Entradas etiquetadas como ‘record’

Envuelve a su mujer con plástico para batir un insólito récord del mundo

Un caballero de Idaho (EE UU) recuperó un récord Guinness al envolver el cuerpo de su esposa con plástico en tan solo un minuto y dos segundos. Este tío en un aeropuerto se hace de oro protegiendo maletas.

David Rush, que ha batido más de 150 marcas del famoso libro para promover la educación STEM, originalmente estableció el récord en 2019, cuando cubrió a su mujer, Jennifer, con una envoltura plástica en 1 minuto y 57 segundosLee el resto de la entrada »

Bate el récord mundial apilando M&M’s con la increíble marca de cinco

El británico Will Cutbill, de 23 años, comenta que durante mucho tiempo había soñado con incluir su nombre en el Libro Guinness de los Récords, pero no fue hasta la pandemia de coronavirus que decidió hacer realidad su sueño.

“Fue durante el tercer confinamiento por la Covid. Me encontraba en el salón de casa, comiendo una bolsa de M&M’s, y estaba increíblemente aburrido, y decidí ver cuántos podía apilar, uno encima del otro”, relata Cutbill. Lee el resto de la entrada »

Bate el récord del mundo al apilar 1.002 bloques de Jenga sobre un solo bloque

Aunque existen diferentes formas de dejar huella en la historia, establecer un récord Guinness es relativamente sencillo. Hay tantas opciones diferente que es probable que puedas batir alguna marca o lograr algún reto, al menos una vez en tu vida. Y así añadir tu nombre con letras de oro a esta famosa publicación.

Uno de los desafíos más sorprendentes es apilar bloques de Jenga encima de un solo bloque vertical. Puede parecer sencillo, pero la habilidad necesaria para lograrlo está al alcance de muy pocas personas, según indica Periodismo.com. Lee el resto de la entrada »

Extraen el diente más largo del mundo a un estudiante de 20 años

Un dentista en la India extrajo el diente más largo del mundo de la boca de un paciente.

El Dr. Saurabh Srivastava atendió a Pawan Bhavsar, un estudiante de ingeniería de 20 años, por una inflamación en una de sus encías. Lee el resto de la entrada »

Una mujer compra el pescado vivo más caro del mundo por 1,6 millones de euros

S-Legend, una carpa Koi roja y blanca criada en Japón, se convirtió en el pez vivo más caro que se haya vendido, después de lograr un precio en una subasta de 203 millones de yenes (1,6 millones de euros). ¿Cuánto costará un trozo de sashimi de este ejemplar? O-O

La carpa Koi, de 99 centímetros de largo y de la reconocida variedad Kohaku, fue comprada por una coleccionista taiwanesa, después de una feroz guerra de pujas en la piscifactoría Saki, en la ciudad nipona de Hiroshima. ¡¡¡Mi tesoroooooooo!!! Lee el resto de la entrada »

Tapaos los oídos porque este hombre os puede dejar sordos con su récord vocal

Xiao Lung Wang, un joven chino, estableció un nuevo récord Guinness para la “nota vocal más alta producida por un varón“, con una actuación en un programa verdaderamente asombrosa.

Antes de reproducir el vídeo del fastuoso récord, os recomiendo encarecidamente que bajéis el volumen de vuestros cacos, si estáis navegando con ellos. El que avisa no es traidor. Lee el resto de la entrada »

Educación llevada al extremo: tiene 56 años y 145 títulos académicos

Para los que pensáis que lograr el título en una carrera universitaria es difícil, imaginad conseguir 145 en diferentes disciplinas sin trampa ni cartón. O-O

El profesor VN Parthiban, que enseña en Chennai (India), ha obtenido esta inmensa colección de títulos académicos en los últimos 30 años, y no tiene planes de dejar de estudiar. Su afán de conocimiento es tan grande como todos los libros que guarda la Biblioteca del Congreso de los EE UU o casi. 😉 Lee el resto de la entrada »

El músico con banjo que se ganó el récord Guinness de ser el más veloz

Después de ver el vídeo que ilustra este post he descubierto el significado de maestro. Y no exagero ni un ápice al afirmar que este tipo es un ‘genio’ de este instrumento de cuerda y ‘merecedor a todas luces’ de un récord Guinness.

Con su banjo es capaz de dejar con la boca abierta al más escéptico. ¡¡¡Qué velocidad!!! Lee el resto de la entrada »

Bate el récord mundial de apagado de velas… ¡¡¡con pedos!!!

james_fart

La persona que más pizzas come en diez minutos, la mujer con las piernas más largas, el hombre con más tatuajes en su cuerpo… Todos ellos no son nada comparados con la proeza lograda por un joven filipino: apagar velas a base de pedos. Sí, habéis leído bien.

Gerard Jessie, así se llama este pedorro de manual, que guarda más aire en su cuerpo que un globo aerostático, es capaz de dejar sin iluminación una casa de época victoriana en menos que canta un gallo. Lee el resto de la entrada »

Nunca verás volar tan lejos un avión de papel

[Los dos primeros párrafos son “paja”, que diría @jaijime. Podéis ver el vídeo y salir. Avisados estáis]

A muchas películas americanas les falta una segunda parte. A las que ya la tienen, les falta a veces una tercera. Y a algunas trilogías, les vendría de perlas una secuela extra, para explicar lo que ocurre después del beso y el fundido en negro, para ver si eso del “felices para siempre” es verdad o una patraña que nos intentan colar para darnos envidia.

Porque estoy en contra de los finales abiertos. ¿Qué es eso de dar lugar a la imaginación para que tú te montes tu final? ¡Que yo estoy pagando mi entrada! Bueno, mejor dicho… ¡que la estoy viendo on line con subtítulos mientras los de la primera fila se levantan y me joden la parte más interesante! Yo también tengo derechos, hoygan.

Pues bien, hoy, todos los lectores de el blog del becario (Trolly incluido), vais a saber cómo acaba una típica película yanqui, de ésas de instituto. Joe Ayoob, protagonista de los hechos, era el típico quarterback que se dedicaba a hacer avioncitos de papel en clase, un tipo duro, el que en el cine siempre se termina llevando a la chica y aprobando con la ayuda de su amigo empollón. El final de la película, con el fundido en negro, nos dejaría a Ayoob como un quarterback prometedor, pero…

… Pero el muchacho no terminó de explotar (un De la Peña, Julen Guerrero, Javi Moreno o Parejo de la vida) y al final, después de dos temporadas rozando la profesionalidad, dejó su sueño y se dedicó a otros asuntos. Ahora es vendedor en San Francisco, un trabajo que no le debe llenar mucho, por lo que se propuso ingresar en el Guinness de los Récords para que su nombre quedara grabado en la historia (hasta aquí, encajaría en la segunda parte de una película estadounidense cualquiera).

¿Y qué hizo? Pues (aquí llega lo que el cine nos oculta) retomar la costumbre de los avioncitos de papel y hacer medio centenar (50, dejad de hacer cuentas) de lanzamientos diarios para superar el récord de distancia recorrida por un avión de papel, que hasta el domingo estaba en 63 metros y lo ostentaba Stephen Kreiger (quizás primo lejano del tipo que escribe libros de miedo).

Así fue cómo terminó conociendo a John Collins, un estudioso del origami (las figuritas de papel en general) que había diseñado aviones desde la infancia y perseguía este récord desde hace varios años (había colaborado sin éxito con dos quarterbacks anteriormente). Alcanzaron un acuerdo de colaboración y Ayoob (la fuerza) se unió a Collins (el cerebro) para conseguir el récord, que como suponéis a estas alturas del post, logró el domingo.

Disponía de diez lanzamientos, según ESPN, pero le bastaron cuatro para alcanzar los 69 metros, en el lanzamiento que habéis visto sobre estas líneas. Una chorrada, sí, pero de las que te dejan con la boca abierta. Cómo será el tiro que lo tuvo que realizar en un hangar.

Son récords becarios, por su escasa importancia, aunque un servidor no encaja en ninguno de los dos perfiles: ni podría ser el forzudo, ni podría ser el cerebro. Si acaso podría ser Pinky, como mucho.

PD: Esto aún no ha acabado. El anterior récordman, Stephen, formaba parte del jurado encargado de verificar el récord y estudia presentarse nuevamente para batir la marca de Joe. Ríete tú de la Champions, ¡¡¡lo emocionante es la liga de los aviones de papel!!!