez la escena del sofá con Zapatero explicándonos en el telediario de las nueve que a Sor Aya le cabe el Estado en la cabeza. O sea, el Ministerio de la Oposición. O sea, PSOE para otros trece años seguidos.Rajoy, en un ataque al liberalismo tan caricaturesco que responde perfectamente a la zafiedad ideológica de los Arriolalobos, va y dice que que hay que ayudar a los que lo necesitan o no han tenido suerte, como si los liberales defendieran otra cosa y como si Esperanza Aguirre no presidiera la comunidad que más ayuda social ha dispensado a los necesitados en toda EspañaMientras tanto PSOE con PRISA, intentando diseñar una “derecha moderna”, es decir, cómoda, blandita y a su gusto, complementaria pero no alternativa.y con el respaldo de todos los medios de comunicación que piden su continuidad al frente del PP, que no son, desde luego, un periódico y una radio que hayan apoyado al PP, sino toda la prensa, radio y televisión que ha triturado al PP todos estos años. Y luego, que viva México. En fin, yo espero que Aguirre mantenga la calma.Desde que Rajoy anunciase su intención de acudir al Congreso del PP con su “propio equipo” para renovar su liderazgo en el PP y blindar ya, a cuatro años de las elecciones, su tercera candidatura a la presidencia del Gobierno, la prensa más hostil a la derecha, con el grupo PRISA a la cabeza, se ha convertido en el principal apoyo mediático del aun líder del PP. Con el nombramiento de Soraya Sáenz de Santamaría como portavoz parlamentaria y, de facto, número dos del partido, Rajoy ha recabado el aplauso unánime del cordón sanitario mediático.La posición de los medios del Grupo PRISA en torno al gran partido de la derecha española tiene mucho más calado que el simple posicionamiento editorial de un medio de comunicación. Tanto Jesús Polanco, antes de morir, como Juan Luis Cebrián han hecho público su interés por lo que llaman “reconstrucción de la derecha”. Bajo la coartada de una “derecha moderna” buscan la destrucción, con Alberto Ruiz Gallardón como ejecutor, de la principal alternativa a su aspiración de ejercer un dominio hegemónico en lo político, económico y cultural sobre la sociedad española.Incluso El País nos presenta a Pedro Arriola, el sociólogo que ha hecho fortuna en las últimas décadas como asesor áulico primero de Aznar y ahora de Rajoy, sobre quien ejerce una influencia enorme, y que es considerado el padre del los viajes el centro, la moderación, en definitiva, el abandono de los principios del PP y la aceptación de la superioridad moral de la izquierda.El ya fallecido Jesús Polanco y Juan Luis Cebrián nunca ocultó su deseo de “reconstruir” el PP para tener una “derecha moderna”, a su medida, que no sea nunca alternativa al poder de PRISA. De ahí, el entusiasmo con el que recibe El País el discurso de Rajoy invitando a irse del PP a liberales y conservadores.Entonces como a El País le gusta, lo que ha dicho Rajoy no puede ser bueno”. Cuando tu enemigo te alaba, es que estás traicionando a los tuyos. No nos resignamos.Al parecer, el objetivo de El País, la SER, Público y demás es que el PP -concretamente Mariano Rajoy- gane las próximas elecciones generales. Sólo así se explica que el eterno candidato se sitúe en ese cómodo espacio de centro moderno, europeo y constructivo que el PSOE más radical de las últimas décadas y sus aliados mediáticos, nacionalistas y separatistas, le proponen para llegar a la victoria en 2012.No es que el PP se esté acercando al PSOE en ideología, puesto que quienes lo pilotan responden al perfil clásico de derecha (acomplejada, pero derecha), sino que se está acercando al PSOE en cuanto a lo que éste representa en la España actual. La relación entre el PP y el PP de Valencia se parecerá cada día más a la del PSC y el PSOE.No es normal que alguien pierda dos veces las elecciones y se apoye en el aparato del partido (reforzado por Aznar frente a la militancia de base) para seguir de Ministro de la Oposición cuatro años más y volver a perder en 2012, y encima trate de echar del PP a cualquier posible rival (o, peor que rival, alternativa ideológica; o ni siquiera, tan sólo cualquier persona que hable de dar la batalla de las ideas).No van a votar en junio los militantes, sino los barones. Va a votar el aparato para que siga el aparato. ¿A que está bien? Rajoy nombra a los barones y éstos nombran a Rajoy. Y, así, como quien no quiere la cosa, nos estamos diez años de Ministro de la Oposición.Pero afortunadamente existe la alternativa liberal y nacional; alternativa no ya a Zapatero, tampoco a Rajoy, alternativa a la situación política que empezó en España con el Pacto del Tinell, y a la que tantos españoles y tantos liberales tampoco nos resignamos.Dar la cara es convocar elecciones primarias en que cada militante, cada afiliado, cada simpatizante, pueda decidir quién es el candidato de su partido. Unas primarias en las que un voto de militante valga lo mismo que el de Camps, que el de Arenas o que el del irreconocible Daniel Sirera.Dice Rajoy “Me presento porque me lo han pedido mis compañeros, no ningún periódico ni radio”. Rajoy representa a la burocracia del PP, o parte de ella, con ella se identifica y no con la opinión pública ni con las bases del partido. Nada de debate de ideas, sustituido por una retórica vacía, al estilo ZP (algo ha aprendido de él): un partido “moderado, abierto, integrador…”, los demás, lógicamente, no lo son, solo son “doctrinarios”. “Si alguien quiere presentarse que lo haga pero sí quiero decir una cosa, yo voy a ser leal a mi partido”. ¿Y los que se presenten contra él serán desleales? Ha decidido que el PP sea un partido sin raíces, futurista, economicista, con los principios de la nena angloparlante. Y quienes no estén de acuerdo, “que se vayan”. Poco moderado se le ve, poco dialogante, poco pluralista y poco integrador. Ha perdido las elecciones y está dividiendo al partido: alto perfil contra los disidentes, bajo perfil hacia el gobierno desmembrador de España y de la democracia. Por ahí marcha resueltamente, y ahí yace su famosa honradez. Encontrará la comprensión y el aliento de PRISA y de los aledaños del PSOE.Es una lástima que en el, ahora, “su” partido no tengamos cabida los Liberales, aquellos que pensamos que lo que define la existencia humana es el libre-pensamiento y no el borreguismo cerril. Es por ello que, lamentablemente, le comunico que ha perdido mi confianza y que si concurre usted a las próximas generales, esta vez no dudaré entregar mi voto a un partido dirigido por una persona que, al menos, es coherente con sus postulados y aún tengo la ESPERANZA de que alguien que SÍ triunfa en el PP se haga cargo del partido y sea capaz de sacar a España del pozo en el que irremediablemente nos está hundiendo el sr. Zapatero, y de lo que le considero a usted parcialmente responsable, por no saber o haber sabido denunciar y detener a tiempo.Rajoy se ha distanciado de los liberales por la vía más dañina para los intereses de su partido: enseñando la puerta a su posible y legítima alternativa, invitándola a largarse a un “partido liberal” que, al no existir, habría que crear. Rajoy intenta ultrajar a la vertiente ideológica del partido que, triunfo tras triunfo, gobierna la más dinámica y próspera administración española, y, de paso, a los medios en que se informan y forman opinión la mayoría de votantes del PP.Se comportó como esos tipos resentidos que se vienen abajo ante el adversario y la emprenden a palos con su familia. Se comparó con Aznar porque éste perdió también dos generales. Invocar los sinsabores primerizos de los grandes para igualarse con ellos cuando sólo se acumula ruina es recurso típico de artistas fracasados.Hay muy buenas razones para apoyar a la actual presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid de cara al próximo congreso del Partido Popular, en el que podría presentar su candidatura, pero quizá la primera de ellas tenga que ver con el odio visceral que le profesa la izquierda ágrafa.La izquierda en general, y la mediática en particular, disfrutó durante un tiempo con tal bajeza, en la creencia de que si convencían a la gente de que Esperanza era más bien cortita desactivarían el peligro de que alguien como ella siga en primera línea de la derecha liberal española. Pero como no han podido conseguir, ahora los ataques vienen por otro flanco.Piensen en la perfecta dicción de Esperanza Aguirre, en su claridad expositiva y en su dominio de cuatro idiomas, y escuchen luego cómo todo un ministro del Gobierno del Reino de España se las ve y se las desea para pronunciar “climático” y “ejemplarizante”. Qué nivelazo, ¿no? Esto mejora incluso lo de “Pixie y Dixie” de la ágrafa egabrense, esa ministra a la que, según confesión propia, le encantaba pasar horas en el baño leyendo o “hablando con los alcaldes en bragas” (no quiero ni pensar en los sonidos que se escucharían de fondo), y mira que aquello parecía en su día insuperable.Desde que el PP perdió las últimas elecciones y convocó un nuevo congreso, El País, autodenominado “diario global”, le ha puesto la proa de nuevo, con idéntico resultado que la vez en que un insigne fascista de su nómina (q. e. p. d.) le acusó de padecer su misma enfermedad doctrinal. Los políticos de la derecha, quiero decir, del centro-reformismo-dialogante-progresista, palidecen hasta lo cadavérico cuando El País, o cualquier otro medio del Grupo Prisoe, les dedica aunque sea un suelto en página par. Ante la mera sospecha de que los expendedores oficiales del título de demócrata, todos ellos insignes falangistas que hicieron carrera con Franco, estén valorando la posibilidad de retirarles tan codiciada credencial, entran en un estado de descomposición cerebro-intestinal que les lleva a retractarse y pedir disculpas por existir. Aguirre, simplemente, les devuelve la pulla, pero multiplicada por diez, que es el lenguaje que mejor entiende el retrofalangismo progre reconvertido en izquierda multimillonaria.Lo característico de la izquierda es que no soporta que su rival tenga ideas, puesto que en el terreno de la mera propaganda es donde los socialistas cobran ventaja. Un candidato popular que maneje los mismos tópicos progres no es rival para la izquierda, capaz de elevar la apuesta por la demagogia a unos niveles que los populares, por cierto sentido del decoro, renuncian alcanzar de antemano. La izquierda conoce la solvencia de sus votantes, pero la derecha también, de ahí que esta última tenga que llevar mucho cuidado con no sobrepasar ciertos límites en el insulto intelectivo, límites que su rival sobrepasa con la mayor tranquilidad y unos resultados excelentes.Precisamente por eso resulta especialmente interesante que aparezca algún candidato a la presidencia del PP capaz de decir públicamente algo como: “Hay que confiar en los ciudadanos, en sus iniciativas, en sus energías, en su creatividad y en su indiscutible afán de prosperar”. Esta sola frase, que pone la libertad de la sociedad civil por encima del dictado de los políticos, vale por todo un programa electoral.

    21 Abril 2008 | 14:06

  6. Dice ser Esteban Rosador

    Estimado Hilario, no has leído mi comentario. El PP no es liberal, es postfranquista. Exactamente igual que Esperanza Aguirre.¡Salud y República, y el PP a la oposición 8 años más por lo menos!

    21 Abril 2008 | 16:26

  7. Dice ser emigrante

    Yo creo que todo es puro teatro. Sabiendo que Espe no tiene suficientes apoyos para imponerse en el congreso, ¿a qué viene tanto suspense? Pues que Rajoy quiera lavar su imagen de facha y para eso le viene muy bien que la condesa haga el papel de poli malo. Así parecerá más centrista, ¡si hasta le está empezando a caer bien a gente de izquierdas desde que la prensa “liberal” ha empezado a atacarle!Ni sarracina, ni debate ideológico ni democracia interna ni ná todo teatro, mentira, show busines.

    21 Abril 2008 | 16:53

  8. Dice ser Ricardo

    ¿Rajoy desde el poder que le da el sillón de Jefe de la Oposición podría cambiar, opinar, al futuro candidato en Madrid?

    21 Abril 2008 | 18:53

  9. Dice ser MªJosé

    Me han parecido muy interesantes las reflexiones de Hilario Ideas, no sé si es especialista en temas políticos, pero lo que expones es una radiografía muy lúcida y bastante acertada de la realidad política española y de sus protagonistas.Independientemente de lo que a cada cual le pueda parecer la ideología que represente y la política que está llevando a cabo, hay que reconocer que doña Esperanza Aguirre es una política en todo el sentido de la palabra, una señora culta e inteligente, curtida por la dilatada experiencia, de gran talla sin que su condición de mujer le impida ser respetada hasta por sus adversarios, mostrando sus dotes de mando y suficiente personalidad como para no andarse con complejos, frente a un Rajoy que no se entera que ha perdido dos elecciones seguidas y lo que es más grave, carece de un fuerte y ahora discutido liderazgo, sin ideas claras, con una imagen de político insípido y sin convicción, que le incapacita ya para ser el presidente del partido que se supone quiere homologarse a la derecha moderna y sin complejos que gobierna hoy por hoy en Europa.Ignoro cómo resolverán sus conflictos los peperos y cúales serían las soluciones más apropiadas para sus problemas, lo que sí intuyo es que de continuar Rajoy en el PP como su máximo representante, presiento que tendremos Zapatero con su sempiterna e irónica sonrisa para muchos años, con una derecha cada vez más a la deriva.Saludos,

    21 Abril 2008 | 19:55

  10. Dice ser Esteban Rosador

    Ignoro cómo resolverán sus conflictos los peperos y cuáles serían las soluciones más apropiadas para sus problemas, lo que sí intuyo es que de poner a Esperanza Aguirre en el PP como su máximo representante, presiento que tendremos Zapatero con su sempiterna e irónica sonrisa para muchos años, con una derecha cada vez más a la deriva.Perdona, Mª José por apropiarme de tus palabras, pero creo que tu último párrafo y el que yo he puesto como alternativa son ambos ciertos. El problema del PP es que ha querido abarcar demasiado, desde el centro hasta la extrema derecha. Ahora que vienen vacas flacas, cualquier candidato que sea identificado con uno de los sectores puede llevar a pérdida de votos. Y ése es el problema de las dos alternativas que tiene ahora: Rajoy y Aguirre.

    21 Abril 2008 | 23:14

  11. Dice ser Jenaro

    La luz del entendimientoDe nuevo el alumno se encuentra con el maestro, en el camino y le pregunta ¿maestro parece que hay menos piedras en el camino? Y el maestro le contesta quedan pocas?.Pero ya se han quitado las más gordas del camino y parece que la luz a llegado, lo que espero es quitar las que restan, para que esa luz del entendimiento camine con nosotros por el camino y nunca salga de él.Entonces nuestro político mayor en la oposición ha sabido encontrar la luz y quitado las piedras para encontrarla, el maestro contesta sí, le quedan algunas pero ya tiene la luz y es difícil que esta se apague.Entonces encontró el punto central de equilibrio de su posterior política, el maestro dejo sí como buen galleguiño escucho a las meigas y las hizo caso por tanto continuar en el empeño iniciado, y si le aflojan sus fuerzas al final.Que ponga a funcionar a un buen pupilo, y que se quede dignamente de consejero, pero al fin la luz, brilla en nuestro parlamento querido alumno.Es lo más adecuado así es mi querido alumno.

    20 Mayo 2008 | 22:28

Los comentarios están cerrados.