Entradas etiquetadas como ‘noruega’

Una joven se hace famosa por galopar y saltar obstáculos como un caballo

Una muchacha noruega se ha hecho mundialmente famosa por una extraña habilidad que posee y que consiste en poder trotar y saltar obstáculos como si fuera un auténtico caballo.

El nombre de este ‘portento de la naturaleza‘ o equino con cuerpo de mujer es Ayla Kirstine, y destaca porque puede hacer estos movimientos a gran velocidad. Este chica no corre, galopaaaaaaaa!!! Lee el resto de la entrada »

El sorprendente anuncio de juguetes sexuales que te va abrir el apetito

Con el objetivo de celebrar sus más de 30 años en el mercado de los juguetes sexuales, la marca noruega Kondomeriet compartió un sorprendente anuncio que básicamente es la representación más literal del concepto ‘foodporn’ (comida pornográfica). O-O

El spot fue creado en colaboración con la agencia de publicidad POL, utilizando una llamativa variedad de alimentos para sustituir sus productos sexuales, según publica La Réclame. Lee el resto de la entrada »

Un perro ‘desmotivado’ conquista a miles de internautas

Svein Erik Moe y Bente Forsberg son miembros de un grupo de Facebook para admiradores y entrenadores de la raza canina elkhound noruego, considerado el perro nacional del país escandinavo.

Tras una travesía por la nieve con Warro, así se llama el can, Moe decidió compartir un gracioso vídeo del paseo, o más bien habría que decir ‘el arrastre’, según publica un diario local. Lee el resto de la entrada »

Un policía se multa a sí mismo para dar ejemplo

policiap

El policía noruego Arne Stavnes apareció en las páginas de un periódico local sin chaleco salvavidas (una infracción en este país), patrullando en las aguas de la isla de Utoya. Al ser delatado por la instantánea, no le quedó otra que ponerse una multa para dar ejemplo. O-O

La fotografía, que pretendía ilustrar el aniversario de la matanza de Utoya, en la que Anders Behring Breivik segó la vida de 77 personas en 2011, provocó decenas de comentarios sarcásticos por parte de los lectores de Verdens Gang (VG), molestos por la ausencia de chaleco salvavidas (obligatorio según la ley noruega en embarcaciones de más de 8 metros de eslora). Lee el resto de la entrada »

¿Serías capaz de jugar al fútbol solo viéndolo desde arriba?

futbol2p

Nunca me había planteado la posibilidad de jugar un partido de fútbol teniendo una única visión cenital del campo. Y viendo el resultado de estos jugadores profesionales de Noruega (que no dan pie con bola), me quedo con el mítico juego Kick Off del Commodore 64 de mi padre.

El programa deportivo Golden Goal de TV2 Zebra ha vuelto a retar a varios talentos del país nórdico para que disputen un partido a todas luces imposible. Utilizando unas gafas, que solo permiten una vista del terreno de juego desde arriba, los perdidos contrincantes intentan golpear al balón para meter gol en una portería casi imaginaria. Lee el resto de la entrada »

Un artista conceptual se come su propia cadera y le sabe deliciosa

Alexander_Selvik

Alexander Selvik Wengshoelm es un creador noruego de 25 años que tuvo la ‘gran idea’ de hacer realidad un proyecto que llevaba pensando desde su adolescencia: realizar una especie de escultura con sus propios huesos. La ocurrencia aunque parezca descabellada tiene cierto sentido ya que Selvik nació con una deformidad en la cadera y fue intervenido quirúrgicamente para sustituir su maltrecho hueso por una prótesis. En ese momento, aprovechó para pedirles a los médicos que le cedieran su parte de esqueleto porque quería convertirlo en una ‘obra maestra’.

El artista grabó toda la operación, y tras recibir sus restos óseos, se le antojó cocerlos y comerse la carne que se había desprendido de su propia cadera. ¡¡¡Vaya guiso!!! Me imagino que le echaría un poco de sal para que fuera más sabroso.

Tenía que hervir la carne para llegar al hueso y cuando empecé a raspar, tomé un pedacito y pensé ¿por qué no hacerlo?, no todos los días voy a disponer de un trozo de carne humana y es la mía, me la puedo comer“, comentó Wengshoelm a un medio de comunicación.

Tras degustar lentamente su propio ‘cuerpo’, este ‘Hannibal Lecter con paleta’ quedó fascinado de lo rico que sabía. “Mi carne tenía un intenso toque a oveja salvaje” (curiosa comparación. En Noruega debe ser común ingerir este tipo de ungulados), describió con pelos y señales el artista. Solo de imaginarlo se me revuelve el estómago.

Como no podía ser de otra forma, su ‘culinario’ proyecto de arte ha recibido todo tipo de críticas en las redes sociales, incluso hubo gente que lo encontró muy original. Selvik está encantado de haber podido compartir su ‘performance gourmet‘ tras cuatro años de silencio tras la intervención. “No he podido guardar por más tiempo mi secreto“, concluyó.

(Foto: captura de Youtube y Facebook)

Un noruego pide ayuda en Facebook para tener sexo con su novia

Soy un fan de las iniciativas que tienen como escaparate las redes sociales. Admiro a todos aquellos que utilizan estos soportes para contarle al mundo que van a correr 100 maratones en un año, que han decidido dejarse las uñas largas o cualquier ocurrencia rocambolesca. Por ello, he decidido darle mi humilde apoyo a un joven noruego, Petter Kverneng, que ha colgado en Facebook la foto que ilustra el post.

petter_fb

El chaval, está en esa etapa de la vida en la que el sexo ocupa el 90% de sus pensamientos -chicas, sabed que a los hombres esa etapa nos dura desde los 8/10 años hasta los 85, más o menos- y arde en deseos de vivir una experiencia inolvidable con la joven rubia que lo acompaña. El mensaje no puede ser más elocuente: “Cathrine dice que tendrá sexo conmigo si puedo conseguir un millón de ‘me gusta’. Compártelo y dale a ‘me gusta’, por favor”. Una flecha que señala a la chica en cuestión y la mirada cómplice de ella completan una escena la mar de tierna, no lo negaréis.

Por lo visto, el ‘grito de auxilio’ de Petter no ha quedado en el olvido. Apenas 24 horas después de colgar el mensaje, consiguió superar el requerido millón de ‘likes’, así que imagino que la cara de felicidad que muestra en la foto se habrá multiplicado exponencialmente. Y no quiero ni imaginar la reacción de Cathrine… No ha trascendido aún (o yo no tengo constancia de ello; total, estos días en España está de moda el “no me consta”) si la muchacha ha cumplido su promesa, pero yo quiero creer que sí. Me encantan los finales felices.

PS. Me llena de orgullo y satisfacción que la publicación que ha sido mi fuente de información tenga colgada una galería de fotos de Pilar Rubio.

A su familia le toca la lotería cuando ella se queda embarazada

Seguro que alguna vez habéis oído decir eso de que hay que pasar los boletos de lotería por la tripa de las embarazadas para buscar la suerte. Es más, seguramente alguna vez lo habréis hecho o habréis instado a alguien a que lo haga o habréis visto que alguien lo hace.

Pues bueno, lo que no sabéis es que probablemente esa tradición nace (con permiso del listo que todo lo sabe me lo voy a inventar) de una mujer como la noruega Hege Jeanette Oksnes, que lleva la suerte a su familia cada vez que se queda en estado de buena esperanza. Las criaturas de Hege, en vez de con un pan bajo el brazo, vienen con un boleto de lotería premiado, que, coincidiréis conmigo, suele dar más de sí que una triste barra de pan.

Hege Jeanette tiene 29 años, es noruega y sirve perritos calientes en una gasolinera de Austevoll, una pequeña isla del oeste de Noruega por la que no pasan los cruceros de los fiordos. En seis años su familia ha ganado tres premios de lotería, uno por cada hijo que ha tenido ella y siempre coincidiendo con la época en la que estaba embarazada.

El último golpe de suerte fue muy reciente, cuando su hermano ganó más de 1,6 millones de euros, después de que ella consiguiera 1,1 millones en 2009, un día antes de dar a luz a su segundo hijo y tras regalar medio millón de euros a su padre en 2006, ya que al bueno de Leif (el padre de Hege Jeanette) le tocó el premio un día después de que nuestra amiga diera a luz a su primer hijo.

Vale que el caso de su hermano está un poco pillado por los pelos, porque pasaron unos meses desde que dio a luz hasta que le tocó. Dicho lo cual, no está mal, ¿no? Es como que te caiga un rayo cada vez que Khedira marca un gol.

Sé que en su situación todos estaríais planeando tener el cuarto hijo, pero ellos no. “Mi marido cree que ya tenemos suficiente dinero”, bromea Hege Jeanette. Cuentan los medios internacionales que, después de comprar coches nuevos y darse unos viajecitos, ingresó gran parte del dinero en el banco esperando comprar un terreno para construirse una casa.

PD: Los noruegos, que ya sabéis que son más sensatos que nosotros.

El reno ‘montó’ a la periodista

El otro día era un pelícano el que hacía pasar un mal rato a un hombre del tiempo en Australia. Teníamos dudas de si era por hambre o por agresividad, pero lo cierto es que el animalito se lió a picotazos con el pobre Steven.

Pues bien, hoy tenemos la versión escandinava del asunto. En lugar de un pelícano, el protagonista de la historia es un reno. Y en lugar de si quiere comer o agredirle, aquí parece que quiere darle un abrazo o… bueno, juzgad vosotros mismos.

Todo lo que he podido encontrar en la prensa extranjera es que se trata de una periodista que iba a realizar una entrevista y que enamora al reno por alguna razón.

“De repente saltó sobre mí”, decía la protagonista de la historia, Marie Elise Nystad, de la noruega NRK Sami Radio, “pero lo único que puedo hacer es reírme”.

PD: Suerte que de momento yo salgo poco de la redacción…

Hoy hace un año

Poemas para leer en el baño

¿Por qué hace esto Paris Hilton?

¿25 razones para odiar Facebook?

– Envía el post:

Bookmark and Share

Un español perdido en… Oslo

Hemos conocido Dublín de la mano de una novata y una veterana, pero se nos ha hecho lunes y hay que tomar un avión.

Ya sabéis, Aerolíneas Bec sale cada lunes rumbo a cualquier lugar. Abrochaos los cinturones, apagad los móviles y disfrutad de la película (hoy ponemos una de Julio Medem, así que podéis aprovechar para dormir).

Volamos a… ¡¡¡OSLO!!!. En la capital de Noruega, como suele ser habitual, nos espera un compatriota: Ramón.

1) Nombre

Ramón.

2) Edad

29 años.

3) En España vivía…

En Murcia.

4) Ahora vivo…

En Oslo.

5) Me mudé…

Hace más de dos años. El día uno de octubre de 2007.

6) ¿Por qué se fue?

Por razones de trabajo. Al año de terminar mi tesis doctoral me ofrecieron un trabajo de investigador en la Universidad de Oslo. Ahora mismo soy beneficiario de una beca postdoctoral de la Fundación Séneca-Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

1) De España añoro…

La gente, con diferencia. Mi familia, mis amigos y la facilidad con que se puede entablar una amistad en España.

2) En España no tenía y ahora sí…

Cuatro estaciones. En Murcia solo hay dos semanas de invierno y el otoño es muy feo.

3) De Oslo no me gusta…

Las tormentas de nieve, que la gente sea tan fría y que los días de invierno sean tan cortos (unas cinco horas de luz).

4) Recomiendo que visitéis…

Los alrededores en plan senderismo, el parque Vigeland (con unas estatuas bastante impresionantes) y el ayuntamiento por dentro.

5) La mejor comida de Oslo es…

El pescado está exquisito, especialmente el salmón, el bacalao, la trucha y el arenque. A los que le gusta la caballa (no es mi caso) les parece uno de los grandes manjares de este país.

No os habéis dado cuenta, pero ya estamos en Noruega. Os dejo en el fiordo de Geiranger con Ramón y que él os lleve a Oslo.

Un país precioso

Hay una historia de un argentino viviendo en Canadá, que a todos los españoles que viven en Oslo nos parece bastante representativa de lo que es para un mediterráneo mudarse a Escandinavia.

Noruega es un país precioso, con unos paisajes estupendos y unos sitios para visitar espectaculares. El problema es que todo esto se puede hacer de abril a octubre, porque el resto del tiempo los días son cortos y la nieve dificulta seriamente el acceso a muchas zonas del país.

En invierno

De noviembre a marzo la gente está, básicamente, en casa o viajando al sur de Europa.

Lo primero que me chocó fue que hubiera tres vuelos directos Alicante-Oslo al día (con diferentes compañías). Eso me hizo pensar en un primer momento que me estaba equivocando de dirección. La vida aquí se puede definir perfectamente como tranquila, rayando el aburrimiento más soberano en invierno, ya que si no te gusta esquiar (como es mi caso) hay poco que hacer en tu tiempo libre.

Es obligatorio coger tren/coche/bus y acercarse a los fiordos de la costa oeste de Noruega (Geiranger, especialmente) o a los glaciares de la zona central (Nigardsbreen, por ejemplo).

Sobrevivir al hielo

Como anécdotas divertidas están las interacciones Murciano-hielo. Cuando empieza y cuando termina el invierno, la nieve se derrite durante el día y por la noche se forma una capa de hielo en el asfalto y en las aceras.

Las caídas son relativamente frecuentes, pero uno ya le va cogiendo el tranquilo hasta tal punto de que cuando hay una cuesta abajo en lugar de bajarla andando (que acaba en leche seguro) ya las bajo deslizándome por el hielo, con lo que la probabilidad de caerse se reduce al 50%.

El problema es cuando hay que subir la cuesta y te resbalas a mitad, te caes y tienes que volver al principio. Parece un poco de Humor Amarillo, pero es así.

Choques culturales

Los choques culturales más fuertes suelen estar vinculados con la comida, no sólo el hecho de que la comida noruega sea bastante pobre, sino los horarios. Aquí tiene el almuerzo sobre las once y media, que suele consistir en una rebanada de pan con algo encima (desde una loncha de queso marrón con mermelada a mantequilla con gambas).

Se sale de trabajar sobre las cuatro o las cinco y en cuanto llegan a casa cenan, normalmente lo que sea. Yo llevo mi horario y no me afecta mucho, el problema es cuando quedo a cenar con alguien, que siempre es a las seis de la tarde.

El intercambio cultural es genial, ya que conviven con bastante interacción comunidades africanas, asiáticas, árabes, mediterráneas y sudamericanas. Mi grupo de trabajo parece la ONU. Es bastante agradable el estar rodeado de naturaleza, a pesar de vivir en una capital.

El alcohol

El alcohol también genera sus conflictos. La cerveza y la sidra se pueden comprar en el supermercado hasta las ocho de la tarde (las seis si es sábado) y para cosas mayores es necesario acudir a una especie de estancos gestionados por el Estado Noruego, que cierran a las seis (las tres, si es sábado).

Esto se supone que es para que la gente no beba, lo cual no surte efecto porque los noruegos beben como vikingos. Un viernes por la noche en un pub, lo normal es que a las doce esté todo el mundo callado y de pie mirando, a la una están hablando y/o bailando y a las dos tirados por el suelo o vomitando en el baño.

En contrapartida, los noruegos suelen ser muy amables y comprensivos, sobre todo con los turistas y los inmigrantes. Todos hablan inglés y te reciben siempre con una sonrisa, puede que sea falsa, pero no deja de ser agradable.

Bueno chavales, nos vamos ya que va siendo hora de dejar descansar a Ramón.

Las fotos del post son propiedad de Ramón, que amablemente me las cedió para que las usara. Ya sabéis que si vosotros también sois españoles expatriados podéis escribirme a elblogdelbecario@gmail.com y os cuento cómo funciona esta sección.

PD: Sigo empeñado en viajar a Oceanía.

– Envía el post:

Bookmark and Share