BLOGS

Juan Carlos Escudier

La familia y uno menos

Los hermanos Ahmidan deben de tener muchas cosas en común, pero la memoria no es una de ellas. Mustafá, el mayor, lo recuerda todo. Dice que, tras el 11-M, El Chino estuvo en dos ocasiones en el bar que regentaba. La primera vez, viendo las noticias sobre los atentados y las fotos de los primeros detenidos, Jamal le dijo que en Irak también morían muchos inocentes y que se estaba cometiendo una injusticia con las detenciones de sospechosos; en la segunda visita fue Mustafá quien le preguntó directamente si estaba implicado: le confesó que sí y que pidiera por él para que no le cogieran vivo, pero al primogénito le pareció tan excesivo que no le creyó. Youssef, el menor, confirma las visitas y su comentario sobre las detenciones injustas pero el resto lo tiene olvidado o lo niega

No es que Mustafá tuviera una intuición fuera de lo común y por eso sospechara. Por entonces, a finales de marzo den 2004, la Policía española y también la marroquí habían empezado a preguntar por Jamal quien, además, ya había dado a su familia signos de haberse convertido al fundamentalismo, les había hablado de su idea de ir a combatir a Irak o a Chechenia, y había dejado de ponerse al teléfono cuando le llamaban.

Los dos hermanos sí han coincidido al explicar cómo supieron que Jamal se encontraba en Leganés con la intención de quitarse la vida. El Chino había telefoneado a su madre a Marruecos para despedirse y su hermana les puso al corriente de inmediato. Lo lógico habría sido que alguno de los dos hubiera tratado de hablar con él directamente para disuadirle, pero lo que hicieron fue avisar a la Policía. Los agentes les llevaron a la comisaría y allí les informaron del suicidio de Jamal y de sus compinches.

A la fiscal Olga Sánchez no le ha gustado que Youssef afirmara no recordar algunas de las cosas que declaró en la instrucción y quiso pasarle factura pidiendo al tribunal que le fuera exhibido el vídeo de la reivindicación de los atentados para que ratificara si la voz del terrorista que se escucha era la de su hermano. Youssef se ha descompuesto. Si ante el juez Del Olmo manifestó que estaba seguro al 80% de que se trataba de la voz de Jamal, hoy ha dicho que no podía confirmarlo. Donde las dan las toman.

TODO SOBRE EL JUICIO DEL 11-M

2 comentarios

  1. Dice ser KOUNJAA

    Abdelkader KOUNJAA: Sí.- Abdallah: Escúchame, soy Abdallah- Abdelkader KOUNJAA: ¿Quién?- Abdallah: Tu hermano Abdallah, Abdallah- Abdelkader KOUNJAA: ¿Qué Abdallah?- Abdallah: Tu hermano- Abdelkader KOUNJAA: Sí- Abdallah: Ahora me voy con Dios, voy a encontrarme con Dios- Abdelkader KOUNJAA: Qué dices, tonto. Ven, ven aquí, ¡qué dices!- Abdallah: Estamos rodeados en una casa y vamos a estallar con ellos- Abdelkader KOUNJAA: ¡Qué vas a hacer! ¡Qué es esto!, ¡qué haces hermano!, ven te digo, si eres de verdad mi hermano, de mi madre y de mi padre, ven por favor, ven a mi casa, te lo ruego y te lo suplico, ven a mi casa.- Abdallah: ¡Oye!, ¿has dado el dinero del señor ése?- Abdelkader KOUNJAA: No, no le he dado nada- Abdallah: Dale su dinero- Abdelkader KOUNJAA: Oye, el teléfono éste está pinchado y la policía sabe dónde estás- Abdallah: Ya, ya lo sé, aquí hay helicópteros que nos rodean- Abdelkader KOUNJAA: ¿Dónde?- Abdallah: En Zarzaquemada- Abdelkader Kounjaa: ¡Escúchame!, ¡escúchame!

    09 Abril 2007 | 23:24

  2. Dice ser Frank

    Si antes estaba seguro al 80% y ahora no lo puede confirmar, a mí me parece la misma postura y la misma declaración antes y después.Estar seguro al 80%, es no poder confirmarlo.

    10 Abril 2007 | 1:34

Los comentarios están cerrados.