BLOGS
El blog del Becario El blog del Becario

Se presenta el encargado de moderar los comentarios, el personaje más odiado de 20minutos.es

A su familia le toca la lotería cuando ella se queda embarazada

Seguro que alguna vez habéis oído decir eso de que hay que pasar los boletos de lotería por la tripa de las embarazadas para buscar la suerte. Es más, seguramente alguna vez lo habréis hecho o habréis instado a alguien a que lo haga o habréis visto que alguien lo hace.

Pues bueno, lo que no sabéis es que probablemente esa tradición nace (con permiso del listo que todo lo sabe me lo voy a inventar) de una mujer como la noruega Hege Jeanette Oksnes, que lleva la suerte a su familia cada vez que se queda en estado de buena esperanza. Las criaturas de Hege, en vez de con un pan bajo el brazo, vienen con un boleto de lotería premiado, que, coincidiréis conmigo, suele dar más de sí que una triste barra de pan.

Hege Jeanette tiene 29 años, es noruega y sirve perritos calientes en una gasolinera de Austevoll, una pequeña isla del oeste de Noruega por la que no pasan los cruceros de los fiordos. En seis años su familia ha ganado tres premios de lotería, uno por cada hijo que ha tenido ella y siempre coincidiendo con la época en la que estaba embarazada.

El último golpe de suerte fue muy reciente, cuando su hermano ganó más de 1,6 millones de euros, después de que ella consiguiera 1,1 millones en 2009, un día antes de dar a luz a su segundo hijo y tras regalar medio millón de euros a su padre en 2006, ya que al bueno de Leif (el padre de Hege Jeanette) le tocó el premio un día después de que nuestra amiga diera a luz a su primer hijo.

Vale que el caso de su hermano está un poco pillado por los pelos, porque pasaron unos meses desde que dio a luz hasta que le tocó. Dicho lo cual, no está mal, ¿no? Es como que te caiga un rayo cada vez que Khedira marca un gol.

Sé que en su situación todos estaríais planeando tener el cuarto hijo, pero ellos no. “Mi marido cree que ya tenemos suficiente dinero”, bromea Hege Jeanette. Cuentan los medios internacionales que, después de comprar coches nuevos y darse unos viajecitos, ingresó gran parte del dinero en el banco esperando comprar un terreno para construirse una casa.

PD: Los noruegos, que ya sabéis que son más sensatos que nosotros.

4 comentarios

  1. Dice ser Vane

    Pues con tanto dinero no me explico qué hace vendiendo perritos calientes…

    26 septiembre 2012 | 11:36

  2. Dice ser Antiparras

    Vende perritos calientes porque sabe que ese dinero no va a estar ahí siempre… Vivo en Noruega y si algo he aprendido aquí es que la gente no se vuelve loca cuando tienen mucho dinero. Sé de gente que tienen ingentes cantidades de dinero, casas grandes y no tienen ni servicio de limpieza o jardinería, todo se lo hacen ellos mismos.

    Esta chica salió en los medios locales aquí y, evidentemente (luego lo explico), dijo que el dinero no le iba a durar mucho. No le iba a durar porque ahorrar en Noruega es algo a lo que no están acostumbrados. Tu dejas el dinero en el banco y el gobierno te funde a impuestos, por lo que la mayoría de la gente, tan pronto puede, lo invierte en lo que sea, casa nueva, hytte (una casa de campo, vamos), coches, etc.

    26 septiembre 2012 | 13:29

  3. Dice ser Raquel

    Llamamé malpensada Bec, pero yo sospecho de la gente que le toca mucho la loteria (como Fabra)

    26 septiembre 2012 | 14:16

  4. Dice ser Ay

    Lo lógico no es comprarse una casa, dos coches y darse viajecitos, es montar un negocio que te permita comprarte una casa y garantizar unos ingresos para mantenerla y si la cosa va de perlas, comprarse más adelante los coches y pegarse los viajecitos.

    26 septiembre 2012 | 14:28

Los comentarios están cerrados.